Blogs

Entradas con etiqueta ‘Florentino Pérez’

Creencias

Jueves, 7 Septiembre 2017

Una creencia no es simplemente la idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente. Florentino Pérez cree ciegamente en su mente, si no fuese así no seguiría en el Real Madrid.

-Yo tengo clara la idea del Real Madrid que quiero –me confesó hace años, cuando iniciaba su carrera presidencial- , y esa idea me da que pensar. Sueño con ella y ella sueña conmigo.

Su idea: un Real Madrid mandón y poderoso en España y en Europa. Su creencia: que eso, con él, podía ser. Su mente, que diría, de vivir, don Gregorio Marañón (con el don, sí; con el don, al menos yo, expreso usualmente mi rendida reverencia y admiración) es vigorosa y lúcida. El Real Madrid, pues, es Florentino Pérez, de igual modo que Zara y sus otras marcas hermanas son Amancio Ortega.

-Dadme un punto de apoyo y moveré montañas –dijo Arquímedes.

FP y AO, como Arquímedes. Bartomeu, el presidente del Barça, en cambio, está sin punto de apoyo, y encima miente.

-¡No! – ha bufado el plácido Iniesta a la pregunta de si tenía principio de acuerdo con el Barça para renovar el contrato

Bartomeu, en efecto, está empezando a perder el pinto de apoyo del forofismo azulgrana.

-Con otro presidente –me comenta gente de su entorno - , seguro, Neymar seguiría aquí. “Es un presidente de broma”, ha soltado, sorpresiva y doloridamente agresivo, Neymar contra Bartomeu. Enigmática frase. Sería poder desentrañarla desentrañara. ¿Por qué es un presidente de broma? Tampoco ha atinado Bartomeu, por otro lado, con los fichajes que realmente ansiaba. E Iniesta, un bendito de Dios, mosca, o cabreado, como nunca.

-Y en cuanto a Messi, ¿qué?–pregunto.

-Otro cantar. Atado y bien atado, que se dice, no está todavía bien atado

El fútbol de élite es ya en este joven siglo, guste o no, ‘empresa’ tan difícil de gobernar como España.

-¡Exagerado!

-A los hechos me remito ¿Acaso no está cada a día más embolicado el cotarro de los ‘demócratas’ que nos gobiernan?

Creo en las mentes y en las ideas de gente inspirada y lúcida como Florentino y Amancio.

Aritmética

Domingo, 4 Junio 2017

Como España es como es –genial, mágica, única, secular, atrabiliaria, anarquista, sediciosa, cachonda- de vez en cuando gana una batalla como la de Lepanto, “la más alta ocasión que vieron los siglos”, y con una docena de huevos, que diría don Santiago Bernabéu, gana su “primera” docena de títulos. Exactamente, la frase de don Santiago fue ésta:

-El Real Madrid ganará hoy (al Stade Reims, en París: primera Copa de Europa) por fútbol y por huevos, pues los tenemos mejor puestos que ellos.

Cuando Florentino Pérez llegó a la presidencia del Real Madrid (la primera vez), dijo:

-Me gustaría que algún día se me pudiera elogiar como a don Santiago.

Cuatro Champions ya, FP. Y el Real Madrid, ahora, con usted, está en el camino, en el óptimo camino, de brindar al mundo “otra gran ocasión jamás vista por los siglos”.

La aritmética no miente, nada más lejos de la política que la honesta aritmética.

-Si los políticos, además de políticos, fueran aritméticos, la política sería tan maravillosa como la aritmética: una ciencia bella, leal, por su lejanía de la mentira. Lamentablemente, no es así.

-¿Quién dijo eso?

-Un político inteligente y con mucho sentido del humor: Pío Cabanillas. Está en el cielo con don Santiago.

FP, a lo Bernabéu, ha dicho:

-Éste es el punto de partida para volver a ganar la próxima temporada.

Sigamos con la aritmética. Lo más aritméticamente admirable que tiene ahora mismo España es el Real Madrid. ¿Tiene la América del estrafalario Trump un Real Madrid? No. Con la universal internacionalidad del Real Madrid, no. ¿Tiene la Alemania de la señora Merkel , otro poder, un gozo deportivo como el Real Madrid? Tampoco.

-El Real Madrid –pondera el entrenador de la “Vieja Señora” con estupendo señorío- tiene un equipazo.

Aritméticamente exacto. Lo demostró abrumadoramente en el segundo tiempo.

Zidane, otro señor de pica en Flandes: cinco título, en el Real Madrid, de siete posibles: una Liga, dos Champions, un Mundial de clubes y una Supercopa de Europa-

-¡Qué precoz!

De novato, a ese colosal currículo.

-Y con récord mundial: las dos Chmpions, consecutivas.

Más aritmética. CR7: máximo goleador de la Champions con 12 goles (uno más que Messi). Luego “Pichichi” europeo y doblete. ¿Quinto Balón de Oro? Seguro.

Felicidades a todos. Y a don Santiago Bernabéu por la herencia. Anteayer, qué casualidad, fue su 39 cumpleaños de vida celestial.

CR7

Lunes, 7 Noviembre 2016

Si la democracia es el arte de servirse de los demás haciéndoles creer que se les sirve, que dijo un escéptico, el fútbol es el arte de servir ocio gozoso a los forofos subiéndoles el precio de los abonos (no siempre, solo de vez en cuando) para que el club pueda fichar jugadores de tono y gozo.

-¿Cómo el Real Madrid?

-Exacto, si usted es forofo del Real Madrid.

El fútbol ha evolucionado tanto que, al igual que la ciencia. también avanza que es una barbaridad. La noticia gruesa y llamativa de hoy es que Cristiano Ronaldo, 31 años, seguirá en el Real Madrid hasta que cumpla los 36.

-¡Vaya suerte¡ ¿Rendirá en el inmediato futuro como ahora? ¿Seguirá sacándole brillo y esplendor a su capacidad goleadora dentro de dos o tres años?

El fútbol es ya, como nuestra querida España, una cosa plural, diversas, asimétrica y populista.

-Sobre todo populista.

Populista en el buen sentido, no en la acepción de Podemos. Pablo Iglesias no es Cristiano Ronaldo (peor para él), pero es tan popular ya (en España, ojo, solo en España) como Cristiano Ronaldo.

-Como que golea al PSOE con el mismo arte que Cristiano a sus adversarios.

Lo que no se sabe con exactitud es su coste, el coste de la prolongación del contrato. Generoso, por supuesto. Florentino tenía un problema con él.

-Presi, que hay dos clubes que están dispuesto a darme el oro y el moro.

Eso es algo así como negociar con alguien apuntando con una pistola.

-O me da usted lo que quiero o…

O se va. Cristiano es un jugadorazo, su manager Jorge Mendes, negociando, es como Ronaldo haciendo goles: un crack. Y Florentino, en lo suyo, es como CR7 y Mendes, otro crack. Hat trick de cracks, pues.

Florentino, por lo que me cuenta, rumió en su momento esta sabia cuenta de la vieja:

-A veces hay que jugársela. Si no le doy lo que quiere, seguro que se compromete con el francés o con el inglés. Y otro como él, no hay. Bueno, sí lo hay, pero está en el Barça, Messi.

Algo así rezongó. El fútbol es un juego, un ocio, un negocio, una imagen, un televicio. Y las masas, tanto las políticas como las futboleras, no perdonan. Cristiano, de todos modos, ha hecho un buen negocio asegurándose el porvenir hasta la “vejez” de los treinta y seis años. Y Florentino también: los presidentes y los entrenadores son las pilastras frágiles del fútbol.

-Y, ¿sabe usted cuánto dinero. Más o menos, va a cobrar Cristiano a partir de ahora hasta su “vejez”?

-Si hace goles, barato. El dividendo del gol lo paga muy bien el fútbol.

Enhorabuena a los tres: a Cristiano, a Florentino y al “ojo de halcón” del manager o representante, señor Mendes.

Pako

Mircoles, 21 Septiembre 2016

En España, no. En otros países con más canas de experiencia, sí. En esos países con más canas, los políticos existen para resolver las necesidades y los problemas de los ciudadanos.

-¡Coño, no me digas!

Si los políticos fuesen como los entrenadores listos de fútbol –me refiero a los políticos españoles-, otro sería el bienestar de España. Pako, con ka, no te jode, ha durado un suspiro en el Valencia. Cuatro partidos y cuatro derrotas en la Liga, una detrás de otra, sin tan siquiera el alivio de un empate. Pako pretendía, al parecer, que el Valencia jugase como juegan los equipos de Guardiola. Error. Se lo advirtieron:

- Mira usted, Pako, que la plantilla del Valencia es una plantilla para andar por casa y para poco más.

Ignoro el currículo de Pako. Pero no creo que sea de plata y bronce. Un equipo de fútbol, que me decía Miguel Muñoz en mis años de periodista intonso, es un conjunto de jugadores y el entrenador. No al revés. En el fútbol no vale eso tan filosófico de “él y sus circunstancias”. El fútbol son los jugadores y la circunstancia de un entrenador.

¿Qué tal te llevas con los jugadores, Muñoz?

-De cine. Veo las películas que ellos eligen y hago las alineaciones que ellos quieren.

Por eso duró tantos años en el cargo Miguel Muñoz.

Mourinho, por lo que veo, tampoco está acertando en el Manchester United.

-Es que no tenemos suerte – deplora.

Pogba, por ejemplo, 110 millones de jugador, no destaca. No hace jugadas de 110 millones.

-Es que no está a gusto con Mourinho.

No lo sé. Lo que sí sé es que cuando Florentino cogió la perra de ficharlo, yo escribí aquí lo siguiente: “Con el balón en los pies, es un huracán. Qué poder. Pero es como esas nubes que aparecen y desaparecen. Pienso que no vale lo que piden por él”.

En la política como en el fútbol se valora el talento para resolver los problemas y las necesidades de los ciudadanos (en política) y de los forofos (en fútbol).

-Y si no se tiene talento, por lo menos que terna buena estrella y mucho pulso psicológico.

-¿Como Zidane?

-Exacto. Con Zidane, el Real Madrid no tiene todavía un sistema de juego cuajado. Pero el Real Madrid, con Zidane, no ha perdido todavía ningún partido. Eso es importante.

-¿Cree usted en la suerte?

-Creo en la suerte y creo en Dios por si acaso. Pako ha ‘fracasado’ por haber querido ‘copiar’ a Guardiola, pero Mourinho, como cree en Dios y habla con él, acabará poniendo a Pogba donde rentabilice su coste de 110 millones.

Leganés

Lunes, 6 Junio 2016

Regeneración y fe. La fe, empecemos por ella, es un sentimiento. Con fe no sólo se mueven montañas. Con el poder y el impulso de la fe ha subido el Leganés a la Liga BBVA, que es el Ibex 20 del fútbol.

-¿Y qué va a hacer el Leganés, equipo modesto, entre tiburones?

-No hacer el ridículo, esto de entrada, y aguantar con el entusiasmo de la fe el tipo.

El aforo del campo del Leganés es precario, como los sueldos de muchos españoles.

-España, si hay que hacer caso a los candidatos a la Moncloa, (Iglesias, Sánchez y Rivera y los subtenientes de éstos), es un país precarizado.

¿Por culpa –pregunto- de los políticos?

-Más bien, por culpa de los países fiscales. Ah, si no existiesen los países fiscales…

No se me había ocurrido.

A mí me parece estupendo, de todos modos, que en el Ibex 20 del fútbol haya equipos como el Leganés. Su presupuesto, según leo, no llega a los cinco millones de euros.

-Lo que gana Messi, exagerando, en un mes.

-Y sin exagerar. Pues su papá es muy listo, así que vaya usted a saber cuánto.

El fútbol, para Valdano, es un estado de ánimo; para los forofos, un sentimiento; para los jugadores cinco estrellas, una manera de hacerse millonario en plena juventud; para los millonarios asiáticos y árabes, una inversión divertida y friqui, y para otros, una pantalla de propaganda.

-¿Quién conocía a Florentino Pérez, un suponer, antes de dedicarse a ganar copas de Europa en el Real Madrid?

Gracias a la fe y a la otra efe, la efe de fútbol, Leganés y el Leganés, a partir de ahora, saldrán en los periódicos en letras gordas cada vez que ganen al Real Madrid o al Barça

-¿Cree usted en serio, acaso, que eso puede suceder?

-¿Por qué no? Los milagros existen. ¿Acaso no es un milagro su ascenso a Ibex 20?

El fútbol está viviendo, gracias al dinero de las televisiones, su Eldorado. El dinero lo regenera todo.

-Llámame tonto, dame dinero y ya verás lo que consigo.

El Rayo y el Getafe son también equipos/milagro. El Pontevedra, en su momento, fue también un equipo/milagro.”¡Hay que roerlo, hay que roerlo!”, desafiaban con agresiva fe sus seguidores. Y, en efecto, a veces los roedores de enjundia, contra pronóstico, perdían los dientes intentando roerlo.

El fútbol va a regenerar muchas cosas en Leganés. Dará sustos y alegrías (a sus forofos) y hasta trascenderá su fama allende los Pirineos. Fe y regeneración.

Suerte y dolor

Domingo, 29 Mayo 2016

El café con leche del fútbol es la intensidad –la leche- y la fe – el café-. Y el café es como la suerte. Un buen café, es un placer, como un placer es también que la suerte sea más afable y generosa con uno que con el otro.

-Ya dijo un filósofo o pensador que la suerte, casi siempre, es una flecha lanzada a la buena de Dios para que hiera o mate a ciegas.

La suerte, en esta ocasión, se cebó con el Atlético. Lo cegó con los venablos de los penaltis. Dos fallos, uno de Griezmann y el otro de Juanfran, y victoria del Real Madrid.

-Fútbol es fútbol.

Considerada la cosa objetivamente, el Real Madrid, ciertamente, no fue superior al Atlético, de igual modo que el Atlético, incuestionablemente, no fue inferior al Real Madrid.

-O sea, fútbol es fútbol.

Exacto. La justicia del fútbol no es ciegamente ni parcial ni ciegamente imparcial. Es como es, como el fútbol: veleidosa, puñetera.

Hubo, finalizado el partido, dos frases: una de Florentino Pérez, benigna, cristiana:

-Así se gana y así se pierde- comentó caballerescamente para no herir el amor propio del Atlético.

Hizo bien FP en expresarse con benevolenci.-

-A lo mejor no era benevolencia, sino conciencia consciente de que el Real Madrid, en efecto, ganó gracias a la ayuda de la suerte.

Pudiera ser. Cuando se gana, de todos modos, el ganador es más cristiano y benigno que cuando pierde.

La otra frase la selló sin ira, solo con decepción, Simeone:

-Perder dos finales es fracasar.

Insólito Simeone. A nadie le gusta confesar que ha fracasado. La palabra fracaso es tremendamente despiadada y casi condenatoria. Y es que, lo intuyo, él estaba casi seguro, esta vez, de la victoria del Atlético.

Hay un hecho aritmético. El Atlético se lleva con la Champions igual que Pedro Sánchez con Mariano Rajoy.

-¡No, no y no! – sigue repitiendo en todos los mítines el socialista Sánchez.

-¡No, no y no! –sigue repitiéndole la Champions al Atlético.

-¡Y sí, sí y sí! – sigue sonriéndole la Champions al Real Madrid.

Real Madrid: once Copas de Europa ya.

-¿Contento, Florentino?

-Como no tiene usted idea.

La Undécima es la segunda Champions de Zidane como madridista. El Real Madrid, a lo que parece, se le da a Zidane de champion, como de champion se le da al Real Madrid la Champions.

La Undécima ha aclarado igualmente dos cosas:: Zidane y Cristiano, siguen; ellos, como aquel humorista argentino, siguen. La suerte del triunfo reporta estos triunfos.

Siento, de todos modos, el dolor del Atlético. La suerte, la justicia y el fútbol son así. Y así seguirán siendo.

Crucificar a Florentino Pérez

Domingo, 28 Febrero 2016

La culpa es del otro y el tú más que yo son expresiones muy celtíberas.

-Vosotros los españoles, como sois tan cristianos –ironizó en cierta ocasión un diplomático inglés-, rara vez veis la viga de vuestros errores y vuestras pasiones en vuestros ojos.

Ni discrepé, ni disentí. ¿Para qué? Sonreí. Y pensé: “Se le ha olvidado achacarnos que los celtíberos somos también olvidadizos.

El Real Madrid FP, contra pronóstico se la pegó contra el Atlético, y eso escuece. Ya lo creo que escuece. Perder con el fraternal y querido eterno rival de la propia ciudad en casa, fastidia, por celos, bastante más que perder contra un equipo de fuera de Madrid.

Como además somos apasionados –yo creo que sí-, cuando algo de alguien nos irrita, olvidamos en seguida las bondades de ese alguien.

-¿Qué bondades?

-Vamos a ver. Gracias a Rajoy, y en esto coinciden todos, blancos, morados, amarillos y rojos, a España no le ha pasado lo que a Grecia. Rajoy, sin embargo, hoy, es un maculado sin piedad por dos colosales debilidades: no apagó la chispa del independentismo catalán cuando solo era una chispa, y ahora a ver quién es el guapo que apaga ese incendio. Y no “segó” de un tajo la mala hierba de la corrupción. Rajoy, hoy, por lo tanto, no es el Rajoy que evitó el rescate (olvidado), sino el Rajoy que no fue bombero en el momento que había que ser lo y el Rajoy timorato y pasivo ante el otro monstruoso incendio, el de la corrupción.

-Pierde pues Rajoy por dos a uno. Evitó el rescate, uno a cero a su favor, y encajó los goles de Cataluña y la corrupción. Lo dicho: pierde por dos a uno.

Campoamor ha pasado a la historia más por su frase de de que todo es según el color con que se mire que por la belleza de su poesía.

Dimisión, Florentino, el Rajoy del Real Madrid. Florentino, con el discurrir de los años, que se dice, será recordado más por su legado de la ciudad deportiva de Valdebebas que por su suma de títulos como presidente del Real Madrid.

-Ya ves. Crece el número de ciudadanos de urna y papeleta que reniega de Rajoy y crece la cifra de madridistas que descree de Florentino -me observa un madridista de abolengo nada más empezar el concierto de “dimisión Florentino”, ayer, en el Bernabéu.

-¿Es culpa de Florentino, acaso, que el Real Madrid no sea mejor que el Barça y el Atlético, o es culpa del Atlético y el Barça que el Real Madrid sea peor?

El fútbol es como la política: olvidadizo. Y poco o nada agradecido. Política, fútbol, vida: cuenta siempre el presente, el ahora. Y el ahora del Real Madrid FP es que ha perdido la Copa del Rey, está perdiendo la Liga y se duda de sus posibilidades en la Champions. Desde hace más de dos mil años, desde la crucifixión de Jesucristo, la humanidad se divierte una docena de huevos crucificando y olvidando. Hemos cambiado poco.

-FP, de todos modos, poco o mucho, es también culpable.

Como “monarca” ejecutivo, sí. El Real Madrid, orgánicamente, es FP.

-El Real Madrid es el “absolutismo” de Florentino –corroboran en voz baja, entre los íntimos, miembros de su junta directiva, de un tiempo a esta parte

Dejémoslo aquí. El madridismo, hoy, está más que cabreado. Cabreado nada menos que en color rojiblanco.

El político Florentino

Mircoles, 3 Febrero 2016

La cosa de la casta política y de los partidos descastados (soberanistas, antisistemas y más barcelonistas que madridistas) está chusca, según la voz del pueblo de papeleta y urna cada cuatro años. Hay quien opina que quien podría resolver el farfallón democrático de la gobernación de España sería Florentino Pérez.

-Florentino Pérez –me argumentan sus corifeos- ha sido político y su política en el mundo empresarial y en el mundo del Real Madrid es hacer y hacer dinero sin cesar. ACS es el no va más en el sector de la construcción, en España y fuera de España, y el Real Madrid, fuera de España y en España, es el club más rico del mundo. Si el objetivo de la política es el bienestar social y económico de los ciudadanos y el dinero es el cuerpo y el alma del bienestar total, es obvio que el hombre idóneo para acabar con el cisco de quien debe gobernarnos es Florentino.

-¿Y por qué no Iglesias, Sánchez o Rajoy?

-Iglesias es marxista. Y el cuplé del marxismo, por rancio, ya no se canta en ningún país moderno. ¿Te imaginas hoy, siglo XXI, a una chica con enaguas y faja de cintas? Claro que no. Pues eso es hoy el marxismo en el planeta azul. Sánchez no es serio, pues no es serio que ahora que el Rey le ha dicho “hala, guapo, a ver si consigues unir lo que tenemos tan desmigado y desunido”, cambie su “no, no y no” a Rajoy por su abierta y generosa disposición a dialogar con todos a derecha e izquierda. No, no es serio. Rajoy, finalmente: de su victoria en las urnas puede deciser que ha sido, neta y nítidamente, una victoria virriosamente pírrica.

El país, en fútbol y en política, está, en efecto, inquietantemente foscarrón. En el mundo del fútbol, ya lo están viendo: cirio en la FIFA, cirio lo de Neymar y cirio entre el CSD del insípido Miguel Cardenal, que no traga a Ángel María Villar, y la FEF de Villar, que no deglute a Cardenal.

-¿Podría resolver Florentino Pérez esta desavenencia entre hermanos hispanos?

-Seguro que no. La única desavenencia que realmente incomoda a Florentino, ahora mismo, es la superioridad, en la Liga, del Barça sobre el Real Madrid.

Le encantaría, eso por descontado, que el Manchester City de Guardiola fichase a Neymar: es el rumor gordo –posible, imposible- de hoy.

-Neymar, o del Manchester o mío –que parece pensar.

Lógico este buen o mal pensamiento, según del lado que se mire, de Florentino.

Tradición, tradición

Jueves, 10 Diciembre 2015

Periódicos y equipos de fútbol. Se necesitan mutuamente. Cuando me fichó para el ABC “verdadero”, Luis María Ansón me dijo:

-Aquí no se censura a nadie. Opina objetivamente lo que te plazca, pero no olvides que el ABC es un periódico objetivamente madridista.

No fueron necesarios más matices. Lo pasé muy bien en el ABC de Luis María y jamás dejé de ser críticamente objetivo con el Real Madrid.

-Nos zurras con ángel, Miguel –me lisonjeó una vez Ramón Mendoza- .Eso es casi un arte. Fastidia pero no duele.

Ramón no se parecía en nada a Florentino Pérez. Tenía ángel, también. Hasta me daba noticias en “exclusiva”.

El Real Madrid es el ABC de Madrid, como el Barça es La Vanguardia de Barcelona. El Real Madrid, como el ABC, es realeza, antigüedad (más de un siglo), lealtad y cotidaneidad.

-Mis dos entretenimientos diarios –decía don Santiago- son el ABC y el Real Madrid. Gracias al ABC –ironizaba- me entero de lo que pasa en el Real Madrid.

Don Ignacio Méndez Vigo, miembro de la junta directiva de don Santiago, presumía igualmente de ambas cosas

-Soy suscriptor de ABC y socio del Real Madrid.

Don Juan, el conde de Barcelona, era igualmente devoto del ABC y seguidor del Real Madrid:

-Tengo esos dos gustos –decía sonriendo-, entre otros gustos.

La Vanguardia, antes española, ya no, los tiempos políticos le han borrado el apellido que la hacía, al menos a mí, tan cálida y entrañable, es el Barça.

-Un inciso. ¿No te parece cálida y entrañable La Vanguardia?

-Me parece, a secas, un gran periódico. Lo es. Está muy bien hecho. Pero los periódicos deben ser leales a sus históricos orígenes. Creo. Si no es así, si ahora las cosas son de otra manera, como los matrimonios, por ejemplo, que cada vez son hasta menos civiles y menos pasados por el altar, es que uno vive despistado.

ABC, Real Madrid, La Vanguardia, Barça. ¿Qué simbolizan? Pasados gloriosos, pasados con historia, “tradición, tradición”, que se cantaba en aquella antañona e histórica película. ¿Qué por qué escribo hoy de todo esto? He estado unos días en Paris y franceses canosos que siguen veraneando en España, “¡vuestro sol, qué maravilla!”, me han hablado con respeto y cariño del ABC, de La Vanguardia, del Real Madrid y del Barça.

El poder de la nostalgia y de realidades todavía muy vivas hoy.

Bárbara y brutal

Sbado, 5 Diciembre 2015

La ley es un mal, porque toda ley es un atentado contra la libertad. ¿Verdad o discutible esto? Discutible a la vez que verdad. Hecha la ley, hecha la trampa: he aquí otra verdad discutible.

El Real Madrid ha sido expulsado de la Copa del Rey por alineación indebida de Cheryshev, jugador ayer desconocido y hoy tan conocido como los cuatro tenores de las próximas elecciones a la Moncloa (Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias).

-Qué poder de difusión tiene el fútbol.

Comprobado: el joven ruso Cheryshev, en los periódicos extranjeros, interesa más que los tenores políticos.

-Florentino está que echa las muelas –me chivan-. Se le ha juntado todo: lo de ACS y lo del Real Madrid.

¿Qué es lo de ACS?

-Una cosa aritmética de desajuste entre lo que gana y uno que dice que no gana lo que gana. Los líos empresariales, casi siempre, son de dinero.

Volvamos al lío que interesa. En este cisco del futbolista ruso, por lo que se dice, se lee, se opina y se especula, claras, lo que se dice claras, hay tres cosas: el Real Madrid estaba en la inopia, y la ley, a este respecto, es cristalina: el desconocimiento de la ley no justifica su incumplimiento. El Real Madrid, por lo tanto, a pesar de su oronda y densa estructura burocrática, se ha puesto en evidencia ignorando que a Cheryshev le quedaba por cumplir un partido de castigo.

-De verdad, es que nadie, nadie nos había comunicado nada –alegan entre humildes e indignados unos y otros.

No vale esa excusa. La segunda cosa clara: ¿cómo es que el propio penado, esto es, Cheryshev, también ignoraba su pena?

-A mí me ponen una multa conduciendo o me mete un tubo Hacienda y me deja huella en el recuerdo y en el bolsillo.

La tercera cosa clara: es una barbaridad que por “alineación indebida” se castigue tan brutalmente a un club, sea el que fuere. Castigo bárbaro y brutal, sí. Irracional incluso. La ley debe ser armonía y proporcionalidad, pues si no, no es ley.

-Las malas leyes son la peor especie de tiranía.

Lo dijo alguien con un caletre muy racionalmente amueblado.

Dudo que se le condone la sanción al Real Madrid. Como lo dudo, lo que hay que hacer, hecho el mal, es derogar ley tan bárbara y brutal y hacer otra más racional.