Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gareth Bale’

CR7 y Bale

Lunes, 28 Mayo 2018

Hay que ser top. La palabra de moda es top. Top es la cima. “Ha llegado a la cima, es el mejor, nadie como él”, leemos. ¿Qué es CR7? Un top. Es fuerte, es alto y hace goles con la misma facilidad con que Pedro Sánchez no suma votos suficientes en las urnas para “jugar” en la Moncloa, el Real Madrid de la política.

-Ahora, a lo mejor, mediante el voto de censura logra ‘echar’ a Rajoy de la Moncloa.

Quién sabe. La política es tan tómbola como el fútbol.

-También menos leal. Hace unos días, Pedro Sánchez hacía piña con Rajoy contra el independentismo catalán. Se le elogió el gesto: ante nte todo, España, el Estado, la Unidad. Fiasco: ya no. Ahora, con tal de sentarse en la Moncloa, aceptará sin pestañeo de asco los votos de los independentistas.

La política es así, así de farsante y artera.

CR7 es un top. ¿Lo es? Sí. Sin discusión.

-¿Más top que Messi?

-Todo es según el color del hincha que opine. Para los barcelonistas, no. Obvio. Para los madridistas, sí. Obvio.

Hace años que aquello de sudar la camiseta, metáfora tan bonita, ha dejado de ser metáfora y bonita. El fútbol, y hay que aceptarlo porque es así, es juego, espectáculo, negocio, entretenimiento, ocio, pasión, polémica y audiencia televisiva.

-Y dinero, mucho dinero, oiga.

Exacto. Lo dijo el poeta: “El dinero es sonrisa de ventura y rayo de sol” (Amado Nervo). CR7, como se cree el top número 1, “necesita ganar más dinero”, de igual modo que Bale, para seguir en el Real Madrid, ‘necesita’ jugar siempre, ser titular, vaya.

-Para CR7, la medida de todas las cosas en el fútbol es el dinero, y si no gana lo que Messi y Neymar, se siente humillado, y yo pienso que con razón. Sin él, ni se dude, el Real Madrid no habría ganado las Champions que ha ganado. Eso hay que evaluarlo –me argumenta un amigo de CR7, tan millonario como él

Los millonarios, entre ellos, suelen llevarse bastante bien.

CR7, en 24 horas, ha pasado de decir “Fui muy feliz en el Real Madrid” a decir “Gracias, afición, hasta el próximo año”.

-Eso es que le ha llegado mensaje de Florentino Pérez de que “todo se va arreglar”.

Ignoro lo que va a pasar entre CR7 y FP. Si habrá o no arreglo (creo que sí), como ignoro el futuro de Bale. Mi opinión, por si vale algo, que no, es que deben de seguir los dos. Son todavía el top número 1, CR7, y un top de mucho porvenir todavía, Bale.

Cristiano y la felicidad

Mircoles, 4 Noviembre 2015

Ser feliz: qué cosa tan difícil. El mítico John Rockefeller era y no era feliz.

-Soy feliz –decía- en cuanto que se me da bien el mundo del dinero. No soy feliz por las preocupaciones que me da el mundo del dinero.

¿Es feliz Cristiano Ronaldo en el Real Madrid de Florentino? Remacho: Real Madrid de Florentino. Cristiano es, si se me permite decirlo así, el actual Rockefeller del balón.

-Hay otro Rockefeller, oiga: Messi.

-Bueno, sí, pero no es tan guapo ni tan alto como Cristiano.

Viendo el físico de Cristiano y viendo el talento que tiene para hacer goles, lo lógico es que exclamemos:

-¡Qué feliz tiene que ser, hay que ver como lo miman los dioses del dinero, del balón y de la belleza física!

Pero felicidad es como el fútbol. Pues si “fútbol es fútbol”, “felicidad es felicidad”. O sea: lo de Rockefeller. La felicidad produce insomnio.

-¿También a Cristiano?

Intuyo que sí. La naturaleza humana es tan versátil, pijotera e inconsecuente como el fútbol y la felicidad.

Cristiano, fuera de España, declara lo que luego, dentro de España, desmiente. “Yo no he dicho eso”. No es la primera vez que se excusa con el “yo no he dicho eso”. Es muy de Cristiano, y esto no puedo desmentirlo, que cuando le preguntan fuera de España por su futuro contesta que “por el momento juego aquí (en el Real Madrid), pero nunca se sabe”.

-Eso es lo que le incomoda y enfurece, a Florentino.

Con razón. Florentino, como empresario y como presidente del Real Madrid, quiere lo mejor para el “talento” del Real Madrid.

-Quiero un equipo con talento- es, más o menos, uno de sus lemas.

O sea: quiere un Real Madrid con los mejores para que el Real Madrid sea el mejor. Su objetivo de esta temporada es la Undécima (Champions) , de igual modo que el objetivo del ‘manchado’ Valentino Rossi es su Décima (en motociclismo).

Leo, observo, escucho e hilo. Cristiano, ya treintañero, gana un fortunón en el Real Madrid, pero eso no le basta. Cristiano –lo escribí aquí hace algún tiempo- es freudianamente celoso… de cariño

-No me siento querido-ha dicho más de una vez

¿Lo recuerdan? No sólo necesita dinero, necesita –casi en exclusiva- cariño. Le quemó el corazón a Cristiano el interés de Florentino por Bale, hace algo más de dos meses.

-¡Si es peor que yo!- parece que barruntó–. No entiendo a este presidente.

De todo lo cual infiero que, a lo mejor, pues “nunca se sabe”, un día Cristiano, a pesar de la clausula de rescisión -¿mil millones?- y a pesar de que dice que está feliz en el Real Madrid, toma la decisión de cambiar de felicidad. Fútbol es fútbol, autoestima es autoestima y felicidad… nunca se sabe que es felicidad.

Xabi Alonso

Viernes, 15 Noviembre 2013

Xabi Alonso juega en el Real Madrid y luce en El Corte Inglés.

-Da muy bien como hombre-anuncio. Gusta a las mujeres y queda carismático por su porte y elegancia para los hombres. El “maniquí” ideal -me dice un expeto en estas cosas de El Corte Inglés .

Ancelotti no encontraba el punto G del equilibrio hasta que pudo alinear a Xabi. Con Xabi Alonso, el Real Madrid es un equipo más cohesionado. Xabi Alonso, por lo tanto, es el punto G que anhelaba Ancelotti y requería el juego del Real Madrid.

-¿Es así, Ancelotti?

-Es así, así es.

Xabi ha diluido su ego en las eses de serio y silente. No hace ruido con su juego, pero el juego que destila purifica y agranda la calidad del conjunto. Xabi, además, transmite a los compañeros más serenidad y seguridad (otras dos eses; la ese, concluyentemente, es la marca de su compacta y antinarcisista profesionalidad). “Yo -dice Woody Allen- me divierto haciendo películas, sin que las críticas, que no leo, ni los elogios, que no me cambian, me influyan”. Xabi Alonso es como Woody Allen: no sonríe (yo nunca le he visto autojalearse ni sonreír) y no se deja perturbar por nada. Creo que Xabi debe seguir en el Real Madrid. A los 32 años, los que agavilla, le quedan todavía dos tres años más, como poco, de jugador importante y estabilizador.

-No es el centro del Real Madrid, pero centra al Real Madrid - me dice quien me lo dice: alguien del Real Madrid.

Xabi, en fin, es pieza clave y dificil de sustituir,y el Real Madrid, sin esa pieza, probablemente volvería a renquear. Pienso. Y Ancelotti, de nuevo, volvería a la jaqueca de la duda. ¿Illa, Khedira, Modric, Isco, Di María, quién, cómo los junto…?

He preguntado, creánme. Y las razones que me dan de la demora del desentendimiento no me convencen.

-Es Xabi, la culpa es de Xabi -me susurran.

-Bueno, es que…bueno, ya lo sabrás- me dilatan -Claro que queremos que no se vaya -me rotundiza otra voz de dentro del club-, pero la batuta de estas cosas las mueve el presidente y el presidente…

Más puntos suspensivos. Se sabe: Xabi no es Bale, pero Xabi vale para el centro del campo tanto como parece que puede valer pegado a la banda Bale.

Fichando, el Real Madrid, a veces, desconcierta. Y no preorrogando los contratos de los que valen, también: también desconcierta.