Blogs

Entradas con etiqueta ‘Jardiel Poncela’

Hazte como yo

Viernes, 3 Noviembre 2017

Digamos algo del “divertido” juego de la democracia como consecuencia del cisco que no cesa en Cataluña. Acabo de regresar de Barcelona, mi cuna. Cuando nací, me han contado que mi padre dijo:

-Otro españolista.

Españolista, como él, del Real Club Deportivo Español, aclaro.

-¿Acertaba tu padre?

-Acertaba. Acertó. Españolista entonces y españolista ahora, sólo que ahora del Real Club Deportivo, de España y del Atlético de Madrid. Uno es plural, como España.

-Pedro Sánchez es como tú, pluralista.

- Yo soy un pluralista estético. Pedro Sánchez, un pluralista político. La estética, para mí, es más noble que la política.

-¿Por qué?

-Te contestaré con frase de José Luis Coll. “Cada día –dejó escrito- entiendo menos a los políticos. ¿Por qué? No lo entiendo”.

-Comprendido.

Comprendido, no. La democracia española es goyesca e inextricable. Leo hoy un comunicado del Barcelona Club de Fútbol de Bartomeu lamentando el encarcelamiento de los sediciosos e ínclitos Junqueras y Puigdemont (todos vulneradores a lo bestia de la Constitución, lo cual es delito grave) y expresando su solidaridad “con los afectados y sus familias”.

-Podríamos decir, remedando la frase de César, ¿también tú, Barça?

Es una pena que, a veces, la democracia sea una pena.

-La democracia, en efecto, es el menos malo de los sistemas de gobierno, siempre que los que presumen de demócratas no sean como los enchironados que deplora el Barça.

Lo dijo también Coll:

-Si no fuese por los demócratas, la democracia sería el mejor sistema de gobierno.

Ante este laberinto, ¿qué hacer? ¿Alinearse con el comunicado del Barça? ¿Llamar fascista a todos los que no se alinean con el Barça, Puigdemont y Junqueras? ¿Pasar del Barça, de Puigdemont y Junqueras? ¿Declararse ateo en democracia?…

-Hazte, como yo, españolista de España y del Real Club Deportivo Español. Y piensa como pensaba otro humorista, Jardiel Poncela, que decía: ”Si será mala la política que a la suegra se le llama mamá política”. Esta frase la recuerdo de cuando en cuando.

Despolitice el Toisón, Majestad

Mircoles, 27 Noviembre 2013

Dice el Papa Francisco que la crisis  que nos pisa los juanetes de la paz y el sosiego es una crisis antropológica. El Papa, en su “Evangelii Gaudium” (La alegría de vivir)  le mete caña a la crisis fiunanciera, culpable principal, entre otros principales  culpables, de que las estemos pasando canutas y de que los salarios apenas cubran la básica exigencia de una sopa de pan y ajos (casi).

-Es el hombre -viene a decir sin decirlo como lo voy a decir pero con idéntica   intención- con sus plurales narcisísmos ( gula de dinero insaciable, consumismo a lo bestia,egos desmesurados… ) el que ha estropeado y sigue estropeando el bienestar antropológico de los descendientes de Adán, con la excepción, naturalmente, de quienes  con sus ávidos  dedos pulsan  la guitarra de las finanzas.

Hay también, sin embargo,  seres  divinamente humanos como Rafa Nadal ,ya “Leyenda de Marca”. ¿Por qué Leyenda? Nadie, en la Historia del Deporte Español, desde que a Dios se le ocurrió la  idea de  inventar a Adán y a Eva, que tanto monta, nadie, repito, como Rafa Nadal. Icono universalmente admirado y querido  por su humildasd, por  su solidaridad, por su amor  a todos, por su sencillez.

-La vida -dijo una vez- me ha enseñado que, cuando pierdo, es porque quien me ha ganado es mejor o lo ha hecho mejor que yo.

-¿Y no te enfada, no te enoja, no te acibara  el  ánimo el perder?.

Contestó sonriendo:

-¿Por qué? Cuando pierdo, reflexiono sobre las causas de mi derrota. El tenis es un deporte. Cuando pierdo, a lo sumo, me enfado un poco, no mucho, pero  conmigo mismo. Yo compito mucho conmigo mismo. El tenis, a la postre, es competir contra uno y contra el otro.

Rafa Nadal, desde hace años, es quien más  formidablemente españolizado la marca España.

-¿España? -le preguntaron una vez.

Y Nadal, le explicó, siempre con la sonrisa de la mistad en los ojos, la situación geográfica de España.

Ha enseñado, pues, a jugar al tenis y ha enseñado Geografía. El Papa Francisco- me consta- ve sus partidos en la telecaja mágica. Al Papa le encanta el deporte: por esdo es tan humanamente  formidable, también.

-¿Le encanta Nadal al Rey Juan Carlos?

Si hay alguien en España, desde la muerte de Franco, que ha hecho méritos para ser distinguido con  el Toisón de Oro es Nadal. El que más,y el Rey es reaqlmente consciente de ello.

-¿Qué premia el Toison de Oro? -me preguntan a veces.

-Sencillamente, los servicios sublimemente notorios, insignes y de matrícula de honor a España.

El Rey Juan Carlos debe despolitizar el Toison de Oro. El Rey Juan Carlos,como dice el Papa Ferancisco, debe “crecer por atracción”. Y despolitizar el Toisón. La política, antropológicamente, es farisea y cínica.  El Rey debe bajar de su “trono político” a la antropológica realidad.

-Si será mala la política, que a la suegra se le llama mamá política - humorizó  Jardiel Poncela.

Exhumo el humor de ese pensamiento -que comparto en parte- de vez en cuando.

Encierra inmensa verdad.

Las vigas en los ojos de sus demagogias

Viernes, 6 Febrero 2009

Tip y Coll decían:” Y mañana hablaremos del Gobierno”.Y hablaban. Mal, claro, como debe ser. Jardiel Poncela decía: “Hay dos clases de políticos: los demagogos y los aburridos. Infiables ambos”.¿Exageraban Tip y Coll, exageraba Jardiel Poncela? En absoluto.
-Creo que sí.
Cree usted mal. Hoy. Un tal señor Gómez, secretario general de los socialistas madrileños, suelta en plan demagogo elevado al cuadrado que el PP es corrupto. ¿Exagera el tal señor Gómez?
-Creo que sí.
Exacto. El señor Gómez, con esto de la globalización, debe haberse armado un cisco neuronal globalmente total y de ahí, infiero, que globalice en el papel de plata de su demagogia,sin excepciones, a todo el PP. Corruptos,todo. Jardiel Poncela sabía lo que se decía: político, igual a aburrido o a infiable o a demagogo. O, globalmente, a las tres cosas.
-Exagerando, oiga. Hay políticos fiables.
Que levanten la mano.
Pasa con los árbitros de fútbol lo que con los políticos-casi o sin casi-. ¿Fiables los árbitros?. Parece que no. Si son justos, no dan gusto a nadie; pasan inadvertidos. Si son injustos a favor de la mayoría del público, la minoría discrepante se acuerda indefectiblemente de su santa familia.Y si son justos en contra del público,se juegan la cabeza.
-Y ¿usted por qué es árbitro? -le preguntaron una vez a Gardeazábal, un gran árbitro con un gran sentido del humor, por cierto.
Pancho y cachondo,contestó:
-No tengo familia. Soy hospiciano.
Era mentira.Y una manera,también, de mofarse de quienes, insultándole, pensaban que lo zaherían.
Llevamos unos días en que o el Real Madrid o el Barcelona, o los adversarios del Barcelona o del Real Madrid, se quejan de la parcialidad o incompetencia de los árbitros, no viendo en los ojos de sus lloriqueantes quejas las vigas de sus parciales e incompetentes demagogias. Los árbitros, sencillamente se equivocan, que diría ZP ,¿no?. Un próximo día volveremos a hablar de los árbitros.