Blogs

Entradas con etiqueta ‘jose mourinho’

Trump y Messi

Jueves, 12 Enero 2017

En política, un estrafalario e insólito personaje en unos días será nada menos que el presidente de los Estados Unidos. La cigüeña de la democracia, como la cigüeña de aquella vieja película, insólita y estrafalariamente, le dijo mayoritariamente que sí en las urnas a Donald Trump.

-Para que te fíes de las urnas.

-Los demócratas, como los árbitros de fútbol, pitan también a veces así de extrañamente, así de heterodoxamente. Así de chocantemente.

Eso, si hay que hacer caso de los que leemos, es lo que ahora teme la gente que, por sentido común o lo que fuere, no le ha votado.

-Que el dios de la democracia - suplica esa gente- , nos proteja y enmiende el error de las urnas.

No, yo no le tengo manía alguna, palabra de votante con sentido común, al nuevo presidente del país más poderoso (¿?) del mundo. Mi amigo y compañero de oficio José Luis Navas (’in illo tempore’ corresponsal de TVE en Londres) acaba de regresar de unas vacaciones en Miami. Le pregunto por Trump.

-Mira –me dice-: es, quizá, una sorprendente parida de las urnas. A unos les gusta, los que le han votado, claro, y los que no le han votado, si hablas con ellos, te dicen: “Es distinto, pero hay que dejarle hacer. Un tío que sabe fabricar dinero, no es un mutilado mental”. El americano –me confirma- ama el dinero sobre todas las cosas e idolatra con fruición al que sabe hacerlo. Trump es un triunfador: alto, guapo (allí lo ven así, al menos las mujeres) y con talento a raudales para el dinero. Así como Messi es un genio del balón, Trump es un genio del dinero.

Dinero. Ya lo dijo quien lo dijera: nacer príncipe, nacer rico, nacer guapo, que suerte tan difícil y que suerte tan maravillosa.

-La verdad es que sí.

Messi es, en efecto un genio del balón. El Trump del balón.

-¿Más Trump del balón que CR7?

-Dejemos ahora esa comparación.

El fútbol “es un negocio” (Mourinho). “El fútbol es un mercado” (Luis Enrique). El fútbol, cuando sales como Messi, es negocio, mercado, poder, fama y suerte. Y más cosas. El Barça, se oculte o no, empieza a esta seriamente r preocupado (ya dije aquí algo al respecto). Cada vez más. Porque el mundo oriental está cambiando las artes marciales por el arte del fútbol.

-La verdad es que en mi país empieza a hacer furor – me confirma mi chino de la tienda de chinos de mi barrio.

El problema del Barça –ya- es que Messi es a China lo que Trump a los Estados Unidos: un cohete de poder. Y el “papá” de Messi, un forofo del dinero. “Messi –me chivan- es verdad que está encantado de vivir en Barcelona y de jugar en el Barcelona, pero… el maldito dinero, ¡qué poder el poder del maldito dinero!”.

Messi es buen cristiano y cumple, pues, cumplidamente la ley de Dios: ganarse la vida opíparamente con el sudor de la frente y la magia de los pies. Nacer príncipe, nacer guapo o nacer como Messi. Viene a ser casi lo mismo.

Luis Enrique

Martes, 6 Diciembre 2016

Hay a quien le gusta cabrearse. Vivir cabreado. O simular que lo está.

-Eso es relativo, Pues hay quien, biológicamente, nace cabreado. Le va bien en la vida, la vida le sonríe y, sin embargo, vive cabreado.

Como me lo dijo un psicólogo de enjundia, me lo creo. Me lo creo porque al respecto hay personas que son así : Luis Enrique. Yo no sabría decir si Luis Enrique, como parece, es alérgico a los periodistas.

-Me importa tres narices ganar –declaró ayer -. Ganar es importante para la moral de los jugadores. No para mí.

Luis Enrique, previamente meditadas o no, es un fabricante de frases.

-A mí me va la adversidad. Soy así de gilipollas –ha soltado también recientemente.

¿Hace las frases por razón de notoriedad, sencillamente porque se le ocurren de pronto? No lo sé. Pero Luis Enrique, se le nota, no está a disgusto entre periodistas, aunque se piense y se escriba lo contrario.

-Un entrenador es más que un entrenador –proclamó en otra ocasión-. Un entrenador es un líder.

Líder: en esto le asiste toda la razón. Coincide con Mourinho:

-Un vestuario es un “grupo” de gente muy heterogénea y difícil de conducir. Si no les demuestras que eres “mentalmente” mejor que ellos, fracasas.

El fútbol, como repito, tiene muchos puntos de contacto con la política, psicológicamente. ¿Qué es una masa de votantes? Una masa heterogénea, también.

-Para que te vote, tienes que convencerla y para convencerla hay que ser líder. Felipe González era líder: convencía por su labia, por su empatía, por su manera de argumentar. Hay quien vota eso, en vez de votar a sesudos. Como hay quien vota al que, sin más, le cae simplemente bien porque le cae bien, derroche simpatía o cabreo.

Cuando esto oí a quien se lo oí, me dije:

-La verdad es que el ser humano, ciertamente, es: raro, paradójico, guillado, sorprendente.

Como Luis Enrique. ¿Le va la adversidad? En absoluto. ¿Es un gilipollas? Absolutamente no. ¿Sabe por qué dice lo que dice? No se dude: es sabio, psicológicamente, en eso.

Otra frase suya:

-Si ganasen siempre los mejores, el fútbol sería aburrido.

Razón que le sobra. Con sus frases, él trata, en efecto, de que el fútbol no aburra.

Pako

Mircoles, 21 Septiembre 2016

En España, no. En otros países con más canas de experiencia, sí. En esos países con más canas, los políticos existen para resolver las necesidades y los problemas de los ciudadanos.

-¡Coño, no me digas!

Si los políticos fuesen como los entrenadores listos de fútbol –me refiero a los políticos españoles-, otro sería el bienestar de España. Pako, con ka, no te jode, ha durado un suspiro en el Valencia. Cuatro partidos y cuatro derrotas en la Liga, una detrás de otra, sin tan siquiera el alivio de un empate. Pako pretendía, al parecer, que el Valencia jugase como juegan los equipos de Guardiola. Error. Se lo advirtieron:

- Mira usted, Pako, que la plantilla del Valencia es una plantilla para andar por casa y para poco más.

Ignoro el currículo de Pako. Pero no creo que sea de plata y bronce. Un equipo de fútbol, que me decía Miguel Muñoz en mis años de periodista intonso, es un conjunto de jugadores y el entrenador. No al revés. En el fútbol no vale eso tan filosófico de “él y sus circunstancias”. El fútbol son los jugadores y la circunstancia de un entrenador.

¿Qué tal te llevas con los jugadores, Muñoz?

-De cine. Veo las películas que ellos eligen y hago las alineaciones que ellos quieren.

Por eso duró tantos años en el cargo Miguel Muñoz.

Mourinho, por lo que veo, tampoco está acertando en el Manchester United.

-Es que no tenemos suerte – deplora.

Pogba, por ejemplo, 110 millones de jugador, no destaca. No hace jugadas de 110 millones.

-Es que no está a gusto con Mourinho.

No lo sé. Lo que sí sé es que cuando Florentino cogió la perra de ficharlo, yo escribí aquí lo siguiente: “Con el balón en los pies, es un huracán. Qué poder. Pero es como esas nubes que aparecen y desaparecen. Pienso que no vale lo que piden por él”.

En la política como en el fútbol se valora el talento para resolver los problemas y las necesidades de los ciudadanos (en política) y de los forofos (en fútbol).

-Y si no se tiene talento, por lo menos que terna buena estrella y mucho pulso psicológico.

-¿Como Zidane?

-Exacto. Con Zidane, el Real Madrid no tiene todavía un sistema de juego cuajado. Pero el Real Madrid, con Zidane, no ha perdido todavía ningún partido. Eso es importante.

-¿Cree usted en la suerte?

-Creo en la suerte y creo en Dios por si acaso. Pako ha ‘fracasado’ por haber querido ‘copiar’ a Guardiola, pero Mourinho, como cree en Dios y habla con él, acabará poniendo a Pogba donde rentabilice su coste de 110 millones.

Morbo Mourinho

Jueves, 29 Octubre 2015

El misterio Mourinho. El misterio del fútbol.

-¿El fútbol, un misterio?

Pues sí. Ya lo creo. El fútbol tiene razones misteriosas, a menudo poco menos que inexplicables.

-Misterioso es lo que sucede sin saber uno por qué sucede.

La racionalidad existe y no existe. Borges le pegó esta bofetada a Inglaterra: “Qué raro que nunca se le haya echado en cara a Inglaterra haber llenado el mundo de juegos estúpidos, deportes puramente físicos como el fútbol. Qué misterioso es el ser humano”.

El morbo del misterio, tan humanamente adictivo. Todo lo que se desconoce produce morbo. El morbo de esta semana es Mourinho. El sábado, habrá que ver en la televisión el partido entre el Chelsea y el Liverpool de Klopp. Leo que si pierde el Chelsea, Abramovich prescindirá de Mourinho, quien, pese a tal peligro, está tranquilo:

-El fútbol – tiene repetido el portugués- es también azar, y el azar es un misterio.

Mourinho es belicoso. Un belicoso pugnaz, que nunca dejará de creer en él:

-Yo soy yo, con todos mis defectos, que los tengo, y todas mis virtudes, que ganan a mis defectos.

Ahí queda eso. Dalí tenía dos personalidades: la teatral, la más conocida, y la otra, que era entrañablemente cálida, sencilla, casi elemental.

-Mourinho –me ha referido de él un periodista portugués- no es seco y antipático, es que él se ha trabajado esa máscara. Mourinho es un psicólogo y un filósofo del fútbol. Como psicólogo, sabe que su éxito depende absolutamente de los jugadores. Suyo es este realista lema: “Si ellos funcionan, yo funciono. Ejerzo un trabajo tremendamente dependiente”.

Como filósofo, no ignora el poder del azar:

-Por muy inteligente que uno sea, a veces el azar, que nadie sabe lo qué es, es más puñeteramente inteligente.

El misterio, el morbo y el azar del peculiar matrimonio fútbol -Mourinho, qué híbrido, hace que Mourinho, hoy, sea rabiosa actualidad en Inglaterra, en Francia y en España.

-Yo procuro no pasar inadvertido donde trabajo – jacarea.

Mourinho sabe muy bien que nunca le va a faltar trabajo. No lo digo yo, presume de ello él:

-Mientras yo quiera, trabajaré siempre cuando quiera y casi donde quiera.

Su ego. Por eso Mourinho es morbo, porque, insisto en ello, a la gente le fascina la gente con misterio, con morbo y con ego. También a mí. Soy gente.

El sábado veré el Chelsea contra el Liverpool. El magnetismo del morbo.

Humus

Viernes, 4 Septiembre 2015

El humus del fútbol es la polémica. La vida, para el ser humano adicto al fútbol ,es alma, cuerpo y polémica.

-Ya no voy a la tertulia. Todos piensan como yo. Nada más aburrida que una tertulia en la que no disiente nadie –le oí una vez a un forofo.

Florentino Pérez ha estado en la Ser, en el programa de las brujas (las doce de la noche es la hora de las meigas, de la hechiceras, de los insomnes). Florentino Pérez, que fue político antes que ACS y Real Madrid, es ser hecho a la medida de sus conveniencias. Lo dijo otro que no era Ortega:

-El hombre es él y sus conveniencias.

Se le nota que ha ido político. La política enseña a ser político.

-Político – me precisó en cierta ocasión un político- es el que posee el don de disfrazar de verdad lo que no es verdad.

-¿Siempre?

-Siempre no, claro.

Florentino habló de Casillas casi con lágrimas (buen actor político) en los ojos.

-Un san Francisco de Asís, como quiere al hermano Casillas – me comentó otro insomne como yo.

A Casillas, como se sabe, lo trituraron moralmente Mourinho y Florentino Pérez.

-Casillas –deploró también con angustia Florentino- ha vivido dos años de mucha presión.

Le faltó agregar:

-Pobrecito.

Uno, aunque insomne, no tenía desveladas todas las neuronas. Una de ellas, no sé cuál, que seguía con atención y pasmo el franciscano discurso de Florentino, me susurró:

-Dos años. Qué barbaridad. ¿Por qué no le socorrió anímicamente este señor?

-El fútbol, tan poliédrico, tiene razones que no siempre comprende la racionalidad, y el señor Pérez, en su racionalidad, es tan poliédrico como el fútbol.

Comprendo que el presidente del Real Madrid se prodigue poco. Rara vez convence, rara vez resulta creíble, rara vez es socráticamente racional.

-Rara vez estoy de acuerdo con los periodistas, oiga, pero esta vez concuerdo con usted.

FP es maquiavélicamente listo. Y aprovechó la ocasión radiofónica, cómo no, para quejarse de los periodistas cuyo único objetivo es hacer sistemáticamente, maniacamente, daño al Real Madrid y a él, Avisó que en la Asamblea de socios compromisarios del próximo día 19 pedirá “más unidad –unidad más acendrada y prieta- al madridismo”.

-¿Para qué?

-Para echarle más humus polémico al fútbol.

Dijo alguien, no sé quién, que lo prioritario en el fútbol es el gol con o sin polémica, y que lo secundario es la polémica con o sin gol injusto. El humus, vaya.

Dios y Casillas

Lunes, 22 Septiembre 2014

Los ’sabios’ la tienen tomada con Dios y algunos madridistas, con Casillas. “Dios ha muerto”, escribió el filósofo Nietzsche; “Dios no existe”, proclama el científico Stephen Hawking.
-¿Qué opina usted al respecto?.
-Más o menos, lo que hace años le escuché, en una cena, al profesor Tierno Galván, sabio deliciosamente cínico: “Hay que desconfiar de los filósofos, de los intelectuales y muy especialmente de los políticos . ¿Dios? Soy agnóstico. Tal vez exista”.
O sea: por si acaso existe, se abstenía de cruzar la línea roja, a pesar de que él era rojo, del ateísmo.
-Ser ateo es algo muy contundente. Yo no soy hombre contundente – matizaba.
Casillas. ¿Ha muerto, existe, hay que seguir creyendo en él por si acaso?
Casillas, como saben hasta los niños que empiezan a hablar y a ver la televisión, es un dios del fútbol. Sin embargo, últimamente, en plan agnóstico o ateo, hay madridistas que reniegan de él. Por si acaso, a éstos que empiezan a dudar de él, hay que decirles que las protestas no deben ser contundentes. Casillas, al margen de un pasado de película norteamericana oscarizada, pienso que vale todavía.
-Lo que pasa –que me dijo una vez un sabio en fútbol; aclaro que yo sólo sé lo que aprendo de los sabios- es que desde que el ‘brujo’ Mourinho, en plan San Pedro, empezó a negarle, le descalabró el ánimo, la seguridad en sí mismo.
-¿Brujo Mourinho?
-Algo de brujo ya tiene; ahora, desde el Reino Unido gracias a la sensatez de los escoceses sensatos, dice que volvería al Real Madrid. Un brujo, lo que yo le digo. En un equipo de fútbol, la psique que más hay que cuidar es la del portero. Es la única “pieza”, además, que no se debe rotar. Si vale, vale para todos los partidos, para los de la Liga, los de la Champions y los de la selección. Falla un gol un delantero o un penalti (Messi, por ejemplo, ayer, contra el Levante) y no pasa nada. Se duda del talento o de los reflejos del portero y, psicológicamente, se le hace añicos la moral –me adoctrina uno de mis sabios, sesentón y ex portero del Real Madrid.
Florentino Pérez ha defendido serenamente a Casillas. “No se merece –ha dicho en la asamblea de las cuentas casi unánimemente aprobadas-los pitos recibidos. Lleva 15 años en el club y es el mejor portero de la historia del Real Madrid”. Bien, Florentino. Y es que a mí los cerebros prepotentes y negativos como Nietzsche y Hawking, por muy cerebros sonados que sean, no me seducen.
-¿Qué le seduce, pues?.
-Que los socios “negativos” del Real Madrid no sean tan agnósticos y ateos con Casillas. Casillas existe, Casillas no ha muerto, Casillas necesita que sea crea en él.
-¿Por si acaso?
-Exactamente. Hay que ser positivos, que se repite tanto ahora. Más positivos y menos descreídos. Los seres negativos se cargan de alifafes antes: demostrado científicamente.

Chute de colosos

Lunes, 4 Marzo 2013

El ser especial, esto es, Mourinho, contra Ferguson, que es Sir: éste es el otro partido de Old Trafford.

-Yo, en fútbol, no soy optimista, soy lógico.

Lo dijo hace años Sir Ferguson. ¿Y qué es ser lógico a la vista y en vísperas del Manchester United-Real Madrid?.

-Reconocer que los dos son favoritos.

Lo lógico, sí, es eso. La sobredosis de chute del Real ganando al Barcelona en el Camp Nou y en el Bernabéu ha colocado sin embargo a los madridistas en el azulísimo y soleado cielo del optimismo, sin ofender a la lógica.

Old Trafford es de un lado, no se eche en olvido, algo así como la catedral -el San Mamés, diría un nostálgico de aquel Athletic de oro y lejanía- de los campos británicos.

-En Old Trafford se respira fútbol, se ve fútbol y se siente el fútbol.

Frase casi lírica del nada lírico Sir Ferguson.

Pero el  Real Madrid, como se sabe, se crece, se sublima y se hace más atlánte y búfalo en la Champions.

-La Champions -decía un viejo madridista- es la plaza Monumental del Real Madrid, y ahí el Real Madrid, aunque pierda, pierde con la furia y la casta de un toro bravo.

Por eso Sir Ferguson, aun teniendo la fe de un viejo y curtido legionario en los suyos, no desmerece ni un pétalo la aguerrida fe de ese grupo legionario que capitanea brillantemente, de nuevo, Cristiano Ronaldo.

Coiciden todos, eso sí, en que este Manchester-Real Madrid es una final anticipada. Dos equipos de raza: hay que recordar que Sir Ferguson tiene dicho que “la mejor raza del mundo es la raza del fútbol”.

-¿Cuándo se va a retirar usted? -le preguntaron por enésima vez hace poco a este ser y Sir tan racial.

-Hay días que me digo: “Se acabó: ésta va a ser mi última temporada”. Pero hay otros días en que me digo: “¿Retirarme? ¡Qué tontería! ¿Y qué voy a hacer yo retirado?”.

Tengo el sentimiento de que en este partido de Old Trafford van a jugarse a la vez, metafóricamente, varios partidos. Depende del resultado, claro es.

El tirón de la tensión

Sbado, 24 Septiembre 2011

Sigo el tirón de la tensión que es el Real Madrid. Mourinho y Florentino Pérez vuelven a ser noticia. Cuando hablan, dicen lo que dicen y algunas de las cosas que dicen son cuando no jocosas, peregrinas, y cuando no peregrinas, para ser tomadas a chacota.

Florentino Pérez, para muchos, es un gran empresario. Lo es, ciertamente.

-Hay a quien se le dan de maravilla las Letras y de pena las Matemáticas. Y viceversa. Lo de Florentino es el mundo empresarial o de los negocios: ahí pisa con garbo, pisa moreno. El fútbol no se le da tan bien, pues lo fía todo al dinero, a los signos externos (metafísica de los ricos) .”¿Ése es el mejor? Que me lo compren”. Y así. Y así, por cierto, se acumulan jugadores como en un bandeja, frutas varias y diversas. Hace bonito pero nada más.

Cuando oí eso, me dije: “Algo de razón ya tiene este señor. O tal vez  mucha”.

Florentino dice ahora de Agüero que no lo fichó por caro (”hubiera costado 90 millones”) y por joven. Delicioso. Por Neymar, sólo 19 años, un pibete al lado del argentino, entre pitos y flautas, ¿cuánto va a pagar? A lo mejor esa misma cifra. Que las cifras reales del coste real de los galácticos rara vez se saben con exactitud:suelen ser cifras equívocas y mentirosas.

Sigue amando a Mourinho. Entre ellos no hay tensión, hay tirón. Insiste Florentino en que  este señor defiende los “valores” del Real Madrid, y que por eso le gusta.

Mou ha vuelto a “explicarse”. Es del Inter y se mofa, de nuevo, de los medios informativos (de los que le critican, naturalmente), a los que acusa de felicidad. “Mi sensación es que muchos de vosotros estáis encantados con la crisis”.

En fin, mañana la Asamblea del Real Madrid. Tela

El arquitecto Mourinho

Jueves, 15 Septiembre 2011

No hay arte donde no hay estilo, y no hay estilo donde no hay unidad y sincronía. Sobre el estilo hay opiniones infinitas, como bien se sabe. El Barcelona de Guardiola seduce por el estilo de su fútbol, que es también el estilo de la selección española. El Real Madrid es mayormente el “punch” de sus carísimas individualidades. La Champions es Europa. ¿Van el Barcelona y el Real Madrid a soberanizar la Champions como soberanizan la Liga? Si hay que hacer caso de esos termómetros de vicio y placer que son las casas de apuestas, sí. Pero el fútbol es versátil y antojadizo como la apuesta en la que ahogamos la ilusión de ganar un dinero fácil.

El Barcelona tropezó en casa con el gerontocrático y blasonado Milan. Parece que ese traspiés no lo esperaba ni el vitalista Berlusconi. El Barcelona no ha empezado bien la euerotemporada, y ahora mismo, por velocidad, chispa y lozanía creativa, es equipo grisote. ¿Dice eso algo? Sólo es un síntoma. Nada más. Pero dos empates consecutivos, en Anoeta y en su casa, respectivamente, señalan décimas de fiebre. Y la fiebre es siempre preaviso de algo. Mantiene sin embargo el estilo, si bien con fulgor amarillento.

- Estoy “reflexionando” sobre algunas cosas.

Esto lo dice Guardiola. Luego no ignora la fiebre de este Barcelona 2011-12.

Mourinho,según él, no es Mourinho hasta el segundo año. Está en él. ¿Será 2011-12 su tiempo de fosforecencia? Florentino Pérez, en el Real Madrid, es el “poder”, esto es, el dinero y el jefe. Mourinho, en el Real Madrid, es la “autoridad”, y la autoridad, desde Grecia a hoy, hay que ganársela. FP le ha dado a Mourinho “todo” lo que le ha pedido, y Mourinho, a FP, sólo le ha dado un título menor: la Copa. Poca copa para la cantidad de dinero que en jugadores, y con generosidad, ha invertido FP. Contra el Dinamo, en Zagreb, el Real Madrid no jugó bien. La realidad es que el Real Madrid no juega bien. El futbol del Real Mourinho FP es especialmente el poder y la autoridad de sus colosalmente asalariados jugadores. ¿Es Mourinho el entrenador que él dice ser y que proclaman sus forofos y trovadores? Así como 2011 es, está siendo, en tenis, el año de Djokovic, ¿será 2011-12, en fútbol, la temporada cimera de Mourinho?

Con Mourinho, esto ni se duda, lo que funciona maravillosamente en el Real Madrid son los carísimos jugadores que le compra Florentino Pérez. Pero, ¿cuál es el estilo estético del Real Madrid con el “arquitecto” Mourinho?

Un obstinado inteligente

Martes, 28 Junio 2011

Los españoles, usted, yo, todos, hemos sido educados en la pedagogía del gasto, en la pedagogía del consumo, en la pedagogía del hedonismo. Me lo decía el otro día una amiga de Angela Merkel afincada en Aguilas:

-El español es un gastón consumado, no ahorra y se pasa la vida comprándose ropa en Zara y ”tabletas” y móviles de última generación en El Corte Inglés. Y en fútbol -es muy observadora-, si sois del Real Madrid, queréis siempre a los mejores, cuesten lo que cuesten. Así no se  ayuda a un país en crisis.

Quedémonos con el Real Madrid. Su presidente, como se sabe, es un ser, sobre superior (Butragueño), obstinado. ¿Es inteligente la obstinación? La obstinación inteligente o no inteligente de Florentino Pérez es conseguir  ”ser superior” al Barça y conseguir ganar la décima Copa de Europa. Para lo cual gasta y gasta con arreglo a lo que le piden su insaciable obstinación y la  no menos voraz obstinación de  Mourinho.

-¿Quién va a ser al final el crack caro, carísimo, de esta temporada, Agüero o el encrestado Neymar? -indago entre mi gente enterada en el Real Madrid.

La cosa, ayer, estaba entre nubes de dudas, todavía. Florentino es obstinado, pero un obstinado inteligente. Pelé, como asesor o recomendador, no es absolutamente fiable, y a FP no se le ha olvidado todavía el sonoro fiasco de Robinho, que llegó a Madrid como bomba atómica del fútbol. “Neymar sólo tiene 19 años, un lechoncito aún, ¿no? Una apuesta arriesgada y cara, especialmente cara, por lo tanto pagar lo que piden por él”, parece que sigue rumiando FP con la lúcida obstinación de su inteligencia. Lo cual, ojo, no hay que interpretarlo  como portazo definitivo al encrestado.

-Y si no es el brasileiro, ¿quién?

-Tal vez  otro.

-¿Agüero?

-Otro… Agüero le gusta mucho a Florentino. Es otro, entre otros.

Con Mourinho, la verdad es que el presidente FP es “como” si fuese  menos presidente y el Real Madrid es como si fuese más mourinhamente misterioso.