Blogs

Entradas con etiqueta ‘Liverpool’

Klopp y ZZ

Jueves, 24 Mayo 2018

La final de la Champions es, futbolísticamente, en Europa (Europa es todavía mucha Europa) y en todos los continentes algo así como las Fallas de Valencia. Me lo comentaba el otro día un valenciano de sustancia (millonario gracias al turismo) y tronío:

-Las fallas ya no son las fallas de Valencia, son algo así como el Real Madrid: algo que no se quieren perder ni los blancos, ni los negros, ni los amarillos, ni los híbridos.

A lo mejor es verdad. La globalidad es una cosa cuya dimensión no se ha medido todavía como es debido.

-Eso, oye, lo dijo hace tiempo Trump.

-¡Toco madera!

Klopp contra ZZ. Dos personajes. Klopp es el miope sabio del Liverpool.

-¿Miope?

-Presume de ello. Por culpa de la miopía –declaró una vez- sufro horrores cada vez que me afeito.

De ahí que vaya casi siempre mal afeitado, tan mal afeitado como los políticos españoles cachondamente progresistas, tanto los del PP como los del PSOE y Podemos.

Kloop es hombre de fe.

-El favorito –dice con miopía cerebral calculada a lo mejor- es el Real Madrid. Pero –piensa y reconoce también- en el fútbol hay herramientas para evitar que no siempre gane el más virtuoso, el mejor.

Cuco, como ven.

-Hay que convertir a los que dudan en creyentes – sostiene también.

Klopp se sabe de memoria al Real Madrid y no lo oculta:

-El Real Madrid es un gran equipo con grandes figuras, pero tiene agujeros. No cejo de estudiar sus agujeros.

Metódico, germano, terco, estudioso:

-El fútbol – opina asimismo - es un juego versátil y no siempre previsible, porque el fútbol es también creación: la creación de sus talentos – y subraya- A Salah (el talento del equipo) le he alabado su temporada, que ha sido fantástica, pero le he recordado igualmente que Cristiano Redondo lleva quince temporadas fantásticas.

ZZ es la carrera relámpago del considerado ya como un formidable entrenador. En un santiamén de tres años ha saltado sin pértiga el disparate de lo que salta el campeón del mundo de pértiga. ¿Es su talento o es que tiene suerte?

-Sabe lo que es un vestuario – lo lisonjean estos días sus jugadores- y sabe motivarnos.

Y tiene, qué castañas, suerte. Yo creo en ella. ¿Existe la suerte? Claro que existe. Un día le pediré a Zidane que nos obsequie con una conferencia sobre la suerte.

-La suerte –me recuerdan -, según él, es fundamentalmente trabajar y no fiarse de la suerte.

Pitágoras dejó escrito, dicho sea al paso, que en todas las cosas hay dos razones contrarias entre sí y que no hay quien expliqué porqué hay dos razones entre sí. Luego suerte y no suerte. Germanismo, Klopp, y ZZ, la carrera relámpago….y la suerte.

Morbo Mourinho

Jueves, 29 Octubre 2015

El misterio Mourinho. El misterio del fútbol.

-¿El fútbol, un misterio?

Pues sí. Ya lo creo. El fútbol tiene razones misteriosas, a menudo poco menos que inexplicables.

-Misterioso es lo que sucede sin saber uno por qué sucede.

La racionalidad existe y no existe. Borges le pegó esta bofetada a Inglaterra: “Qué raro que nunca se le haya echado en cara a Inglaterra haber llenado el mundo de juegos estúpidos, deportes puramente físicos como el fútbol. Qué misterioso es el ser humano”.

El morbo del misterio, tan humanamente adictivo. Todo lo que se desconoce produce morbo. El morbo de esta semana es Mourinho. El sábado, habrá que ver en la televisión el partido entre el Chelsea y el Liverpool de Klopp. Leo que si pierde el Chelsea, Abramovich prescindirá de Mourinho, quien, pese a tal peligro, está tranquilo:

-El fútbol – tiene repetido el portugués- es también azar, y el azar es un misterio.

Mourinho es belicoso. Un belicoso pugnaz, que nunca dejará de creer en él:

-Yo soy yo, con todos mis defectos, que los tengo, y todas mis virtudes, que ganan a mis defectos.

Ahí queda eso. Dalí tenía dos personalidades: la teatral, la más conocida, y la otra, que era entrañablemente cálida, sencilla, casi elemental.

-Mourinho –me ha referido de él un periodista portugués- no es seco y antipático, es que él se ha trabajado esa máscara. Mourinho es un psicólogo y un filósofo del fútbol. Como psicólogo, sabe que su éxito depende absolutamente de los jugadores. Suyo es este realista lema: “Si ellos funcionan, yo funciono. Ejerzo un trabajo tremendamente dependiente”.

Como filósofo, no ignora el poder del azar:

-Por muy inteligente que uno sea, a veces el azar, que nadie sabe lo qué es, es más puñeteramente inteligente.

El misterio, el morbo y el azar del peculiar matrimonio fútbol -Mourinho, qué híbrido, hace que Mourinho, hoy, sea rabiosa actualidad en Inglaterra, en Francia y en España.

-Yo procuro no pasar inadvertido donde trabajo – jacarea.

Mourinho sabe muy bien que nunca le va a faltar trabajo. No lo digo yo, presume de ello él:

-Mientras yo quiera, trabajaré siempre cuando quiera y casi donde quiera.

Su ego. Por eso Mourinho es morbo, porque, insisto en ello, a la gente le fascina la gente con misterio, con morbo y con ego. También a mí. Soy gente.

El sábado veré el Chelsea contra el Liverpool. El magnetismo del morbo.