Blogs

Entradas con etiqueta ‘Neymar’

Tripletes

Lunes, 15 Mayo 2017

Constato que la vida es una cosa de tripletes en el fútbol y en la política.
-El popularizado hat trick, vaya.
Exacto. El Barça, gracias a su honorable triplete, es un hat trick de goles.
-Mi primer hat trick fuera de casa, estoy en una nube – manifestó eufórico su alegría Neymar por sus tres goles a Las Palmas. Neymar no hace sino acercarse, día a día, al talento de Messi:
-Sigo –reconoce cada vez que se le pregunta – fiel a mi proyecto de tratar de parecerme cada vez más a él.

Está consiguiéndolo. Ver y ser es aprender, como el tenista austriaco Dominic Thiem:
-Nadal – ha afirmado después de su nueva derrota ante él- es el mejor jugador de la historia sobre tierra. Algún día, con suerte, a lo mejor consigo parecerme a él.
Nadal se ha apuntado también al triplete, al hat trick: Mónaco, Barcelona y Madrid de una sentada.
-Claro que estoy feliz. Hacía tiempo que no me sentía tan feliz. Pero no por ganar, sino por ver que sigo “estando” – dice una vez más con humildad, que él nunca renuncia a ese formidable sentimiento.

Otro triplete. El triplete Susana Díaz, Patxi López, Pedro Sánchez. He visto el debate en la televisión con gusto y objetividad de liberal del Atlético de Madrid. ¿Digo lo que me ha parecido? ¿Lo que me han parecido los debatidores?
-¡Sí!
Allá voy. Patxi ha sido el Messi del triplete. Moderado, centrista y centrado, “izquierda –digamóslo así- vanguardista”. Unionista.
-¿Por qué Messi?
Messi, en el césped, es un ángel del balón. Vestido de paisano, físicamente, no dice nada, no atrae. ¿Atrae físicamente, Patxi? No. Pero así como el fútbol es el arte de la imaginación y del gol, o sea Messi, la política en el siglo XXI es el arte del dialogo y la solidaridad (sin la tiña del rencor) en lo que atañe al bienestar del Estado, del país, o sea Patxi.
-Si gano, pediré la dimisión de Rajoy -se ha apresurado a soltar Pedro Sánchez acabado el debate.
¡Oh, cuanto ‘no es no’ todavía , cuando uno lo creía ya curado de esa maligna y tóxica gripe rencorosa.
-Suárez, en el Barça, no es así. Suárez olvida los fallos en seguida y felicita, también en seguida, a sus goleadores compañeros.
Susana. Yo creo que no da la talla todavía. Creo. A lo mejor estoy equivocado. Perdón, si es así. Me gusta de ella, sin embargo, que es, al igual que Patxi, europeísta, muy española y muy psicóloga. Lo demostró con este reproche a Pedro Sánchez:
-Tu problema no soy yo, tu problema eres tú.
Cierro el hat trick del debate, y de la columna, con esta frase de Patxi:
-Quiero un PSOE al servicio de España y no España al servicio del PSOE.

La industria del fútbol

Viernes, 16 Diciembre 2016

La industria del fútbol, que leo. ¿Es industria el fútbol? Si el fútbol es destreza y maña, el fútbol es industria.

-¡Venga!

El fútbol mueve miles y miles de millones, gracias a la “industria” de la televisión, que también la televisión, por destreza y maña, es industria

-Amén de ocio y entretenimiento.

Como el fútbol. Industria y entretenimiento, ambas cosas. A no tardar, el fútbol arrasará también en Japón.

-Ya está imponiéndose a las artes marciales –me cuentan.

Como la industria es competición, a nadie debe extrañar por lo tanto que los futbolistas de enjundia ganen lo que ganan: millones y millones de euros al año. ¿Cuánto gana CR7, cuánto ha ganado, cuánto ganará?

-Exactamente, ni se sabe. Sí se sabe que cuando deje de darle patadas al balón, podrán vivir suculentamente de las rentas de su capital (si no lo dilapida, si sabe invertirlo) él, sus hijos y sus nietos: tres generaciones.

-Divino fútbol para los astros del puntapié/gol.

Me lo comentaba recientemente un abogado del Estado:

-Me he tirado estudiando toda mi juventud. Los futbolistas de tronío, sin embargo, son ya millonarios en su juventud.

Por eso, a los futbolistas de tronío, el Barça ha empezado a atarlos con contratos de larga duración. El ariete Luis Suárez ha firmado hasta el 2021 en que cumplirá 34 años. Comprensible su alegría:

-Soy feliz. Estoy en el equipo que quería y con quienes quería.

Iniesta, el otro mago del Barça, 32 años, vestirá el color azulgrana hasta los 34 años. También está que lo tira de contento:

-Se lo debo todo al Barça y en el Barça acabaré como jugador, lo que quiero.

Neymar, otro jugador atado y bien atado por el Barça. Sólo que Neymar, 24 años, tiene ante sí un futuro, si no se lesiona, igualmente de muchos oros (Balones) y millones de euros.

-Gana ya, en la actualidad, más de 45 millones al año.

En cuanto a Messi, 29 años, por lo que se ronronea, parece que va pedir (él no, su papá) el cielo.

-Cuando firme su continuidad, será el jugador mejor pagado del mundo. Más que CR7, más que nadie.

¿Por qué les firman contratos a tan largo plazo?- he preguntado.

-Para que no nos los quiten –me dicen-. El riesgo, claro, es que pueden lesionarse o perder calidad. Pero…

Pero es que el fútbol es una industria, y la industria es dura y laica competencia.

Fútbol televiciado

Viernes, 23 Septiembre 2016

El fútbol, desde que es maná de dinero, está televiciado. Lo han televiciado los de siempre, y los de siempre son las águilas que ven y huelen el dinero desde el cielo y desde la tierra. Hasta el banco Santander ha hecho suya la Liga, publicitariamente.

-El fútbol, como está a todas horas del día, en directo o en programas de tertulia, en la televisión y es el vicio de las masas y nosotros aspiramos a ser el banco de las masas, es natural que vinculemos nuestras aspiraciones al vicio de las masas. La vida, cuando Grecia, era pan y circo; hoy, con esto de la globalidad, la vida es fútbol y tele. ¿Me explico?

-Claro que se explica usted. Y muy bien que se explica usted- respondo al alto ejecutivo del banco Santander.

Fútbol y tele, sí señor. Y lesiones. Las figuras de la Metro del césped ganan mucho, muchísimo dinero. Cada vez más. Y cada vez ganarán más. No tengo cifras, todavía, respecto a los millones de espectadores adictos al globalizado vicio del telefútbol, pero debe de ser impresionante.

-Ya las sabrá usted –me contesta a quien le pregunto por esta cuestión-. Pero el fútbol es ya el deporte más teleglobalizado.

Si no fuese así, no habría telefútbol desde el viernes hasta el lunes. Y, claro es, a más telefútbol, más jugadores lesionados.

- Los futbolistas de hoy en día, especialmente los de élite –me explica un psicólogo-, acumulan las excitantes tensiones de las aficiones, de los críticos, de los horarios, de los viajes. Viven en un clima de exigencias feroces, asfixiantes, y eso afecta sensiblemente al cuerpo y a la mente.

-¿Puede lesionar un músculo –se me ocurre- un estado de tensión?

-Por supuesto.

El Real Madrid tiene lesionados a varios jugadores, también el Barça. ¿Llegará el día, en que los clubes cobren pluses por alinear a sus estrellas?

-No es descabellado eso. Cabe. Como en el cine, como en la ópera, como en el teatro. No es igual, para el telefútbol, un Barça con Messi y Neymar que sin ellos, ni un Real Madrid con o sin la BBC. Y las lesiones, que conste, cuentan también a efectos económicos. Y anímicos.

Fútbol ya no es solo fútbol. El fútbol se ha telepluralizado por causa de sus teleintereses.

Conciencia

Domingo, 21 Febrero 2016

El Barça es un crisol de amor, talento y sentido común. Amor: de los jugadores entre los jugadores y de los jugadores al Barça, cuyo escudo (símbolo) lucen y empapan de sudor.

-Jamás me había sentido tan a gusto y dichoso en un equipo. Aquí –en el Barça- todo es alegría –dijo recientemente Neymar.

Talento: como futbolistas, ejecutan muy bien con las piernas lo que piensan.

-Son imprevisibles: de ahí que cuanto se prevea para anularlos sea tan difícil de conseguir.

Otra verdad.

Valdano, que entiende y piensa el fútbol, pondera el amor, el talento y el sentido común del Barça:

-También esta temporada vuelve a estar cerca del triplete..

En el fútbol, a lo sumo, hay errores o mala suerte. En la política, no. El crisol de la política a día de hoy es el desamor, es la Moncloa (símbolo del máximo poder) y la desunión.

-¡Qué pena que sea así!

-Es que es así.

Desamor: no hay manera de que los políticos se quieran entre sí como entre sí se quieren los jugadores del Barça. Cada uno va a lo suyo, y a España, que le den.

-¡Hombre!

-Es que es así también.

Ahora, mofarse de Padrenuestro o de la Religión o de la fiesta de los Reyes Magos, no es falta de respeto, no es ni delito.

-¿Qué es?

-Libertad de expresión

Vuelvo al deporte. El TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), compuesto por “siete hombres justos”, ha pospuesto la apertura de expediente a Ángel María Villar. ¿Qué es lo que realmente quiere Miguel Cardenal? Qué se castigue a Villar por “agravio comparativo” o “menosprecio del principio de igualdad”. Quiere inhabilitarlo. Echarlo. Lo que ha demostrado el TAD al demorar su “resolución” es que tiene “conciencia”. La conciencia es el espíritu de la Ley, con mayúscula.

-¿Defiendes a Villar?

-Sí y no. Si realmente ha incurrido en “delito grave”, que lo dudo, que lo inhabiliten. Lo chocante, la paradoja, al comparar fútbol y política, es que en política el delito o la falta grave (pitar el Himno, pitar al Rey, mofarse de los valores o de la tradición) ) es libertad de expresión: ni es delito ni es falta. En el mundo del fútbol, en cambio, el “agravio comparativo” es delito, ¡nada menos!, que de inhabilitación.

El político Florentino

Mircoles, 3 Febrero 2016

La cosa de la casta política y de los partidos descastados (soberanistas, antisistemas y más barcelonistas que madridistas) está chusca, según la voz del pueblo de papeleta y urna cada cuatro años. Hay quien opina que quien podría resolver el farfallón democrático de la gobernación de España sería Florentino Pérez.

-Florentino Pérez –me argumentan sus corifeos- ha sido político y su política en el mundo empresarial y en el mundo del Real Madrid es hacer y hacer dinero sin cesar. ACS es el no va más en el sector de la construcción, en España y fuera de España, y el Real Madrid, fuera de España y en España, es el club más rico del mundo. Si el objetivo de la política es el bienestar social y económico de los ciudadanos y el dinero es el cuerpo y el alma del bienestar total, es obvio que el hombre idóneo para acabar con el cisco de quien debe gobernarnos es Florentino.

-¿Y por qué no Iglesias, Sánchez o Rajoy?

-Iglesias es marxista. Y el cuplé del marxismo, por rancio, ya no se canta en ningún país moderno. ¿Te imaginas hoy, siglo XXI, a una chica con enaguas y faja de cintas? Claro que no. Pues eso es hoy el marxismo en el planeta azul. Sánchez no es serio, pues no es serio que ahora que el Rey le ha dicho “hala, guapo, a ver si consigues unir lo que tenemos tan desmigado y desunido”, cambie su “no, no y no” a Rajoy por su abierta y generosa disposición a dialogar con todos a derecha e izquierda. No, no es serio. Rajoy, finalmente: de su victoria en las urnas puede deciser que ha sido, neta y nítidamente, una victoria virriosamente pírrica.

El país, en fútbol y en política, está, en efecto, inquietantemente foscarrón. En el mundo del fútbol, ya lo están viendo: cirio en la FIFA, cirio lo de Neymar y cirio entre el CSD del insípido Miguel Cardenal, que no traga a Ángel María Villar, y la FEF de Villar, que no deglute a Cardenal.

-¿Podría resolver Florentino Pérez esta desavenencia entre hermanos hispanos?

-Seguro que no. La única desavenencia que realmente incomoda a Florentino, ahora mismo, es la superioridad, en la Liga, del Barça sobre el Real Madrid.

Le encantaría, eso por descontado, que el Manchester City de Guardiola fichase a Neymar: es el rumor gordo –posible, imposible- de hoy.

-Neymar, o del Manchester o mío –que parece pensar.

Lógico este buen o mal pensamiento, según del lado que se mire, de Florentino.

Locomotoras

Lunes, 1 Febrero 2016

El fútbol, como la economía, es una cosa de locomotoras.

-Alemania –estamos hartos de oír a los políticos- es la locomotora de Europa.

La metáfora de la locomotora es bella. La máquina de hierro, el humo (antaño), el pitido. Hay en la locomotora algo de belleza, algo de nostalgia, mucho de poder y algo de economía y de fútbol.

El Barcelona, que no fue mejor que el Atlético, ganó gracias a sus locomotoras. Ganar a un equipo que dispone de tres locomotoras como Messi, Suárez y Neymar, es casi imposible.

-El Barça, además de algo más que un club, es, obviamente, el poder y el talento de sus locomotoras.

Así es. Sudor, expulsiones y suerte, sin embargo, necesitó para doblegar al Atlético, ese Atlético cuya locomotora es Simeone. Una locomotora, Simeone, que echa humo psicológico encima cada vez que habla.

-Si hay que perder- dogmatico y ético Simeone al final del partido-, me gusta perder cómo lo hemos hecho hoy contra el Barcelona.

O sea con honor, palabra por cierto malsonante para los políticos españoles ( no así para el resto de los políticos europeos), que huyen como gacelas de los leones de los valores honor, patria, bandera, unidad.

-¿Todos?

-La mayoría. Creen que el progresismo es otra cosa: ciudadanos en vez de españoles, el tuteo irrespetuoso y con coleta, asimetría, médicos y médicas, cachondas y cachondos…

-¿Qué otra cosa?

-Eso quisiera saber uno.

Contra el Barça, el Atlético hizo tal vez el partido más honorable y bello de esta temporada. “El Atlético – escribe un colega catalán, Santi Nolla – hizo un partidazo con 11, con 10 y con 9 jugadores. Es el equipo que mejor defiende en la Liga española”.

Coincido con Nolla.

¿Acertó el árbitro expulsando a Filipe Luis y a Godín? Comparto la opinión de Simeone por elegante y caballeresca (cualquier parecido entre Pedro Sánchez, tan zafiamente insultador, y Simeone, no es pura coincidencia, es que Pedro Sánchez, en efecto, no se parece en nada a Simeone) . He aquí la opinión de Simeone:

-El árbitro interpretó lo que interpretó. Fue su lectura de una situación del juego.

En cuanto al Real Madrid, que goleó al Espanyol, esto: con la locomotora Zidane, el equipo –se nota- juega con más alegría, con más júbilo, con más bulla, con más regodeo.

-Va a ser verdad que la vida es una cosa de locomotoras.

¿Por qué no?

Históricos y bajitos

Jueves, 21 Enero 2016

El Barça sigue siendo el Sansón, el Alejandro Magno y el Obama del fútbol. Puede con todos, puede con todo. Con ellos (el tridente) y con el tridente mellado.

-El Barça es la geometría hecha fútbol. Ha robotizado su juego: ese es su otro éxito. Si el hombre es él y sus circunstancias, el fútbol del Barça es él y su sistema.

El sistema, ciertamente, simplifica y facilita el trabajo de los operarios y si los operarios se llaman Suárez, Neymar y Messi, entonces se roza casi la perfección.

-Y si además se quieren sin celos ni envidias…

Que se quieren. Querer es más poderoso y más difícil que hacer. Messi, a quien le han suspendido siempre en prepotencia y soberbia, lo dijo una vez:

-Sin ellos, yo no sería yo.

Como es bajito, es humilde.

- Si fuese alto –ironizó también Messi en otra ocasión-, a lo mejor no sería lo que soy.

Como Napoleón, que también presumía de bajito:

-La estatura la llevo en la mochila del cerebro.

Los bajitos, web efecto, ligan con la estatura del cerebro. La mayoría de los grandes genios de la especie humana, salvo excepciones, han sido, son, bajitos.

-Mi suerte –reconoció un “alto” Del Bosque, tras ganar el Mundial de fútbol- es que tengo unos “bajitos” inimitables.

Sistema, cariño, talentos, bajitos. El Barça es un conglomerado de todo eso. La crítica vasca, por cierto, hoy, pondera también caballerescamente, sin rencor, a este Barça tan poco misericordioso con el Athletic. “¿Quién va a poderle?” Eso, ¿quién?

-En España, ahora mismo, tal vez nadie.

En teoría, en la Copa, el Atlético, que es tan férreo.

-Hay que ver lo que cuesta hacerle un gol al Atlético y lo que le cuesta al Atlético hacer un gol.

Así lo ve y define un amigo mío. Pero, suponiendo que llegase a la final, ¿podría el Atlético hincarle el pie al admirable conglomerado de bajitos, cariño y talento que es el Barça? Negativa la impresión, de momento.. Pero, que lo había olvidado, es verdad, “fútbol es fútbol”, y ahí están en la Copa, también, los históricos Valencia y Sevilla.

Dinero y bienestar

Lunes, 21 Diciembre 2015

No creo en los atalajes ideológicos. “Soy rico, luego voto a la derecha”, que se dice todavía. “Soy pobre, luego voto a la izquierda”, que se hace todavía.

-Error - que me dice mi otro yo. Yo pienso y hablo mucho con mi otro yo.

-¿Y quién es tu otro yo?

-La experiencia, el sentido común.

El dinero, como se sabe, lo es casi todo en este mundo. Hay, claro, excepciones. Pero pocas. Se lo expuse así un día a un banquero:

-En nombre del dinero, se hacen muchos disparates. Pero si el mundo, hoy, es lo que es gracias al dinero. Sin dinero, además, no hay progreso.

Me cortó.

-No sigas. El bienestar, social y económico, lo genera el dinero. Pero el dinero es más bien de derechas. Por eso hay izquierdas y derechas. El otro conflicto es que la izquierda es más torpe para “fabricar” dinero.

Me convenció, casi. Otra cosa es que usted, amigo lector, discrepe: está, naturalmente, en su derecho.

Como tampoco soy emocionalmente forofo, he celebrado, y mucho, la victoria del Barcelona en la final del Mundialito. El Barça, si se me permite decirlo así, es dos veces “uno y trino”. Lo es por el colosal y fraternal trillizo atacante Messi, Suárez y Neymar; y lo es por la enjundia de los trillizos Iniesta, Busquets y Rakitic en el centro del campo. ¡Qué dos benditas trinidades!

-Yo quisiera, algún día, poder “gobernar” un equipo como el Barcelona. El fútbol es belleza y talento: esto es el Barcelona.

Así de expeditivamente elegante y admirador se ha expresado Marcelo Gallardo, el entrenador del River Plate.

Espero que jamás el Barcelona, por los siglos de los siglos, deje de ser español. Uno, en fútbol como en todo, es por encima de todo es indeclinablemente español.

Y como español, ¿qué es lo que uno quiere para España, dado el ajetreado día de urna y papeleta de ayer? Esto: que España tenga un gobierno estable (¿?) que sepa manufacturar dinero para mejorar el bienestar social y económico de todos.

-¿De izquierdas o de derechas?

-Sencillamente honrado, sencillamente solvente, sencillamente enamorado de España.

No es mucho pedir. A la porra las ideologías. Viva el talento decente y creador.

El tiempo no es oro

Domingo, 21 Junio 2015

El tiempo es oro. Qué va. El tiempo, con el tiempo, arruga, hiere, desgasta, marca y mata.

-A Brasil no se le ha ido todavía de la cabeza el 7-1 de Alemania, en el Mundial. Ese resultado lo tiene marcado con fuego en la memoria del ánimo –se queja un colega carioca.

Brasil, en la Copa de su continente, no es lo que fue, lo que se esperaba (mañana, no sé) y es que el tiempo, ¿lo ven?, es heridor, desgarrador, puñetero.

-Y ahora, sin Neymar.

A Neymar, como saben, le ha caído el hachazo sancionador de cuatro partidos.

-¡Excesivo, injusto! – claman, cómo no, los brasileños y los catalanes del Barça.

-¿Por qué la discriminación de catalanes del Barça?

-Hay catalanes del Real Club Deportivo Español, como hay catalanes taurófilos y catalanes taurófobos. Ante la ley todos somos iguales, pero ante el imperativo del gusto, no.

¿Qué es justo, que no es injusto? El forofo, precisamente por forofo, tiene una idea de la justicia completamente forofa, o sea, aleatoria.

-Cuando el árbitro se equivoca a favor del Real Madrid –decía don Santiago Bernabéu- , no me quejo. Cuando se equivoca a favor del adversario del Real Madrid, me quejo, ¡claro que me quejo!

Educación, respeto, ética. Ahora, los emergentes “regeneradores” de la política, citan esas palabras a todas horas.

-Hacen bien.

-¡Claro que hacen bien! Sólo que para lo que les conviene. Pedro Sánchez, a quien no tengo el gusto de conocer, dijo enfáticamente por la televisión que con “Podemos” ni al campo del Rayo. Al del Rayo, no (de momento). A los otros campos comunitarios y municipales, por supuesto que sí, como se está viendo.

El tiempo, pues, además, deja en pelota mentirosa a los mentirosos, a los forofos y a los que prometen para no cumplir.

Comprensible el enojo forofo y basilisco de los brasileños y de los catalanes del Barça, pero Neymar, nos pongamos como nos pongamos, no debió hacer lo que hizo.

-¿De acuerdo?

Bueno…

Cuando Juanito, el Juanito del Real Madrid, pisó la cara o el pecho, no lo recuerdo ahora, del futbolista alemán Matthaüs, del Bayern, la Uefa le metió un baúlazo de cinco años de sanción… ¿Lo recuerdan?

Si la política debe ser respeto, educación y ética, si bien no siempre lo es, el fútbol sí debe ser siempre ética, educación y respeto para que aprendan los políticos.

-Me fío más de mi suegra que de un político- el otro día, en el autobús, a grito pelado un ciudadano de urna y papeleta

Mi oficina, como creo que tengo escrito, es la calle, el autobús, el Metro, el peatón.

Complejo de persecución

Viernes, 6 Febrero 2015

En España, por lo que se lee y se ve, crece la hierba de la imputación y trepa por el ánimo de algunos de nosotros la enredadera del complejo de persecución.

-A Marcelo le persiguen los comités de castigo de la Federación Española de Fútbol. No hay derecho. Son del Atlético- tronan voces.

El propio Marcelo, cuyo arte para poner balones de gol en las cabezas de sus compañeros es magistral, se siente, en efecto, afectado por el complejo de persecución.

-Yo no hice nada, ni lo toqué, pero el árbitro me enseñó la tarjeta amarilla. En mi sentir los árbitros la tienen tomada conmigo.

El complejo de persecución es como una gripe psicológica. Se afincó hace tiempo en España; se ve que pensó: “Al sol de este país, qué bien se está”. Y la sensación es que está haciendo estragos.

- Yo lo he hecho todo bien – se defiende el presidente del Barça, señor Bartomeu, como respuesta a la persecución de que es objeto por parte de Hacienda.

El señor Bartomeu incluso da a entender que esa persecución es una venganza de los “poderes fácticos” de Madrid

-Como le “pisamos” al Real Madrid el fichaje de Neymar … -insinúa sobilinamente.

Un inspector de Hacienda, al que le he preguntado sobre la cuestión, barcelonista por cierto, me asevera:

-Cuando Hacienda llama a la puerta de alguien es por algo, es para recordarle a ese alguien que Hacienda somos todo y que con Hacienda no se juega “al escondite”.

Hay, sin embargo, quien no lo ve así. Hay quien, como el señor Bartomeu, lo ve como una venganza de los “poderes fácticos” madridistas. Porque los “poderes fácticos”, para el señor Bartomeu, son, obviamente, madridistas.

-¿Está usted seguro, señor Bartomeu, de lo piensa y dice?

-Es que ni lo dudo.

-Pues los “poderes fácticos” de la Federación Española de Fútbol, entidad que también considera usted más próxima al Real Madrid que al Barça, ha sido inflexible con Marcelo, no le ha levantado la sanción.

Tenemos, en efecto, una democracia infectada de imputados “inocentes”, como el clan Pujol, pobrecitos, y de gripados por el complejo de persecución.