Blogs

Entradas con etiqueta ‘tenis’

Pekín y Barcelona

Domingo, 8 Octubre 2017

Domingo pegado a la televisión, zapeando: de Pekín a Barcelona y de Barcelona a Pekín para ver a Rafa Nadal (“ese oro español”) y ver y escuchar a Vargas Llosa y a Borrell. Deporte y política.

-No hay que mezclar política y deporte –piensan algunos puritanos.

El deporte, como tengo dicho, es otra manera de hacer política.

-Si no fuese por el deporte –me dicen con frecuencia turistas extranjeros-, España no sería tan admirada y ponderada en el planeta Tierra.

-Rehacen los deportistas -me comenta un compañero veterano como uno- lo que a veces tratan de escachifollar lo que hacen los políticos.

Qué formidable verdad, mal que les pese a esos demócratas (¿?) que, intentando sajar la piel de toro, se destruyen, afortunadamente, ellos (Fernando e Isabel, gracias). Vargas Llosa, con el flequillo al viento-¡cómo se lo tremolaba el viento barcelonés!-, reverberó;

-Se necesita mucho más que una conjura (Puigdemont y Junqueras, los “presuntos” dinamiteros de España) para destruir lo que han unido cinco siglos.

A Pekín. Nadal, el “inmortal” Nadal, soberbio. Su tono vital y mental, de nuevo en horas sobresalientes:

-Este chico tiene un gen especial. ¿Por qué no estudian los científicos?

Deben hacerlo. Ya, hace años, su íntimo amigo y rival, Federer lo definió, competitivamente, así:

-No es invencible, pero ¡qué difícil y complicado es vencerle!

Me digo qué bien va, qué bien está jugando.

A Barcelona. Si ser patriota y sentir a España como la siento yo es ser rancio, yo soy rancio.

-Yo no soy como usted, oiga –me objetan a veces los oponentes, especialmente sin son hinchas del infiable Podemos-. Yo no soy rancio. Eso del patriotismo es cosa antañona.

-Lo siento por usted. No me incomoda su mal gusto.

Borrell. Socialista. Y muchas cosas más: muy inteligente y cabeza luminosamente estructurada (donde pone sus manos y sus neuronas, crece la hierba del éxito y el bienestar: me consta. En CEPSA dejó huella). Hachazo a los golpistas:

-Ustedes se creen sus mentiras. ¡Dejen de engañar a los catalanes!

Ovación cerrada de los miles de abanderados.

-La política – sostiene también- es el arte de la sensatez.

Colosal. Digo, me digo:

-Si en vez de Pedro Sánchez (otro ambiguo nada fiable) estuviese Borrell en su lugar, a lo mejor votaba al PSOE.

No juzgo a los políticos por sus ideologías, los juzgo por su sensatez y su patriotismo.

Vuelta a Nadal. Colosal también. Le ha zurrado bien zurrada la badana, y con qué arte adolescente y talento genético, al australiano Nick Kyrgios, 22 años, y “promesa estancada”.

Ojalá todos los domingos fueran como éste

Mentes ganadoras

Lunes, 24 Octubre 2016

Llueve, hace fresco, estoy perezoso. Me digo: “Bah, no salgo. Me quedo a ver en la tele el partido de tenis de Garbiñe Muguruza en el torneo de las Maestras”. Pensado y hecho. “Ojalá hubiese desafiado a la lluvia, al fresco y a la pereza”, pienso contrariado, sin embargo, acabado el partido. Derrota de la compatriota vasco-venezolana cuando lo tenía virtualmente ganado. Todo de cara para, en el tercer set, con 5-2 a su favor, perderlo insólitamente. Perder el set y perder, naturalmente, el partido.

-¡Hija –exclamo- , el coco no te funciona!

El coco, la mente.

-El hombre es él y su mente –le dijo a mi padre el doctor Marañón-. Todo está aquí, en la cabeza: dudas, sentimientos, emociones, energía, alma…

No he olvidado aquella tarde. El hombre, ciertamente, es su mente. Una de las funciones de la psicología racional consiste en no reducir la fe. Fe y mente. Rafa Nadal posee ambas cosas. Rafa Nadal tiene, sencillamente, fe en su mente.

-Si estoy bien físicamente –dijo una vez- pero me noto “borreguitos” en la mente, malo.

Borreguitos, o sea, inseguridad, dudas…Garbiñe es la sexta mejor tenistas del mundo. Cuando le funcionan la fe y la mente, es magnífica; cuando, por lo que sea, se divorcia de ellas, le pasa lo que le ha pasado contra la checa Karolina Pliskova. Pierde. Pierde clamorosamente, cuando, paradojas del tenis, de la mente y de la vidas, empezó perdiendo ella no menos clamorosamente.

-El coco, Garbiñe. No te ha ganado la checa, no culpes a la checa, te ha derrotado tu coco.

El tenis, lo admito sin pudor, o me hace sufrir o me pone nervioso. Rafa Nadal me hace sufrir. Garbiñe me pone de los nervios. Esa es la diferencia. Nadal es todo él una mente formidable embutida en esa cosa que llamamos cuerpo y que destruye, antes o después, si eres deportistas de entrega y compromiso, el tifón de las lesiones.

-Garbiñe tiene 23 años. Joven.

Y alta. Y buen tipo. Otro de los atractivos del tenis femenino es la belleza física de casi todas ellas (hay excepciones, lo sé: pobrecillas).

El deportista, en la especialidad que sea, téngase presente, compite antes con él que contra el adversario.

-Si me gano, les gano -dicen algunos.

Puskas, amén de un colosal futbolista (tenía una izquierda memorable: calzaba un 36), decía:

-Si tengo contento a éste –y se señalaba el coco-, tengo contento a mi pie izquierdo –y agregaba- .Para jugar bien, hay que vacíar problemas “a este” –y volvía a señalarse el coco.

Garbiñe, tú vales, ya lo creo que vales, pero tienes que infundir orden, fe y alegría a tu coco, todavía tierno, todavía adolescente.

Mujeristas

Mircoles, 24 Septiembre 2014

Emilio Romero, tal vez el mejor director de periódicos del fenecido siglo XX…

-Eh, un momento. ¿Qué es esa mezquindad de tal vez?
Borro el tal vez. Emilio Romero, digo, tenía esta divisa: “Pueblo tiene que sorprender a los lectores y desazonar a la competencia todos los días”. Imaginación, creatividad y trabajar la calle como la trabajan los basureros. Con celo y esmero. Un día, un colega suyo, pudorosamente casto o castamente impotente, le ‘imputó’ (palabra de uso cotidiano en España en la actualidad referida a la casta política, como nadie ignora) que era “mujeriego”.
-Qué imprecisión –sonrió Emilio Romero entre sus redactores-. Soy mujerista, no mujeriego.
Precisando, Emilio Romero como Camilo José Cela: “No es igual estar jodido que estar jodiendo”.
Hay polémica sexista en el tenis, como saben. El presidente de la Federación Española, cuyo nombre no recuerdo en este momento, ha elegido a Gala León (ex jugadora, 40 años y nada del otro mundo cuando le daba a la raqueta, profesionalmente) como capitana del equipo ‘macho’ de la Copa Davis. Revuelo entre los machos. “No la conozco” (Feliciano López). “Es una frivolidad su nombramiento” (Avendaño). “No, no la conozco” (Rafa Nadal).
-Si los machos no saben quién es, ¿por qué ha sido elegida?
Igualdad de derechos, igualdad de oportunidades: eso esgrimen argumentalmente quien o quienes la han preferido a un macho.
-Ya conocemos esa cantinela de la igualdad –me arguye un macho-; pero de lo que se trata, también, es de igualdad de méritos. ¿Y cuáles son los méritos de Gala?
Gala, que debe ser mujer de majeza y chispa, ya ha hecho frase: “Tenis es tenis”. Como Boskov, el de “fútbol es fútbol”.

Gala, además, cuando tenga que entrar en el vestuario de los machos, llamará a la puerta con recato: “¿Puedo entrar? ¿Pueden ustedes ponerse los calzones si están como Dios les trajo al mundo? Es que voy a pasar”.
Como Emilio Romero, uno es también mujerista. A ver qué vida. No queremos darnos cuenta de que el sexo macho cada vez es más débil y el sexo débil, cada día que pasa, más macho. El sexo débil, como la ciencia, avanza que es una barbaridad. Siglo XXI: siglo de la globalidad y siglo, cada vez más, de la feminidad.
-En la actual TVE –me comenta un colega de los cuaternarios tiempos de la televisión en blanco y negro, en la que él y yo éramos “figuras”- , como habrás observado, las mujeres presentadoras, directoras y productoras son ya inmensa mayoría. La verdad es que lo hacen igual o mejor que nosotros

Es lo que hay.

Dalí se lo pasaba bomba con su Gala, de la que decía: “Esss mi muuusssa”. ¿Por qué no van a poder pasárselo también bomba los machos de la Copa Davis con Gala León?
Yo, por si acaso, estoy aprendiendo a barrer y a cocinar.

Despolitice el Toisón, Majestad

Mircoles, 27 Noviembre 2013

Dice el Papa Francisco que la crisis  que nos pisa los juanetes de la paz y el sosiego es una crisis antropológica. El Papa, en su “Evangelii Gaudium” (La alegría de vivir)  le mete caña a la crisis fiunanciera, culpable principal, entre otros principales  culpables, de que las estemos pasando canutas y de que los salarios apenas cubran la básica exigencia de una sopa de pan y ajos (casi).

-Es el hombre -viene a decir sin decirlo como lo voy a decir pero con idéntica   intención- con sus plurales narcisísmos ( gula de dinero insaciable, consumismo a lo bestia,egos desmesurados… ) el que ha estropeado y sigue estropeando el bienestar antropológico de los descendientes de Adán, con la excepción, naturalmente, de quienes  con sus ávidos  dedos pulsan  la guitarra de las finanzas.

Hay también, sin embargo,  seres  divinamente humanos como Rafa Nadal ,ya “Leyenda de Marca”. ¿Por qué Leyenda? Nadie, en la Historia del Deporte Español, desde que a Dios se le ocurrió la  idea de  inventar a Adán y a Eva, que tanto monta, nadie, repito, como Rafa Nadal. Icono universalmente admirado y querido  por su humildasd, por  su solidaridad, por su amor  a todos, por su sencillez.

-La vida -dijo una vez- me ha enseñado que, cuando pierdo, es porque quien me ha ganado es mejor o lo ha hecho mejor que yo.

-¿Y no te enfada, no te enoja, no te acibara  el  ánimo el perder?.

Contestó sonriendo:

-¿Por qué? Cuando pierdo, reflexiono sobre las causas de mi derrota. El tenis es un deporte. Cuando pierdo, a lo sumo, me enfado un poco, no mucho, pero  conmigo mismo. Yo compito mucho conmigo mismo. El tenis, a la postre, es competir contra uno y contra el otro.

Rafa Nadal, desde hace años, es quien más  formidablemente españolizado la marca España.

-¿España? -le preguntaron una vez.

Y Nadal, le explicó, siempre con la sonrisa de la mistad en los ojos, la situación geográfica de España.

Ha enseñado, pues, a jugar al tenis y ha enseñado Geografía. El Papa Francisco- me consta- ve sus partidos en la telecaja mágica. Al Papa le encanta el deporte: por esdo es tan humanamente  formidable, también.

-¿Le encanta Nadal al Rey Juan Carlos?

Si hay alguien en España, desde la muerte de Franco, que ha hecho méritos para ser distinguido con  el Toisón de Oro es Nadal. El que más,y el Rey es reaqlmente consciente de ello.

-¿Qué premia el Toison de Oro? -me preguntan a veces.

-Sencillamente, los servicios sublimemente notorios, insignes y de matrícula de honor a España.

El Rey Juan Carlos debe despolitizar el Toison de Oro. El Rey Juan Carlos,como dice el Papa Ferancisco, debe “crecer por atracción”. Y despolitizar el Toisón. La política, antropológicamente, es farisea y cínica.  El Rey debe bajar de su “trono político” a la antropológica realidad.

-Si será mala la política, que a la suegra se le llama mamá política - humorizó  Jardiel Poncela.

Exhumo el humor de ese pensamiento -que comparto en parte- de vez en cuando.

Encierra inmensa verdad.

Abuelos

Lunes, 19 Noviembre 2012

La tragedia de la vejez no es ser viejo, sino haber sido jóven. “Qué joven le veo, don Miguel!”, le aduló en la calle un “viejo” amigo”. “Así es -le contesto ufano  don Miguel de Unamuno-. Como muchos tomates”.

Dos “abuelos” han vivido este último domingo día  glorioso. En golf, Miguel Angel Jimenez, 48 años, ganando el Abierto de Hong Kong. En tenis, Stepanek, 33 años, ganando al español Nicolás Almagro.

- Yo no puedo presumir de viejo porque, como se ve, ni se me nota ni me lo noto -se jacta, con razón, Miguel Angel-. La vejez es una actitud, y  -recomienda- hay que  beber vino de Rioja y enriquecer las comidas  con aceite de oliva para ahuyentar la vejez.

Stepanek, por su parte, se jacta de haber hecho contra Nicolás Almagro  “el partido de su vida”.

- Se me ve viejo, lo sé; y en el espejo -reconoce  con sinceridad el checo- yo también me veo viejo, pero cojo la raqueta y me siento enseguida  fuerte y jóven.

Nicolás Almagro, en efecto, ha decepcionado. Sobre el papel, era el  vencedor. Chasco y sorpresa. Stepanek, al que se suponía machacado  físicamente, se cepilló sin embargo, sorprendentemente,  al “jóven” Almagro. Esta vez la vejez sí ha sido un grado más. Almagro cometió muchos errores: uno, por falta de concentración; otro por  falta de fe en sí mismo y otro, por despistado e “insolvente”.

-No se ha enteraba  de nada -me comenta un ex gran tenista.

Suscribo la  opinión. La solvencia la da la experiencia, la arrugada corteza de la experiencia. Demasiado  partido y demasiada responsabilidad  tal vez para el jóven Almagro. Valer vale, ni se discute, pero está sin “cuajar” todavía. Más como es murciano y Murcia produce  los mejores  tomates del mundo, es de esperar que en  día no lejano el “jóven” Almagro  sea al tenis lo que  al mundo de la filosofía y la literatura fue el admirable y admirado y gruñón don Miguel  de Unamuno.

La moda

Lunes, 14 Mayo 2012

El azul es el nuevo color del buen empresario y buen vividor Ion Tirac, ex tenista entre otras equis. Admiro a los emprendedores.

-América -decían el malogrado Kennedy- necesita hombres emprendedores.

Tirac, el “amo” del Másters 1000 de Madrid, lo tiene claro. Le gusta el tenis en azul, como a los franceses les gusta la vida en rosa y a los japoneses el flamenco.

-Yo venir a España todos los años, por ver y oir flamenco, ¡olé! -me confesaba hace unas noches un japonés de Tokio en el “tablao” de Torres Bermejas.

-Vendrá tambien -le repliqué-  por ver el Prado y el  estadio Bernabéu .

-Bueno, sí, de paso, pues nos los meten  en el programa, de visitas, pero nada como el flamenco.

Tirac, como el japonés, también flamenco.

-El año que viende, la pista será otra vez azul- dice tozudo, y es que él es tozudo según él.

Antaño, muy antaño, el color del tenis era blanco. Manolo Santana, en Wimbledon, cuando ganó el torneo, lucía  un pantalon tan blanco y con la raya tan bien trazada geométricamente, que hasta el “Times” ponderó  su elegancia. El tenis ya no es así. Federer es quizá el más elegante. En el tenis, ahora, hay quien presume incluso de indumentaria cutre.

-¿Por qué visten tan zarrapastrosamente, algunos?- he preguntado a gurús del tenis.

-Es la moda, y la moda ni es bonita ni es fea, es moda. De igual manera que las adolescentes de piernas largas y esbeltas las cubren  con horribles  “polainas” militares, casi, de montar a caballo. La moda, amigo, la moda. Vivimos la cultura de Belén Esteban y la devaluación de lo bello. La moda, amigo, la moda.

Yo lo que quiero decir, en fin, es que Nadal y Djokovic, por citar lumbreras, repudian el tenis en azul, y pienso que con razón. Lo que ocurre es que donde manda el dinero y el tirano, o sea Tirac, no mandan quienes, precisamente por lumbreras, dan luz y brillo al tenis. ¡La moda!

Toison para Nadal

Lunes, 30 Enero 2012

Si no vieron ustedes la feroz sesión continua de raquetazos entre Nadal y Djokovic,peor para ustedes.Aguantaron hasta el final,casi séis horas de tensión y angustia, de sudar, de invocar la ayuda de Dios,”¡Señor,ayúdame”, que suplicaba el serbio. Ganó éste pero también pudo ganar Nadal. Cerca ya del final, Nadal olió la repujada y pesada plata del trofeo,”ya es mío”,seguro que pensó .Pero no fue suyo;en el doliente cara y cruz de los “jabs” o golpes de los tres últimos juegos del set decisivo, el quinto, al final se impuso “el malo” ,o sea Djokovic, y a Nadal, el “bueno”, le tocó la cruz.
-Señor,¿por qué,además de omnipotente,resulta que eres forofo? ¡Eso no es divinamente justo,Señor!-le reproché de pronto,espontaneamente,en triste silencio,mirando al desolado Nadal.
No obstante haberle invocado y rezado,Djokovic,acabado el extenuante e interminable partido,se dió cuenta de la injusticia del resultado y dijo algo tan hermoso cómo que los dos,por igual,eran merecedores de la victoria.
-Es que hay cosas que deberían acabar así,en empate,en salomónico empate:ni para tí ni para mí,para los dos.
Pero dicho está que el deporte es otra manera de hacer la guerra. El hombre necesita combatir,competir,pelear.El hombre no es una pasión inútil,admirado Sartre.El hombre es un animal biológicamente fogoso, agresivo, emulador.
-Si no peleo,no soy feliz.Si peleo y pierdo,tampoco soy feliz.
Lo dijo Cassius Clay cuando todavía era Cassius Clay,a las pocas horas de ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma.
Como todos los buenos deportistas,Nadal es feliz con la raqueta en la mano,pero mucho más cuando la alza en señal de victoria .Ayer le ví abatido,como no le había visto nunca;se había preparado como nunca para este Open;y quería empezar el 2012 con el gozoso grito de año nuevo,vida nueva.
-La suerte y Dios no estuvieropn con él.
No lo sé,ni me importa.Me importa,hoy,otra cosa.Si ahora,en España,todo es marca:la marca Real Madrid,la marca Zara,la marca España,la marca de las marcas es Rafa Nadal.Ni el Real Madrid ni el Barcelona,siendo como son marcas de oro y diamente,que lo son.La “supermarca” es Nadal.
-¿Por qué?
Lo reune todo.Si el hombre es racionalidad,civismo máximo,humanidad a dilatados extremos,caballerosidad azul (sangre azul,signo de aristocracia y elegancia) y sencillez,pocos como “marca humana universal” Nadal.
-Por donde pisaba el caballo de Atila -me dice un amigo- no crecía la hierba.Por donde pisa Nadal,crece la admiración,el respeto,el cariño,la simpatía.¿Quién murmura mal de Nadal? .Nadie.Yo creo que Nadal se merece también el Toison de Oro,como Sarkozy,como Solana,como…
Nadal es el Toison de Oro hecho cuerpo y alma.También él sirve “globalmente” a España maravillosamente y maravillando.¿Por qué el Toison,como distinción,es tan clasista y política?.

El currante

Lunes, 7 Junio 2010

EL CURRANTE

La Zarzuela de Rafa Nadal es Roland Garrós:ahí el rey es él, ahí la raqueta de Nadal hace pasamanería real. Soderling,la raqueta de hielo, ha sido licuado por un Nadal otrra vez seguro de sí mismo. Pentacampeón. Verlo y creerlo. Soderling,tan seco y distante, esta vez elogió con alteza a Nadal:  “Si sigues jugando así ganarás lo que quieras”. El lenguaje del cuerpo del sueco hablaba sin palabras: resoplidos, andar lento, mirada turbia.”Quiero pero no puedo y eso que estaba seguro,antes de salir a la pista, que iba a volver a poder”. Nadal, siempre Nadal. Nadal es la magia del corazón. Es la energía psicológica. Es el vedetismo de la humildad. Es el milord de la arcilla. Ya lo dijo Federer hace dos años: “En la arcilla, Nadal es arcilla también; la arcilla está enamorada de Nadal”.

El credo de Nadal es espartano: competir para “intentar” ganar; “intentar ganar” para “mejorar” la reputación y no caer en la frívola confianza para “intentar” ganar y no perder reputación. Siempre el modesto “intentar”. “Voy a intentarlo, creo que puedo intentarlo, me he preparado para intentarlo”.

El vedetismo no es lo suyo. Cristiano Ronaldo dijo el otro día que quiere ser eterno. Infatuado y narcisista CR9. Nadal, que vuelve a ser oficialmente el número 1 del mundo, va y dice: “Bueno, sí, eso es bonito, claro, pero no, no me entusiasma, no; hoy soy el número 1 y mañana dejo de serlo; lo que yo quiero es…  bueno, no dejar de ser un “buen currante” del tenis”.

Roland Garros, amen de haberle hecho pentacampeón y devolverle el número 1 del mundo, le ha dado un cheque de un millón y pico de euros por su triunfo sobre Soderlin y un reloj de 360.000 euros. Nadal, además, ha mutado en simpatía la antipatía de una parte del público galo.

- ¿Cómo vas a celebrar este triunfo?

- Empezando a entrenarme mañana mismo para Wimbledon

Hay que roerlo

Sbado, 2 Enero 2010

Los gallegos no dicen hay que roerlo, sino que hay que “roelo”. “Al Pontevedra -en fúbol- hay que “roelo”. Este 2 de Enero nos trae la “buena nueva”de la “resurrección” de Rafa Nadal .A Rafa, por lo que sea, el escandinavo Soderling le mira de soslayo  y con un azul (el color de sus ojos) belicosamente turbio.

La mirada es,ciertamente,una forma de lenguaje. Soderling es un “emergente peligroso”, basáltico”, lo dijo el otro día Federer con resignado y caballeresco conformismo despues de ser eliminado -contra pronóstico- por él: “Ya avisó el año pasado ,luergo no debe extrañar a nadie mi derrota “. Nadal se jugaba mucho hoy .

Empezar bien el año es como empezar bien el año escolar. Nadal lo ha iniciado a lo grande,ganando a un “emergente potencialmente grande” que se le impuso en sus dos últimas confrontaciones. Cuando el físico le responde ,Nadal bascula entre el número uno y el número dos del mundo. Hoy,al amergente, le ha esquinado la azul mirada. Nadal, este 2 de Enero, ha vuelto a ser el que nunca queremos que deje de ser  y su triunfo nos alegra a todos como a él.
-Nadal, en forma, es asfálticamente una linea recta sin baches.
Elogio leído a no sé quién,pero que lo define. Nadal tiene muchas lecturas, muchas definiciones.

¿En declive Nadal?

Domingo, 18 Octubre 2009

Agassi, hace unos días, aventuró que Nadal había dejado de ser el Nadal efervescente, vivaz, imprevisible.

-Parece que ha iniciado su declive -sentenció.
Agassi, de tenis, lo sabe casi todo; todo, no. El todo absoluto es absolutamente imposible, casi. Agassi alarmó, sin embargo.
La final de hoy entre Davydenko y Nadal la he seguido no con el corazón del forofo -soy forofo de Nadal-, sino con la temblerosa atención del que duda.

Nadal tiene 23 años. ¿Joven viejo ya? El deporte profesional es abrasivamente destructor; y el tenis, por las exigencias de un calendario poco  piadoso, es destructoramente abrasivo.

-¡Vamos, Rafa! -pensé y grité en susurro para mis adentros más de una vez delante del televisor.
Davydenko acollona, es un tenista que acollona. Nadal es un tenista que exaspera. El acollonador Davydenko contra el exasperador Nadal.
Davydenko, el tenista Guadiana del circuito -se lesiona, desaparece, emerge y gris o colosal, según-, ha sido el mejor esta vez, mal que nos pese. La fe es tan importante como la técnica y la fortaleza física; o más, o mucho más, cuando la técnica y la capacidad física son similares. Davydenko es tan luchador como Nadal, y en forma, y con la fe crecida, acollonador.

-¿Quiere usted decir acojonador?
- Sí, sí. Eso. Es que acollonador suena más fino, ¿no?
Davydenko ha jugado contra Nadal, desde el primer momento, a ganar, mientras que Nadal sólo ha jugado a ganar a Davydenko en contadas ocasiones: brillantemente, sólo en el octavo juego del segundo y definitivo set.

¿Ha iniciado Nadal su cuesta abajo? Yo no quiero creerlo, tal vez porque sigo teniendo fe en Nadal, y tengo para mí -¿presentimiento?- que también Nadal sigue teniendio brava y sin rasgar  su fe.
Admiro a todo el que sabe ganar y el ucraniano, en esta ocasión, ha sabido ganar en todos los terrenos a Nadal. La  fría razón me dicta esto; el corazón, sin embargo, lo tengo rabioso.