Blogs

Entradas con etiqueta ‘villar’

Puigdemont y Villar

Viernes, 15 Diciembre 2017

La gente se cansa de la gente que dura en los cargos.

-Los cargos oxidan y generan envidia. Ángel María Villar, encanecido en la Federación, debe defenderse de las imputaciones, como es lógico, y olvidarse para siempre del cargo.

Me lo decía recientemente un amigo suyo. Suyo y mío. España, de unos años a esta parte, es país de presuntos e imputados. No hay telediario, un día sí y otro también, sin su correspondiente imputado y presunto.

-Es verdad: quien se aburre es porque quiere, toda vez que entre imputados, presuntos, comisionistas, ex honorables y fugados, no hay telediario aburrido. Yo ya no veo películas de suspense, me basta con ver los telediarios.

El ruido, el zambombazo de lo que no debiera ser y es sin embargo, hace muy teleentretenida la vida.

-Ahora, a lo peor, la FIFA echa a España del Mundial de Fútbol de Rusia.

Pólvora mojada. Eso no se lo cree nadie. Imposible. La FIFA tiene sus estatutos, de igual modo que Bélgica tiene sus leyes penales, gracias a las cuales, por cierto, a lo mejor Puigdemont se queda en Bruselas para siempre.

-No caerá esa breva.

España puede vivir sin Puigdemont; es más, sin él y sin todos los que piensan como él, Cataluña recuperaría todo lo que se le ha ido y sigue yéndosele: empresas, paz, convivencia feliz, turismo a tutiplén, dinero, consumo, bienestar…

- Puigdemont es como la sequía de agua que sufre todo el país. Ser terrible.

Toda la vida ha habido ciegos de vista y ciegos de sentido común.

La FIFA, como Bélgica, amenaza con sus leyes o estatutos, sólo que Villar no es Puigdemont.

-A Puigdemont le importa un bledo España. ‘España nos roba’, canturrean con falso descaro él y los suyo. Pero de verdad, de verdad, ladrones son quienes pretenden robarnos Cataluña a todos los españoles. Cataluña, mal que les pese, es España, de igual modo que España es Cataluña, mal que les pese también. Villar no es como Puigdemont.

-¿Estás seguro?

-Sí. Jamás perjudicará al fútbol español; jamás permitirá que la FIFA cumpla su amenaza; jamás impedirá que España gane la Copa del Mundo de Rusia, pues la va a ganar.

Ruido, especulaciones, susto, lo de la FIFA .Leña para mantener encendido el cotarro del fútbol. Villar: defiende tu honor. Es tu deber, es tu derecho. Pero olvídate de una vez por todas de la Federación. La gente se cansa de la gente que vive de los cargos, mayormente si están imputados.

Poca cosa

Domingo, 13 Noviembre 2016

Exigente la crítica con el juego de la selección española de fútbol.

-Es que el partido no fue brillante.

En efecto: no fue brillante y galáctico el fútbol de España. Y, ciertamente, le costó ganar a Macedonia.

-Es que Macedonia, en fútbol, es poca cosa.

Verdad también eso. Pero es que el fútbol ha cambiado mucho. ¿Qué hacen los equipos “poca cosa” para no ser zurrados de lo lindo cuando consideran que el adversario, en teoría, es muy superior? Jugar a no perder. Hoy los que son “poca cosa” han aprendido, y muy bien, dos cosas: han aprendido a extorsionar el juego de calidad del adversario y han aprendido a no dejarse ganar con facilidad. Son “artistas” en el arte de jugar a no dejar ganar y de jugar “a ver si no perdemos o perdemos por la mínima”

-Casi lo consigue Macedonia.

Casi. En el “casi”, usualmente, reside el fallo de casi todos los equipos que juegan a no dejar ganar. Al final, palizón: cuatro a cero a Macedonia. Sin brillantez.

El Barça y el Real Madrid, los dos, las han pasado canutas esta temporada, dicho sea al paso, en más de un partido para doblegar a equipos “poca cosa”. Hagan memoria.

El fútbol, en fin, es como el cine. ¿Cuántas películas aburridas, sosas, sin chica ni limoná, vemos al cabo del año hasta ver una de belleza, talento y calidad sublime? Woody Allen dijo una vez:

-Yo hago un cine inteligente. A lo mejor es por eso que mis películas gustan más en Europa que en Estados Unidos.

A eso se le llama tirar con bala a los críticos que le enojaban con sus tirachinas. Podría haberlo dicho también así:” Un crítico puede tener razón contra mi cine, y mi cine puede tener razón contra el crítico”.

La crítica, en efecto, es fácil; en fútbol, lo difícil no es criticar, es ganar.

-Prefiero jugar mal y ganar –decía Helenio Herrera- que ganar bien y perder.

Contra Macedonia, el nuevo seleccionador nacional, Lopetegui, alineó a siete jugadores de la selección sub-21 que ganó, bajo su dirección, el europeo de 2013. No se olvide este detalle aritmético.

-Ángel María Villar lo eligió por tres razones: cree en él, él tiene buena estrella y él es joven.

Ojo clínico. El tiempo lo dirá. Lo que sí está claro es que jugadores excelsos como los que hicieron campeona del mundo y de Europa a España no brotan como setas ni se dan como las naranjas valencianas.

-Ahí está la selección argentina. Quién la ha visto y quién la ve. Más de veinte años sin ganar nada.

Lo que sí me gusta de la selección de Julen es eso que ahora ha dado en llamarse actitud. Contra Macedonia, lo sé, faltó precisión, entendimiento y más cosas, pero lo que no decayó en ningún momento es la actitud. Actitud, igual a fe, a voluntad, a partirse los cojones, que diría Cala. Contra los equipos “poca cosa”, pues, actitud. Y contra Inglaterra, a ver qué pasa y qué aprendemos”. Vivir es ver y aprender, y otras cosas, por supuesto.

Agoreros

Viernes, 7 Octubre 2016

Está de moda el agorero. Noticia, como sabemos todos los periodistas, es que el hombre muerda al perro; no es noticia, naturalmente, que el perro muerda al hombre. En Turín, España le ha dado un mordisco en forma de empate a Italia. España, durante una hora, hizo eso que hemos dado en llamar fútbol primoroso, fútbol bonito.

-Primorosamente bonito. Maticemos con generosidad.

Italia, en la primera parte, en su campo y ante su parroquia, más que jugar al fútbol, vio jugar espléndidamente al fútbol. Casi no existió; y Silva e Iniesta brillaron por el luminoso arte de su talento.

-¿Es arte el fútbol?

-Arte es todo lo que emociona por bello e insólito.

Con Del Bosque, el fútbol español, durante cuatro años, fue bello e insólito. Ha sucedido a Del Bosque Lopetegui.

-Un enchufado de Ángel María Villar- se llegó a escuchar por una emisora de radio.

Los españoles –me incluyo- somos así. El vicio de pensar torcido y con retorcimiento es vicio muy común en este país de las autonomías y de los demócratas autónomos y de los autónomos democráticamente torcidos.

-¿Anticonstitucionales?

-Exacto.

Antes del partido con Italia, los agoreros dudaron de todo: de la posibilidades de la selección y de la solvencia del sucesor de Del Bosque. Pesimismo: “Lo vamos a pasar muy mal en Turín. Italia es una gran selección, como se vio en el Europeo de Francia”, se escribió. Me dije nada más leer tal presagio: ¿Por qué seremos tan catastrofistas?

La Prensa de Italia, hoy, sin embargo, reconoce la superioridad del fútbol español. “Hay que seguir aprendiendo de la belleza del fútbol de España. Sólo le falta la guinda del gol”.

Crítica a la vez elogiosa y admonitoria. El gol. Exacto, el gol. Yo creo que Lopetegui ha empezado bien, y creo que los jugadores creen en él y creo que hay dos cosas que hay que tratar de enmendar. Una: el miedo a tirar de gol; hay que chutar con más majeza y fe; hay que tirar con fiereza y atrevimiento. El miedo encoge el ánimo; el miedo nos limita; el miedo nos achica. La otra cosa que también hay que corregi: el coraje. Italia, tras el gol, metió la marcha del coraje. España, ante el coraje italiano, perdió el ‘oremus’ (Acacia 38) de la iniciativa y del “coraje”.

-Contra el vicio del coraje del adversario, la virtud de nuestro coraje.

Pues eso, Lopetegui. Yo no soy agorero. No lo he sido jamás. Has empezado bien, Lopetegui y, como es natural, tropezarás más de una vez. ¿Quién está limpio de tropiezos? Que lace el primer pedrusco de crítica agorera quien esté limpio de tropiezos críticos agoreros.

¡Vaya trío!

Domingo, 10 Mayo 2015

La huelga del fútbol. Decía Camilo Cela que una huelga de intelectuales paralizaría la marcha del mundo.

-Claro –matizaba- que los intelectuales, que es gente de pensamiento, jamás se han agrupado sindicalment2 para hacer huelga.

Dice Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, que la huelga de los futbolistas no es legal, no es conforme a ley. “La huelga -explica – es un derecho que ejercen los trabajadores para hacer reclamaciones de carácter laboral, y la huelga de los futbolistas no es laboral”.

El señor Tebas tiene perpleja a la gente del fútbol. El señor Tebas vive para el fútbol, también del fútbol, y la piel de toro del fútbol son los futbolistas.

-¿Por qué los demanda, entonces?

La pregunta, por paradójica, está en la calle. La verdad es que así, a bote pronto, no casa con cemento de lógica la demanda del señor Tebas contra el sindicato de los futbolistas.

-Qué lío

Lo es. La huelga –hay que aclarar esto en seguida, antes de seguir adelante- , según la Real Academia de la Lengua, es también un instrumento para manifestar protesta.

-Que eso es la huelga de los futbolistas, una protesta

Como se sabe, dos no pelean si uno no quiere, de igual modo que tres, si quieren, pueden organizar cirio, trifulca, jarana. Los tres del cirio son Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, que se lleva bien con Tebas pero mal con Villar; Tebas, que se lleva de “odio” con Villar pero bien con Cardenal; y Villar, que detesta a Cardenal y a Tebas.

-Vaya follón.

-Como el de Susana Díaz, la de la Junta de Andalucía, con sus “colegas de casta”, que se niegan a “investirla”.

El fútbol, guste o no, es también política. ¿Es políticamente sensato dejar al país sin fútbol porque tres señores, cada uno con sus razones o sinrazones, se llevan como Susana Díaz con sus “colegas de casta”, o sea a parir?

Cardenal, Tebas y Villar. El menos político es Villar. El más peligroso, Tebas (ultratrepa) Cardenal es el político. ¡Vaya trío!. Con la asamblea anunciada, ¿habrá consenso? Es lo deseable por el bien del fútbol y de la política

Sigue la pugna

Martes, 3 Febrero 2015

La cosa, esto es, la pugna sigue, y lo que seguirá, que a los españoles nos va la marcha de la pugna, el enfrentamiento. Lo nuestro, sí, es el “yo más que tú” o “tus razones, si difieren de las mías, no son razones”. O sea: lo de Villar contra Cardenal o lo de éste contra Villar.

-Político es el que hace un problema de una solución.

Aplíquese Cardenal esta irónica máxima de Woody Allen:

Ángel María Villar tiene razones que no entiende el político o jurista Miguel Cardenal, cuyas razones, naturalmente, tampoco entiende el nítidamente hombre de fútbol que es Ángel María Villar desde que lo parió su madre.

-Mi madre, casi, me trajo al mundo con las botas puestas.

No miente Villar cuando eso piensa. A Cardenal lo trajo al mundo su madre con muchos libros ilustres de leyes y auditorias. “La vida es auditaría”, parece que bulle en el cerebro de Cardenal.

-A Villar lo quiere fundir con el látigo de la auditoría.

Y Villar, naturalmente, no se deja. “A mí ése Pilatos no me azota con la fusta de las auditorias. Porque a mí no me asustan las auditorías”. Villar, no se olvide, es de Bilbao, y los de Bilbao, como se sabe, sobre nacer donde les da la gana, son diamantinamente duros.

-¿Está usted seguro de que Villar es de Bilbao?

-Es vasco, qué más da que haya nacido en Bilbao o en Burgos.

Si Cardenal, en lugar de jurista o experto en leyes, fuese político no andaría como anda enzarzado con Villar y de mimos con Tebas. José María de Cossío, autor del imperecedero libro Los Toros, decía:

-La política es un arte. El torero es artista cuando sabe mandar, templar y resolver (no decía matar). El político que no sabe mandar, templar y resolver no es artista, luego no es político.

Cardenal, es obvio, no es político. Y Villar, obvio también, es de Bilbao. Pugna asegurada por lo tanto.

-Alguno tendrá que ceder.

Lo ignoro.

Cardenal (este es el as de bastos que se ha vuelto contra él) no ha hecho nada positivo, progresista o vanguardista por el deporte. Su política ha sido y sigue siendo una política de bastos contra el deporte: tijeretazo a las subvenciones, recortes, auditorías y bastos, también esto, a la violencia, menos mal. Algo es algo, pero este algo, claro, es una migaja de algo.

-Nada menos progresista que la extrema severidad, la tenaz precariedad y la abstinencia de esperanza.

El deporte, con Cardenal, es, ciertamente, menos cardenalicio (nos salvan ellas, tan mágicas, y ellos, tan íberos). De ahí la pugna de Cardenal con Villar y Blanco. Ahí está, a propósito y por ejemplo, Mireia Belmonte “subsistiendo” entre oros y platas (beneficiaria, España) gracias a la Universidad Católica San Antonio (UCAM) , que la ha becado.

-¡La imaginación y la sensibilidad al poder!

Auditorías, sí, dentro de un orden; pero también talento para “saber hacer deporte”.

Cardenal, Villar y Tebas

Jueves, 29 Enero 2015

Las dos Españas (cuando Machado; ahora son más Españas), los dos toreros, los dos futbolistas (Cristiano y Messi), los dos partidos (PP y PSOE), los dos clubes (Real Madrid y Barcelona) y…España, como casi siempre, es siempre es una cosa de dos o de más.

-Inventé el número del teléfono –me confesó Gila, en una entrevista- para hablar con humor con el enemigo. Las guerras, si se tiene buena voluntad, son evitables. Lo que pasa es que la gente tiene más mala voluntad que buena voluntad.

Hay muchas clases de guerras, como nadie ignora: la de los cañonazos, en la que siempre mueren más inocentes que implicados; la de las suegras contra los yernos; la de los partidos políticos, que se llevan como suegras contra yernos por muy demócratas, fatal, y la de hoy.

-¿La de hoy? ¿Cuál?

-La del binomio Cardenal-Tebas contra Villar.

-¿Y quiénes son ésos?

Miguel Cardenal es el secretario de Estado para el Deporte: cargo político designado a dedo. Javier Tebas, personaje confuso y difuso, es el presidente de la Liga de Fútbol Profesional.

-Dicen que su objetivo es “echar” a Villar de la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol. ¿Es verdad?

Eso creen muchos. “Tebas, escalador tenaz. Su cima, la FEF”, opinan.Ángel María Villar se casó con la presidencia de la RFEF en 1988 como Dios manda, con el sagrado y laico sí de las urnas.

-Y como es cristiano y se lleva de cine oscarizado con su esposa la RFEF, divorciarlo no va a ser fácil.

Villar viene del fútbol. Y el fútbol federativo está con él. Villar es amigo de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, y a Alejandro Blanco lo parió también el deporte.

-Que no separe la política y la intrusión –me dicen-, lo que unió y une el deporte. Cardenal es un H2O -agua- de la política: incoloro, inodoro e insípido, y muy aficionado a salir en las fotografías, tanto en el extranjero como en España, siempre que le rodeen ases y triunfadores.

-¿Qué piensa el deporte de él? –sondeo.

-Que es un pájaro de paso. Por el deporte, importante, no ha hecho nada. Lo suyo es la ley, la política y la auditoría. Gris tirando a negro en imaginación.

Es curioso que “la gente” del deporte esté con Villar y Blanco, no con Tebas y Cardenal, que no vienen del deporte aunque vivan de él.

Lío, pues, y “guerra”, y “tú más que yo”, esto tan políticamente español, es lo que ha empezado.

Löw y Del Bosque

Viernes, 11 Julio 2014

Como sobre gustos no hay códigos, mi gusto es éste: el Mundial de Brasil, de los que llevo vistos, ha sido el más aburrido de los muchos que llevo vistos.
-Claro, tú eres español y a España se la cepillaron en el abrir y cerrar de ojos de la fase de grupo.

No es eso, esencialmente. El fútbol de jugar a no perder, es feo. Siempre lo ha sido. Van Gaal dijo hace años que la defensa te puede hacer invencible, pero la victoria te la da el ataque, la alegría del ataque. El fútbol, cuando es rima y ritmo, velocidad, agresividad, es bello.
-A Del Bosque –me cuentan- le gusta también Alemania.
Del Bosque, por cierto, va a seguir. En realidad no es que vaya a seguir, es que va a cumplir el contrato de dos años más que tiene firmados.
-El criterio de Villar es que Del Bosque sigue siendo el mejor. El Real Madrid trajo a Mourinho, “0h Mourinho, el mejor, FP ha fichado al mejor”, se cantó, y con Mourinho el fútbol colectivo del Real Madrid irritaba a los gatos del Bernabéu y a los aficionados con sensibilidad estética. Hubo de irse. ¿A quién traer que pueda epatar a Del Bosque?
-Benítez – digo por decir un nombre.
-Es caro. Benítez, con él, arrastra siempre una cohorte de gente. Carísimo, amén de que tiene contrato con su club y su fútbol supondría una revolución “aburrida” en el estilo de la selección.
Alemania está triunfando en Brasil, en parte, con el estilo “más o menos plagiado” a la selección española. Y su técnico,

Joachim Löw, en cuanto se le pregunta, loa “el toque de balón de España, su talento y su gusto”.
-Desde que tengo uso de razón - ha declarado-, a nadie he visto tocar y mover el balón como a los jugadores de la selección española.
A Brasil, como se vio, le dio una lección de “arte”. ¡Qué artístico guantazo! Alemania, ahora mismo, es poderosa por “parecerse a España”, a la España, hay que precisar, que asombró en el continente africano.
-¿Cree usted –me preguntan- que Alemania ganará a Argentina?
Es que ni lo dudo. Argentina ha ganado la mayoría de sus partidos con sangre, sudor y lágrimas. Con resuello. Sin gracia.
La Alemania de Löw es lozana, atrevida, descarada, y es “un patrón” de juego.
Conclusión: Löw va a seguir gobernando la selección germana, acabada la fiesta de Brasil, y Del Bosque va a cumplir su contrato con Villar. Me lo aseguran.
-Veréis como reconstruye la selección mejor que Sánchez, Madina o Tapias la “selección” del PSOE –me ironiza no una garganta profunda, , sino una garganta con excelentes cuerdas vocales.
¿Por qué no?

Fútbol VPV

Mircoles, 20 Noviembre 2013

El Rey, a quien aprecio, tiene razón:

-A Africa hay que ir  a cazar fieras corrupias (leones, tigres y así) y elefantes.

-¿Eres monárquico?

-No. Lo que pasa es que desde que  conocí y traté al Rey -los dos eramos algo más que adolescentes- me cayó bien.  El Rey, cara a cara, es un “tío legal´”, esto es, simpático, cariñoso, seductor.  Yo, desde hace años, no soy de éste ni de aquél ni del otro, soy de quien me cae bien. Las ideologías, para mí, no cuentan ya; cuentan los que, amando a España, trabajan por España y para España y no por la Moncloa y para la Moncloa, vicio de todos los partidos políticos. La Moncloa es la portería de fútbol de los políticos: el poder. El gol de los políticos es, naturalmente, el poder. Cuando el conde de Barcelona abdicó en su hijo Juan Carlos, exclamó.

“¡Por España¡”. Los políticos clamorean: “¡Por la Moncloa!”

La selección de Vicente Del Bosque , en efecto, ha ido a África a no pasarlo bien, sino a jugar al fútbol; y las fieras corrupias africanas  con botas y ansias de sacarle los colores rojos a la Roja lo han conseguido.

-Ay, Vicente, ay, Villar -les reprobaré con urbanidad de europeo del Norte cuando les vea.

Pero dejemos eso. El pasado no debe  atormentarnos. Al pasado, que diría Cela, que le den por el tafanario. Eso. A partir de ahora  hay que poner toda la atención en el Mundial de Brasil.

-¿Hay jugadores y equipo para ganar en Brasil? -me preguntan ya los impacientes.

Como soy optimista gracias a los genes que me legó mi abuela paterna (murió a los 99 años muy cumplidos y sonriendo: “Cuánto tiempo  ha tardado en llegar  mi hora”, decía sin quejarse”), pienso, de verdad, que sí, siempre y cuando que del Bosque aplique la fórmula VPV (la  que predican los sabios en Alemania).

-¿Qué es esa sigla?

-Velocidad, Posesión y Verticalidad. El tiqui-taca es ya sistema superado, no hay más que ver al Barça y a la Selección. Todos los equipos le han cogido  ya el “tranquilo”.

Dicen los alemanes -tan amos de Europa en todo- que en Brasil ganará el título quien imprima más  velocidad y verticalidad a la posesión del balón.

El Bayern de Guardiola está en ello y también el Dormund; y en Inglaterra creen algunos  que el fútbol inglés, antes tan meteórico y vertical, ha sido deteriorado por la inmigración. ¡Toma castañas y dátiles y otros frutos exóticos allende la bella Albión!.

A África, pues, queridos Villar y Del Bosque, hay que ir con escopetas o fusiles, no con botas de  tacos y luciendo nueva y roja  indumentaria total para que equipos de tres al cuarto la enrojezcan  de ridículo.

Del Bosque seguirá

Jueves, 10 Octubre 2013

A Florentino Pérez, que prescindió de Vicente Del Bosque, le gustan los entrenadores multicaros y sonoros.

-Florentino, a ver cuándo aciertas con un entrenador que de estabilidad y continuidad a la plantilla -le han deslizado más de una vez: me consta.

Cambiar de entrenador, es cambiar de estilo, de método de trabajo, de jugadores. Cambiar de entrenador es casi siempre caro.

Ángel María Villar , por el contrario, es conservador y partidario de la sostenibilidad.

-¿Por qué cambiar -sostiene- lo que funciona?

Vicente Del Bosque a su vez es también hombre conservador.

-Prefiero tantear e innovar, a revolucionar.

Es su lema. Se habla con insistencia de su renovación. Villar sigue creyendo en él, al margen de lo que suceda en el Mundial de Brasil, y  no le importaría renovarle la continuidad ya. Del Bosque, como  siempre, detesta la precipitación:

-El fútbol  es una profesión emocional. El fútbol se siente.

Sentir y pensar: he aquí la cuestión. “El español primero siente y luego piensa” (de no sé quién) Del Bosque, por el contrario, primero  piensa y luego siente, sin dejar de ser español.

-Haré lo que deba hacer con arreglo a mi conciencia  después de Brasil- reitera.

Nunca Del Bosque seguirá en cargo populista  de alto voltaje si percibe que, emocionalmente, la opinión mayoritaria (sensata o no)  lo  repudia o desconfía de él.

-Los hombres, altos o bajos, excelsos o no, nos desgastamos. O nos desgastan.

Verdad. Máxime en el fútbol.

Lo novedoso, lo que creo que todavía no se ha dicho, es que Del Bosque seguirá en la Federación.

-Como seleccionador, como consejero o como Di Stefano en el Real Madrid.

Hay seres superiores,como Florentino Pérez,y hay seres honorables,como  Di Stefano o Del Bosque.

Villar es hombre de  corazón agradecido y lealtades  (un caballero)   y también hombre de  mucha praxis en el coco (si no fuese así, hace tiempo que habría tenido que dejar la presidencia de la Federación Española de Fútbol).

-Quiero a Del Bosque  a mi lado. Incluso  por egoísmo.

Eso piensa el inteligente  Villar de Del Bosque, hombre inteligente. 

Sí a la medida de gracia

Martes, 10 Julio 2012

Angel María Villar es él y su sentimiento de perdón cada vez que es reelegido (elegido por primera vez fue hace casi un cuarto de siglo). A Villar la presidencia de la Federación Española de Fútbol se de da de turrón de Alicante y de Jijona.

- Qué rica es esta presidencia -se dice cada vez que le ratifican en la presidencia de la FEF los votantes.

El aspecto físico de Villar no es bello precisamente. Cuando habla, tampoco su hablar es bello.

- Villar es un ser de maneras adustas pero listo, y buena persona. Así lo suelen definir  sus amigos. Y listo, aclaro, según el dicho sabio, es el que sabe hacer lo que el inteligente sabe decir pero no sabe hacer.

Sandro Rosell es él y su sed de venganza. A Rosell le hubiera gustado que Villar no hubiera hecho uso de su  medida de “gracia” de amnistiar y perdonar.

- El dedo de Mourinho en el ojo de Tito Vilanova no debe quedar impune -dice, declara, exclama.

Esto del perdón y la venganza, en el fútbol, es una cosa cíclica y subjetiva. Rosell ha olvidado (a sabiendas, claro es) la gambrerrada de la cabeza de cochinillo lanzada por un gamberro, claro es, en el Camp Nou. La Federación demoró “la causa” y al final no hubo sanción.

- ¿Es así o no es así, señor Rosell?

No sabe, no contesta, como es natural. Eso de “no sabe, no contesta” es algo así como salirse de la tanjente, a veces.

Decía el sabio Ramón y Cajal que hay que ser indulgente con la pobre bestia humana (Mourinho, en el caso que nos ocupa). Creo  que sí, porque el perdón o la amnistia nos coloca por encima de la bestia humana.

Sí, por lo tanto, una vez más, a la medida de gracia de Villar. No, por lo tanto, al odioso sentimiento de venganza. Y no, también por supuesto, al caracter ontimidador, agresivo y feo de Mourinho.