Blogs

Archivo de Enero, 2009

Salsa agria rusa para Castro II

Viernes, 30 Enero 2009

Treinta años pasamos los cubanos bajo la bota rusa, treinta años metiéndonos una cultura que nada tenía que ver con la nuestra; sin embargo, los rusos han sido los únicos invasores que no dejaron huella imperecedera en la cultura cubana, aparte algunas mulaticas de ojos verdes llamadas Katrinka, Zoya, Tamara, etc, que no estuvo nada mal en términos de mestizaje.

Hace poco vi un documental excelente sobre las rusas que se quedaron en Cuba, casadas con cubanos, realmente patético, para llorar. Bolos les llamábamos a los soviéticos, por aquella cosa tosca que no han perdido, ni aún recitando a Puschkin de memoria. Años estuvimos comiendo latas pasadas de fecha que nos enviaban los colonizadores rojos: pollo a la jardinera, ajíes rellenos, con una salsa agria que le habría a una úlcera a cualquiera. Para colmo, las latas vencidas, hinchadas, las enviaban en barco, y cuando le encajabas el abridor, había que poner la boca en el aire para cazar el chorro grasiento, cosa de que no te echara a perder la pared recién pintada, porque chorro que cayera en una pared te corroía la lechada, imagínense cuando caía en el estómago.

Raúl Castro, el II, está en Rusia, muerto de risa y cagado de frío con Medvedev, ambos quieren reavivar las relaciones. No me extraña, Castro II siente nostalgia de la antigua Unión Soviética, y de paso de la Guerra Fría, de cuando espiaban a su antojo, y hacía y deshacían por el mundo occidental.

Treinta años de bolos en Cuba, y así y todo, pocos cubanos aprendieron el idioma ruso; salvo aquellos que vivieron en la URSS, becados, o los que debido a su trabajo tuvieron que aprenderlo de forma obligada. Y ahora volvemos a mendigarle a los rusos, qué vergüenza, qué poca vergüenza. Pero en cincuenta años esa isla bajo el yugo comunista, ¿qué ha hecho? Mejor, la pregunta es ¿qué ha deshecho? Todo, absolutamente todo.

Y ahora recurvarán a la salsa agria bola. Miren, a veces el exilio es un plato que se come bien calentito y con un gusto de tres pares. Porque no hay como una buena salsa a la francesa. En eso, por estos lares, son realmentes exquisitos.

El domingo a las 12 h en la Puerta del Sol, en Madrid, manifestación por la libertad del pueblo cubano. Otra manifestación se llevará a cabo, a la misma hora, en el consulado castrista, en Barcelona, en Paseo de Gracia, 34. A todos aquellos que amen la libertad, por favor, les pedimos que sean solidarios con los cubanos, que para nosotros ya es hora.

cubacambio2.jpg

Una familia

Mircoles, 28 Enero 2009

Una familia acaba de desaparecer en Estados Unidos. el padre le disparó primero a su mujer y luego a los hijos menores de diez años, según informa la prensa. Después él mismo acabó con su vida, pero antes envió una carta por fax a un canal de televisión afirmando que había tomado semejante decisión debido a problemas financieros, puesto que ambos adultos se habían quedado sin trabajo.

¿Quiénes tienen la culpa de esto? Los que nos gobiernan, ellos deben responder por estos horrores, ellos han hundido la economía del mundo. Mientras esta gente inocente se suicida, se matan, ya hubo uno antes directamente implicado en el robo del descarado del Madoff -que todavía se pasea libremente por la calle-, otros viven en la más absoluta irrealidad robándole a los que han trabajado para ahorrar. Pero ¿dónde está la justicia, señoras y señores? ¿Qué hace este bandolero de Maddof todavía en la calle? ¿Qué hacen los políticos que no toman riendas en este asunto?

Si seguimos como vamos no será una familia entera la que decida poner fin a sus días, serán cientos, miles de familias las que lo harán. ¿Y qué hacemos nosotros? Esperar a que un Mesías nos acoteje la situación. No hay Mesías, siento darles esa mala noticia. Obama no es el Mesías. Obama será, tal vez, un gran político. Que grandes políticos, honestos, también existen. ¿Pero podrán hacer algo para desenmascarar a los bandoleros, a los pandilleros, a los corruptos? A estas alturas, no poseo respuesta. Y la que tengo no es optimista.

Una familia sencilla: los adultos seguramente tendrían sueños para el porvenir de ellos y de sus hijos. Los niños estarían planeando quizá comerse una merienda y luego irse a jugar, o a hacer las tareas escolares. Una vida normal, una familia. No lo olviden. Esto es muy grave. Porque aquí no estamos hablando de guerra ni de país subdesarrollado. Aquí estamos hablando de gente normal que viven en la gran potencia. Es muy grave. No lo olvidemos.

Volver a la pintura

Lunes, 26 Enero 2009

Esta mañana regresé a mi carpeta de dibujos, retorno a la pintura aunque la luz no es buena, y no me agrada pintar en invierno, los colores no se me dan igual, es el pretexto menos adecuado, lo sé; pero la grisura no acompaña. Me puse a observar con lupa los dibujos de Federico García Lorca y los de Jean Cocteau, infantiles unos, eróticos los otros.

No hay nada más hermoso que esos dibujos de Granada hechos por Lorca, y de sus poemas esbozados con trazos pequeños, finos, apenas coloreados. El complemento ideal del poema lo constituyen esos dibujos donde el poeta granadino enaltece la belleza del instinto. Siempre he creído que los escritores que se han dedicado a la pintura lo hicieron por instinto puro. Menos Henri Michaux, que era un ser surrealista, nacido para el surrealismo.

Los dibujos de Jean Cocteau son afrodisíacos, la carga de erotismo homosexual es evidente, potente, y sin embargo cada figura pareciera que escribe, que en ella late un sentido literario de la forma. Jean Cocteau pintaba y con ello arrastraba sus deseos sosegados de cine y de escritura.

En Cuba hubo una poeta y pintora, Juana Borrero, niña prodigio en todo; incluído en el sexo. A los doce años empezó a escribir sus versos infantiles que de infantiles tenía sólo el título. Envió un poema a La Habana Elegante, el periódico que dirigía su padre, Esteban Borrero, y todos se preguntaban admirados y sonrojados, quién sería esa despampanante poeta que aireaba su vida íntima con tanta pasión. Ninguno sospechaba que era una niña de doce años, bastante familiar para ellos. Cuando lo descubrieron intentaron incorporarla a las tertulias literarias organizada por sus padres. La niña creció en ese ambiente telúrico e intenso de poemas, música, pintura, arte y creación intensa

A los trece años se enamoró perdidamente de Julián del Casal, gran poeta cubano. Y sus cartas y poemas todos iban acompañadas de filigranas floreadas, dibujos preciosos bordeaban las hojas. Su amor frustrado con Casal la llevó a escribir versos incendiarios de amor y ansiedad erótica. Luego se hizo novia de otro poeta, Carlos Pío Urbach, que murió como mambí en la guerra de independencia contra España.

Juana Borrero se fue al exilio en Tampa, con su familia, allí conoció a José Martí. Mientras escuchaba un discurso del poeta, Juana tuvo sus primera menstruación, y se lo contó a su madre por carta, cosa que no era muy frecuente en la época, que una adolescente contara ese tipo de accidente valiéndose del género epistolar. Juana pintó uno de los cuadros más hermosos que he visto jamás, tres negritos harapientos en un óleo ocre. La poeta murió en el exilio a los 19 años, de lo que se morían las amantes como ella, de tuberculosis.

Hoy tal vez, si puedo, yo la pintaré a ella.

Mala noche

Sbado, 24 Enero 2009

He pasado otra mala noche, últimamente duermo menos de lo poco que ya dormía. Estuve viendo hasta tarde los episodios de Dexter, el asesino que tras meterle un jeringuillazo en el cuello a su víctima, prepara todo un aséptico escenario de crimen, mata, corta en pedazos los cuerpos, los envuelve en nylons y ¡cataplún! a la bahía de Miami. Dexter sólo asesina a aquellos que han escapado a la justicia, o sea a criminales que no han pagado su falta. Dexter es un justiciero, pero también es un asesino. Sobre todo es eso, un asesino, simpático, sexy. A su madre la hicieron pulpa cuando él contaba apenas cuatro años, y un policía lo halló dentro de un contenedor, sentado en un mar de sangre, la de su madre, cortada en pedazos a su lado. El niño lloró durante días, sin comer, sin beber, con el cadáver de su madre como única compañía, de ahí el trauma que su padre adoptivo, el policía amante de la madre que era informante, tuvo que encaminar hacia el lado justiciero.

Después de varios capítulos de Dexter, intenté leer los libros que me miran recelosos desde los estantes. ¿Me leerás o no me leerás? Preguntan desde sus lomos. Algunos les prometí leerlos, y releerlos, pero lo segundo no lo hice aún. No dormí bien después de este diálogo intenso con los habitantes mudos de mi biblioteca.

Me puse a escribir, pero tampoco di pie con bola. Hoy me desperté dispuesta a dar un paseo. Me desperté es mucho decir, porque nunca me acosté. No pegué ojo. Bajé temprano a la calle. Sentada en un café mañanero me puse a hojear los periódicos. Es increíble lo mal que leo la prensa en el papel, acostumbrada a hacerlo en internet. Pedí un café en el Sully Fontaine, pero los dueños han cambiado y ahora está estos que se creen que van a colonizarlo a uno con sus salsitas y chistecitos banales. A veces dan ganas de ser Dexter, de sólo tener que aguantar a alguien mal educado.

Abrí uno de esos libros inusitados, de los que ya yo creía que no leería nunca, y de súbito todo dentro de mí cambió. Pagué mi consumo, me mudé con ligereza a otro lugar más solicitado, limpio, y de buenas maneras; por cierto, más barato. Y allí eché la mañana, casi terminé el libro.

Al rato me fui a la primera boca del metro. Y ahora estoy aquí, cercana de un mercado de domingo, acabo de comprar legumbres, frutas, pan, leche. Escribo esta nota en un café próximo al mercado, y enseguida vuelveré al metro, a casa. Prepararé algo para almorzar, luego me pondré a leer. Un domingo en calma, prometo que esta noche intentaré dormir.

Investidura de Obama, muerte de Castro

Lunes, 19 Enero 2009

Dicen los que saben de esas cosas, que en Cuba es casi todo el mundo, que Raúl Castro está esperando a la investidura de Barack Obama para anunciar de inmediato la muerte de la Maruga Guerrillera; la razón es simple, supongo yo, en caso de que la gente se bote para la calle a festejar lo segundo, ya ellos tienen el pretexto a mano para virar la tortilla y justificar la salación que se armará, con aquello de que el pueblo está sumamente feliz debido a la investidura de Obama, y que la revolución ha sido tan grande, que ha enseñado a todo un pueblo a contener sus lágrimas ante la muerte de su máximo líder y a mostrar alegría infinita frente a la toma de posesión del primer negro norteamericano. Lo veo venir, lo veo, así será.

He llamado a La Habana, a un familiar; se comenta, me dice, que ya se mudó para el Reparto Bocarriba, y que unos cuantos han empezado a suicidarse y a desgarrarse las vestiduras, pero aquí abajo, a ras de pueblo, lo que importa es que no hay nada de nada, ni sueños, ni esperanzas, ni una malanga ni un cariño. Y lo único que queremos es que Obama acabe ya con esta gentuza. Él sí que podrá, él es el que nos salvará, me dice una voz temblorosa del otro lado del auricular. Para enseguida preguntarme si hace mucho frío por aquí y si está nevando, pregunta invariable.

Y vuelve a la carga, por acá estamos rezando para que no venga una ola de frío, porque ya sabes que desde que tenemos revolución no tenemos abrigos, ni colchones, ni zapatos, ni vergüenza; ahora, eso sí, tenemos a un comandante que le ronca los cojones, repite en tres ocasiones, para si algún seguroso (policía secreta) nos esté oyendo que no nos corte la comunicación.

Y sigue, aunque ya la Matraca Pedorra ya está más del lado de allá que de éste. Y los diablitos en el infierno andan ya haciendo las maletas para asilarse en masa. Dicen que Miami se llenará de diablitos balseros. Nos reimos, y otra vez lloramos. Porque sabemos que, él se habrá muerto, pero ya consiguió matar muchas cosas en nosotros.

Espero que revivan, me dice, y entonces sólo así podríamos rehacernos. Ahora, repite, ojalá Obama nos oiga, que acabe ya con esta mierda; que él si tiene la moral muy alta para hacerlo. Todos la han tenido, le explico. Sí, pero tuvieron que pasar 50 años, para que el mundo aprendiera algo. ¿Tú crees realmente que el mundo ha aprendido, que aprenderá?

No sé, responde, tú eres la que conoces el mundo. Yo sólo conozco esta isla bajo el comunismo, y no me pienso morir sin conocer el mundo.

Se cae la comunicación… 

Mico Mandante

Domingo, 18 Enero 2009

El Mico Mandante de Venezuela padece diarrea verbal. En menos de una semana anunció la muerte del Coma Andante cubano, en un derroche de cursilería barata con la que ya tiene dormido a su pueblo, después ha tenido que salir al paso a su propia jerga, contradecirse, y cacarear que su Coma Andante está vivito y coleado, escribiendo, leyendo y reflexionado, las tres cosas al mismo tiempo, que ya podrán imaginar que un viejo carcamal como la Maruga Rebelde, aún octogenario, conserva el esplendor de super poderes con los que lo dotó el destino.

Además, Hugo Chávez, Mico Mandante, ya empezó a hacer de las suyas en relación a Barack Obama, todavía el hombre no ha sido investido presidente y el venezolano ya está augurando que no servirá para nada, que es lo mismo que los demás, y que en lo que a él respecta, ya conoce el paño. ¡Qué tipo tan vivo, tan bicho, qué mente prodigiosa y ágil! Se lo habrá soplado al oido desde el más allá, Simón Bolívar.

Y ni un sólo hollejo que le tiren a este mamarracho para que de paso se le atrabanque en el gaznate y lo deje mudo para siempre.

Venezuela corre el más grave de los peligros, el de que este pichón de dictadorzuelo decida quedarse para siempre, hasta el fin de sus días, como mismo está sucediendo ahora mismo en Cuba. Espero que cada ciudadano venezolano se mire en el espejo de cada cubano. Espero que voten por la democracia, por la libertad, y en contra de las monerías tan asquerosamente insoportables del Mico Mandante. ¡Llévatelo viento de agua!  

¿Zara vestirá a Castro?

Jueves, 15 Enero 2009

La Maraca en Jefe ya se murió, no sólo ya guindó el piojo, además apesta. Lo soñé antes de que lo anunciara ningún medio, como prueba, vayan a mi blog personal: www.zoevaldes.wordpress.com, allí lo escribí antes que nadie lo hiciera, pero eso no tiene la más mínima importancia. Vivimos en una era en que ya los escritores no importamos, importan los futbolistas, los terroristas y los dictadores (valga la redundancia), ah, y el totalitarismo mundial en el que hemos caído sin fin, como en el más hondo de los precipicios.

Desde La Habana me llega la confirmación, que si, ya se ñampió, pero primero La Maruga Heroica tuvo una larga discusión con su hermanazo, y ahí mismitico cayó en coma, y ya no reconoce ni a las enfermeras, a la familia, como saben, nunca la reconoció. También me adelantan, que el anuncio de la muerte lo harán tras la investidura de Barack Obama, porque no quieren entregarle el muerto a Bush. Con lo racista que era el gallego morirse en los brazos de un negro -y no de cualquiera, del primer presidente negro de Estados Unidos-, lo encenderá tanto que cuando llegue al infierno le quitará el puesto al Diablo, que ya debe estar temblando o renunciando, o buscando una placita de Secretario General del Partido Comunista del Departamento de Calderas Hirvientes. Satanás todavía no sabe lo que le ha caído encima, dejará de ser el gran Maligno para convertirse en un diablillo subalterno sin demasiado prestigio. Porque su pasado, comparado con el de el que lo reemplazará dista mucho en maldades e hijoeputás que engordan el curriculum del Ídolo de la Gauche Caviar et Divine.

Me cuentan que lo enterrarán el 28 de enero, aniversario del natalicio de José Martí, el gran poeta cubano. Y que la ceremonia será en Santiago de Cuba, y que harán del tristemente célebre cuartel Moncada, una tumba gigante, o sea, un mausoleo militar de mierda, de esos que afean la existencia de cualquier cementerio o ciudad de por vida.

Ahora falta saber, ¿cómo irá vestido el Cagao Coma Andante? ¿De verde olivo, de traje, cuello y corbata? ¿O será Zara quien lo acicalará? No me extraña que sea Zara.

Por otro lado, espero que esta marca española no haga como una célebre marca italiana, que vendía en la isla el rastrojo de temporadas pasadas a buenos precios… Bueno, eso a la Matraquilla Antillana ya no le importará demasiado.

Claude Berri

Lunes, 12 Enero 2009

A los 74 años acaba de fallecer el actor, director y productor de cine Claude Berri. Nos cruzamos en varias ocasiones en el barrio, en el Marais, y estuve a punto de vivir en el apartamento de uno de sus hijos, quien se suicidó muy enfermo. Claude Berri es uno de los cineastas que he admirado de toda la vida. Su padre era peletero en la calle Poissonière, la familia esperaba que Claude Berri heredara el negocio de fabricante de abrigos de visón, y aunque fabricó cientos, por no decir miles, como bien apunta él en un documental del INA, muy joven se dedicó a la actuación.

Su primer trabajo como director fue en el cortrometraje Le poulet (El pollo, 1963), sobre un fait divers que leyó en un periódico acerca de un niño que se inventó un método para que los padres no le mataran al pollo, hacía que el pollo pusiera huevos. Este cortometraje obtuvo un Oscar. Claude Berri declaró que nunca tuvo más emoción que cuando recibió ese premio, que jamás esa emoción fue igual en aventuras posteriores.

Y eso que fue uno de los afortunados y exitosos directores y productores franceses. Dirigió una de las películas más bellas sobre una infancia judía en época de la ocupación nazi en Francia, basada en su propia biografía, Le vieil homme et l’enfant (El anciano y el niño, 1966), y luego múltiples comedias donde él mismo actuaba su propia vida.

Fue el productor de Tess de Roman Polansky, de Todo sobre mi madre de Pedro Almodóvar, de La Reine Margot de Patrice Chéreau, donde actuó su hijo Julian que, como dije antes, se suicidaría más tarde, de Bienvenido al norte (Bienvenue ches les Ch’tis), la película francesa que más ha recaudado en taquilla.

Declaró en una ocasión, “yo jamás he trabajado, siempre me he divertido”. Y tenía razón, era un hombre fabuloso, simpático, entrañable. Un gran artista, un amigo, un padre. Muchos jóvenes de la cinematografía francesa se sentirán hoy huérfanos, porque jamás abandonó a los jóvenes talentos. Desaparece un poeta, un espíritu libre.

Obama/Sarko

Viernes, 9 Enero 2009

Mientras que el presidente francés Nicolás Sarkozy, no ha cesado ni un segundo de buscar soluciones para que cese la guerra entre Hamas e Israel, Obama todavía, hasta este momento, no ha expresado opinión alguna. Algunas publicaciónes ya se han puesto a reclamar una toma de posición al presidente que aún no ha tomado posesión como presidente, pero que sin duda, habría podido emitir una opinión sobre el conflicto militar.

¿Era esto lo que esperaban los votantes de Obama? No sabemos, porque ninguno de los votantes, ni los actores de Hollywood, tan a su favor, le han recordado el asunto, nadie se ha parado a exigirle que exprese su opinión, aunque sea mentira. Sin embargo, en relación a Cuba, todo el mundo le pide encarecidamente que levante el embargo. Que no es embargo, es boicot comercial.

Sarkozy ha hecho gestiones para detener el fuego, para acabar con los bombardeos, ha expresado sus opiniones. Nadie tampoco ha agradecido su trabajo, que lo es. Sin embargo, hoy, mi querido Villepin, en un error craso, advierte que Sarko anda disperso, que se entretiene, que no está concentrado. No entiendo por qué, Dominique de Villepin ha cogido esa fijación con Sarkozy. Le recomiendo, como amiga, muy saludablemente, que deje al personaje, que ya lo que no se hizo a su debido tiempo no se hace a destiempo.

Pero Obama no habla, debe estar entretenido viendo cómo hará con las niñas, que seguro tendrán escuela cercana. Yo él, de verdad, las enviaba a la escuela Lenin, en Cuba, creo que eso agilizaría los trámites del levantamiento del boicot comercial, porque esas niñas solitas tumbarían a Castro de sólo dispararse cuatro horas en la beca de marras. Yo, como cualquiera de ustedes, espero mucho de este presidente. Pero también, como cualquiera de ustedes, aún espero una declaración precisa sobre Palestina, Hamas, Israel, los bombardeos de roquettes, y los bombardeos en respuesta, por parte de Israel.

Creo que es hora de que entre en escena, y nunca mejor que cuando necesitamos de una persona tan ecuánime, tan vital, tan fresca, que nos ha prometido cambiarnos el mundo. Por algo se empieza, y ese algo lo está reclamando ya.

Contra el bombardeo

Lunes, 5 Enero 2009

Partiré del hecho de que estoy en contra de la guerra y de los bombardeos, especialmente de estos sangrientos que estamos viendo en Gaza, pero por supuesto que estoy también en contra del bombardeo de mentiras. Antes de que Israel empezara a bombardear Gaza, ya desde Gaza, los Hamas, habían bombardeado con varios, con numerosos, tiros de roquetas hacia Israel, pero, por supuesto, nadie denunció nada; ni siquiera nos enteramos.

Hamas sigue siendo Hamas, aún en el poder. O sea, una organización terrorista, que no quiere la paz, que añora la guerra, elegida democráticamente, claro. Lo mismo que Chávez en Venezuela. Aunque en este caso, hay sus diferencias, Chávez tuvo mucho petróleo, las cantidades merman de segundo en segundo, el militarote regalón apenas gotea del precioso líquido negro, regalón de dictaduras, en lo que se ha convertido en un pestañear sobre el lomo del pueblo venezolano. Y en su caso, ansía la guerra. Ya subió el petróleo.

Ayer cincuenta mil personas, entre pro palestinos y palestinos, manifestaron en contra de los bombardeos de Israel a Gaza en pleno París, lo que nadie hizo ni hacen cuando Hamas bombardeaba o bombardea Israel a roquetazos. El saldo de la manifestación fue un enfrentamiento cruel con la policía francesa que, por demás, ejercía su trabajo de protección de los manifestantes, o sea, que los cuidaba, en pocas palabras. No contentos con la destrucción de tiendas, a lo que se dedicaron con fervor fanático, en el Boulevard Haussmann, con una vehemencia rayana en el terrorismo, -por cierto, no entiendo qué relación había entre su protesta y la destrucción en la que se sumieron-; además hirieron con piedras a personas inocentes, quemaron automóviles, lo que ya es habitual. Agréguenle robos superior a 200 mil euros en una boutique de relojes y joyas. Es cierto que necesitamos medir el tiempo entre un bombazo y otro, pero nadie necesita relojes tan caros para hacerlo, digo yo.

Por otro lado, se ha iniciado una especie de nuevo asalto ecológico y humanitario a cara armada. De concreto y cemento el armamento de estos caraduras. Un grupo de cincuenta “reduccionistas”, así se les llama ahora a este novedoso tipo de ladrones, entró en el Monoprix del Faubourg Saint-Antoine; amenazaron a los cajeros con que tenían hambre, y se llevaron 5000 euros en champán del bueno, jamón, caviar, pollos, todo de primera calidad. Los cajeros lo permitieron, el Monoprix ha denunciado el asunto en los tribunales contra X. O sea que, ahora, robar, en nombre del hambre y la necesidad, asaltar, en nombre del hambre, a éso se le llama “reduccionismo”.

En cualquier momento a los terroristas los llamaremos algo así como “justicieros por la paz”. Me dice alguien que ya lo leyó en alguna parte, ¿ven? ¿Hacia dónde vamos, bombardeados de mentiras y de miedos y de posiciones políticamente correctas?