Blogs

Archivo de Junio, 2009

“Ze la Yapearon”

Martes, 30 Junio 2009

A este señor tan propenso al melodrama izquierdoso, como suelen ser los caudillos latinoamericanos, al presidente Zelaya de Honduras, al que le quedaba poco en el poder, sólo un año o menos, le han dado los militares un golpe de estado. No debería alegrarme -en nombre de la democracia-, pero me alegro. Eso es América Letrina, caudillos de derechas, golpes de estado, y ahora caudillos comunistas,. otra vez golpes de estado, ¡qué pereza!, y la gente tirá para la calle. Muertos, heridos, total, para nada.

Yo no estoy de acuerdo con los golpes de estado en estados democráticos, pero en países como esos de América Letrina, donde el comunismo está cogiendo fuerza, me parece muy sensato que el ejército se levante. Es lo que me gustaría que sucediese en mi país, que el ejército se levante en contra de los Castro, que se pongan los pantalones y acaben con ellos de una vez y por todas. No lo harán, la Yuma está demasiado cerca, y exiliarse siempre es la solución más cómoda. Preferimos que nos jame el tiburón a que una bala nos atraviese el corazón, (¿no ven, de todo sacamos una rumba?).

A Zelaya se la chapearon, no la cabeza, ¿por suerte?; la presidencia. Todo parece indicar que ya tenía a unos cuantos bastante hartos de su mierda comunista -que dirían los Porno para Ricardo, q.e.p.d-. Ahora, el Mico Mandante ingerencista, el impresentable Hugo Chávez, está pidiendo al pueblo, que no es su pueblo, que salga a la calle a morirse, a defender a un desvergonzado y tragimatraquilla Zelaya, amigo de los Castro y del pedófilo Ortega.

¿Tendremos un Irán en América Latina, tendremos a una juventud como la iraní? Lo dudo. Mucho menos en Cuba. Estamos hecho de la miel del azúcar, del humo del tabaco, y algunos, de contra, de la embrutecedora y criminal coca.

¿Pueblos niños? No, pueblos tontos.

Fíjense si somos tontos que desde hace más de quince años que quiero dejar de escribir de política de una maldita vez, y no lo logro. Sólo los tontos escribimos de política tercermundista.

Libertad para Ariel Sigler Amaya, preso cubano que está muriéndose en una cárcel

Viernes, 26 Junio 2009

Ariel Sigler Amaya, preso de consciencia, se encuentra muy grave en una cárcel castrista. Fue condenado en lo que se denominó la Primavera Negra de Cuba a 20 años de cárcel. Además de las múltiples enfermedades que lo aquejan y por las que se halla sumamente frágil, la vida en un hilo, está siendo torturado de la siguiente manera: extracción de sangre cada 4 horas.

A todos esos presidentes latinoamericanos que visitan Cuba, a los premios Nobeles que firman cartas a favor de la libertad de los 5 espías castristas en Estados Unidos, a todos los demócratas del mundo, le pedimos que se sensibilicen con la suerte del preso político Ariel Sigler Amaya.

Sin más, los dejo con estos videos, desgarradores testimonios de los hermanos del preso, y de su madre, Gloria, que tiene 81 años, y que apenas le dejaron ver a su hijo durante 20 minutos. Pero no dejen de escuchar estos testimonios:

El libro más “caro” del mundo.

Jueves, 25 Junio 2009

No es precisamente el libro más caro en precio, aunque su precio es altísimo, pero sí es el libro más “caro”, sobre todo para sus editores, los de la revista FMR (Franco María Ricci). Es un libro “caro”, de querido, porque fue un proyecto amasado en Italia durante largos años. Finalmente el libro existe desde hace unos meses.

Se trata de La dotta mano de Michelangelo, que consta de 99 ejemplares únicos, y pesa 24 kilogramos. O sea, no sólo es el libro más “caro”, además es el más pesado, que yo sepa.

El libro posee una cubierta en mármol, es un bajorrelieve, reproducción en mármol a tamaño natural de una obra de Michelangelo (1475-1564), La virgen de la escalera. El precio del libro es de 100 000 euros.

Los textos que acompañan esta obra de arte son de Giorgio Vasari (1511-1574), y consta de 264 páginas de papel barnizado opaco, de 200 gramos, hecho por la Cartiere del Garda de Riva del Garda de Milán.

Hace algunos años conversé de esta idea con los autores de la misma, en la oficina de FMR en París. El libro, que se encuentra en Nueva York, sin duda alguna resulta una rareza, una preciosidad, en la historia del libro. De eso se trata, recuerdo que me comentaron. Hace poco les hablé del libro más pobre del mundo. Bueno, hoy me fui al otro extremo.

Obama: pocas palabras, Zapatero ni “mú”.

Martes, 23 Junio 2009

Hace unas horas habló Barack Obama, presidente de los Estados Unidos dijo de un par de cosas concernientes a la economía de su país, y “de paso”, añadió algo a sus flojísimas reflexiones anteriores, sobre Irán. El tono fue un poco más duro, nada más.

Dicen que Obama se está cuidando para que no lo acusen de ingerencista. No me hablen de ingerencismo, y mucho menos de que la economía americana está muy mala y de que Obama sólo se puede ocupar de eso, y no de Irán, de nada parecido a una revolución verde, sangrienta, por parte de Ahmadineyad y de los ayatolás, que han robado el voto a la democracia iraní. ¿Es Obama un presidente o el administrador de una bodega? Porque si es lo primero, entonces, creo que está en la obligación de condenar enérgicamente el horror que están viviendo los iraníes en estos momentos. Sobre todo porque el presidente iraní no sólo ha amenazado a Israel con sus jueguitos nucleares, también lo hizo en el pasado contra Estados Unidos. Pero Barack Hussein Obama parece que no quiere saber nada de eso, quiere olvidarse del pasado, y quitar el busto de Churchill del despacho oval le parece más coherente que inclinarse ante un rey saudí y olvidarse de los demócratas iraníes.

¿Dónde anda el otro? El señor de la Alianza de las Civilizaciones, bien gracias, amordazado con el trapo palestino. Los del Sindicato de la Ceja, parejo. Cero manifestación en contra de la represión en Irán, cero, señores. Es más, si mañana Obama le declara la guerra a Irán, estoy segura que la aprobarían, que las manifestaciones en las calles serían a favor de la guerra y todos ellos tan campantesa, tan gloriosos con su “deber cumplido”.

Estamos bien servidos con estos señores. Los dejo, voy a sentarme junto a la televisión, a esperar. La suerte es que esta gente hace discursos breves, cada vez más “few words”, y que Castro I ya no da más que para cagarla, literalmente. Aunque en la isla nadie se ha enterado de que en Irán el voto ha sido robado a los demócratas. ¡Qué digo! Ni siquiera saben que hubo elecciones, y a lo mejor no saben ni lo que es Irán.

Su nombre era Neda y estaba embarazada.

Domingo, 21 Junio 2009

karkekar10.jpg

La joven iraní de la que les hablé ayer, cruelmente asesinada en Teherán el sábado 20 de junio, durante las manifestaciones en contra del tirano Ahmadineyad, se llamaba Neda y estaba embarazada.

Hoy su imagen es el símbolo de la Revolución Verde iraní, en todas partes, en Facebook, en Twitter, su imagen y su nombre resaltan subrayados en verde. Alguien escribe en un blog: “no habrá muerto en vano”. Esperemos que así sea. Esperemos que Occidente salga a la calle a protestar contra los crímenes de Ahmadineyad. Y que tenga que dimitir y reconocer que se robó las elecciones.

¿Dónde está Zapatero? ¿Dónde los del Sindicato de la Ceja? Una vez más, es la cuarta vez que lo hago, pregunto ¿dónde están los manifestantes en contra de la guerra? Después no digan que nadie les avisó, que no sabían, que no vieron.

Una vergüenza, eso es lo que es, el silencio de Zapatero, ¿qué pasó con su tan cacareada alianza de civilizaciones?

original_image.png

Una chica iraní. ¿Dónde están los manifestantes 3?

Sbado, 20 Junio 2009

Una chica iraní salió de su casa a defender la libertad, puedo imaginarla con sus cabellos envueltos en el shador, y su jeans debajo, para poder correr más cómodamente, en caso de que fuera necesario, y fue necesario. La joven iraní se despidió de sus padres, ¿o iba con ellos y debieron separarse en alguna esquina? ¿Iban sus hermanos, la acompañaban? Lo cierto, es que esta chica iraní, hoy 20 de junio del 2009, veinte años después de la caída del muro de Berlín, salió a romper otro muro, el de la tiranía de Ahmadineyad. Esta muchacha exigía libertad, preguntaba ¿dónde está mi voto? Gritaba, voceaba, al mundo, para que el mundo reconociera su reclamo.

Puedo imaginar que la alcanzó una pedrada, de esas con las que lapidan a las mujeres en su país, en plena manifestación, ¿o fue un disparo? Y esta joven, cuyo nombre ignoro, cayó en el pavimento, los ojos perdidos en el cielo, en los rostros que se le encimaban, ¿para socorrerla, o para matarla? Y empezó a sangrar, ¿por qué sagraba tanto, por la nariz, por la boca?

Lo peor de este video es que no alcanzo a comprender la magnitud de los hechos, aunque sí del drama. Pregunto por tercera vez: ¿dónde están los manifestantes? Sí, los mismos que se manifestaban contra la guerra de Irak, y que jamás se manifestaron por la libertad de Cuba, ni por la libertad de Irak en tiempos de Sadam Hussein, y que ahora calla, y no se atreven a levantar su voz en contra del tirano de Irán. Están a tiempo. Entre tanto vean estas horrendas escenas de una pobre chica iraní, abatida en la multitud:

¿Dónde están los manifestantes 2?

Jueves, 18 Junio 2009

Ya escribí hace años un artículo que se titulaba ¿Dónde están los manifestantes? Dudo que alguien lo recuerde, ocurrió en el 2003, en plena guerra de Irak, durante las detenciones en Cuba en lo que se llamó La Primavera Negra, donde 75 personas, entre periodistas, poetas, bibliotecarios independientes, y opositores, fueron condenados por el régimen castrista a penas entre 20 y 28 años de cárcel; además de tres penas de muerte ejecutadas en menos de cuarenta y ocho horas. Entre tanto, los militantes o militontos políticamente correctos de la progresía mundial manifestaba en las calles en contra de la guerra de Irak. Jamás los vi manifestar con anterioridad en contra de Sadam Hussein cuando éste gaseaba al pueblo kurdo; pero, en aquel momento manifestaban en contra de las tropas americanas que participaron en la guerra, y de las españolas, y en contra de la guerra en general.

Desde hace varios días la oposición iraní protesta en las calles de su país en contra de Mahmud Ahmadineyad, uno de los hombres más peligrosos que existen hoy sobre la tierra, un tirano con todas las de la ley, con energía nuclear entre las manos, represor, asesino de homosexuales y de mujeres. La juventud iraní es golpeada en las calles, han asesinado a 7 personas; la prensa ha sido amordazada. La información a pasado a Occidente gracias a twitter, a faceboock, y a los blogs de los aguerridos jóvenes. Las imágenes hechas con móviles, fotos y videos.

Seis años después de la Primavera Negra de Cuba vuelvo a preguntar: ¿dónde están los manifestantes? Aquellos del Prestige, aquellos contra la Guerra de Irak, aquellos tan políticamente correctos para las causas ganadas de antemano.

Seis años más tarde todavía Oscar Elías Biscet sigue en las cárceles castristas. ¿Quién es Oscar elías Biscet? Al parecer, nadie, para algunos. Sólo un médico negro que pidió democracia en Cuba. Un negro en Estados Unidos pide democracia y sale presidente. Un negro en Cuba pide democracia y lo meten en prisión condenado a más de veinte años de cárcel. ¿Por qué Nelson Mandela no se solidariza con él? ¿Por qué Barack Hussein Obama no ha levantado su voz para defender su libertad?

Seis años más tarde, se reprime en las calles de Irán, se asesina. Lo hace un tirano que ha cometido fraude en las elecciones, lo hace un tirano que desea el arma nuclear para acabar con la única democracia que existe en el mundo oriental: Israel, lo hace para seguir asesinando homosexuales, mujeres, y estudiantes. Lo hace, en una palabra, porque es igual a Fidel Castro, porque es compinche de Hugo Chávez, y de todos esos pichones de tiranos de las dictaduras constitucionales que se están imponiendo en América Latina con la complicidad de aquellos que sólo salen a la calle para salir en los periódicos políticamente correctos, para editar en esos mismos diarios, para ganarse un programa de televisión, y hasta una película costeada por el contribuyente.

¿Dónde están los manifestantes?

Acabo de halar la cadena del inodoro, se los tragó probablemente ese torbellino de mierda.

La literatura explicada a mi hija.

Domingo, 14 Junio 2009

Hija querida:

Eres una adolescente y has conseguido en el transcurso de tu joven vida devenir una gran lectora. Empezamos leyendo juntas, con tu padre también, y con tu inolvidable primer maestro, el señor Castellani. El señor Castellani además de ser un gran maestro es un escritor de libros infantiles. Con él tuve la suerte de compartir aula cuando me pidió que le explicara a los niños de su clase, entre los que tú te encontrabas, cómo se hacía un libro.

Confieso que ha sido uno de los momentos más difíciles de mi vida, porque no sabía cómo explicarle a niños de entre cuatro y cinco años cómo se hacía un libro, sin parecer pretenciosa. Lo primero que ocurrió, sumamente divertido, por cierto, es que algunos alumnos me preguntaron cómo yo cosía las páginas del libro, otros me preguntaron si las ilustraciones me pertenecían, y al final, tú, hija, me hiciste la pregunta más consistente, aunque parecía simple: “Madame (me dio risa que guardaras las distancias delante de tus compañeros), ¿para qué sirve escribir un libro?” Me quedé de piedra. Porque claro, nunca yo misma me había hecho esta pregunta.

Mademoiselle, escribir un libro sirve para acompañar con tu soledad la soledad de otra persona, que en otro sitio de tu ciudad, o del mundo, a lo mejor, te estará leyendo”. La literatura es un intercambio de palabras escritas y leídas, sirve para entregar una historia, personal o imaginada, o ambas cosas al mismo tiempo. La literatura es una de las expresiones más bellas y completas del arte, del pensamiento, y de la historia de la humanidad. La literatura sirve para comprender el mundo, intentar entender la realidad, los sentimientos de los seres humanos, sus deseos, los secretos de la naturaleza, sirve para entregar emociones, a través de la poesía, y recibirlas de parte del lector, a través del lenguaje entrañable de la lectura.

Contar una historia no significa venderla, contar una historia es sólo eso, contarla, saberla escribir, identificarse a plenitud y misteriosamente con la elocuencia de esa historia. Significa vivir en trance y eternamente fascinado por la escritura, la construcción de frases, la angularidad de conceptos, la extensión de ideas. La literatura es lo más bello que hemos podido crear, es el sueño más intenso de la creación del mundo.

En Israel, hace algún tiempo, me preguntaron en una ocasión si la literatura podía ser entretenida, la mayoría de los escritores que allí se encontraban negaron tal hecho. Lo siento, no estuve de acuerdo en aquel momento, y sigo sin estarlo, yo creo que la literatura también es entretenimiento, porque no hay una sola literatura, hay muchas, disímiles formas, de contar una historia. La novelística de Sándor Marais, el escritor húngaro, o la de Mario Vargas Llosa, es también, además de literatura precisa y honda, literatura entretenida, no significa necesariamente de entretenimiento. Aunque no sé realmente a qué se le llama hoy en día literatura de entretenimiento, porque a mí toda esa literatura hecha desde los brazos, y no desde la cabeza, no desde el corazón, no desde el conocimiento, para mí me resulta literatura aburridísima, y no me entretiene en lo absoluto.

Crear autores no es lo mismo que poseer a un autor, ahí es donde fallan las editoriales. Piensan que pueden crear autores a partir de personalidades de la televisión o de los medios masivos de comunicación. Error craso. Un autor, un escritor, no sale del puro vedettarismo, un autor es un escritor que empezó escribiendo en la soledad de su escritorio, con muchas lecturas y vivencias juntas, apertrechado de cultura, de sabiduría, de vida. Esa es la aventura de la literatura, y en eso creen los lectores, tanto, que no admiten chantaje ni estafa posible.

Hace algún tiempo una escritora me acusó con desagrado de ser comercial, o sea, de vender libros; yo se lo agradecí al instante. Es a lo que siempre he aspirado, a vender libros, a ser leída por la mayor cantidad de lectores. Ser un autor comercial no es lo mismo que ser un ”escritor” inventado. Gabriel García Márquez es un autor comercial, Marguerite Yourcenar lo es, y otros con nombres de culto real, trabajado, y no inventado. La literatura que se vende no siempre es buena, pero hay una buena literatura que, sin duda, se vende. A eso me refiero, sin ningún tipo de culpabilidad. No me siento culpable de ser leída por infinidad de personas, lo percibo como una gracia, en la que va mucho de mi constancia y de mi trabajo.

Hija, la literatura es, en fin, el mejor de los sueños. Y yo trato de luchar porque ese sueño no se empañe con la pésima y terrorífica labor de aquellos hombres grises que aparecían en Momo, la extraordinaria novela de Michael Ende.

4ème 4, cortometraje realizado por mi hija Luna Vega.

Socialismos europeos.

Viernes, 12 Junio 2009

El socialismo europeo está en crisis, sin embargo, el socialismo europeo no podemos decir que sea el mismo en todos los países, en España que en Francia, por ejemplo, las diferencias se hacen notar. En España, el socialismo, pese a la presencia de mujeres en ministerios y puestos claves, es mucho más prepotente y machista que el socialismo francés, al menos en su aspecto; esto por referirme a los ejemplos que mejor conozco.

El socialismo francés se ha convertido en una especie de “cosiolismo”, de cosa, de cosa ajena a lo que uno piensa que puede ocurrírsele a un socialista. Por ejemplo, una de las mujeres que hoy representa a ese socialismo, Segolène Royal, ha decidido tomar como agente, o como manager, sería la palabra exacta, a un representante de estrellas de cine, y de cantantes. O sea, Segolène Royal no se ve a sí misma como una política, sino como una estrella del “cosiolismo”, de la cosa fabricada. Segoléne disfruta de sus apariciones en los teatros, no posee una sola idea o programa que proponer, pero sí  muchos gestos y palabras huecas que vender. Esto, desde luego, se relaciona con su nuevo look ultrafemenino, de madona o virgen de santidad dudable, quizá profeta extasiada en su autopiedad, o qué sé yo. La madeja no es fácil de desenredar.

Las mujeres del socialismo español aunque son varias, de presencia sobria, en su gran mayoría, poseen un savoir faire bastante masculino en casi todos los casos, sin embargo meten la pata con frecuencia, y no se identifican fácilmente con la causa feminista. 

Entonces, me pregunto, como supongo que se pregunta la mayoría de los lectores, si en lugar de las personas, lo que tiene que cambiar, del socialismo, es el socialismo en sí mismo, profundamente. Modernizarse, adaptarse a sus circunstancias, crecerse, tal como lo ha hecho en los últimos tiempos el centro derecha, que en lugar de radicalizarse -como lo ha hecho el socialismo- se ha liberado hacia un equilibrio protentoso.

Pero, ¿querrá el socialismo escuchar consejos?  Demasiado embriagado en sus distintas imágenes, los socialismos europeos se pierden demasiado en sus espejos, y no desean, a mi juicio, que les sustituyan los viejos manuales.

En cualquier caso, no me fiaré para nada, de este “cosiolismo” prêt-à porter

El no literario, el no político.

Lunes, 8 Junio 2009

Hace algunos años un amigo me contó que estaba haciendo una investigación sobre el “no” literario. No se refería al teatro del Nô, un estilo japonés de teatro cantado y danzado, lírico, que usa dramas del siglo XIV y XV. Se refería a la palabra “no”, usada en la literatura. Y este amigo se dio cuenta que los hombres se referían con mayor frecuencia al “no” que las escritoras. Él ha seguido en esa investigación, no sé si la habrá culminado. Y a mí me ha dado por investigar otro “no”: El “no” en política. Sobre todo en la política castrista, si es que a eso se le puede llamar política.

¿Desea Cuba que le levanten el embargo? Siempre ha hecho algo para que su respuesta sea interpretada como un “no”, o sencillamente ha dado el “no” directamente por respuesta, cuando no ha sido el silencio, que en diplomacia significa un “no”, sin duda alguna.

Ahora es con la OEA. Cuba es invitada a reinsertarse de nuevo en la OEA y Cuba (los Castro) responde que nanananinna jabón Candao, que nenenenenenenenenenenenene. O sea “no”, un “no” publicitario, y el otro popular. Hoy lo ratifican en ese periódico indecente del Partido por el eje Comunista Cubano que es ya de llanto, no siquiera de vergüenza.

Cuba, como en el año 62, se siguen riendo de la OEA, que según Carlos Puebla (q.e.p.d) es esa cosa tan fea, tan fea que causa risa. Pero mejor los dejo con la canción de Carlos Puebla, que qué casualidad sólo se puede ver en youtube a través de esa revista tan separadora: Cubaencuentro.
Escuchen la cancioncita de esa “eminencia” de la canción protesta, Carlos Puebla. El “no” político es una especialidad castrista, he aquí una evidencia, y con choteo a la cubana, más seguro: