Blogs

De trukulencias y konciertos kastristas

19855_1126054410049_1787827324_244602_5320477_n.jpg

Cuando vi que Gloria y Emilio Estefan habían convocado a una marcha en Miami, y Andy García a otra en Los Ángeles, y que se hicieron varias en otras partes del mundo, en homenaje a Orlando Zapata Tamayo, a las Damas de Blanco, y a los presos políticos, me dije: Eso no lo aguantan los Kastro. Ellos tienen que subirle la parada. Y así ha sido.

Silvio Rodríguez musitó dos o tres quejas en contra de su (r)evolución, y al instante Granma le sacó una caricatura que lo puso al parir la Era, pero por la boca. Lo llamaron a contar, y mientras con una mano cogía el dictado, que le hacía el Tu Tan Kagón de las cartas-respuestas a Carlos Alberto Montaner, con la otra, afinaba o afilaba la guitarra, ya que le dieron la orden de ser el primerito en tocar en el Protestódromo; en el que no se protesta contra nada, como no sea contra el imperialismo yanki, porque los que allí se paran siempre están de acuerdo con las momias de los Kastro empuñando su maraca ideológica.

Todavía no hemos visto imágenes del koncierto (no del de La Habana, sí del de Santiago de Cuba, ¡ah, porque hubo dos!), no lo transmitieron en vivo, por algo será.

Yo los invité a que ellos, a su vez, invitaran a la madre de Orlando Zapata Tamayo al escenario, para que Reina Luisa Tamayo Danger tuviera al menos 10 minutos para expresarse, pero no lo hicieron. Porque ellos saben lo que hacen, de bobos no tienen ni un pelo, por eso están tan kagaos.

Sin embargo, allí estaba la bloguera La Cautiva Innombrable -puesto por ella misma-, y según ella misma en su Twitter, dos trovadores le demostraron, en la intimidad, su admiración. ¿Estaba ella en el público o en el camerino con los trovadores? Es que Kuba es kada vez más kompleja.

La cosa ahora va de konciertos y de kastronteritis, porque ante la falta de libertad, ya lo señalábamos: a tragar tajadas de aire, frituras de viento, y a dar mucho kulo perreando por encima del nivel. Después a koger la guagua, y a volver a la la luchita a la mañana siguiente. Ke esto está ke trina.

Nota: No asistieron ni mil personas al concierto de La Habana.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario