Blogs

Archivo de Noviembre, 2010

“Wikileaks: el 11-S de la diplomacia”

Lunes, 29 Noviembre 2010

Acabo de llegar a casa. Cogí el metro en Bastille y me bajé en Champs-Elysées para dar un paseo de domingo. Regresé lo más rápido que pude, no sólo a causa el frío, además me deprimí pensando en Marlene Dietrich, ¿por qué? Pues porque la avenida más elegante del mundo se ha convertido en la más espantosa, con esa cantidad de burkas, que tal parece que Francia es Arabia Saudí. La vulgaridad y el bling-bling del fanatismo religioso han ido ganando terreno. Lo único que falta es que la FNAC venda discos con cantos del Corán en lugar de las últimas melodías de Lady Gaga.

Debajo, en el metro, algunos clochards, como siempre en el invierno, se meten unos tragos, y se arrebujan encartonados.

Subo al apartamento, enciendo la computadora, y me encuentro una llamada de Miriam Gómez que me avisa de que ya se han hecho públicos los documentos de Wikileaks. El Ministro de Exteriores italiano Franco Frattini ha calificado el hecho como “el 11-S de la diplomacia”, y tiene razón. Muchas personas podrían ser asesinadas a causa de estas revelaciones.

Deplorable, salvaje, un festín para los que quieren acabar de una vez con Estados Unidos. Es algo que había previsto, e inclusive anunciado, un Castro I sumamente feliz y haciéndose pasar por la Sibila de Cumas o el Auriga de Delfos.

No sé cómo se valorarán estos acontecimientos de parte de las personas directamente concernidas, pero en los campos de la información, del espionaje, y del terrorismo, se ha dado un paso sumamente sofisticado y peligroso.

A ese mundo, un mundo roto, es al que vamos a lanzarnos de cabeza. Aunque no querramos, otros nos empujarán.

Ars Magazine con Reinaldo Arenas y José Lezama Lima

Viernes, 26 Noviembre 2010

Ars Magazine número 1 dedica sus páginas al XX aniversario del fallecimiento (suicidio), en Nueva York de Reinaldo Arenas, enfermo de sida, y al Centenario del Natalicio de José Lezama Lima. La portada de la revista es Gustavo Acosta, pintor cubano exiliado en Miami.

Ars Magazine es una revista que no está pagada ni por la CIA, ni por el gobierno de Zapatero, y todavía ningún millonario se ha acercado para comprarla para fines publicitarios, lo que sentimos profundamente, como podrán imaginar. Por no comprarla, ni siquiera lo han hecho para leerla. Aunque seguramente la habrán podido hojear, no leerla, puesto que en el Show Preview se pueden pasar las ochenta páginas.

Por estos días, la publicación está rebajada a precios festivos. Espero que la disfruten -pese a la crisis. En el metro la gente lee todo el tiempo en los móviles, que salen más caros que una revista, así que ¿por qué no volver a los tiempos vintage en los que se leían revistas de papel mientras se viajaba a algún sitio?

front-cover-ars-magazine-vol-1.jpeg

¿Qué pasó con Haití?

Lunes, 22 Noviembre 2010

Las fotos que acabo de ver de la cantidad de muertos en las calles de Haití. Muertos por hambre, de desolación, y ahora de cólera, son imágenes insostenibles. Me pregunto que pasó con los políticos y la ayuda que le deben a Haití. Y sobre todo ¿qué pasó con la ayuda que se ha enviado a Haití, qué hicieron los políticos haitianos con ella?

Es muy doloroso ver a una mujer desnuda en una calle, agonizante, o muerta, a pocos pasos del hospital de Puerto Príncipe, como lo he visto en el Blog de Elisabeth Martínez. Es una verdadera tragedia, como bien la llama la autora del blog. Una tragedia de la que muchos se desentienden ahora, porque ya pasó el momento de mayor fuerza mediática de la tragedia.

El ser humano actual sólo se mueve como perro de Pavlov, con la lengua afuera, por lo que dice y dicta la televisión. Y como la tragedia haitiana ha desaparecido casi por completo de los medios de comunicación pues para la gran mayoría ya no hace falta ayudar a Haití. Una vergüenza.

Por suerte, algunos artistas millonarios han ido personalmente. ¿Se han implicado monetariamente en el tema, o fueron solamente por la foto? Es algo que no se aclara. Pero esperemos que así sea, y que Haití pueda recuperarse lo más pronto posible. Lo necesitamos todos.

Salgo de la boca de Metro de Odéon, y veo a un grupo movilizándose por no sé qué otra cosa. ¿Y Haití, les pregunto? ¿Haití, quoi Haití?Fue la respuesta.

Condón, amén

Sbado, 20 Noviembre 2010

Benedicto XVI ha admitido, oralmente y por escrito en un libro, que el uso del condón es necesario en algunos casos. Esto lo convierte en el primer Papa que acepta y considera necesario que la sexualidad debe vivirse de manera segura, y que el acto de hacer el amor no sea transformado en una serie de suicidios cotidianos.

El anuncio de la máxima figura del Vaticano se hace en un momento en el que la religión católica y su representante: la iglesia católica, se encuentran en franca decadencia, debido a su misma resistencia a vivir acorde a los tiempos que corren, a modernizarse, y a entender a sus más grandes y constantes fieles: las prostitutas, los homosexuales, las amas de casa

Con esta declaración el Papa no inicia una revolución, pero sí hace una afirmación contundente que cambiará de modo general, en todas las iglesias del mundo, la manera de enfrentarse a una realidad que dura décadas: una pandemia, como el Sida, entre otras enfermedades que pueden contraerse a través del contacto sexual.

El libro en el que el Benedicto XVI dedica un capítulo al tema del preservativo, saldrá publicado la próxima semana en Francia.

Por fin, la iglesia acepta que después del condón, podemos gozar y rezar tranquilos: amén.

París entre bomberos y rusos.

Mircoles, 17 Noviembre 2010

Bajé al metro. Siempre que bajo al metro me creo que soy una protagonista de Melville o de Truffaut. Aunque la verdad, la verdad, es que me hubiera gustado ir de Marlene Dietrich a Mónika Vitti, o sea ser dirigida por Joseph Von Sternberg o Michelangelo Antonioni. Desabroché mi largo abrigo de cachemira gris plateado, con el gesto de las películas de la Nouvelle Vague, y me tiré la bufanda hacia la espalda, al estilo de Marina Vlady.

No sé si muy al estilo de Marina Vlady o no intenté ayudar a un mendigo a subir su carrito del Monoprix repleto de tarecos, por la escalera hacia el tren, pero me rechazó con un mal gesto y con el sonido onomatopéyico de quien espanta a un jabalí. Por suerte, en el horóscopo chino soy jabalí y lo entendí perfectamente. ¡Cómo estará la vida en la calle que hasta los clochards desconfían de una mujer que lleva en la muñeca un Cartier de verdad y no una copia! Así que cómo no voy a desconfiar yo, viniendo de donde vengo, del retongonal de emailes diarios rebosantes de héroes y heroínas prefabricados.

Di mi vuelta por las librerías, compré un par de libros, cuando los lea les diré. Uno sobre los poemas que garabateaba Marilyn después de meterse el coctel molotov de pastillas para poder soportar a los Kennedy y a la loca de Truman Capote, genial, pero insoportable; y otro sobre ebanistería. Como mi padre era ebanista, a mí me ha dado por eso. La que fue marimacha de niña no se cura de vieja. De niña andaba de mata en mata, o sea, nunca mejor dicho, mataperreando, ahora veo una mata, quiero decir, un árbol, y enseguida lo talo con la imaginación y prefabrico el mueble. Iba a comprar el libro de Bush, pero me dije que cuando Bush compre los míos y me mande 150 mil dólares para mi blog y 50 mil para Ars Magazine, entonces yo me ocuparé de su libro escrito por un “negro”. Y cuida’o.

Las calles estaban atestadas de policías y de rusos. Para mí que estos rusos son unos títeres que nos han mandado de algún planeta no identificado, eso mismo: unos robots rubios. Andan con el chorro de euros en las manos, siguen con la misma agresividad de cuando eran bolos en Cuba, no han dejado de apestar a grajo y a vodka y se creen los dueños del mundo. Tendrán que ponerse en la cola. Todavía no lo son, por el momento son los chinos. El Marais, sin ir más lejos, ya es de chinos apolíticos y comerciantes. Todas las chinas se han operado los ojos, todas se parecen a Hello Kitty, y las tetas van en camino.

Salgo huyendo de los rusos y me topo con los policías. “¡La calle está llena de policías!” Exclamo. “¿On vous dérange?” (¿La molestamos?) Me pregunta uno de ellos peligrosamente sonriente. Los policías franceses tienen esos dientes y esas nalgas y esos muslos apretados que ni esculpidos por Michelangelo (no Antonioni, Buonarotti)… Non, pas du tout, c’est moi qui me dérange moi-même… (« No, para nada, soy yo la que me molesto a mí misma”) Intento torpemente hacerme la chiva loca.

De buenas a primeras me doy cuenta de que no es un policía. Es un bombero. Y claro, caí en el dato porque sacó el mazo de calendarios y trató de venderme uno. Y de idiota se lo compré. No uno, dos. Incluso le insisto en que es para mi copinette Marcela. Ya llevo quince calendarios iguales, es que no me puedo resistir a un bombero francés que vende calendarios. Son tan sinceramente amables, y saben vender calendarios como nessuno. Ya me transfiguré en Mónika Vitti.

Regresé a casa con el par de libros, dos calendarios iguales y otra torre Eiffel. Ahora me ha dado por comprar Torres Eiffels, de todos tamaños. A mitad de camino me senté a tomarme un té y a comerme un chausson au pomme. Pido el chausson a la manzana, y la flacuchenta que tengo delante se voltea y me mira con tremenda cara de cura… Putain, dans cette ville manger un chausson au pomme ça deviens un délit! Exclamo exaltada. El Pestillo perfumada con Parisienne (esencia cuya imagen es la de Kate Moss, la modelo bizca, patizamba, y destetetá, pero que todo el mundo halla sexy, menos yo) se recompone, asustada, claro; estas parisinas suelen ser tremendas pendejonas. ¿O será otra muñeca rusa?

Llegué a casa, fui a darle un beso a mi hija, luego a la cafetera Nespresso. A veces lo hago al revés. Cuando mi hija está haciendo las tareas, me dirijo primero a la cafetera. Incluso como soy bastante entretenida también puedo preguntarle a Nes (yo la llamo cariñosamente por el diminutivo, no a la niña, a la cafetera), si ha terminado de hacer los deberes. Entonces es mi hija la que me rectifica: “Mamá, estás hablándole de nuevo a la cafetera como si fuera yo”.

Me puse a revisar Ars Magazine, el próximo número. Un trabajo en solitario, para solitarios.

Zoé Valdés.

Aung San Suu Kye, ciudadana de honor de la Ciudad de París.

Domingo, 14 Noviembre 2010

Ayer estuve en el acto que brindó la Alcaldía de París por la liberación de la luchadora por los derechos humanos Aung San Suu Kye, junto a Marion Côtillard, la oscarizada actriz, Jane Birkin, actriz y cantante, y el también cantante Alain Chamfort, entre otras personalidades.

El alcalde de París, Bertrand Delanoë hizo un discurso ante numerosas organizaciones que defienden los derechos humanos y la prensa internacional, así como frente a personas que se aglomeraron delante de la inmensa foto de Suu Kye.

Empezó a llover, y yo a pensar en los presos cubanos, en Cuba, cuando entonces se aproximó alguien para darme una mala noticia, que me reservaré, desde luego. Y en caso de que esa mala noticia se haga realidad, la comentaré en otro momento.

Entonces pensaba yo que qué bonito sería ver la foto de Oscar Elías Biscet, de Reina Luisa Tamayo Danger, o de Orlando Zapata Tamayo post morten, como ciudadanos de honor de la ciudad, en la fachada de la Alcaldía de París. ¿Por qué no?

¿Y el plazo y los presos, qué?

Jueves, 11 Noviembre 2010

Salgo de la Biblioteca Nacional y me dirijo a la primera parada de metro, ya hace frío y oscurece a las cuatro de la tarde. Mientras bajo las escaleras a ese gran queso Roquefort que es París por debajo, me vibra el móvil en el bolsillo. Respondo, y es una amiga que me pregunta si he sabido algo acerca de si Trinidad Jiménez o alguien del gobierno español se ha manifestado en relación a que el plazo de la liberación de los presos de la Primavera Negra del 2003 en Cuba se ha vencido, y el gobierno cubano se ha hecho de la vista gorda.

No, Trinidad Jiménez, después de haber expresado tan linda y frescamente que en Venezuela no hay presos políticos, se ha olvidado olímpicamente del plazo de la Unión Europea y de los presos cubanos que no desean ser deportados, se niegan a ello. Debe estar muy ocupada con el Sahara y Marruecos, metiendo la pata todavía más en asuntos de política internacional donde cada vez más Argelia está implicada. Sin que nadie lo reconozca.

El régimen de los Castro ha hecho quedar a la Ministra de Exteriores como una plasta de vaca mosqueada frente a la Unión Europea, a ella, a Moratinos y a Zapatero.

Lo único que le queda ahora es hacer prueba de coraje y pedir la libertad sin condiciones de los 13 que no quieren ser desterrados. Y de lanzarse a la calle a pedir justicia para los cubanos.

¿Lo hará? Esperemos sentados.

Palomas para Liu Xiaobo

Domingo, 7 Noviembre 2010

Me bajé en la parada del metro Rambuteau y me dirigí a la plaza Stranvisky. Allí tenía cita con Reporteros sin Fronteras. En medio de la plaza se había concentrado la prensa. En la esquina derecha habían colocado un gran globo que pedía paz para Liu Xiaobo, el Premio Nobel de la Paz 2010.

Los activistas de RSF, periodistas, mostraban palomas enjauladas. Algunos opositores chinos tomaron la palabra. Habló también Jean-François Juillard, el secretario de RSF, y representantes políticos. Me pidieron que tomara la palabra, lo hice, pensando en los periodistas chinos y en los cubanos; repudié enérgicamente el comunismo y el totalitarismo.

Entretanto, el dictador chino Hu Jintao era recibido por el presidente Nicolas Sarkozy, todos los tapices rojos de Francia puestos a sus pies, decenas de contratos firmados, y también un puñado de deudas.

Dicen que se alojó en Niza y en París en hoteles que antes pertenecían a los americanos y ahora a los saudís. De cualquier modo, este país es Francia y lo seguirá siendo por mucho tiempo, todavía no es China ni Arabia Saudí, por suerte, ni lo será nunca. Y forma parte de la decencia y del honor francés defender la paz, la libertad, y la dignidad, no sólo de este país, también de los demócratas del mundo.

Soltamos palomas para Liu Xiaobo. Y que se fastidien los flojos, los vendidos, los traidores.

La gran lección americana

Mircoles, 3 Noviembre 2010

Una vez más América, tal como se le llama a los Estados Unidos en Europa, ha dado una lección al mundo, una lección de democracia, de vigor y de modernidad. Cuando parecía que los Estados Unidos de América se iba a pique bajo cambios, sí, cómo no, cambios que los europeos ya conocen, luego de haber vivido unas cuantas guerras, de haber soportado el fascismo y el totalitarismo, de haberles ganado no sólo durante la guerra, además durante las secuelas que dejaron, cambios que conocemos también los cubanos, cambios peligrosos que conllevan a la destrucción de la democracia y a la imposición del totalitarismo; cuando todo parecía que se iba al garete, las elecciones americanas y el Tea Party salvaron la situación. Y es que la unidad de los americanos, cuando ven peligrar su libertad, es ejemplar, resulta más fuerte que cualquier mediatinta estropajosa que promete, promete, y sólo cumple con y en el infierno de las utopías, los totalitarismos y los fanatismos religiosos.

Ayer estuve sentada frente al televisor viendo un canal que daba en vivo las elecciones hasta la madrugada. Sentí una gran emoción cuando se refirieron al político Marco Rubio. Los comentaristas franceses aseguraron que sería el próximo presidente de Estados Unidos, que tenía una carrera bastante limpia, y que el tipo era el Obama o el Kennedy del Tea Party. Esas comparaciones gustan a los franceses. Marco Rubio es él mismo, hijo de exiliados, orgulloso de serlo. No habla de ser un inmigrante. No, él es un exiliado, y lo subraya. Un americano verdadero, hijo de exiliados cubanos. Un hombre que habla claro y firme. Lo mismo saca lágrimas a su auditorio que carcajadas. Toca hondo, en el alma y en el pensamiento de la gente, y no sólo de los cubanos, de todos los americanos que votaron por él. Esperemos entonces que nada se tuerza en el camino.

Con Marco Rubio, por fin, llega a los exiliados cubanos el reconocimiento verdadero a nuestro dolor. Es el resultado de un camino que empezaron los Díaz-Balart y Ros-Lethinen, pésele a quien le pese. Marco Rubio tiene un “plus”, lleva la tragedia como una enseñanza, su herida, la herida de sus padres es su virtud, está en el origen de su aprendizaje, aunque no dependa sólo de ella.

Con la nueva reestructuración de América, Barack Obama lo tendrá duro en las presidenciales y durante el tiempo que le queda como presidente. Es la lección que le han dado los americanos a su pretensión, a sus enjuiciamientos, a esos cambios que sólo pronosticaban el horror.

El terrorista prefabricado a última hora, las bombas desde Atenas enviadas a Sarkozy, a Merkel, a Berlusconi, y la tensión en el país griego, tendrán que ser seriamente investigados. Y no será ningún país ajeno a los que poseen siglos de poseer cuerpos de investigación eficaces los que se ocuparán de dar información sobre el terrorismo. ¿Cómo un presidente norteamericano va a confiar en las informaciones de Arabia Saudí antes que en las del FBI?

Por otro lado, han bastado dos años de mandato de Barack Obama, para que los americanos vuelvan a ser lúcidos, menos mal, y se despojen del síndrome del vedettarismo.

Ayer también, el periodista y director de ABC, Ángel Expósito, argumentaba que la lección que América le estaba dando al mundo, sobre todo a España, era muy intensa, y clara. Habría que ver lo que sucedería si en estos momentos se organizaran elecciones al nivel de las de Estados Unidos. A diferencia, claro está, que el PP español no tiene entre sus filas ni a medio Marco Rubio, por sólo poner un ejemplo. Porque el PP es un partido acomplejado de ser de derechas, y se sitúa cada vez más en una izquierda de café con leche que en el centro derecha que es como comenzó Mariano Rajoy. Al PP le hace falta un Tea Party.

En el momento en que anunciaron que Marco Rubio ya era senador por La Florida se notó la emoción, aunque contenida –comme d’habitude- de los comentaristas franceses. No sólo es hermoso que un americano, de origen cubano, orgulloso de ser exiliado ganase, es una realidad de aquel país, que hace dos años votó a un afroamericano como presidente, sea un país que reconoce y rectifica, sin temor, que pone la verdad sobre la mesa, y se aclara las ideas. Y esa verdad contiene cifras, argumentos, y no alharaca y palabrería barata.

Por otro lado, la caña se le pone a tres trozos y el mambo más gozoso que nunca, a aquellos que confiaron en una reelección de Barack Obama, poco probable en un futuro, desde el momento en que los republicanos han retomado el poder. Para nadie fue un secreto que esta administración se acercó a los Castro con admiración, con concierticos por la paz, en lugar de llamarse conciertos por la libertad o de continuar creando medidas extremas y urgentes en contra del castrismo, como pudiera ser la exigencia de un tribunal internacional con el fin de juzgar a los Castro, por crímenes contra la humanidad; no, los obamunistas siguieron con el intercambio de artistas, y promesas por debajo del tapete, más promesas de flexibilización del embargo, lo que se llevó a cabo, las mismas promesas del we can que tanto regocijaron y le mojaron las chancleticas a los promotores del raulismo light y del socialismo del siglo XXI, a los que incluso se atrevieron a proclamar que Raúl Castro es un neoliberal, ¡en Twitter! Los que en definitivas están preparando la sucesión entre los hijos de los castristas, y que los cambios sólo fluyan en un torrente sanguíneo que los moje a ellos, y no como debería ser: Justicia, primero. Seguido de libertad, vida y democracia.

América ha dado una gran lección, una vez más; esperemos que los republicanos que han sido elegidos sepan apreciar a sus votantes, no los defrauden: creando empleos, más libertades, luchando contra el terrorismo y contra la ocupación del pensamiento y de la política por las religiones y el fanatismo, y además ocupándose de la libertad de los cubanos, que hace rato debería estar, de manera real, en la agenda de un presidente americano, que respete lo que representa verdaderamente América para el mundo: Democracia y libertad.

Espero que los Castro hayan estado pegados a la pantalla de la televisión, observando el triunfo de Marco Rubio, viendo la clase de hombre que perdió Cuba, por culpa de ellos. Espero que hayan visto el fruto de una familia a la que ellos quisieron destruir, y no pudieron.

Con Marco Rubio, la era Castro acaba de extinguirse. La estirpe asesina ha sido arrancada de raíz con la imagen y el quehacer político de un hijo de honestos exiliados.

Pueden leer también Una victoria histórica, una noche tan deliciosa… de Isis Wirth, en La Reina de la Noche.

Ars Magazine

Mircoles, 3 Noviembre 2010

Ars Magazine fue una revista creada por un cineasta: Ricardo Vega, un crítico de arte: Gustavo Valdés, y yo, en el año 1995. Había tenido su antecedente en Noticias de Arte y en Ars Journal. En 1995, año de mi exilio, fue creada entonces una revista que pretendía y pretende dar a conocer a artistas iberoamericanos en Estados Unidos y en Europa. Al cabo del cuarto número tuvimos que cerrarla por problemas de dinero. La pagábamos nosotros.

Hemos vuelto a relanzarla, los mismos de siempre, y con las mismas intenciones. Ya saben que las revistas de arte escasean, sobre todo porque ha costado mucho esfuerzo que se pongan al día con la revolución Internet. El diseño de Ars Magazine da la talla en ese sentido, todo concebido por Gustavo Valdés, su elegancia y lenguaje están a la estatura de lo que reclaman los más jóvenes en la actualidad, y retoma también la idea del diseño original, de la época en la que el mismo diseño fue revolucionario.

Aquí les dejo el link de su historia. Y el link del sitio donde se vende: MagCloud.

preview-2.jpg