Blogs

Archivo de Junio, 2011

Rajoy 100 points, Zapatero 0 points.

Mircoles, 29 Junio 2011

Ayer vi el debate del Estado de la Nación y luego tuve que correr que se me hacía tarde a tomar el metro. Me he reído tanto sola en el metro que la gente me miraba como si de una turulata se tratara.

Me reía recordando las frases percutantes de Mariano Rajoy, de cómo le dio a Zapatero hasta con el tibor en la cabeza.

Pero más me reí con la falta de grandeza de Zapatero, con su poquedad y sobre todo con su falta de humildad frente al pueblo español. Para colmo se dedicó a tirar la cosa a chacota, a hacer chistes o chascarillos, con esos dientes amarillentos y babosos que se le han quedado de tanto soltar bilis, y esos ojos de diablo encendido que se le han puesto de tanta mentira que destilan.

Que siga tirando la cosa a chistecito, que le queda poco…  A él y a los suyos. Claro, el daño y a está hecho. ¡Menudo daño! Se ha cargado la economía española.

Ah, por cierto, qué remal quedó cuando quiso congraciarse con Durán i Lleida, como un mojón.

El “bac”

Domingo, 26 Junio 2011

Hacía tiempo que estudiar no se me hacía tan difícil, creo que la última vez habrá sido en mis tiempos de bachillerato. Ahora le toca a mi hija hacer su bac en Francia, y todos en la casa andamos muy histéricos con el acontecimiento.

He acabado con los huevos, las esencias, y es una lástima que no haya conseguido el gallo que tan eficaz habría resultado.

Es lo que hacía mi abuela cuando yo tenía exámenes, me limpiaba toda con un huevo, de la cabeza a los pies, lo mismo hacía con las flores, las esencias me las rociaba en siete veces también por todo el cuerpo, y el gallo lo desnucaba encima de mí mientras añadía unas oraciones en yoruba.

Es la razón por la que no me siento muy convencida de mis notas, no sé si era yo la que sacaba excelente en los exámenes, o Elegguá, el dios afrocubano que abre y cierra los caminos.

Lo cierto es que la locura que se arma en este país (Francia) con lo de los exámenes de bachillerato va de lo sublime a lo ridículo. Los muchachos se enferman y los padres no escatimamos en gastos para conseguirles buenos coachs que los entrenen en los estudios. Más tarde pensaremos en los psiquiátras que necesitaremos todos.

La vida gira alrededor del bac de los jóvenes, nada cobra más importancia que los exámenes y las notas.

Hoy mismo se pueden morir los Castro y Chávez juntos, que a mí lo que me importa es el bac de Francés Oral, la última prueba, el próximo martes

¿Qué pasa con Hugo Chávez?

Jueves, 23 Junio 2011

Al parecer algo serio pasa con Hugo Chávez, pero como se trata de un jefe de estado latinoamericano es preferible esconder la información a propagarla.

Sin embargo, no fue lo que sucedió en España cuando recientemente el Rey fue operado de una rodilla, todo el mundo exigió transparencia, y hasta el Rey Juan Carlos tuvo que explicarse frente a los periodistas.

Pero con los dictadores no ocurre tal cosa, a los caudillos latinoamericanos se les tiene demasiada consideración, y ni siquiera un solo periodista, ni un solo corresponsal, de los que viven cómodamente en La Habana ha tenido el coraje de asumir lo que les corresponde, por lo que les pagan, y atreverse a hacer un reportaje sobre la enfermedad, operación y presencia desde antes del 10 de junio, día en que fue operado Chávez en Cuba. Nadie, nada. Terror total, lo que no significa que también exista admiración por el Mico Mandante venezolano, que es como lo llama su pueblo.

Da asco el papel de la prensa en relación a esos personajillos, verdaderamente, no merecen estar donde están, ni siquiera deberían llamarse corresponsales.

Deberíamos exigir que nos informen de lo que pasa con Hugo Chávez, pero sobre todo que se lo informen al pueblo venezolano, están en deuda con ellos.

Día de la Música en Francia

Martes, 21 Junio 2011

El día más largo, la noche más breve.

Arielle Dombasle: Hasta siempre no, ¿hasta cuándo?

Domingo, 19 Junio 2011

Regreso en el tren desde Aix-en-Province a París. Acabo de participar en unas Jornadas de debate en homenaje a Alexandre Soljénitzyne organizadas por Datcha Kalina y el Centre du Livre. Han sido dos jornadas donde se ha leído y analizado la obra del gran escritor ruso, premio Nobel de Literatura, que pasó siete años en un campo de concentración soviético, el autor de Archipel Goulag y de Une journée dans la vie de Iván Denisovich, entre otros libros que conforman una obra vasta, profundamente coherente.

A todos nos quedó claro que el comunismo no ha sido todavía juzgado en su verdadera dimensión histórica del horror. Que no ha habido un Nüremberg del comunismo. Michel Parfenov, quien fue el artífice que hizo posible que me invitaran a estas jornadas acogidas con un enorme interés por parte del público afirmó: “Digámoslo de una vez, el comunismo ha sido tan o más horrendo que el nazismo”. Había que decirlo de una vez. Dicho está.

Es Michel Parfenov quien me alcanza, ahora, en el tren donde viajo hacia París, el periódico donde usted, señora Arielle Dombasle, se atreve a afirmar lo siguiente acerca del Ché Guevara: il incarne toujours cette idée de sortir dans la rue pour changer le monde. Sí, cómo que no, cambiar el mundo con uno de los más crueles asesinos que la sociedad occidental ha querido comprarle al castrismo como su principal producto de marketing como el eterno guerrillero, heroico y erótico, para colmo convertirlo en mártir, olvidando de este modo y borrando de un plumazo la enorme cantidad de víctimas que cayeron a los pies de este criminal de un tiro en la nuca que él mismo les propinara burlón y fríamente.

Usted, madrina de la Gay Pride, se atreve a firmar lo siguiente: Si l’on met le nez dans l’histoire, on comprend que les choses sont plus complexes. Le Che peut être un personnage très criticable, mais je continue à le voir avec mes yeux d’adolescente, l’incarnation du Christ, d’«el pueblo». J’ai encore une corde qui vibre, qui aime et qui admire Che Guevara. Rien que d’articuler les mots «Hasta siempre comandante», j’ai envie de pleurer. Ça évoque une puissance de revendication et de nostalgie qui est en moi, parce que j’ai grandi dans un pays où, s’il n’y avait pas cet espoir de révolution, il n’y avait plus qu’à mourir. On m’a invitée à chanter Hasta Siempre en Tunisie, pour incarner la révolution. Je vais y aller, bien sûr.» «Pourtant, tout le monde n’a pas apprécié cette reprise, en particulier parmi les gays. Les gens du magazine Tribu Move m’ont dit : “Arielle, nous sommes très déçus que vous fassiez l’éloge de Guevara”. ça m’a valu des animosités aussi en Belgique. Parce que le régime cubain a été très répressif envers les homosexuels. Je suis désolée d’avoir fait de la peine à une communauté qui me soutient. Dans quelques jours, je serai d’ailleurs la marraine de la Gay Pride à Paris… » Yo no creo que usted ignore que el Ché Guevara fue uno de los principales perseguidores de homosexuales que hubo en Cuba, a muchos los mandó a la cárcel, a otros los mandó a fusilar, tan alegremente, con su boina de medio lado y su estrella, y todo el tralalá que lo acompaña, otros se suicidaron en Cuba o en el exilio, víctimas de los recuerdos de las persecuciones y la represión. ¿Ha leído usted a Reinaldo Arenas, a Guillermo Rosales, a Carlos Victoria? Espero que los lea y se entere.

Pero lo principal, ¿ha leído usted “El hombre y el socialismo en Cuba”, escrito por el mismo Che Guevara, donde en sus propias palabras describe a un hombre nuevo, que es, nada más y nada menos que el modelo del hombre nuevo hitleriano?

Usted dice que el Ché fue toda su adolescencia, como se nota que no tuvo usted que padecerlo, porque a usted habría sido una de las primeras a las que hubiera eliminado el Guerrillero Heroico para nada Erótico. Quiero decirle, señora, que yo fui uno de esos niños que tuvieron que entrar por la línea soviética del hombre nuevo guevariano, que tuve que obedecer a base de castigos psicológicos y físicos, callarme, fingir, aceptar la esclavitud, la humillación y el hambre a la que el castrismo y el guevarismo sometieron a toda mi generación, mientras tanto mi padre fue enviado a prisión, sin juicio, durante cinco años, denunciado por su madre. Y yo debí callar. ¿Sabe hasta cuándo debí callar? Hasta hace sólo pocos años que mi abuela murió en Cuba, y mi padre en el exilio. Cuando me preguntaban por mi padre yo debía esconder que se encontraba en la cárcel, a la espera de un juicio que nunca se produjo porque las cárceles se encontraban repletas de prisioneros políticos y no se podía añadir uno más, entonces, mejor situar a los que iban llegando, en un limbo agónico. Yo debí callar para que mi madre no perdiera su trabajo de camarera, y a mí no me expulsaran de la escuela o, como mínimo, no me hicieran mítines de repudio. Pero le aseguro que no fui la única.

O sea que, lo que para usted significa una imagen o un recuerdo romántico, para mí no tiene más que una sola lectura, en una sola palabra: Terror.

El Ché Guevara era un terrorista, es el padre del terrorismo, eso, a estas alturas, señora, usted no debería ignorarlo. El Che Guevara hizo la guerra de guerrillas, una guerra que ha traído muchos, demasiados muertos en América Latina. Bolivia no quería ni necesitaba de él, pregúntele usted a Régis Debray, a Benigno, uno de los compañeros del Ché en Bolivia, exiliado en Francia, pregúntele sobre la verdad de esa guerrilla. Acérquese a los libros de Jacobo Machover sobre el tema, y a tantos libros publicados en Estados Unidos escritos por testimonios de primera mano.

México, el país donde usted creció, no vive hoy uno de los mejores momentos, pero francamente: ¿usted quisiera para México lo que viven los cubanos hoy, una dictadura castrocomunista que dura ya 52 años? El Che Guevara era un comunista. En uno de sus viajes, hacia Argelia, hizo una escala en París, ¿sabe usted lo que hizo cuando vio un libro de Virgilio Piñera, escritor homosexual cubano, en un estante de uno de sus anfitriones? Pues el Che Guevara, señora Dombasle, le preguntó a la persona que lo recibía:

-¿Pero tú lees a este maricón? –Y acto seguido, con la pistola al cinto, lanzó el libro al latón de la basura.

Basta ya que en Francia artistas como usted se dediquen a dar opiniones à tort et à travers sobre temas que dañan la sensibilidad de personas que han tenido que padecer el horror perpetrado por el Ché Guevara. Los hijos de los fusilados por el Ché Guevara, sus familiares, los familiares que tuvieron que soportar los desmanes de este personaje le exigimos que retire sus palabras. De una vez y por todas, y deje de hacer la imbécil, que la Comunidad Gay también ha leído a Reinaldo Arenas, a Carlos Victoria, a Guillermo Rosales y a Virgilio Viñera, y saben de lo que hablo.

Sobre todo, lea usted a Alexandre Soljénitzyne. Nada más parecido el Gulag Tropical creado por el Ché Guevara que tanto a usted la hace vibrar y le da una voz de soprano, que al Gulag soviético descrito por el escritor ruso. Y para finalizar, por qué no se mudó usted a Cuba, esa isla hermosa de tantos boleros de los años ‘50 catalogados de decadentes por el mismo Ché Guevara, sí, los mismos boleros que usted interpretó en uno de sus discos, cuyos autores tuvieron que huir al exilio, acosados por la represión, para entonces haber actuado como miliciana en películas del realismo socialista a lo castrista, y haber cantado hasta desgañitarse loas al comandante, en el último escenario del comunismo, el de una isla convertida en Gulag?

¿No fue usted fotografiada por Néstor Almendros en una de las películas francesas en las que usted actuó? Por favor, vea usted los documentales de Néstor Almendros, homosexual, que tuvo que exiliarse dos veces, de España y de Cuba. Vea usted los filmes Nadie escuchaba y Mala conducta.
Espero que después de ver esos documentos testimoniales
su mente mejore, porque sinceramente a quién le puede interesar su voz después de haber leído tanta cantidad de sandeces juntas.


Entrevista con la actriz y cantante Arielle Dombasle en Libération.

Chávez, el brujero

Jueves, 16 Junio 2011

Esta mañana recibí un correo anónimo, supuestamente desde Cuba. La persona que lo escribe afirma que Hugo Chávez, el presidente de Venezuela miente. Que para nadie es un secreto que en lugar de operarse de una rodilla y de un absceco pélvico, en realidad Hugo Chávez lo que está es metiendo tremenda protección a través de la brujería en Cuba.

Varios artículos han tocado ya el tema del Hugo Chávez brujero. El correo también menciona que cuando el ex golpista exhumó los restos de Simón Bolívar lo hizo para hacer un trabajo de santería con los huesos de la mítica figura.

No resulta dudoso. Todos estos presidentes, caudillos, tiranos latinoamericanos tienen tanto miedo a perder el poder, que apelan a cualquier cosa con tal de que no se lo arrebaten.

Yo había oído que Chávez se había hecho Caballo de Changó en La Habana. Fidel Castro tiene hecho Changó, se lo hizo Celia Sánchez muy al principio de la revolución, así que si el venezolano es el caballo de Changó, esto quiere decir que bien montado tiene al comandante sobre su lomo, y de paso al hermanazo.

Subo al metro, en estas cosas voy pensando, mientras me dirijo a una lectura de poesía en la galería Ars Atelier, de la poeta argentina Vivian Lofiego. Espero que su poesía me salve de estos malos pensamientos.

Ars Magazine homenajea a Guillermo Cabrera Infante

Domingo, 12 Junio 2011

Sólo bastaba tomar el tren en dirección a Londres para encontrarse con Miriam Gómez y Guillermo Cabrera Infante. Entrar en su casa era volver a entrar en Cuba, en la Cuba de verdad, no en lo que la han convertido los dictadores.

Miriam Gómez nos iba a buscar al metro, y alegremente arrastrábamos las valijas hacia el hotel más cercano a ellos. Lo que nos interesaba era verlos, volver a la Cuba de ellos, y ver Londres a través de su prisma.

Nos reíamos mucho, caminábamos uno junto al otro. Miriam Gómez con Ricardo, yo junto a Guillermo, Luna iba de la mano de uno de nosotros, alternativamente. Almorzábamos chino, cenábamos indio, al día siguiente japonés, más tarde iraní. Y seguíamos riéndonos con las boutades de Guillermo.

Ars Magazine ha querido recordar la obra de Guillermo Cabrera Infante, su inmensa generosidad, aquellos paseos, y homenajea al gran escritor cubano, a través de Miriam Gómez, de sus recuerdos, y de autores que fueron sus amigos, que lo quisieron porque amaron primero su literatura.

miriam-guillermo-casa-2-fotos.jpg

Jorge Semprún en la memoria

Mircoles, 8 Junio 2011

La primera vez que oi hablar de él fue a través de un castrista, en Cuba, que decía que Semprún los había traicionado, que había traicionado a la revolución de Castro. Me reí. Por dentro, claro está. Que fuera Ministro de Cultura de Felipe González cayó muy mal en La Habana, dado que a través de los ministerios de Cultura a Cuba le entra ayuda (alimento para los castristas, por supuesto) por un tubo y siete llaves.

Lo leí en cuanto llegué a Francia, busqué sus libros en la Librería Española de la rue de Seine. Es una escritura salvada desde el olvido por el olvido. Cuando se ha vivido el horror lo primero es querer olvidar el horror, luego, de ese mismo olvido emerge la memoria. El mismo Semprún lo explicaba muy bien.

Coincidimos en varias actividades literarias y políticas en París. Era un hombre bastante callado, exquisito al hablar, y tajante en cuanto al castrismo. Participó en cuanto pudo por la libertad de los presos políticos en Cuba, desde aquella época del Hotel Lutétia junto a Yves Montand y otras personalidades de la cultura francesa e internacional, que habían demandado y exigido durante años la liberación de estos presos, hasta los presos de la Primavera Negra del 2003. Con él y con otras personalidades reclamamos su libertad en el Teatro Rond Point de París, y viajamos juntos a Estraburgo para hacerlo también.

En Estrasburgo tuve la suerte de pasear de noche junto a él por la hermosa Plaza y por los alrededores de la Catedral, hablamos de dictaduras, de política, pero sobre todo de literatura, y de los artículos que tanto apreciaba yo de su hermano Carlos Semprún Maura.

Cenamos en varias ocasiones en la casa del matrimonio Dominique y Marie-Laure de Villepin. Nunca evitó el tema de Cuba, y siempre de parte de nosotros, de los demócratas cubanos, de los perseguidos políticos.

Que descanse en paz un hombre justo.

James Lord, ¿amante de Picasso?

Lunes, 6 Junio 2011

Recién apenas me enteré de que James Lord había fallecido. Tuve el inmenso placer de conocerlo, de visitarlo en su casa, cuando lo fui a entrevistar en ocasión de mis investigaciones sobre Dora Maar y Picasso. Jamés Lord fue un joven soldado norteamericano que se alistó con el pretexto de participar en la 2da Guerra Mundial, pero su único objetivo era viajar a Francia y conocer a Pablo Picasso. Su veneración por Picasso procedía primero de la obra del pintor, y después, en la medida que lo conoció se fue enamorando del hombre, como él mismo confesó en varias entrevistas.

James Lord era homosexual, y pretendía que Picasso hiciera varios retratos de él, así fue. Sin embargo, su mejor retrato fue dibujado por Alberto Giacometti. Jaime Sabartés, el secretario del genio, le abrió la puerta a regañadientes, como siempre hacía, pero al ver que se trataba de un soldado norteamericano herido, lo dejó pasar admirado. La herida de Lord era falsa, fingió como que cojeaba precisamente para inspirar lástima y ser mejor recibido.

Picasso se ponía a pintar y él se recostaba en unos cojines, junto al perro, a verlo crear, allí quedaba dormido, con el torso desnudo, y a veces se hacía también el dormido para que el genio lo contemplara. Dora Maar entró en la primera ocasión en la que se vieron y no le disgustó aquel joven desmadejado, bello y atento a la obra como si se tratara de la obra de Dios. Y eso era Picasso para ellos: Dios.

Los encuentros se produjeron en 7 quai de Grands-Augustins, donde Picasso pintó Guernica y Dora Maar hizo el primer reportaje fotográfico de una obra de arte que existió en el mundo.

James Lord me confesó que había amado a Picasso, pero también a Dora Maar. Esa historia está escrita en su libro Dora y Picasso, que les recomiendo. Pablo Picasso, sin embargo, sintió atracción por el joven, al punto que en varias ocasiones aprovechó algunos descuidos y lo besó en los labios.

Que en paz descanse James Lord, aunque ya haya pasado tiempo.

Perú en la encrucijada

Viernes, 3 Junio 2011

Hace poco estuve en Lima, con las personas con las que hablé todas coincidieron en que elegir entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala era situarse en la más temible de las encrucijadas, que ambos constituían serias amenazas para el país: Keiko, la hija de un dictador en prisión, que no dudó en ser primera Dama de su padre, y Ollanta Humala, un golpista, asesino comprobado, y discípulo de Hugo Chávez y del castrismo más recalcitrante. Ni Keiko es de centro derecha, ni Humala es de centro izquierda, ambos son dos extremistas, él con las manos manchadas de sangre, ella cómplice de un dictador. Esa es la pura verdad.

Es un terreno complejo el que pisamos, pero los peruanos deberán ir a votar el próximo domingo. Mario Vargas Llosa se ha puesto a favor del candidato Humala, está en todo su derecho, y no seré yo quien lo critique, eso es la democracia, además de que Mario ha sido siempre sumamente solidario con los cubanos y con el exilio. Pero yo no puedo apoyar la decisión de Mario esta vez, y me siento sumamente mal con esto.

¿Por qué no puedo apoyar a Mario Vargas Llosa, aun cuando él nos ha apoyado tanto en nuestra lucha por la libertad de Cuba? Porque creo que Humala es un castrista y un chavista empedernido. Porque tiene sus manos manchadas de sangre. Porque su lenguaje es el mismo que usó Hugo Chávez en Venezuela para ganar las elecciones y observen todo lo que hizo después.



Pero sobre todo, porque de una dictadura de derechas se sale, pero de una de izquierda no, tan apoyada en el mundo entero, y si no fíjense en la castrista: 52 años en el poder, hoy precisamente Raúl Castro cumple 80 años, y ha declarado que seguirá gobernando hasta más allá de 2013. De una dictadura de izquierda no se sale fácilmente, casi nunca. De Keiko Fujimori los peruanos podrían liberarse, como lo hicieron de su padre, pero de Ollanta Humala, lo dudo.

La otra excusa de los que votarán a Humala para no votar a Keiko es porque ella liberaría al asesino que es su padre, y bueno, Humala liberará a los asesinos terroristas de Sendero Luminoso, que son muchos más y más peligrosos. Así que si yo fuera peruana no votaría nunca por Ollanta Humala.