Blogs

Archivo de Noviembre, 2012

Iliana: La Curra de Cuba y de Miami.

Martes, 27 Noviembre 2012

screenshot026.jpg

Iliana Curra en brazos de su mamá.

Llevo años oyendo acerca de Iliana Curra, y leyéndola. Esta mujer es una importante figura del exilio y de la oposición dentro y fuera de Cuba. Porque es una persona firme, clara, como podrán comprobar con sus agudas y concisas respuestas. No hay trastienda con Iliana Curra, con ella la verdad va por delante siempre. Y sin miedo a nadie, sin contemplaciones con los que no hay que tener ninguna, persevera con sus opiniones y con la razón, y no se deja meter el pie nunca. Su blog La Curra de Cuba se ha convertido en referencia habitual de los que saben que no podemos continuar regalándole el tiempo a los dictadores, a los esbirros, y a sus secuaces.

Mientras regresaba en el metro, desde la Biblioteca François Mitterrand, me dije que hacía rato tengo esta conversación pendiente con ella. Una conversación que podría extenderse, en cualquiera de mis próximas visitas a Miami.

ZV: –¿Qué recuerdas de la educación en Cuba? ¿De tus padres? ¿Dónde naciste? ¿Cómo eras de niña?

IC: -Mi educación en Cuba fue sobre marchas, himnos de guerra, consignas a gritos y una pañoleta de pionero comunista que nos imponían gracias a una “educación gratis” y revolucionaria.

Nací en el ultramarino pueblo de Regla, en La Habana en el año de la desgracia (1959), un pueblo pintoresco que fue perdiendo su brillo hasta convertirlo en parte de una Habana destruida como lo es toda hoy.

Fui una niña tranquila, con sueños que se fueron esfumando a través de los años en un país donde, soñar, se convirtió gradualmente en una pesadilla.

ZV: –¿Podías imaginar siendo una adolescente que te tendrías que ir de Cuba?

IC: -No, a pesar de todo me sentía cubana y que no cabría en otro lugar. Ya de joven me di cuenta que mi mente y mi cuerpo no podían seguir viviendo encerrados entre las rejas de una prisión llamada Cuba.

ZV: -¿Cuáles fueron las razones por las que te encarcelaron? ¿Qué defendías?

IC: -Comencé, junto a mi hermano y un grupo de amigos, haciendo propaganda clandestina con carteles y octavillas que decían “Abajo Fidel” y pidiendo democracia para Cuba. Defendía una libertad que nunca había conocido pero, que más allá de nuestro mundo cerrado, había algo que se llamaba ser libre sin tener que gritar consignas ácidas y absurdas. Fueron métodos simples y sencillos que en cualquier país libre puedes hacer sin enfrentar un castigo tan cruel como es la prisión. Al ser arrestada, estuve 84 dias en Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado y con un cambio de medidas esperando juicio, me fui a la casa. Inmediatamente me convertí en una opositora abierta en un grupo llamado Agenda Nacionalista.

ZV: -¿Cuántos años estuviste en la cárcel? ¿Cómo fueron esos años para tí y para tu familia?

IC: -Me condenaron a tres años de trabajo forzado (correccional con internamiento). Primero me negué a trabajar. Y al mes de estar en el lugar provoqué un motín debido a una reclusa que saldría de pase esa mañana con denuncias que yo había redactado y las guardias la golpearon impunemente.

Mi familia sufrió las consecuencias de mi rebeldía porque los castigaron a ellos de la manera más inhumana y cruel que se conozca al trasladarme hacia la provincia de Camaguey, a unos 600 kilómetros de La Habana. El traslado fue a una prisión de máximo riesgo, de mujeres, en Camagüey, conocida como Kilo-5, porque me cambiaron la medida y el correcional quedó atrás para pasar a prisión cerrada.

Especialmente mi madre sufrió mucho, además de la persecusión a que fue sometida, amenazas y registros.

ZV: -¿Podrías explicar los métodos de los carceleros?

Los métodos son, primeramente, enviarte a galeras con reclusas de altísima peligrosidad, viviendo el temor todo el tiempo de ser agredida físicamente. Vigilada por reclusas comunes que se prestan a todo por ganarse alguna simple prebenda. Acosada por la Seguridad del Estado y por un mundo hasta ese momento desconocido, donde tienes que convertirte en alguien extremadamente fuerte mental para evitar las trampas y las provocaciones. Es un poco difícil de explicar.

ZV: -Finalmente pudiste irte al exilio. ¿Era tu meta o fue algo impuesto por una u otra razón? ¿Qué tiempo llevas exiliada?

IC: -Vine al exilio casi inmediatamente de salir de la prisión. El sufrimiento de mi madre y mi familia tenía que parar de algún modo, pues mi carácter y mi rebeldía ya establecida harían que fuera nuevamente a la cárcel. Llevo 15 años en el exilio donde he mantenido mis convicciones e ideales con los cuales voy a morir, posiblemente lejos de mi patria.

ZV: -¿Saliste con toda tu familia o debiste pasar por todo un trayecto de dificultades para sacarlos a ellos después?

screenshot028.jpg

La mamá de Iliana Curra con su biznieto.

IC: -A mi madre la denegaron, increíblemente y tuve que pedir una reunión en Cuba con el Dpto. de Refugiados. Luego mi madre fue citada y, al venir yo para el exilio, ya estaba estaba aprobada para salir de la isla. Tres meses después nos encontrábamos en Miami las dos.

ZV: -Eres periodista, me parece que has hecho radio, ¿Has trabajado en Radio Martí o en otra radio?

IC: -No, no soy periodista graduada. Fue la carrera que quise pero que me fue imposible en Cuba. Nunca he trabajado en Radio Martí. Estuve tres años trabajando en “La Voz de la Fundación”, de la Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA) (1998-2001) hasta que la cerraron, gracias al desinterés de Jorge Mas Santos, hijo del líder indiscutible, Jorge Mas Canosa. En el 2002 me vinculé al Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) que fueron directores de la FNCA que se separaron al no estar de acuerdo con lo que estaba pasando y crearon esta otra organización.

ZV: -¿Qué opinión tienes de lo que está ocurriendo acerca de Cuba en la actualidad, oposición, disidencia, exilio, viajes de artistas pro castristas y personalidades del castrismo a Estados Unidos, crees que es justo que eso ocurra?

IC: -Mi opinión sobre todo esto es que ha sido una labor de zapa permante del régimen castrista para minar de alguna manera el exilio y hacerlo implosionar. La famosa mano larga del comunismo que habla Eudocio Ravines en su libro, “La Gran Estafa” que ha llegado a penetrarse hasta en las altas esferas del gobierno norteamericano (léase la espía Ana Belén Montes). Ya se conocen nombres de esbirros que han torturado y cometido violaciones a los derechos humanos en Cuba, que han mentido al Dpto. de Inmigración para radicarse en los Estados Unidos.

Los viajes de artistas pro-castristas y personalidades de la dictadura a Estados Unidos es parte de un programa nombrado “Contacto de pueblo a pueblo” que ya lo habíamos padecido con el ex presidente Bill Clinton, pero que ahora ha sido reforzado con el Presidente Barack Obama, quien ha decidido ser flexible con enemigo, lo que ha permitido que en nuestro patio tengamos a personas que insultaron, vejaron, golpearon y hasta torturaron a los que ahora vivimos en el exilio. Es una total verguenza.

Y sobre la oposición o disidentes, se que existen muchos valientes que han sido pateados por hordas de la dictadura, que han sido encerrados injustamente, torturados, vejados y hasta asesinados, mientras una fracción de otros que se hacen llamar disidentes, viven por encima de la media, gracias al dinero que envía el exilio para la isla, convirtiéndose en “vacas sagradas” que nada hacen por Cuba y que apoyan hasta el levantamiento de restricciones para darle oxígeno al régimen. Es una innegable realidad que no podemos ocultar.

screenshot029.jpg

El hijo de Iliana Curra.

ZV: -¿Existe una juventud cubanoamericana a la que crees que se le pueda marear con estos viajecitos y cuentecitos, o crees que hay también una resistencia por parte de los hijos de los exiliados, nacidos y crecidos en Estados Unidos?

IC: -Los hijos de los verdaderos exiliados están muy conscientes de la realidad de Cuba, son los que entran en debates, foros y discusiones en inglés (que es su idioma) para aclarar puntos y hablar claramente sobre el tema. Gracias a Dios han sido criado con los valores necesarios para continuar este exilio.

ZV: -¿Tú crees que al gobierno los Estados Unidos le conviene que la dinastía Castro se consolide hasta sus hijos y nietos? ¿Por qué?

IC: -Obviamente ha habido siempre una actitud de tolerancia hacia los crímenes de la dinastía de los Castro. Un ejemplo cercano fue el derribo de las avionetas con cuatro pilotos de Hermanos al Rescate, donde la administración Clinton nada hizo al respecto. El crímen ha quedado impune y al final, la flexibilización cada vez es mayor, especialmente con administraciones demócratas, posiblemente llevando a Cuba al camino de la China comunista.

ZV: -¿Qué mensaje desearías mandarle a los opositores a Cuba? ¿Con cuáles te identificas?

IC: -Hay muchos opositores buenos en la isla, valientes de verdad que dia a dia arriesgan su libertad y hasta su vida. Arriesgan hasta la libertad de su familia, incluyendo hijos, como es el caso de Sara Martha Fonseca, para poner un ejemplo. Ahora mismo hay mujeres encarceladas que están viviendo un infierno en la prisión “Manto Negro” en La Habana, una de las cárceles más violentas en Cuba.

Mi mensaje es que nunca pierdan sus valores, su dignidad, su entereza y que sepan que hay un exilio que nunca las olvida, a pesar de la penetración, la flexibilidad de algunos llamados líderes en el Exilio, asi como la actitud del gobierno norteamericano, europeo y latinoamericano.

screenshot030.jpg

Iliana Curra con su hijo.

Un restaurant célebre: Au pied du cochon

Sbado, 17 Noviembre 2012

Ayer no tomé el metro, preferí ir caminando hasta el restaurante donde iba a cenar, Au pied de cochon, que queda relativamente cerca de mi casa, en el barrio de Les Halles.

Au pied de cochon es un restaurante célebre en el mundo entero, abrió sus puertas en 1947 y en este año festeja su 65 aniversario. Durante estos 65 años, salvo por trabajos en 1984, jamás ha sido cerrado, funciona 24 horas sobre 24, con una cocina de primera, donde el plato entrante que lo distingue son las ostras de gran calidad y provenientes de diferentes regiones marítimas, y el plato fuerte, entre las carnes, es el jarrete de puerco sobre una capa de col picada bien fino, en una salsa maravillosa cuyo secreto no ha sido develado nunca, más una papa cocida con mostaza.

Este restaurante empezó siendo una especie de fonda muy popular decorada con buen gusto. Los pomos de las puertas son paticas de puercos patinadas de dorado, lo que sin duda alguna es un toque de humor. En épocas difíciles siempre comió allí la gente humilde. En el bar se acodaban los clochards (mendigos) que disponían de sus sitios privilegiados y que nadie podía quitarles jamás. En medio de ellos también se contaba con hombres y mujeres de variados orígenes y de extracciones sociales diferentes. Celebridades locales e internacionales dieron vida a los pequeños salones del lugar, y en sus noches se compusieron canciones que cantaron la gloria de Au pied de cochon convirtiéndolo en el lugar donde se daban las mejores fiestas por lo que devino un sitio de renombre universal. Su menú se ha conservado intacto desde entonces, confeccionado con los rigores de una cocina tradicional, donde los precios también siguen siendo relativamente bajos en comparación con la calidad que lo ambienta y la historia que lo rodea.

Sentada en una de sus mesas converso con los demás comensales y viendo el menú me pregunto si algún día, en razón de la religión musulmana, este lugar deberá cambiar su nombre y su menú. Puesto que ya en las escuelas de Francia el menú ha sido modificado debido a que los musulmanes no consumen puerco, siendo el plato por excelencia de otras culturas, incluida la francesa.

En cualquier caso, el restaurante está lleno a reventar. Y al final, el camarero nos regala, para el viaje, tres graciosas cabecitas de cochinitos en merengue rosado. Para nosotros es motivo de alegría, desde luego. Somos cubanos y la carne de puerco forma parte de nuestros más sabrosos menús, y sobre todo, tenemos sentido del humor.

Mientras en Francia se prohibe en varios lugares, cada vez con mayor encono, alimentos que puedan provocar la ira de los musulmanes, ellos por su parte siguen celebrando la matanza del cordero a tutiplén cuando su religión se los ordena, y el mal olor a sangre inunda los barrios, no ya de los suburbios, de muchos edificios del centro de la ciudad. La carne halal se impone no sólo en los supermercados, también en la cocina de algunas restaurantes famosos. 

Tomé el último metro en Rambuteau, cambié en Hotel de Ville, y me bajé en Bastilla, hace un frío de canard (de pato). Por cierto, recordé mientras caminaba hacia casa que acababa de leer un artículo donde se anuncia que Paul McCartney está haciendo una campaña con la intención de prohibir que la gente coma pato en el día de Acción de Gracias, sin embargo, estoy segura de que le importa un bledo que los islamistas maten corderos a trote y mocha. No me extraña nada del Beatles que escribió Viva la Revolución en el libro de un museo en Cuba, después de haber sido prohibido durante años, y que muchos de los que eran fans de su música fueran encarcelados solamente por la simple razón de oirlos clandestinamente por una radio también prohibida. Ah, pero él jamás escribirá ni pedirá públicamente el fin de la dictadura castrista y la justicia para el pueblo cubano. Vivimos en un mundo absolutamente totalitario y horrendo.

Ganó el populachero

Jueves, 8 Noviembre 2012

Sí, ganó el candidato de Mariela Castro y el de Hugo Chávez, también el de una gran población latina en Estados Unidos, que no sabiendo cómo derrocar las dictaduras que imperan o imperaron en sus países, se fueron a construir otra en el Imperio que les dio cobijo, ayudas sociales sin trabajar, y por cierto, que todavía no los ha legalizado a una gran mayoría de ellos. Demografía, vientres que paren por no reventar, para que se los críen los que pagan impuestos.

Otros que votaron por Obama son los niñatos de papá y mamá, a los que sus padres les han pagado la carrera hasta el último centavo, y todo el mundo sabe lo caras que son las carreras en Estados Unidos, y que no han tenido que sufrir los horrores del comunismo, porque sus padres los liberaron de ellas. Y así les pagan. Para colmo chantajean a sus padres con los nietos para que se conviertan al islamismo, digo, al obamismo.

Votaron por Obama además los cubanos de nueva generación, los del cuchillo entre los dientes, los que quieren vivir entre Miami y Cuba, haciendo negocete de mulas, y viviendo del cuento, a costilla del sudor y de la sangre de los que trabajan en Estados Unidos y de los que mueren en las cárceles castristas.

Y claro, como el mundo es cada vez más un verdadero estercolero, y Estados Unidos ya es el bidet donde se lavan el trasero y las patas lo peor de este mundo, no podía ser de otra manera.: Ganó el inepto, aunque populachero, el de la deuda impagable, ¿les recuerda algo eso a los cubanos?

En cuanto al Tea Party y el Partido Republicano, una basura reaccionaria el primero, y una antigualla el segundo. Por eso perdieron. Salvo de todo eso al candidato Romney, pero no tuvo agallas, fue elegante, y la elegancia no se usa. ¿O no han visto la fealdad asombrosamente chabacana de los desfiles de moda últimamente? Todo se resuelve con unas licras negras y cualquier trapajo encima.

Un mormón, que hablaba francés, vivió dos años en Francia, un empresario rico, que sabe cómo sacar una empresa adelante, pero tal vez no un país. De todos modos no le dieron la oportunidad de probarlo.

Obama es peor, ni empresario, ni presidente, un fantoche de la izquierda rabiosa, y del peor Hollywood, un representante de toda la hipocresía de este maldito y aburrido planeta en el que vivimos.

Bueno, volvamos al arte, y al erotismo, y a la poesía, ¿y por qué no a la pornografía? Siempre será mejor que la política.