Blogs

Arrasó el castrismo en las regionales de Venezuela

Para aquellos que todavía creen que ha sido el chavismo el que venció en Venezuela en las pasadas elecciones presidenciales, les diré que están equivocados. Tampoco triunfó ayer el chavismo en las regionales. El modelo que se ha impuesto, a través de la figura de Hugo Chávez, ha sido el del castrismo. Y eso de “la figura de Hugo Chávez” es un decir, porque Chávez ni siquiera ha estado presente debido a la situación de invalidez en la que se encuentra, recién operado de una gravísima dolencia. Es un hombre inepto para el mando, fuera del juego, incapacitado para dirigir no ya un país, ni siquiera un puesto de fritas.

De modo que lo que ha ganado en Venezuela ha sido un modelo, el modelo castrista importado, impuesto y solidificado en las mentes venezolanas. El mismo modelo opera ya en Argentina, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Perú (todavía le falta, pero llegará a ello), entre otros.

A mi juicio, lo más impresionante es que un país como Venezuela, con la tremenda oposición que tiene, ni siquiera pueda perder de manera menos evidente en las regionales. Y es que eso es el modelo castrista, se va colando poco a poco, va sembrando la intriga, la duda, modifica alternativas, vacía las mentes, las rellena de su monserga barata y tiránica, destruye los espíritus, devora las energías, tritura las fuerzas y convierte al ser humano en un modelo orweliano de gran sofisticación.

Desde hace años me inquieta lo que ocurre en Venezuela, y por supuesto, desearía que por fin triunfara la justicia, lucho por ello, pero me temo que ya es demasiado tarde para que esto ocurra. El castrismo perfeccionó el horror, transformó al hombre hitleriano en hombre nuevo, y consiguió que la gente se adaptara masivamente a depender de una entelequia, no sólo a no poder vivir sin ella, sino a morir por ella.

Duele Venezuela. Y pronto dolerá Estados Unidos, un país que va por el mismo camino. Porque oyendo los discursos de Barack Obama, viéndolo en el lloriqueo constante que se ha montado, y sopesando sus buenas intenciones frente al castrismo, me huelo que muy pronto peligre la democracia en ese gran país.

Venezuela y compañía ya se perdieron. Cuba, hace mucho rato que no existe. Lo que queda es el castrismo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

3 respuestas a “Arrasó el castrismo en las regionales de Venezuela”

  1. Sempreche dice:

    Mi condolencias, a la derecha.

  2. Zoé Valdés dice:

    Mis condolencias al pueblo venezolano, hace rato. En cuanto a lo de derechas, pues se las estará dando usted mismo. No soy de derechas.

  3. Esther 1930 dice:

    Pienso lo mismo, esto es una epidemia sin control, es una pena y duele mucho pero es asi, ojala que reaccionen y puedan hacer algo, en fin, que Dios nos coja confesados a todos pues esto pinta mal pero muy mal…..yo no lo vere pero si mis nietos y bisnietos. Pero duele mucho

Deja tu comentario