Blogs

Lucrecia, pedazo de alma

lucrecia_1.jpg

No solo es una gran artista, es una mujer generosa, amiga sincera y solícita. Siempre sonriente, siempre positiva. Eternamente divina. Elegante, toda pasión, toda alma, toda ilusiones. Pedazo de artista con una tronca de alma. El proyecto de esta entrevista nació meses atrás, a raiz de su concierto y de mi conferencia en Begur, pero en realidad hace mucho tiempo que vengo pensando en ella como personaje de alguna obra teatral, o como protagónico de una película, o de algún sueño, y por qué no de una novela. Ya lo fue de un cuento, en aquella Nefertiti habanera. Admiro a Lucrecia, la quiero por todo lo anterior, y porque ella sabe siempre cómo mostrar el camino de la serenidad y la paz.

ZV: -¿De dónde te sale esa voz tan sensual y al mismo tiempo tan potente que pareciera que empapa corazones y moldea las piedras? Creo que hiciste estudios de música clásica, ¿o me equivoco?

LUCRECIA: -Muchas gracias por tus halagadoras palabras. Yo estudié música clásica en la especialidad de piano. Por lo que el coro fue una asignatura constante durante toda la carrera. Es cierto que te educa la voz, recibes clases de técnica vocal, el repertorio es amplio. Aunque mis breves contactos con César Portillo de la Luz e Isolina Carrillo fueron determinantes para saber lo que quería y cómo quería cantar. Portillo de la Luz, me dijo que tenía que dejar de cantar con  voz coral, pues esta emisión de la misma es para empastar con las demás voces y no para ser solista. Además me aconsejó que escuchara cantantes a los que yo admirara, y que los imitara. Así hice, escuché, aún más a Sarah Vaughan, Ella Fitzgerald, Bola de Nieve principalmente. Luego, con Isolina Carrillo recibí clases de repertorio y  me enseñó a luchar por mi carrera como cantante, pues por ser pianista no debía dedicarme a cantar, debido a las normativas de las empresas de allá, en Cuba. Isolina Carrillo fue la Presidenta del Jurado en mi  1er exámen, donde yo optaba por la categoría de Cantante de Música Popular Cubana, dentro de la Empresa. Cuando terminé mi prueba dijo: -“¡Si no dejan que Lucrecia continúe como cantante Cuba perderá una gran voz!”-. Todos se quedaron callados y asombrados.  Pues se sabía que ella no solía emitir estos juicios  por norma. Yo me quedé helada,  y aquí me tienes, llevando de bandera otra máxima de Isolina Carrillo: “¡Sé tú misma allá donde vayas y siempre respetando a todos cuantos conozcas!” . Mi voz es la mezcla de todo lo que he oído, estudiado y vivido. Canta mi alma.

ZV: -¿Cómo iniciaste tu carrera musical?

LUCRECIA -Mis inicios fueron desde la escuela, siempre he tenido inquietudes, cantando, componiendo música para niños, canciones, deseaba ser actriz.   Después de graduada me dediqué enteramente a la música y las demás disciplinas artísticas volvieron a mi otra vez. Empecé cantando en Anacaona. Al poco tiempo inicié mi carrera como solista en España y aquí he desarrollado a plenitud toda mi carrera como artista.

ZV: -¿De qué parte de Cuba eres? ¿Cómo fue tu infancia?

LUCRECIA: -Soy de La Habana, nací en el Vedado, me crié en Guanabacoa y luego fuimos a vivir al Nuevo Vedado. Mi niñez muy sencilla y tranquila, ¡estudiando mucho! Siempre  he compartido la música con la enseñanza básica. Así que cuando los demás niños jugaban yo estudiaba, y entonces me tenían que esperar siempre en el muro del jardín. Jugaba a las muñecas, a los escondidos, montaba mucha bicicleta, al pón, la suiza y corría mucho, -así me partí el diente-. La vida en familia es mi principal recuerdo feliz: los fines de semanas maravillosos, comidas familiares, la música con Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan, Dave Brubeck, Ray Charles, Fran Emilio por parte de mi papá y sus amigos, que venían a casa. Música clásica por parte de mi mamá y también el son, y bailar mucho. Cuando menos te lo imaginabas se formaba el bailoteo. Las congas en los carnavales habaneros y arrollar en las comparsas me volvían loca. Y con mi hermano escuchaba música americana soul, pop, Aretha Franklin, Barry White, Jackson 5  y una emisora americana, la WQAM.

ZV: -Tuve el privilegio de asistir a un concierto donde compartí palco junto a tus padres recién llegados de Cuba mientras tú cantabas con Chavela Vargas. Percibí la emoción de ellos, indescriptible… ¿Cómo llevan tus padres vivir fuera de Cuba, y cómo ven tu carrera?

LUCRECIA: -Me acuerdo perfectamente, Zoé. Mis padres son muy importantes para mí, comparto con ellos todo, mis sentimientos, trabajo, proyectos y justo en ese concierto, como bien recuerdas, ellos acababan de llegar de Cuba y el asistir a un concierto de Chavela Vargas, tan querida por todos los latinos, interpretando con ella canciones que vivieron y cantaron, donde además actuaba su hija, era un orgullo total. Además de lo que significa Chavela para todas las mujeres: ¡Libertad con letras mayúsculas! Es lo que nos dejó como legado, con toda la carga emocional y vital a la que estamos destinadas las mujeres, Chavelona vivió su vida como buenamente entendió y eso también me lo comentó mami al salir del Palau de la Música. El asunto de vivir fuera ha sido un descubrimiento también para ellos, nadie piensa a su edad vivir lejos de los suyos y de su tierra, pero lo llevan bien, han hecho amistades aquí, aunque la vida en Europa es muy diferente a la Cuba, pero continuamos encontrándonos los fines de semanas en armonía y con risas.

ZV. -Has tenido la oportunidad de actuar con grandes personalidades de la música y del canto, ¿podrías recordarlos y contar alguna anécdota que prefieras, o varias de ellas, si quieres?

LUCRECIA: -Es fantástico haber tenido tan lindas e importantes colaboraciones, tanto en la escena como a nivel discográfico y literario. Se trata de admiración y respeto mutuos. Comienzo con  el virtuoso saxofonista cubano Paquito D`Rivera, tuve el honor de cantar junto a él  en mi disco y Concierto en Gira  “3 Generaciones” de la música cubana.  Paquito me llevó a tí, Zoé Valdés, quizás fue el estreno literario de tu relato “Nefertiti Habanera” que luego formó parte de tu libro “Traficantes de belleza”. Y así se editó un libro para que saliese junto a mi disco “Pronósticos” editado por Universal España. Junto a prestigiosas personalidades españolas que  escribían sobre mi trabajo, el célebre pianista Tete Montoliú, el también prestigioso presentador de televisión Andreu Buenafuente y el crítico musical y periodista Diego Manrique.

Como dijimos he cantado junto a Chavela Vargas, con Chavela hicimos varias giras y entablamos una amistad muy linda, de ahí salió que tomase el “Trifásico” tila, poleo menta y manzanilla. Con La Reina de la Salsa, Celia Cruz, compartí escenario, discografía ¡gracias a Dios! Con ella tengo anécdotas preciosas y emocionantes. Celia me ha inspirado varias canciones: “Mi zurrón”, “Agua con azúcar y ron”, “Ese huevo quiere sal”. Compartir con ella en la escena fue excepcional. Compartimos también comidas tranquilas y familiares. Celia es un vivo ejemplo de la tenacidad y profesionalidad. Tengo, gracias a Dios, una larga lista, hoy me he centrado en los más significativos para los cubanos y latinoamericanos.

Con el actor y director de cine Andy García tuve el honor de cantar  juntos en el disco “Álbum de Cuba”, en las canciones “Guantanamera” y “La Cuba mía”. Grabamos en Los Ángeles, fue un día memorable, de sólo pedirle que declamase para no abrumarlo, él se preparó con muchísima ilusión y pasión  por la música tradicional cubana para: cantar, tocar el bongó y hasta puso  voces en  “Siboney”,  en esta versión  a cappella, además tuvo la  amable deferencia de invitarme junto con la presentación de su película “City Island” en el Show de George López  para cantar “Guantanamera”  del disco “Álbum de Cuba”. El disco fue  nominado a Los Grammys 2010.  Andy es un grandísimo profesional y ¡bellísima  persona!  ¡Trabajé y grabé con el Maestro Cachao! Grande entre los grandes, lo conocí a través de Andy García,  y canté bajo su batuta en varias y hermosísimas ocasiones, y también gozamos de la gloria en la Historia de Cuba gracias a Cachao, por formar parte de su disco Homenaje Póstumo “The Last Mambo”, Ganador de Los Grammys Latinos y Americanos´, editados por la Compañía Eventus y Sony en América.

ZV: -Has hecho cine de ficción, y el documental Balseros, cuya banda musical, de tu autoría, estuvo nominado al Oscar, ¿qué experiencia has sacado del trabajo con otros actores, y además de ser dirigida por realizadores españoles?

LUCRECIA: -La película documental Balseros está basada en personas que salieron de Cuba y se les hizo un seguimiento antes de salir, confeccionando su balsa. Luego se filmó el tiempo de espera en la Base Naval de Guantánamo, su destinación a EEUU y finalmente cómo se desarrollaron sus vidas después de estar instalados en los diferentes Estados norteamericanos. No son actores, todo era espontáneo, incluídas sus intervenciones. Ellos nos dieron sus frases para vincularlos con la música, y ahí es donde entró el director Carles Bosch, que a su vez me dirige para componer, dando su punto de vista en este sentido, además, por supuesto, de lo que me inspiraron las dramáticas escenas que vividas por ellos. Escenas también alegres, como por ejemplo, en el momento del encuentro con sus familias en EEUU, tristes al recordar sus hijos y madres que quedaron en Cuba. Fue una experiencia preciosa y enriquecedora, pues hice música a partir de todo lo que veía y sentía como cubana. La nominación de Balseros a los Oscar creo que fue el mejor premio para todos los inmigrantes del mundo.

lucrecia_interior.jpg

ZV: -Los niños, y también los adultos, pudieron tenerte todas las mañanas en Los Lunis, el programa televisivo infantil… Y he notado que durante tus presentaciones los niños se te acercan mucho y conversan animadamente contigo, también has escrito libros para ellos… ¿Cómo ha sido tu experiencia con ese trabajo que tiene tanto que ver con la educación? ¿Qué dice Ian, tu hijo?

LUCRECIA: -La experiencia en TVE es absolutamente importante para mi, es un antes y un después en mi carrera. Por tener como amiga a la cámara para llegar con mi alma a los niños y niñas del mundo, aprender guiones rápidamente, la interpretación como actriz, recomponer la relación con toda la familia de cara a mi vida, ya que entraba en la casa de todos el día entero durante siete temporadas, fue impactante de manera personal. Me convertí en una más de la familia. A través del programa me solicitó la Editorial 62 del Grupo Planeta, para que escribiese un libro, y se editaron tres titulados Besitos de Chocolate, frase que se acuñó en otro programa de televisión “Menudas Estrellas” y posteriormente todos han hecho suya mi frase de amor. Con Los Lunnis he desarrollado todas mis inquietudes artísticas, que como te comenté, desde niña ya las sentía y persistía en ellas. Es importantísimo para mi carrera este paso por la televisión. Mi hijo vivió todas las sensaciones: de llorar por no estar Mami, de hacerme caso a través de la televisión con consejos alimenticios, de asombrarse cuando me veía en la tele y al mismo tiempo yo me hallaba a su lado, entonces decía con la cara feliz –¡mira dos Mamis! De molestarle que me pidiesen autógrafos, de sentirse orgulloso de ser hijo de su Mami, popular y querida, tanto que ahora es él quien se brinda para hacer las fotos cuando se acercan.  Es complicado y al mismo tiempo muy hermoso ser popular, pero lo hablamos y razonamos para que no le haga daño y, sobre todo, porque yo soy tal como soy en casa, donde se vive con normalidad, así que eso facilita también las cosas.

ZV: -Tengo todos tus discos. Me gustas en el bolero, en la guaracha, en todo… ¿cuál es tu preferencia? ¿O tal vez no la tengas?

LUCRECIA: -Qué orgullo saberme querida por tí, sabes que es mutua la admiración y el cariño. Todos mis discos me encantan todos tienen su momento, su historia, todos los géneros cubanos me encantan y sigo estudiando y pensando cómo abordar cada canción. Ya sea bolero, son, guaracha, pues cada disco y cada actuación queda en el recuerdo del público y se ha de llegar con toda la profesionalidad y respeto que se merece.

ZV: -Has interpretado varias canciones con el tema de Cuba, de los balseros, de la libertad, de tu gente, “tu gente quiere bailar, tu gente no quiere que le coman la cabeza”, ¿crees que los músicos deben opinar sobre política o callarse y dedicarse solamente a su trabajo?

LUCRECIA: -La canción es  tu toma de posición ante la vida. Soy positiva y crítica y ese es el camino que tenemos los artistas para decir quiénes y cómo somos, cómo pensamos y qué queremos para nuestra gente, que nos sigue. Como digo en “La noche de la Iguana”:

Por decir la verdad, qué perder

Por  decir lo que tú piensas, qué perder

Por  hablar sin problemas, qué perder.

Por ser libre cada cual, qué perder.

Para Mi Gente ya sin nada! Qué perder.

ZV: -Eres una persona encantadora, lo que se dice buena gente, grande, amable y cariñosa con todo el mundo, de mucha nobleza, ¿qué le dirías a los cubanos de Cuba y a los del exilio?

LUCRECIA: -Gracias por todas frases elogiosas, Zoé… Es difícil hablar de respetar en este tema cuando no lo hay, el tiempo lo pone todo en su lugar, mientras tanto, cada cual que sea libre de pensar, soñar y luchar por lo que quiere y La Caridad del Cobre quiera; como le dediqué a Celia Cruz en una inspiración de la canción “La Cuba mía”

Oye Celia, en un campo florido, a todo el pueblo cubano unido en un abrazo soñé a La Cuba mía.

ZV: -¿Próximas actuaciones, proyectos?

LUCRECIA: -Acabo de terminar mi gira “Eternamente Cuba” en la que he fusionado mi música cubana con otros estilos y agrupaciones musicales. Canté en Miami, Holanda y en toda España. Ahora preparo mi próxima Gira 2013 y estoy pensando en cantar mis composiciones, por eso le estoy pidiendo a mis amigos de Facebook que me digan cuáles les gustaría que incluyera en mi repertorio. Subo mis canciones compuestas y registradas en mis trece discos y se han visto eclipsadas por el single elegido en ese momento.  ¡Y es muy importante, he de musicalizar tus poemas!

ZV: -Muchas gracias, Lucrecia, tronca de artista, como se dice en Cuba, y como se dice en España: pedazo de artista.

LUCRECIA: -Mil Gracias a tí, mi querida y admirada Zoíta. ¡Felices Fiestas Navideñas a todos!

Web de Lucrecia

Síguela en Facebook

Escúchala aquí.

Su Canal en You Tube.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

9 respuestas a “Lucrecia, pedazo de alma”

  1. Lucrecia, pedazo de alma. | Blog de Zoé Valdés dice:

    […] Zoé en el metro de Ecodiario. […]

  2. Esther 1930 dice:

    !!!MARAVILLOSAS LAS DOS….!!!!!!, mi admiracion eterna para ambas, como artistas y sobre todo por CUBANAS……un beso grande

  3. Zoé Valdés dice:

    Gracias, saludos cariñosos.

  4. F.Masdeu dice:

    Así es Esther 1930, son dos glorias de Cuba.
    Un hermoso regalo esta entrevista.
    Gracias a Lucrecia, a Zoé Valdés y a EcoDiario.

  5. elperinqué dice:

    Gracias Lucrecia. ¡¡Qué suerte haberte podido educar en La Habana!!… ¿Qué opinas del desmantelamiento de las escuelas musicales y de arte en España?. Saludos

  6. Juan Antonio Zas Irigoyen dice:

    Fantastico! leer esa entrevista y escuchar ha esa gran senora y artista cubana, a veces cuando hacemos esfuezo por ver si se nos olvida Cuba y ser cubano, porque duele, pues tanta ignominia, tanto martirologio y destruccion, lo que quieres es olvidar, pero entonces de repente vienen cosas como esta entrevista de dos fantasticas y brillantes artistas cubanas, una entrevistando y otra entrevistada, y nos vuelven ha hechar para atras todo el esfuerzo cuando casi llegamos ha ese olvido donde podamos mitigar ese sufrimiento y gran pena del alma que nos produce la tierra perdida. Por razones como esta es mejor desistir de lograr y luchar por ese olvido y al contrario decirles ha todos esos artistas y triunfadores en todas las esferas del vivir que como ellas lo que logran es cada dia hacerme sentir mas orgulloso y feliz de haber nacido cubano y como dice el gran Chirino, “De Sentirme Cubano Hasta la Muerte”.
    Un abrazo, un millon de gracias por ese monton de felicidad que me hacen sentir que dios los bendiga ha todos siempre y que duren y perduren por siempre.

  7. Alberto dice:

    Excelente entrevista! Lucreacia, simbolo de talento, calor humano, humildad, amistad y cubania. Con todo el cariño del mundo. Very well done my dear friend!
    Aché pa’ ti!

  8. Marlen Fernandez dice:

    La verdad que nos sentimos orgullosos de ser cubanos y mas despues de leer una entrevista tan linda de dos troncos de cubanas, soy de guanabacoa y recuerdo a lucrecia bueno felicidades para todos y que dios permita seguir disfrutando de tantas cosas como esta chao.

  9. ELIZABETH SAN PEDRO dice:

    Me encanto’ la entrevista. Lucrecia con su sello personal delicado y abierto, pasea por el mundo nuestra esencia y eso me llena de satisfaccion y orgullo.

Deja tu comentario