Blogs

Archivo de la categoría ‘Cine’

Fábulas Contemporáneas con Humberto Castro

Jueves, 8 Marzo 2012

Humberto Castro lleva ya una carrera como artista plástico de más de treinta años. Perteneció a la llamada Generación de los ‘80,  un movimiento cultural cubano que ha sido el que más ha trascendido como impulso político en el arte con protagonistas nacidos en el ‘59 o después, la también llamada Generación Perdida. Trabajó diez años en La Habana, diez años en París, y ya lleva diez años en Miami, con esporádicos saltos a Nueva York.

Ha vuelto a Paris para exponer sus Fábulas Contemporáneas en la galería Akié Arichi, y lo he entrevistado para la emisión cultural La Rueda Bohemia:

Un libro de verdad

Jueves, 1 Marzo 2012

Acaricio el libro que acabo de recibir, en la portada la foto de su autor, un joven Guillermo Cabrera Infante que sujeta un pitillo atabacado entre sus dedos y los labios, en la época en la que hacía crítica de cine, para las grandes revistas habaneras. Una crítica que era más que crítica, de todo un escritor enamorado de la crítica, una crítica que era toda deseo, amor puro e impuro por la palabra, soberbio erotismo fraseado y disfrazado, por el mero gusto por las palabras enmascaradas bajo las sombras de otras palabras.

Se trata del primer tomo de la Obra Completa editada por Galaxia Gutenberg, con un extraordinario prólogo de Antoni Munné, su editor. Con más de mil quinientas páginas este volumen nos entrega la trayectoria literaria relacionada con la visión sensual de un loco por el cine, y la pasión sensata, o sea sensorial y sata, por el cine de un escritor que, como él mismo dijo en Cine o sardina, desde niño cenaba cine, porque su madre lo ponía a elegir entre la cena o el cine, y él invariablemente elegía lo segundo. Un escritor inspirado principalmente por el cine, por las actrices, los actores, y los directores del Hollywood dorado.

Este es un libro de los de verdad, de los de antes de la existencia de internet, tecleado en máquina de escribir, pensado y reinterpretado cual un pianista de jazz con las yemas de los dedos, musicado, cual un bongosero que tamborilea en un cuaderno. Así empezamos muchos escritores, tecleando duramente en una vieja Remington, o en una Underwood, acompañados del ruidoso ritmo del cerebro de la máquina, en forma de rodillo. Este es también un libro escrito a mano -de cuando se escribía a pulso-, magistralmente entretejido y engarzado con viejas notas, frases fragmentadas o cuentos enteros en las ramas de las arboledas de los parques habaneros, tirados en un cartucho. Y de ese Cartucho surgieron crónicas inéditas, fragmentos literarios que pudieran ser considerados capítulos de una historia de ficción. Porque todo lo que escribía G. Caín era la película que él escribía encima de la película ya existente, o el libro que surgía de la trama vuelta a hilar, hilarante.

Este es un libro de verdad, nacido del misterio individual de un creador único, es la confesión estilística de un hombre culto a través de su conocimiento, de sus sabias sensaciones, de su vida, vivida con amor. Y ese amor trascendió a su misma existencia, como ha trascendido su obra, porque sus libros quedaron tibios, calentando la eternidad, esa eternidad cuidada y regada por su esposa que no se resignó a dejarlos enfriar, y los horneó como se hornea el pan, y les dio vida, como si pariera los hijos, esos hijos de papel, que él ya no verá nunca, pero que pudo soñar en los ojos de Miriam Gómez.

Este es un libro de cabecera. El libro de cabecera por mucho tiempo. Cierro los ojos y lo último que veo antes de dormirme es a Guillermo, jovencísimo, entonces recuerdo sus chistes, la jocosidad de su gestualidad elegante, y su voz tan parecida a la de Edward G. Robinson; por la mañana al despertar retomo ese inquietante y bello objeto, y se abre ante mis ojos, sus páginas se me entregan, ardientes, y su escritura es el primer alimento que ingiero. Antes de salir de debajo de las sábanas releo una veintena de páginas, para poder iniciar el día de una manera poderosa y espiritualmente distinta.

En una foto que tomé de tal como quedó el escritorio de Guillermo Cabrera Infante tras su muerte -siete años más tarde sigue igual-, se puede leer esa nota tan hermosa dirigida a Miriam Gómez: “Rica, léelo, corrige, corta. Pero por favor di al teléfono que fui al médico, que llamen a las 11: 00…”  Si se dan cuenta el 11 significa dos, ellos dos. O quizá: Uno y uno, u otro, el autor y su lector. Él y cada uno de nosotros. y el infinito individualizado, en esos dos 00, que significarían la soledad de la lectura. Cada día llamo alrededor de esa hora.

‘Gonzalo Roig’ de Sergio Giral

Martes, 27 Diciembre 2011

Estreno mundial en internet. Gracias a Sergio Giral y a Ricardo Vega:

Americano

Martes, 6 Diciembre 2011

Americano es el nuevo filme de Jacques Demy, el hijo de Jacques Demy y Agnès Vardá, recién se estrena en París. Jacques Demy es también actor de su película, junto a Chiara Mastronianni, también hija de actores, y de Géraldine Chaplin, hija de Chaplin, nada más y nada menos, y todos, también ellos, grandes actores.

En la película aparecen otros nombres de relevante importancia. Y ahí tenemos a Salma Hayek, que tal como ha declarado ella misma, detesta hacer de puta latina en Hollywood, sin embargo aquí hace de puta mexicana, para una película mitad europea, mitad americana, tal como señala el título, pero aquí hace de puta mexicana para los europeos. O sea, que un europeo la trate de puta mexicana le importa poco, pero que lo haga Hollywood eso sí que no. Hollywood, donde la actriz que hizo de Frida Kahlo, cuando le dieron el Oscar, alzó el puño en actitud comunista, Hollywood, donde hizo toda su brillante carrera, pese a sus orígenes…

Pero Salma Hayek no es distinta de otras, desde el confortable matrimonio con uno de los hombres más ricos del planeta, se dice de izquierdas… Así, quién no… No, decía, no es distinta de otras, que con los millones han decidido proclamarse de izquierdas… Porque sin talento, es más difícil hacer cine, sino se es de izquierdas…

Los olvidos de Salma Hayek y de Antonio Banderas en Champs-Elysées

Lunes, 28 Noviembre 2011

La actriz mexicana, naturalizada norteamericana, Salma Hayek y el actor español Antonio Banderas presentaron anoche la película de animados El Gato con Botas, en el célebre programa televisivo Champs-Elysées, dirigido y animado por el mítico presentador Michel Drucker.

Durante la presentación tanto Antonio Banderas como Salma Hayek dijeron que hasta que ellos no llegaron a Hollywood los actores latinos había sido relegados a hacer papelitos menores de delincuentes, mafiosos, y malos de las películas, y que ellos habían contribuído a cambiar el panorama de Hollywood. Me quedé pasmada ante semejante ignorancia u olvido, puesto que podríamos citar una larguísima lista de actrices y actores latinos que hicieron grandes roles en Hollywood y que llegaron a ser grandes estrellas a los que ellos dos juntos no le llegan ni a la chancleta. Además de que no hay rol malo, un rol de mafioso, de delincuente, o de lo que sea, magistralmente actuado, sin lugar a dudas, será siempre un gran rol. ¿No hicieronEdward G. RobinsonHumphrey Bogart y Marlon Brando una gran cantidad de roles de malos, delincuentes, y demás? ¿Se cuestionaron alguna vez la razón por la que le dieron esos roles en relación a sus orígenes? El primero era de orígen judío y los otros dos americanos. ¿Se cuestionó alguna vez Marlene Dietrich, alemana de orígen, que le hubieran dado papeles de prostituta, de ladrona, de traidora, precisamente por ser alemana? ¿Se cuestionó lo mismo Greta Garbo, por ser sueca? Y la rusa Alla Nazimova?

Tampoco se lo han cuestionado de la manera tan politizada en que Banderas y Hayek lo hacen, actores que llegaron y han hecho brillantes carreras en Hollywood, mucho antes que ellos:María Conchita Alonso (cubano-venezolana, nacida en Cuba), Steven Bauer (cubano-americano), Andy García (cubano-americano, nacido en Cuba), Dersi Arnaz Jr (norteamericano de padre cubano). Elizabeth Peña (cubano-americana), y el gran Tomás Milián (cubano-italo-americano, nacido en Cuba, claro) quien además hizo una gran carrera europea, en Italia, junto a Visconti, entre otros realizadores importantes. No podría olvidar al magnífico actor puertorriqueño Raúl Juliá.

PERO MUCHO ANTES:

Pero muchos antes que ellos, podría citar a los siguientes actores. Esta lista fue hecha con la colaboración de Miriam Gómez:

El madrileño Antonio Moreno, los mexicanos Ramon NovarroGilbert RolandLupe VélezDolores del RíoRicardo Montalbán, el puertorriqueño José Ferrer, el cubanoDesi Arnaz que fue un fenónemo en Estados Unidos y uno de los creadores de la televisión enAmérica, el argentino Fernando Lamas, el gran Anthony Quinn que nació en Chiguagua y tuvo dos Oscar en Viva Zapata y en Lust for Life y casi obtiene el Oscar enZorba the Greek, además de que trabajó con Fellini en La Strada. José Ferrer obtuvo un Oscar por Cyrano de Bergerac (1950) y casi se lleva el otro con su magnífico Toulouse-Lautrec en Moulin Rouge (1952). Rita Hayworth de padre español y madre irlandesa. Nada más he nombrado super estrellas, y no grandes secundarios como por ejemplo César Romero; si nombrara gente a la altura de ellos dos (Hayek y Banderas), y que han pasado porHollywood, llenaria páginas, solamente la ignorancia o la altanería pueden negar la labor que han realizado los actores del idioma español, llamados hoy “latinos”, en Hollywood desde el nacimiento de la industria.

Salma Hayek está casada, como recordó Michel Drucker ayer, con el multimillonario francés François-Henri PinaultAntonio Banderas está casado con la actriz norteamericana Melanie Griffith. La entrevista empezó en francés y en español, mediante intérprete, hasta que Hayek empezó a hablar en inglés, alternando con el español, y Banderasentonces la siguió en inglés. Drucker intentó que la mexicana hablara en francés, pero al parecer no lo habla correctamente o de manera mediocre, dado que sólo pudo balbucear unas simples respuestas breves.


Gracias por la colaboración a Miriam Gómez.

Esos que escuchamos

Lunes, 14 Noviembre 2011

Mi hija lleva días y noches apesadumbrada con los estudios y los controles (exámenes), al mismo tiempo se hallaba muy ocupada con un cortometraje que había filmado y estaba en fase de montaje, y que había realizado ella sola, tomando a sus amigas como actrices, que ella ha titulado Ceux qu’on écoute (Esos que escuchamos). Y que felizmente ha terminado ya.

Luna empezó muy temprano a hacer cine, desde los diez años, como realizadora, entusiasmada por su padre sobre todo. Otras de sus compañeras de escuela han tenido siempre y tienen el mismo interés por el arte. Ese interés, en algunos casos verdaderas vocaciones, la mayoría de las veces se ha visto y se ve truncado por los propios padres, o por los maestros, porque según ellos otras son las urgencias  y las necesidades del mundo de hoy. Y una de ellas, es sin duda, la obsesión con hacer dinero, con hacerse ricos, millonarios, sin que esto cueste demasiado esfuerzo.

El arte no solo constituye una vocación, es un sacerdocio, y la cultura forma parte del gran acerbo de la humanidad. Tal pareciera que a muy pocos le importara. Alejarse del “peligro” de la vocación artística ha devenido como un mantra para algunos. Artista, no, mi hijo artista sí que no.

Sin embargo, cuántas veces, en el pasado, en épocas de crisis mundiales, como las que estamos viviendo,
el arte nos ha salvado del fin.

Pero sólo hacemos como que escuchamos, no escuchamos tal como debiéramos a esos que tienen verdaderamente algo que decirnos, a los artistas.

Harry Potter y el Remolcador 13 de Marzo.

Mircoles, 13 Julio 2011

Hoy se estrena Harry Potter en Francia, y un día como hoy, en 1993, ocurrió en Cuba una de las mayores masacres inimaginables, la del Remolcador 13 de Marzo, donde murieron asesinados por el castrismo 12 niños. Esos niños, de haber podido llegar a su destino: los Estados Unidos, tal vez habrían leído Harry Potter y hubieran visto la saga tan apreciada por niños y adultos. No fue posible.

Al parecer en esta última entrega, el brujo, Voldemort, por fin muere.

¿Morirán alguna vez los brujos asesinos de Cuba? Ojalá sea más temprano que tarde. Los dejo con otra película, más difícil de ver:








Arielle Dombasle: Hasta siempre no, ¿hasta cuándo?

Domingo, 19 Junio 2011

Regreso en el tren desde Aix-en-Province a París. Acabo de participar en unas Jornadas de debate en homenaje a Alexandre Soljénitzyne organizadas por Datcha Kalina y el Centre du Livre. Han sido dos jornadas donde se ha leído y analizado la obra del gran escritor ruso, premio Nobel de Literatura, que pasó siete años en un campo de concentración soviético, el autor de Archipel Goulag y de Une journée dans la vie de Iván Denisovich, entre otros libros que conforman una obra vasta, profundamente coherente.

A todos nos quedó claro que el comunismo no ha sido todavía juzgado en su verdadera dimensión histórica del horror. Que no ha habido un Nüremberg del comunismo. Michel Parfenov, quien fue el artífice que hizo posible que me invitaran a estas jornadas acogidas con un enorme interés por parte del público afirmó: “Digámoslo de una vez, el comunismo ha sido tan o más horrendo que el nazismo”. Había que decirlo de una vez. Dicho está.

Es Michel Parfenov quien me alcanza, ahora, en el tren donde viajo hacia París, el periódico donde usted, señora Arielle Dombasle, se atreve a afirmar lo siguiente acerca del Ché Guevara: il incarne toujours cette idée de sortir dans la rue pour changer le monde. Sí, cómo que no, cambiar el mundo con uno de los más crueles asesinos que la sociedad occidental ha querido comprarle al castrismo como su principal producto de marketing como el eterno guerrillero, heroico y erótico, para colmo convertirlo en mártir, olvidando de este modo y borrando de un plumazo la enorme cantidad de víctimas que cayeron a los pies de este criminal de un tiro en la nuca que él mismo les propinara burlón y fríamente.

Usted, madrina de la Gay Pride, se atreve a firmar lo siguiente: Si l’on met le nez dans l’histoire, on comprend que les choses sont plus complexes. Le Che peut être un personnage très criticable, mais je continue à le voir avec mes yeux d’adolescente, l’incarnation du Christ, d’«el pueblo». J’ai encore une corde qui vibre, qui aime et qui admire Che Guevara. Rien que d’articuler les mots «Hasta siempre comandante», j’ai envie de pleurer. Ça évoque une puissance de revendication et de nostalgie qui est en moi, parce que j’ai grandi dans un pays où, s’il n’y avait pas cet espoir de révolution, il n’y avait plus qu’à mourir. On m’a invitée à chanter Hasta Siempre en Tunisie, pour incarner la révolution. Je vais y aller, bien sûr.» «Pourtant, tout le monde n’a pas apprécié cette reprise, en particulier parmi les gays. Les gens du magazine Tribu Move m’ont dit : “Arielle, nous sommes très déçus que vous fassiez l’éloge de Guevara”. ça m’a valu des animosités aussi en Belgique. Parce que le régime cubain a été très répressif envers les homosexuels. Je suis désolée d’avoir fait de la peine à une communauté qui me soutient. Dans quelques jours, je serai d’ailleurs la marraine de la Gay Pride à Paris… » Yo no creo que usted ignore que el Ché Guevara fue uno de los principales perseguidores de homosexuales que hubo en Cuba, a muchos los mandó a la cárcel, a otros los mandó a fusilar, tan alegremente, con su boina de medio lado y su estrella, y todo el tralalá que lo acompaña, otros se suicidaron en Cuba o en el exilio, víctimas de los recuerdos de las persecuciones y la represión. ¿Ha leído usted a Reinaldo Arenas, a Guillermo Rosales, a Carlos Victoria? Espero que los lea y se entere.

Pero lo principal, ¿ha leído usted “El hombre y el socialismo en Cuba”, escrito por el mismo Che Guevara, donde en sus propias palabras describe a un hombre nuevo, que es, nada más y nada menos que el modelo del hombre nuevo hitleriano?

Usted dice que el Ché fue toda su adolescencia, como se nota que no tuvo usted que padecerlo, porque a usted habría sido una de las primeras a las que hubiera eliminado el Guerrillero Heroico para nada Erótico. Quiero decirle, señora, que yo fui uno de esos niños que tuvieron que entrar por la línea soviética del hombre nuevo guevariano, que tuve que obedecer a base de castigos psicológicos y físicos, callarme, fingir, aceptar la esclavitud, la humillación y el hambre a la que el castrismo y el guevarismo sometieron a toda mi generación, mientras tanto mi padre fue enviado a prisión, sin juicio, durante cinco años, denunciado por su madre. Y yo debí callar. ¿Sabe hasta cuándo debí callar? Hasta hace sólo pocos años que mi abuela murió en Cuba, y mi padre en el exilio. Cuando me preguntaban por mi padre yo debía esconder que se encontraba en la cárcel, a la espera de un juicio que nunca se produjo porque las cárceles se encontraban repletas de prisioneros políticos y no se podía añadir uno más, entonces, mejor situar a los que iban llegando, en un limbo agónico. Yo debí callar para que mi madre no perdiera su trabajo de camarera, y a mí no me expulsaran de la escuela o, como mínimo, no me hicieran mítines de repudio. Pero le aseguro que no fui la única.

O sea que, lo que para usted significa una imagen o un recuerdo romántico, para mí no tiene más que una sola lectura, en una sola palabra: Terror.

El Ché Guevara era un terrorista, es el padre del terrorismo, eso, a estas alturas, señora, usted no debería ignorarlo. El Che Guevara hizo la guerra de guerrillas, una guerra que ha traído muchos, demasiados muertos en América Latina. Bolivia no quería ni necesitaba de él, pregúntele usted a Régis Debray, a Benigno, uno de los compañeros del Ché en Bolivia, exiliado en Francia, pregúntele sobre la verdad de esa guerrilla. Acérquese a los libros de Jacobo Machover sobre el tema, y a tantos libros publicados en Estados Unidos escritos por testimonios de primera mano.

México, el país donde usted creció, no vive hoy uno de los mejores momentos, pero francamente: ¿usted quisiera para México lo que viven los cubanos hoy, una dictadura castrocomunista que dura ya 52 años? El Che Guevara era un comunista. En uno de sus viajes, hacia Argelia, hizo una escala en París, ¿sabe usted lo que hizo cuando vio un libro de Virgilio Piñera, escritor homosexual cubano, en un estante de uno de sus anfitriones? Pues el Che Guevara, señora Dombasle, le preguntó a la persona que lo recibía:

-¿Pero tú lees a este maricón? –Y acto seguido, con la pistola al cinto, lanzó el libro al latón de la basura.

Basta ya que en Francia artistas como usted se dediquen a dar opiniones à tort et à travers sobre temas que dañan la sensibilidad de personas que han tenido que padecer el horror perpetrado por el Ché Guevara. Los hijos de los fusilados por el Ché Guevara, sus familiares, los familiares que tuvieron que soportar los desmanes de este personaje le exigimos que retire sus palabras. De una vez y por todas, y deje de hacer la imbécil, que la Comunidad Gay también ha leído a Reinaldo Arenas, a Carlos Victoria, a Guillermo Rosales y a Virgilio Viñera, y saben de lo que hablo.

Sobre todo, lea usted a Alexandre Soljénitzyne. Nada más parecido el Gulag Tropical creado por el Ché Guevara que tanto a usted la hace vibrar y le da una voz de soprano, que al Gulag soviético descrito por el escritor ruso. Y para finalizar, por qué no se mudó usted a Cuba, esa isla hermosa de tantos boleros de los años ‘50 catalogados de decadentes por el mismo Ché Guevara, sí, los mismos boleros que usted interpretó en uno de sus discos, cuyos autores tuvieron que huir al exilio, acosados por la represión, para entonces haber actuado como miliciana en películas del realismo socialista a lo castrista, y haber cantado hasta desgañitarse loas al comandante, en el último escenario del comunismo, el de una isla convertida en Gulag?

¿No fue usted fotografiada por Néstor Almendros en una de las películas francesas en las que usted actuó? Por favor, vea usted los documentales de Néstor Almendros, homosexual, que tuvo que exiliarse dos veces, de España y de Cuba. Vea usted los filmes Nadie escuchaba y Mala conducta.
Espero que después de ver esos documentos testimoniales
su mente mejore, porque sinceramente a quién le puede interesar su voz después de haber leído tanta cantidad de sandeces juntas.


Entrevista con la actriz y cantante Arielle Dombasle en Libération.

Ars Magazine homenajea a Guillermo Cabrera Infante

Domingo, 12 Junio 2011

Sólo bastaba tomar el tren en dirección a Londres para encontrarse con Miriam Gómez y Guillermo Cabrera Infante. Entrar en su casa era volver a entrar en Cuba, en la Cuba de verdad, no en lo que la han convertido los dictadores.

Miriam Gómez nos iba a buscar al metro, y alegremente arrastrábamos las valijas hacia el hotel más cercano a ellos. Lo que nos interesaba era verlos, volver a la Cuba de ellos, y ver Londres a través de su prisma.

Nos reíamos mucho, caminábamos uno junto al otro. Miriam Gómez con Ricardo, yo junto a Guillermo, Luna iba de la mano de uno de nosotros, alternativamente. Almorzábamos chino, cenábamos indio, al día siguiente japonés, más tarde iraní. Y seguíamos riéndonos con las boutades de Guillermo.

Ars Magazine ha querido recordar la obra de Guillermo Cabrera Infante, su inmensa generosidad, aquellos paseos, y homenajea al gran escritor cubano, a través de Miriam Gómez, de sus recuerdos, y de autores que fueron sus amigos, que lo quisieron porque amaron primero su literatura.

miriam-guillermo-casa-2-fotos.jpg

Cannes: Festival de perros

Martes, 10 Mayo 2011

Cannes, otra vez. Fui miembro del Gran Jurado en el año 1998, hice amigos que jamás olvidaré, entre ellos mi querido Alain Corneau, que en paz descanse. Y tantos otros, que no nombraré para no alargar el espacio del post. Cannes es el festival de cine más regio del mundo mundial, pero también de los perros. De los perros directores, de los perros actores, de los perros fotógrafos, y de las perrísimas actrices.

En Cuba le llamamos “perro” a lo máximo, a lo que no tiene discusión, a lo extraordinario, a lo magnífico. De este modo, cuando Alicia Alonso bailaba la última Giselle, que la estuvo bailando alrededor de unos treinta años, siempre bailaba “la última”, además cada vez más ciega y más pesada, el público le gritaba. “¡Perra, perrísima!” Tanto le gritaban que ya en las últimas funciones levantaba la pata como si fuera a mear un árbol, en lugar de hacer un arabesque.

Cannes, sigamos mejor con el festival de cine, es un Festival perro, el más perro del mundo, insisto, donde nacen amores perros, y también odios perros -cuando no le dan la Plama de Oro a quien se la merecía, por ejemplo.

También es el festival más chic del mundo, con ese perro tapiz rojo, y esos perros culos de las modelos de L’Oréal, y de algunas actrices, y las perras tetas de las starlettes le paran el tolete a Masantín, el torero, mientras se pavonean por la orilla de la playa, y los perros caretones de los actores iluminan La Croisette, y los perros gritos de los fanes ensordecen a medio mundo.

Pero Cannes es también y sobre todo, el festival de los perrísimos filmes, y de algunos que dan perro aburrimiento

Aunque espero que este año, el perro cineasta que es Perro -digo- Pedro Almodóvar, gane por fin La Palma de Oro que se merece desde hace años, y que su película sea tan perra como las que nos ha legado en el transcurso de su carrera, y que los perrísimos Antonio Banderas y Elena Anaya, tan superperros ellos, también se lleven las condecoraciones a las respectivas y utramegaperras actuaciones.

Lo deseo perramente.