Blogs

Archivo de la categoría ‘Música’

Lucrecia, pedazo de alma

Mircoles, 19 Diciembre 2012

lucrecia_1.jpg

No solo es una gran artista, es una mujer generosa, amiga sincera y solícita. Siempre sonriente, siempre positiva. Eternamente divina. Elegante, toda pasión, toda alma, toda ilusiones. Pedazo de artista con una tronca de alma. El proyecto de esta entrevista nació meses atrás, a raiz de su concierto y de mi conferencia en Begur, pero en realidad hace mucho tiempo que vengo pensando en ella como personaje de alguna obra teatral, o como protagónico de una película, o de algún sueño, y por qué no de una novela. Ya lo fue de un cuento, en aquella Nefertiti habanera. Admiro a Lucrecia, la quiero por todo lo anterior, y porque ella sabe siempre cómo mostrar el camino de la serenidad y la paz.

ZV: -¿De dónde te sale esa voz tan sensual y al mismo tiempo tan potente que pareciera que empapa corazones y moldea las piedras? Creo que hiciste estudios de música clásica, ¿o me equivoco?

LUCRECIA: -Muchas gracias por tus halagadoras palabras. Yo estudié música clásica en la especialidad de piano. Por lo que el coro fue una asignatura constante durante toda la carrera. Es cierto que te educa la voz, recibes clases de técnica vocal, el repertorio es amplio. Aunque mis breves contactos con César Portillo de la Luz e Isolina Carrillo fueron determinantes para saber lo que quería y cómo quería cantar. Portillo de la Luz, me dijo que tenía que dejar de cantar con  voz coral, pues esta emisión de la misma es para empastar con las demás voces y no para ser solista. Además me aconsejó que escuchara cantantes a los que yo admirara, y que los imitara. Así hice, escuché, aún más a Sarah Vaughan, Ella Fitzgerald, Bola de Nieve principalmente. Luego, con Isolina Carrillo recibí clases de repertorio y  me enseñó a luchar por mi carrera como cantante, pues por ser pianista no debía dedicarme a cantar, debido a las normativas de las empresas de allá, en Cuba. Isolina Carrillo fue la Presidenta del Jurado en mi  1er exámen, donde yo optaba por la categoría de Cantante de Música Popular Cubana, dentro de la Empresa. Cuando terminé mi prueba dijo: -“¡Si no dejan que Lucrecia continúe como cantante Cuba perderá una gran voz!”-. Todos se quedaron callados y asombrados.  Pues se sabía que ella no solía emitir estos juicios  por norma. Yo me quedé helada,  y aquí me tienes, llevando de bandera otra máxima de Isolina Carrillo: “¡Sé tú misma allá donde vayas y siempre respetando a todos cuantos conozcas!” . Mi voz es la mezcla de todo lo que he oído, estudiado y vivido. Canta mi alma.

ZV: -¿Cómo iniciaste tu carrera musical?

LUCRECIA -Mis inicios fueron desde la escuela, siempre he tenido inquietudes, cantando, componiendo música para niños, canciones, deseaba ser actriz.   Después de graduada me dediqué enteramente a la música y las demás disciplinas artísticas volvieron a mi otra vez. Empecé cantando en Anacaona. Al poco tiempo inicié mi carrera como solista en España y aquí he desarrollado a plenitud toda mi carrera como artista.

ZV: -¿De qué parte de Cuba eres? ¿Cómo fue tu infancia?

LUCRECIA: -Soy de La Habana, nací en el Vedado, me crié en Guanabacoa y luego fuimos a vivir al Nuevo Vedado. Mi niñez muy sencilla y tranquila, ¡estudiando mucho! Siempre  he compartido la música con la enseñanza básica. Así que cuando los demás niños jugaban yo estudiaba, y entonces me tenían que esperar siempre en el muro del jardín. Jugaba a las muñecas, a los escondidos, montaba mucha bicicleta, al pón, la suiza y corría mucho, -así me partí el diente-. La vida en familia es mi principal recuerdo feliz: los fines de semanas maravillosos, comidas familiares, la música con Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan, Dave Brubeck, Ray Charles, Fran Emilio por parte de mi papá y sus amigos, que venían a casa. Música clásica por parte de mi mamá y también el son, y bailar mucho. Cuando menos te lo imaginabas se formaba el bailoteo. Las congas en los carnavales habaneros y arrollar en las comparsas me volvían loca. Y con mi hermano escuchaba música americana soul, pop, Aretha Franklin, Barry White, Jackson 5  y una emisora americana, la WQAM.

ZV: -Tuve el privilegio de asistir a un concierto donde compartí palco junto a tus padres recién llegados de Cuba mientras tú cantabas con Chavela Vargas. Percibí la emoción de ellos, indescriptible… ¿Cómo llevan tus padres vivir fuera de Cuba, y cómo ven tu carrera?

LUCRECIA: -Me acuerdo perfectamente, Zoé. Mis padres son muy importantes para mí, comparto con ellos todo, mis sentimientos, trabajo, proyectos y justo en ese concierto, como bien recuerdas, ellos acababan de llegar de Cuba y el asistir a un concierto de Chavela Vargas, tan querida por todos los latinos, interpretando con ella canciones que vivieron y cantaron, donde además actuaba su hija, era un orgullo total. Además de lo que significa Chavela para todas las mujeres: ¡Libertad con letras mayúsculas! Es lo que nos dejó como legado, con toda la carga emocional y vital a la que estamos destinadas las mujeres, Chavelona vivió su vida como buenamente entendió y eso también me lo comentó mami al salir del Palau de la Música. El asunto de vivir fuera ha sido un descubrimiento también para ellos, nadie piensa a su edad vivir lejos de los suyos y de su tierra, pero lo llevan bien, han hecho amistades aquí, aunque la vida en Europa es muy diferente a la Cuba, pero continuamos encontrándonos los fines de semanas en armonía y con risas.

ZV. -Has tenido la oportunidad de actuar con grandes personalidades de la música y del canto, ¿podrías recordarlos y contar alguna anécdota que prefieras, o varias de ellas, si quieres?

LUCRECIA: -Es fantástico haber tenido tan lindas e importantes colaboraciones, tanto en la escena como a nivel discográfico y literario. Se trata de admiración y respeto mutuos. Comienzo con  el virtuoso saxofonista cubano Paquito D`Rivera, tuve el honor de cantar junto a él  en mi disco y Concierto en Gira  “3 Generaciones” de la música cubana.  Paquito me llevó a tí, Zoé Valdés, quizás fue el estreno literario de tu relato “Nefertiti Habanera” que luego formó parte de tu libro “Traficantes de belleza”. Y así se editó un libro para que saliese junto a mi disco “Pronósticos” editado por Universal España. Junto a prestigiosas personalidades españolas que  escribían sobre mi trabajo, el célebre pianista Tete Montoliú, el también prestigioso presentador de televisión Andreu Buenafuente y el crítico musical y periodista Diego Manrique.

Como dijimos he cantado junto a Chavela Vargas, con Chavela hicimos varias giras y entablamos una amistad muy linda, de ahí salió que tomase el “Trifásico” tila, poleo menta y manzanilla. Con La Reina de la Salsa, Celia Cruz, compartí escenario, discografía ¡gracias a Dios! Con ella tengo anécdotas preciosas y emocionantes. Celia me ha inspirado varias canciones: “Mi zurrón”, “Agua con azúcar y ron”, “Ese huevo quiere sal”. Compartir con ella en la escena fue excepcional. Compartimos también comidas tranquilas y familiares. Celia es un vivo ejemplo de la tenacidad y profesionalidad. Tengo, gracias a Dios, una larga lista, hoy me he centrado en los más significativos para los cubanos y latinoamericanos.

Con el actor y director de cine Andy García tuve el honor de cantar  juntos en el disco “Álbum de Cuba”, en las canciones “Guantanamera” y “La Cuba mía”. Grabamos en Los Ángeles, fue un día memorable, de sólo pedirle que declamase para no abrumarlo, él se preparó con muchísima ilusión y pasión  por la música tradicional cubana para: cantar, tocar el bongó y hasta puso  voces en  “Siboney”,  en esta versión  a cappella, además tuvo la  amable deferencia de invitarme junto con la presentación de su película “City Island” en el Show de George López  para cantar “Guantanamera”  del disco “Álbum de Cuba”. El disco fue  nominado a Los Grammys 2010.  Andy es un grandísimo profesional y ¡bellísima  persona!  ¡Trabajé y grabé con el Maestro Cachao! Grande entre los grandes, lo conocí a través de Andy García,  y canté bajo su batuta en varias y hermosísimas ocasiones, y también gozamos de la gloria en la Historia de Cuba gracias a Cachao, por formar parte de su disco Homenaje Póstumo “The Last Mambo”, Ganador de Los Grammys Latinos y Americanos´, editados por la Compañía Eventus y Sony en América.

ZV: -Has hecho cine de ficción, y el documental Balseros, cuya banda musical, de tu autoría, estuvo nominado al Oscar, ¿qué experiencia has sacado del trabajo con otros actores, y además de ser dirigida por realizadores españoles?

LUCRECIA: -La película documental Balseros está basada en personas que salieron de Cuba y se les hizo un seguimiento antes de salir, confeccionando su balsa. Luego se filmó el tiempo de espera en la Base Naval de Guantánamo, su destinación a EEUU y finalmente cómo se desarrollaron sus vidas después de estar instalados en los diferentes Estados norteamericanos. No son actores, todo era espontáneo, incluídas sus intervenciones. Ellos nos dieron sus frases para vincularlos con la música, y ahí es donde entró el director Carles Bosch, que a su vez me dirige para componer, dando su punto de vista en este sentido, además, por supuesto, de lo que me inspiraron las dramáticas escenas que vividas por ellos. Escenas también alegres, como por ejemplo, en el momento del encuentro con sus familias en EEUU, tristes al recordar sus hijos y madres que quedaron en Cuba. Fue una experiencia preciosa y enriquecedora, pues hice música a partir de todo lo que veía y sentía como cubana. La nominación de Balseros a los Oscar creo que fue el mejor premio para todos los inmigrantes del mundo.

lucrecia_interior.jpg

ZV: -Los niños, y también los adultos, pudieron tenerte todas las mañanas en Los Lunis, el programa televisivo infantil… Y he notado que durante tus presentaciones los niños se te acercan mucho y conversan animadamente contigo, también has escrito libros para ellos… ¿Cómo ha sido tu experiencia con ese trabajo que tiene tanto que ver con la educación? ¿Qué dice Ian, tu hijo?

LUCRECIA: -La experiencia en TVE es absolutamente importante para mi, es un antes y un después en mi carrera. Por tener como amiga a la cámara para llegar con mi alma a los niños y niñas del mundo, aprender guiones rápidamente, la interpretación como actriz, recomponer la relación con toda la familia de cara a mi vida, ya que entraba en la casa de todos el día entero durante siete temporadas, fue impactante de manera personal. Me convertí en una más de la familia. A través del programa me solicitó la Editorial 62 del Grupo Planeta, para que escribiese un libro, y se editaron tres titulados Besitos de Chocolate, frase que se acuñó en otro programa de televisión “Menudas Estrellas” y posteriormente todos han hecho suya mi frase de amor. Con Los Lunnis he desarrollado todas mis inquietudes artísticas, que como te comenté, desde niña ya las sentía y persistía en ellas. Es importantísimo para mi carrera este paso por la televisión. Mi hijo vivió todas las sensaciones: de llorar por no estar Mami, de hacerme caso a través de la televisión con consejos alimenticios, de asombrarse cuando me veía en la tele y al mismo tiempo yo me hallaba a su lado, entonces decía con la cara feliz –¡mira dos Mamis! De molestarle que me pidiesen autógrafos, de sentirse orgulloso de ser hijo de su Mami, popular y querida, tanto que ahora es él quien se brinda para hacer las fotos cuando se acercan.  Es complicado y al mismo tiempo muy hermoso ser popular, pero lo hablamos y razonamos para que no le haga daño y, sobre todo, porque yo soy tal como soy en casa, donde se vive con normalidad, así que eso facilita también las cosas.

ZV: -Tengo todos tus discos. Me gustas en el bolero, en la guaracha, en todo… ¿cuál es tu preferencia? ¿O tal vez no la tengas?

LUCRECIA: -Qué orgullo saberme querida por tí, sabes que es mutua la admiración y el cariño. Todos mis discos me encantan todos tienen su momento, su historia, todos los géneros cubanos me encantan y sigo estudiando y pensando cómo abordar cada canción. Ya sea bolero, son, guaracha, pues cada disco y cada actuación queda en el recuerdo del público y se ha de llegar con toda la profesionalidad y respeto que se merece.

ZV: -Has interpretado varias canciones con el tema de Cuba, de los balseros, de la libertad, de tu gente, “tu gente quiere bailar, tu gente no quiere que le coman la cabeza”, ¿crees que los músicos deben opinar sobre política o callarse y dedicarse solamente a su trabajo?

LUCRECIA: -La canción es  tu toma de posición ante la vida. Soy positiva y crítica y ese es el camino que tenemos los artistas para decir quiénes y cómo somos, cómo pensamos y qué queremos para nuestra gente, que nos sigue. Como digo en “La noche de la Iguana”:

Por decir la verdad, qué perder

Por  decir lo que tú piensas, qué perder

Por  hablar sin problemas, qué perder.

Por ser libre cada cual, qué perder.

Para Mi Gente ya sin nada! Qué perder.

ZV: -Eres una persona encantadora, lo que se dice buena gente, grande, amable y cariñosa con todo el mundo, de mucha nobleza, ¿qué le dirías a los cubanos de Cuba y a los del exilio?

LUCRECIA: -Gracias por todas frases elogiosas, Zoé… Es difícil hablar de respetar en este tema cuando no lo hay, el tiempo lo pone todo en su lugar, mientras tanto, cada cual que sea libre de pensar, soñar y luchar por lo que quiere y La Caridad del Cobre quiera; como le dediqué a Celia Cruz en una inspiración de la canción “La Cuba mía”

Oye Celia, en un campo florido, a todo el pueblo cubano unido en un abrazo soñé a La Cuba mía.

ZV: -¿Próximas actuaciones, proyectos?

LUCRECIA: -Acabo de terminar mi gira “Eternamente Cuba” en la que he fusionado mi música cubana con otros estilos y agrupaciones musicales. Canté en Miami, Holanda y en toda España. Ahora preparo mi próxima Gira 2013 y estoy pensando en cantar mis composiciones, por eso le estoy pidiendo a mis amigos de Facebook que me digan cuáles les gustaría que incluyera en mi repertorio. Subo mis canciones compuestas y registradas en mis trece discos y se han visto eclipsadas por el single elegido en ese momento.  ¡Y es muy importante, he de musicalizar tus poemas!

ZV: -Muchas gracias, Lucrecia, tronca de artista, como se dice en Cuba, y como se dice en España: pedazo de artista.

LUCRECIA: -Mil Gracias a tí, mi querida y admirada Zoíta. ¡Felices Fiestas Navideñas a todos!

Web de Lucrecia

Síguela en Facebook

Escúchala aquí.

Su Canal en You Tube.

Ars Atelier City Nº 6

Mircoles, 24 Octubre 2012

Cuesta hacer una revista hermosa, de arte,  y con calidad, en los tiempos que corren. Aún así insistimos en el esfuerzo. Numerosos son los amigos que han colaborado en ella y lo agradecemos. La revista se edita entre Nueva York y París. El propósito es citarnos en esa ciudad que se llama Arte, cuyo único pasaporte es el de la poesía, la verdad, la armonía, la libertad y la paz.

Aquí tienen Ars Atelier City Nº 6, con portada del pintor cubano Mario Torroella.

torroella.png

Jorge Luis Piloto: “Un son montuno para la libertad de Cuba”.

Sbado, 8 Septiembre 2012

 screenshot078.jpg

Llegué una noche (hace ya algunos años) a su casa de Miami, acompañada de dos amigos de la época y del cineasta Ricardo Vega. Su esposa y él nos dieron la bienvenida en un portal amplio y fresco. Estuvimos escuchándolo rasguear su guitarra, extraerle incomparables melodías, soltar ideas sobre algunas canciones que le fueron presentando. Tuvo la amabilidad de mostrarnos su estudio, de hacernos sentir como si nos conociéramos de toda la vida. Nunca olvidaré su generosidad, la que hermana a los artistas verdaderos. Nos vuelve ahora a poner en contacto la periodista Tania Quintero.

Jorge Luis Piloto nació en Cárdenas, Cuba, el 15 de enero de 1955. Desde 1980 vive en los Estados Unidos. Su primera canción la escribió a los 13 años y en 1985 le llega su primer éxito, titulada “Por ella” en las voces de José Feliciano y José José, canción que fue nominanda al Grammy. Desde entonces le han grabado más de 400 canciones de las cuales muchas han sido éxitos. Ha sido nueve veces nominado al Grammy y el primero lo ganó en el 2009 con “Yo no sé mañana” en la voz de Luis Enrique, con quien ha grabado más de quince canciones a través de los años. Ha recibido más de 20 premios ASCAP  de la Sociedad de Autores Americana, y en el 2010 recibió el premio más alto de dicha sociedad “The Golden Note” en reconocimiento a su carrera de más de 25 años, honor compartido con Armando Manzanero.

Entre sus logros tiene el record de mantener una canción durante quince semanas consecutivas en primer lugar en la lista de Billboard, “Quítame ese hombre, interpretada por Pilar Montenegro. En esa lista ha tenido varios números uno a través de los años.

ascap-awards-2010-004.jpg

ASCAP Awards 2010, junto a Armando Manzanero.

Fue ejecutivo de SONY y Warner Brothers como A&R  (caza talento) firmando para estos sellos a artistas como Rey Ruiz, Victor Manuelle, Gilberto Santa Rosa, La Mafia y Bacilos.

Algunas de sus canciones más conocidas han sido grabadas por:

Celia Cruz ……………..(Que le den candela)

Rey Ruiz …………………(No me acostumbro)

Christina Aguilera …(Falsas esperanzas)

Olga Tañón…………….(Como olvidar)

Gloria Estefan………..(Hablas de mí)

Tito Nieves………………(Fabricando fantasías)

Myriam Hernández a dúo con Gilberto Santa Rosa..(No pense enamorarme otra vez)

Alexandre Pires   …. Versión al portugues de (Quítame ese hombre) Tira ela de mim

Otros artistas que le han grabado: Jerry Rivera, Luis Miguel, Gilberto Santa Rosa, La India, Lourdes Robles, Yolandita Monge, Lissette, Willy Chirino, El Gran Combo, Oscar de León, Matha Sanchez, Daniela Romo,  Rubén Blades, Cheo Feliciano, Carlos Vives, Andrés Cepeda, Issac Delgado, Dyango, Chayanne, Pablo Montero, Lolita, Gloria Trevi… entre otros.

ZV: -¿Hubo algún acontecimiento en tu infancia que te condujera a la música, quisieron tus padres que estudiaras música, por ejemplo?

JLP: -En mi familia no hay nadie, que yo sepa, relacionado con la música, solo recuerdo a mi madre, que cantaba cuando hacía los quehaceres de la casa.

Mi encuentro con la música fue casual, un amigo de la escuela que se había comprado una guitarra me pidió que cantara mientras él la tocaba y me sugirió que tomara clases, pero yo no tenía dinero para pagarlas, entonces la maestra me hizo una prueba y me aceptó sin cobrarme.

Esta maestra y gran mujer, Perlita More, además de música nos enseñó valores cristianos y patrióticos, era una gran martiana. Siempre al empezar la clase nos leía una frase de Martí y nos pedía analizarla, recuerdo aquella de _”Honrar honra”; a mis doce años me parecía una adivinanza. También decía - no se puede ser buen músico sin educación – ella me enseñó el camino.

ZV: -¿De qué parte de Cuba eres, cómo se desarrolló tu adolescencia?

JLP: -Soy de Cárdenas, provincia de Matanzas, pero siempre estuve viajando entre la Habana y Cárdenas; mi padre era cardenense y mi madre pinareña pero creció en La Habana. Se divorciaron cuando yo tenía 5 años, en ese momento vivíamos en La Habana, luego a los 8 años me fui a vivir con una tía abuela a Cárdenas, y regresé a La Habana cuando cumplí 16 años en 1971.

Fui un adolecente pobre y rebelde, no me gustaba la escuela, ni seguir reglas, mi tía se merece un monumento por su paciencia. Siempre tuve muchos amigos, también los tengo hoy y todavía sigo en contacto con muchos de esa época adolescente.

ZV: -A una persona que compone música popular, música variada, como es tu caso, y que además tiene una formación clásica, creo que la tienes, ¿qué es lo que le motiva a la hora de componer: la vida, los recuerdos, la calle, o la música misma?

JLP: -Mi primera sorpresa con la música fue darme cuenta que podía crear melodías para contar historias. Contrario a lo que muchos pensarían, mis primeras canciones fueron sociales, el huracán político que arrasaba con Cuba también arrasaba conmigo, cada canción que escribía estaba relacionada con esa realidad; mi inspiración era la vida misma, escribía cosas como : Quien pero quien no ha gritado nunca que sino cambia esto se derrumba.

Yo no fui ni pionero. No fue hasta que salí de Cuba que vi la música como música. No tuve una formación clásica.

ZV: -¿Cómo es tu mundo musical? ¿Quiénes te han influenciado?

JLP: -La primera canción que me motivó a  escribir fue, “Aleluya”, cantada por Massiel  y escrita por Luis Eduardo Aute. Aquella canción me cambió la vida, la cantaba hasta el cansancio, Joan Manuel Serrat, Silvio Rodríguez, Alberto Cortéz y los Beatles, entre otros, también me influenciaron. Hoy escucho mucha música vieja, me encanta la trova tradicional cubana, el feeling de los 50’s y sigo escuchando a Serrat y a los Beatles, mi romance con Silvio terminó hace años desde que escribió aquello de “Vivo en un país libre”.

Con él me pasó lo mismo que con el hip hop y el reggaeton, me decepcionaron.

jorge-luis-piloto-y-celia-cruz-2.jpg

Con Celia Cruz

ZV: -Has tenido la suerte de trabajar con grandes artistas, ¿con cuáles te gustaría trabajar que no lo hayas hecho? Por ejemplo, en Francia, o en cualquier otra parte del mundo.

JLP: -Hay muchos artistas con los que me encantaría trabajar, pero con los que he trabajado, me he sentido realizado y afortunado, como Celia Cruz, trabajar con ella fue todo una experiencia, fue una gran artista y una dama.

Con la música de Francia tengo poco contacto, es como la música de hoy en Argentina, se autoconsumen, no se preocupan por exportarla, como hicieron en su momento Charles Aznavour, Edith Piaff, Michel Legrand y Mirelle Matthieu.

Si embargo, la salsa ha invadido el mundo, yo he encontrado música mía en Alemania e Italia, es increíble que en Roma exista una emisora FM que toca salsa y lo mismo pasa en Corea y Japón.

Me gustaría que Andrea Bocelli me grabara una canción algún día.

marisela-y-piloto.jpg

Con Marisela Verena

ZV: -¿Cómo ves la música cubana actual? ¿Sientes alguna identificación particular?

JLP: -La música cubana se ha estancado, salen nuevos grupos y siguen grabando las mismas canciones de ayer,Lágrimas negras“,” Como fué“, “El son de la loma” y “Tú me acostumbraste” entre otras todas viejitas.

El turista que va a Cuba eso es lo que escucha y en la radio reggaeton, sin embargo los músicos cubanos son muy buenos, tienen una gran formación musical, es la creatividad la que ha sufrido y es por la censura que el gobierno cubano impone a toda manifestación artística.

Las cosas más interesantes son las contestatarias como las de Los Aldeanos.

ZV :-¿Cómo definirías el arte musical? Para mí, por ejemplo, la música es la más perfecta de las artes.

JLP: -La música como bien dices es la más perfecta de las artes, porque es abstracta, con múltiples interpretaciones, provoca emociones que no se pueden explicar, tiene un efecto hipnótico, pero eso solo pasa cuando es buena y no lleva texto, las palabras definen una historia o un estado de ánimo específico y eso limita su impacto, por eso la música clásica es universal.

ZV: -¿Por qué te fuiste de Cuba y en qué condiciones?

JLP: -Me fui de Cuba por culpa del gobierno comunista que decía, “Dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada” y como ellos me hacían sentir “nada”, pude gracias a Dios salir en 1980, por el Mariel. Nunca he regresado.

ZV: -¿Qué piensas del supuesto intercambio musical en el que no ha habido más que músicos de Cuba que han viajado a Estados Unidos?

JLP: -El intercambio musical es solo de una vía, de Cuba a Miami. Aquí se presenta cualquier grupo o solista y nadie les dice nada, van a la televisión como si estuvieran en Cuba, halagan a Fidel, anuncian sus eventos y se llevan el dinero de este exilio intransigente y troglodita que tanto odian.

Pero que le nieguen a los artistas de Miami ir a Cuba, ha tenido un efecto positivo, ahora el que no sabía, ya sabe dónde están los intransigentes y los radicales.

ZV: -¿Crees que un músico no debería opinar de política? ¿Es preferible que hable de música solamente?

JLP: -El músico que no tenga una opinión política es hipócrita o es imbécil, nadie puede sustraerse de su entorno, todos estamos afectados por la política, el precio de la leche y el pan estan afectados por la política. Se puede ser de izquierda o de derecha pero todos tenemos una opinión en política.

ZV: -Sé que los músicos se enamoran de las voces tanto como de las melodías… ¿Qué melodías y qué voces prefieres o te obsesionan?

JLP: -Prefiero las melodías que evocan nostalgias o tristezas, esas son las que más me gustan, por ejemplo, las de Michel Legrand, Gershwin o Tchaikovsky, en cuanto a voces no soy muy fanático de las voces líricas, con la excepción de Pavarotti y Andrea Bocelli, prefiero las voces que aunque no sean grandes sepan tocarte el corazón, ejemplo, Nat King Cole.

ZV: -Supongamos que Cuba es libre, y que te piden que compongas la música para celebrar esa libertad, ¿qué ritmos usarías, y con qué músicos (no solamente cubanos) te gustaría trabajar?

JLP: -No sé si seré capaz de hacer esa canción, me encantaría hacerla, pero tendría que salir natural, como me salió la cancion,Laura, Dama de Blanco”, dedicada a Laura Pollán y que cantó Amaury Gutiérrez.

Si pudiera escribir esa canción, sería tal vez un son montuno, porque es alegre, y me agradaría que participaran todos los artista que quieran celebrar con nosotros nuestra libertad.

ZV: -¿Qué le dirías a los cubanos de hoy, a esos que desconocen, por qué les han censurado la verdadera historia de la música cubana?

JLP: -A los cubanos de hoy, les diría que busquen a nuestros artistas, que aprendan a amar nuestra música, que sepan quién fue Ernesto Lecuona, Olga Guillot, Celia Cruz, La Lupe y tantos que murieron y no pudieron regresar a Cuba y a los que aun viven regados por el mundo como Paquito D’ Rivera, Marisela Verena, Amaury Gutiérrez y tantos otros. También a aquellos que viven censurados en Cuba como Los Aldeanos.

ZV: ¿Algo más?

JLP: -No, solo agradecerte el detalle de hacerme esta entrevista. Me siento super halagado.

ZV: -Halagada me siento yo.

screenshot079.jpg

Para escuchar la obra de Jorge Luis Piloto pueden visitar su página web, de ese modo tendrán una idea más clara de su trabajo.

Marzelconzeta, el eterno ‘enfant terrible’.

Lunes, 13 Agosto 2012

 screenshot079.jpg

Marzel por Mingo Ruiz Gallego.

Subo al metro y lo recuerdo en La Habana, con los ojos brillantes, la piel como de seda de Ispahan, los pelos encrespados y revueltos, un bigotito a lo Dalí, y mil millones de sueños palpitándole en el pecho. Recuerdo el día en que me entregó un guión de cine, donde los elefantes volaban ¿o me hice idea? No recuerdo si me pidió la opinión o si quería solamente que lo leyera. Y su risa como una ecuación perfecta.

Después en Madrid, en aquella fiesta por el estreno de una película de Almodóvar, y el calvario de vivir en esto, que es la distancia de todo lo amado, aquí, allá, o acullá, o en Valencia.

Era el joven más alucinante y más talentoso de aquellos cineastas de la escuela de cine de San Antonio de los Baños. De una rara belleza, esa belleza que se instala confiada y luego salta por un peñasco y desaparece, para volver a aparecer, en la lengua jadeante del tigre. Manuel Marzel, o Marzelconzeta posee esa elegancia felina, es como un tigre, o un leopardo, sus ojos amarillos, y esas ansias de vivir y crear como garras; la lucidez altiva de cambiar la vida, de subirse a todas partes, sobre todo a tu corazón.

Lo quiero, todavía no sé muy bien por qué, creo que quiero su deseo de artista, infinito, como el eterno niño terrible que será siempre. Y por aquella obra maestra que realizó: A Norman McLaren.

ZV: -¿De qué parte de Cuba eres, en qué año naciste? ¿Qué recuerdas de hermoso de tu infancia?

Marzelconzeta: -Nací casualmente en Santiago de Cuba en 1967. Mi padre era un dirigente provincial del Ministerio de la Agricultura al que reubicaban de vez en cuando. De hecho a los 6 meses nos trasladaron a Bayamo, anodina ciudad con gran pasado histórico donde tuve que vivir hasta los 18.

Lo más bello de mi infancia fue a los 5 años, cuando viajé por primera vez en avión… y a LA HABANA… a propósito de una de las reuniones de mi padre con el ministro Guillermo García Frías. Mientras él estaba en lo suyo, mi madre y yo disfrutábamos del precioso hotel Capri, de la familia de mi tía Elda y sobre todo de la maravillosa capital. Yo instantáneamente me enamoré de La Habana, sin calcular que efectivamente es una de las ciudades más hermosas del mundo. Cuando aquello (año 72 ó 73) sus zonas más emblemáticas no estaban aún tan destruídas, y desde entonces solo soñé con La Habana La Habana La Habana.

screenshot057.jpg

Con su mamá en Santiago de Cuba

ZV: -¿Cómo llegaste al cine, era un sueño de siempre o alguien te impulsó?

Marzelconzeta: -Yo “empecé” por la TV desde muy niño. Me fascinaban los seriales televisivos en B/N en estudio con esas escenografías tan adorablemente falsas… En el patio de mi casa en Bayamo yo contruía decorados y “cámaras” (con trípodes y rueditas y todo), y me disfrazaba para interpretar los diversos personajes. Mi perdición eran las pelucas, que confeccionaba a partir del “plástico cabelludo” de las muñecas desechadas por mis hermanas mayores. Vamos, que mi juego favorito siempre fue eso de la representación, y lo hacía con mucho histrionismo.

Mi padre (una persona muy instruída, como lo es mi madre) fue quien me explicó cómo se hace normalmente el cine, con una sola cámara a diferencia de la tele. Ese fue el comienzo de mi verdadero amor (y estudio) por un arte tan apasionante y laborioso. O sea, que si hubo alguien que inconscientemente me impulsó a esa locura -sin arrepentirse luego- fue él.

03en-el-parque-de-atracciones-lenin-con-mi-madre-y-mi-prima-ileana.jpg

En el Parque de atracciones Lenin, con su madre y su prima Ileana

ZV: -¿Cómo matriculaste en la EICTV? ¿Qué experiencia tuviste allí y en el ICAIC?

Marzelconzeta: -A ver… definitivamente yo soy autodidacta. Antes de entrar en la EICTV había hecho tres cortos exitosos que me abofetearon con varios premios nacionales así como el Coral de La Habana y el Mikeldi de Oro de Bilbao ($$$). Era un niño bitongo que -gracias a mi padre- no se creyó nunca esas cosas. Quise aprender “de verdad” e hice las pruebas para la recién inaugurada EICTV durante dos años consecutivos y nunca me cogieron. La segunda vez acudí (aprovechando mi prematura “fama”) a un ser muy influyente que me ayudó. Pude entrar gracias a esa persona que está viva y no me parece conveniente revelar. No es Fernando Pérez ni Enrique Pineda Barnet ni mi ex-cuñado el conocido actor Raúl Pomares, para nada.

La EICTV fue el jardín donde florecí y por primera vez tuve conciencia de quién soy, no solo sexualmente. Era un sitio inédito (legalmente no pertenecía a Cuba), y allí se respiraba “libertad”. Es cierto que todo eso estaba bajo el manto negro de la dictadura disfrazado con realismo mágico  garciamarquiano etc. Sin embargo -no sé si por ingenuidad o  por cinismo- nos sentíamos felices y lo “éramos”. Ah, qué época. Hoy la miro y me da una sonriente pereza.

Al terminar ese sueño me fui a Costa Rica y volví a Cuba por amor (a un uruguayo) y porque Pepe Horta me había ofrecido el bombón ICAIC.

La industria cubana del cine (limitadísima aunque no tan cutre) todavía no había empezado a depauperarse, y era otro coto bastante cerrado donde imperaba -aparte del terror a la censura- el buen ambiente, el profesionalismo y la creatividad. Por supuesto que también había mucho hijo de puta -recuerdo las garras de Juan Padrón, Benigno Iglesias y Rebeca Chávez por ejemplo-, pero en general fui un niño muy bien recibido y querido. La gente que rodeaba a Alfredo Guevara (Pepe, Iván Giroud, Anita Rodríguez, Toti Morriña, Lourdes de los Santos…) me adoraban y deseaban que yo hiciera mi largo.

screenshot077.jpg

¡Oh, La Habana!

PERO yo nunca le gusté a Alfredo Guevara (de lo que hoy me alegro infinitamente) y encima mi guión le puso la piel de gallina, pues le tiene pánico al Fidel. En efecto, ese guión era una burla muy buñuelesca de toda aquella basura, y el monólogo de Rosa Sophie (la protagonista) en la página 87 es CANDELA. Imposible que ese régimen me permitiera rodarlo. Qué pena, hubiera sido una ópera prima divertidísima y loca.

En cuanto a Alfredo: Uno de los personajes más siniestros del castrato. Mi choque con él me sirvió para mirar cronológicamente el panorama y comprobar que fui uno más en su larga lista de estorbos a eliminar; y esa fue la razón determinante para largarme.

screenshot074.jpg

Rodando “Evidentemente comieron chocolate suizo” con Manuel Iglesias y Bebé Pérez

screenshot075.jpg

ZV: -Tienes un blog donde has colgado tus videos y una página web donde están tus películas… ¿Cuán difícil ha sido para ti hacer cine desde el exilio?

Marzelconzeta: -Pues mira, tengo una anécdota atípica: Más o menos a los 2 años de vivir en España empecé a escribir “Paranoias Luly”, un largo sobre los horrores que padece una diseñadora cubana recién “quedada” en Madrid (Luly era mi alter ego, evidentemente). Esa historia gustaba por haber sido vivida, y a través de mi amiga Jamila Castillo contacté con unos productores ejecutivos valencianos que quisieron mover el proyecto. Vine para Valencia y efectivamente en poco tiempo consiguieron mediante inversiones -subvenciones NO porque yo no era español- la mitad del presupuesto (el equivalente en pesetas de millón y medio de euros) y ahí se detuvo todo. Queríamos hacerla cómodamente con los 3 millones y el tiempo pasaba sin que nosotros cambiáramos el chip. Y justo cuando decidimos hacerla ajustándonos a la mitad, el principal inversor (aburrido de nuestra actitud) nos retiró el dinero, mandando automáticamente el proyecto a tomar por el culo.

La PRIMERA MORALEJA: La posibilidad de hacer cine en cualquier lugar del mundo no es precisamente difícil sino coyuntural. Gran verdad, pero hay más:

Poco después, a esos mismos productores les presenté otro guión prematuro que no tenía nada que ver con el tema cubano, y ni se molestaron en leerlo con seriedad. Deduje que su antiguo interés por mí había provenido del izquierdosismo cubanólogo, no de una verdadera valoración artística; y sentí una gran decepción. Hay que acabar con esa especie de paternalismo “folkloricolonial” tan dañino.

MORALEJA DOS: ¡Oiga, yo escribo sobre lo que me dé la gana, a menos que usted me encargue algo específico!

screenshot078.jpg

En la EICTV, rodando “Chao Sarah”

ZV: -Me gustan mucho tus nuevos trabajos sobre tu relación con personajes que has ido conociendo, a cuál más simpático, loco, o incluso profundo aunque no lo aparenten a simple vista… ¿Cómo llegaste a esa idea?

Marzelconzeta: -Como la cabra siempre tira al monte, en cuanto pude me compré una handycam, un buen ordenador, conseguí un programa de montaje, me hice la web-blog… Todo con el objetivo de rodar y editar cortos absolutamente libres para exhibirlos libérrimamente en internet por el módico precio de 80 euros al año.

La autoproducción -de presupuesto cero- es una experiencia maravillosa que permite explorar ilimitados terrenos del documental, de la ficción, de lo que quieras. Siempre me ha atraído el hecho de que los temas a tratar pueden ser cualquier cosa, desde el 15-M (por ejemplo) hasta lo más cotidiano e intrascendente. Lo importante es lo que se haga con el tema, la armazón poética que se emplee. Si total, lo que realmente percibe y recuerda el espectador es la actitud.  O sea, hablo de McLuhan y su teoría “la forma ES el contenido, el medio ES el mensaje”.

Bueno, pues bajo ese concepto filmo cualquier cosa que tenga a mi alrededor, y en ese entorno están mis amigos, conocidos, allegados… Muchos de ellos ya se han convertido en entrañables personajes cinematográficos gracias a McLuhan y a mí.

Estos videítos son un auténtico vicio pero requieren muchísimas horas de edición y mezcla, dan mucho trabajo y  dudas. De paso he aprendido una barbaridad de montaje, cosa que me alegra enormemente.

ZV: -¿Cuáles son los cineastas o los artistas o los escritores que te rompen el coco, y cuáles te rompen el alma? ¿Cuáles te hacen pensar y cuáles sentir, presentir, desear?

Marzelconzeta: -Imagínate tú, son tantos que se atropellan. En cuanto al cine, el director que más me rompió el coco juvenil fue Godard, mientras el alma me la rompía Truffaut. En el ámbito cubano “Memorias del Subdesarrollo” (Titón Alea) me rompió el coco y “Lucía” (Humberto y Nelson) el alma. No contaré quién me rompió nada más, já já já.

Luego “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (Almodóvar) me rompió todos los esquemas. Y así de rompedera en rompedera he acumulado una larga lista de obras o de genios: Kubrick, Buñuel, Hitchcock, Polansky, Spieldberg, Guillén Landrián, Rulfo, Warhol, Carpentier, Arenas, Billy Wilder, Capra, Henry Miller, Poe, Capote, Salinger, Hockney, Eastwood, Tim Burton, Chaplin,… no hay cama p’a tanta gente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

En el panorama cinematográfico de los últimos años me han estremecido ciertas cosas de Haneke y casi todas las de Lars el lengüilarlo; pero mi auténtico dios, el que profundamente me parte, me astilla y me tornea en palillos de diente es Tarantino, Quentin Tarantino.

screenshot076.jpg

En la Feria del Libro de Valencia, Foto Kike de la Rúa

ZV: -Escribiste una novela erótica que me encantó… ¿Cómo lo decidiste? ¿Continuarás por esa vía?

Marzelconzeta: -El Rayo Anestésico fue lo primero que escribí en España, inmerso en una depresión de caballo. Ese texto rosa-porno-gay es fruto de la más absoluta soledad, creo que el amigo invisible que me inventé para no tirarme por el balcón. Yo quería probarme contando una historia que se rigiera por el esquema dramatúrgico universal, y era también la primera vez que escribía literatura, no guión. Disfruté muchísimo recordando y reinventando mis aventuras sexuales y amorosas; es un placer enorme hacer ese tipo de arte… más que erótico directamente porno. Me encanta el porno, todos los días lo consumo y lo filtro; y mientras más apasionado (desprovisto de idioteces) más cachondo me pone.

Oh sí sí, tengo la seguridad de que ese tema será siempre una de mis aristas creativas. He hecho una enorme serie de collages porno-gay llamada “Mis Chicos de Papel” (que está en mi web), así como el video “Androfilia” (en el blog). Sueño con hacer cine porno de calidad con buenas historias y actores capaces de interpretar; tengo un par de argumentos para novelas… Sí sí sí.

ZV: -¿Cuál es tu opinión de lo que está pasando ahora mismo con el arte y los grupos de prensa, así como con internet y el arte?

Marzelconzeta: -Apasionante pregunta cuya respuesta demanda guantes de látex y bisturís láser; me has dado en la tecla. Hay que partir de una premisa: “La democracia capitalista es un horror, pero el horror preferible” (frase mía).

Bueno, pues uno de los grandes males de este sistema es la necesidad de mantener y multiplicar la ignorancia para asegurar más millones de consumidores de seudocultura facilísima de hacer. Es asombroso cómo la masa no tolera productos alimenticios de mala calidad, pero mueren por Shakira o Bisbal y se tragan sagas aburridísimas como “Piratas del Caribe” o esa de los vampiritos más tontos que mis huevos, o “Harry Potter” mismo. Eso sin hablar de la telebasura, cuya dramaturgia es magnífica por cierto.

Recuerdo que cuando llegué a España hace 15 años, en la televisión y demás medios había cabida para todo, desde el arte hasta la basura pasando por mil mediocridades. He visto el avance progresivo de la mierda comiéndoselo todo y sacando de circulación lo demás. El resultado es que los reyes del mambo -y nuevos ricos influyentes de imbecilidades- son directamente la basura (ni siquiera la mediocridad), y el arte ha quedado relegado a circuiticos pequeños, míseros y “alternativos”. Hoy día la música española -por ejemplo- parece no valer nada por lo ahogada que está.

Lo inmensamente triste es que esa brutalización social es programada por los medios, y la calle cada vez más repleta de entes berreantes que si se caen comen yerba.

Lo de internet parecía que iba a “democratizar” la cosa, pero no ha sido precisamente así. Las redes sociales -de innegable utilidad- son usadas básicamente para la bobería y el olvido (definitivamente el ser humano no sirve). Las webs y blogs  son algo selectivo y minoritario; no hay nada como la televisión. Mientras la cultura y el arte no vuelvan a dominar la tele, estamos perdidos.

screenshot072.jpg

Foto de Esperanza Casanoves

ZV: -Sé que tienes varios proyectos al menos pensados, uno de ellos hacer algunas películas sobre personalidades de la historia de Cuba, vivos, ¿podrías abundar sobre el tema?

Marzelconzeta: -Siempre estoy inventando algún proyecto, sobre todo guiones de ficción (tengo dos nuevos), pero el tema Cuba inevitablemente me persigue porque no soy de piedra. Zozó, Ricard: les he propuesto un par de ideas de documentales largos sobre Cuba que no revelaré aquí para evitar el plagio. Eso sí, creo que la figura de Huber Matos merece su gran oportunidad cinematográfica. Huber no fue asesinado de milagro, y es quizás la persona que más conoce a los monstruos.

ZV: -¿Con qué personalidad de la oposición en Cuba te identificas, y qué le dirías? ¿Qué le dirías a los cubanos?

Marzelconzeta: -Aprovecho para compartir lágrimas de indignación por los más recientes aniquilamientos (Payá y Cepero).

A mí me gusta el intelecto de Carlos Alberto Montaner, pero no lo veo de presidente. Mi presidente soñado es Oscar Elías Biscet, con mucha madera de tal. Lo tiene todo: coraje, carisma, belleza, mulatez “cultural”, arrojo… Me parecería una gran imagen mundial de la nueva Cuba (sin que se parezca a Obama, please). A Biscet le diría lo mismo que ya sabe: Redactar una verdadera constitución, restaurar la república, no caer en la tentación de traicionar a sus votantes… Le diría que (aparte de su fe personal) retirara la religión de su discurso político, pues la Cuba moderna debería ser -independientemente de la libertad de culto- un estado realmente laico (no a la fuerza, como en la actualidad).

¿Qué le diría yo a los cubanos, a los que permanecen en la isla tanto como a los dispersos por todo el mundo? Les diría lo mismo que a mí: ¿HASTA CUÁNDO TENDREMOS QUE COMERNOS ESTE CABLE?

Cortometrajes.

El blog de Marzel

Web de Marzel

Mi canción del verano: “Mami, cómete un cubano”

Mircoles, 18 Julio 2012

La he puesto en mi iPhone y les digo que para andar en el metro está bestial. Disfrútenla, y ahora que abundan zombies y caníbales en Miami, le va como anillo al dedo a esa ciudad.

De cuando se cantaba y se interpretaba

Martes, 29 Mayo 2012

Viendo Eurovisión percibo que ya no soy de este mundo. Nada de lo que en este mundo sucede me interesa. No soy la única, y para mayor asombro, me entero a través de mi hija y de sus amigas que a ellas les sucede lo mismo. Nada de lo que ven les llama la atención, no consiguen fijar la atención en nada. Viven su juventud en una especie de limbo desilusionado.

En cuanto a la música, los cantantes, las canciones. La música es cada vez más ruidosa e insoportable, los cantantes son cada vez más payasos, y las canciones, salvo raras excepciones, rarísimas, logran apenas emocionarme, y eso cuando consigo entenderlas. Porque, otra cosa, todo se resumen a un amasijo de exclamaciones batidas con dos o tres palabras ininteligibles que se repiten hasta el aburrimiento.

Penoso. Aquí les dejo un video de Léo Ferré, de cuando todavía se cantaba y se interpretaba:

‘Gonzalo Roig’ de Sergio Giral

Martes, 27 Diciembre 2011

Estreno mundial en internet. Gracias a Sergio Giral y a Ricardo Vega:

Cesaria Évora, la diva de los pies descalzos

Sbado, 17 Diciembre 2011

El Iphone da un campanazo, me acababa de entrar una alarma de France Inter: Cesaria Évora ha muerto. Falleció la diva de los pies descalzos, así la llamaba el mundo. La cantante caboverdiana con su voz de pulida caoba, y sus ojos ebrios, uno mirando al interior del alma, otro escrutando la corteza de los álamos, los labios pelados de whisky o quemados con ron, toda ella melosa, sentimental, apacible, ya no estará más con nosotros.

Cuando llegué a Francia en 1995, ya estaba de rabiosa actualidad y durante años estuvo de moda; en todos los lugares que entrabas se oía su voz, dulzona, acariciadora, penetrante. Pasaron los años y desapareció misteriosamente, la diva de los pies descalzos no enamoraba más a través de las ondas radiales, la sustituyeron por otro cantante, que también se descalzó, Yannick Noah, el antiguo jugador de tenis.

Así sucede en Francia, toman el diamante en bruto, lo exploran, lo explotan, lo exprimen, lo sacuden, lo tiran, y al cabo del tiempo florecen cientos de miles de copias, buenas o mediocres, que actúan como si el original no hubiese existido nunca.

Ahora, quizá, volvamos a escuchar a Cesaria Évora, y entonces dirán que ha sido lo más grande que ha parido la tierra, y que si p’aquí y p’allá, pero lo cierto es que la habían agotado, la agotaron y la tiraron p’a la tonga, p’al burujón de talentos que la maquinaria ha querido enmudecer. Volveremos a oirla, pero otra vez habrá tenido que ser la mano, o la garra de la muerte, la que habrá deseado arrancarla del silencio. Que en paz descanse.

Verano indio

Domingo, 2 Octubre 2011

Cuando el verano se extiende más de lo normal suprimiendo o empobreciendo el otoño, fenómeno que ocurre de pascuas a sanjuán, eso tiene un nombre en Francia: Été Indien, que quiere decir verano indio. A los franceses les encanta el verano indio, porque de ese modo se ahorran los abrigos y las incomodidades y gastos del invierno.

Hasta Joe Dassin le cantó al verano indio, en una hermosa composición que oíamos en Cuba, sin saber nada de lo que quería decir aquel verano indio, que para nosotros duraba el año entero, y para colmo, el indio, para nosotros, era el sol, que cuando castigaba fuerte decíamos que el indio estaba emperra’o ese día.

Desde el año 29 no había habido en Francia un verano indio tan duradero, como el de este año, que consiguiera alargarse hasta finales de octubre, lo que al parecer ocurrirá sin remedio.

Sin embargo, también se comenta que según la longitud del verano de ello dependerá la rudeza del invierno. Este año estaremos servidos. Nos moriremos de calor, o de frío.

Sin salida

Lunes, 29 Agosto 2011

Hace más de una semana que no bajo a nada, no salgo de mi casa. No es que me sienta al borde una depresión, es que estoy en ella, cocinándola. Acabo de terminar una novela en la que llevo años trabajando, y le he cogido pavor al texto. Entonces me escondo, entre libros leídos, y releídos.

Para colmo, toda la miseria exterior me tiene harta, pero la peor de todas es la de los políticos, otra vez, entre ellos, chapoteando en el mejunje, para reeligirse o elegir al que menos daño haga a sus propios bolsillos. No hay nada más vil que un político. Y como ahora sólo existen los políticos y las celebridades, pues ni las revistas se pueden leer, porque tampoco hay revistas, sólo libelos donde, desde hace más de veinte años, se publican las mismas estupideces de siempre de los mismos, con las mismas máscaras, ahora estiradas por las cirugías o hinchadas por el bótox.

Por eso solo leo a los clásicos y veo películas viejas, la última que vi era del 39, y oye, estupenda, de una tremenda actualidad, con mejores actores que los que tenemos que sufrir en la actualidad, tremenda clase de música de verdad, y no esos enlatados ruidosos, y filmada en escenarios reconstruídos de Hollywood que eran mejores que los sitios originales.

Para colmo, acabo de leer una de esas cartas abiertas de Pablo Milanés, quien por fin cantó en Miami, y ni carajo, nadie soltó ni un galletazo, pues sí, se trata de una cartita dirigidas a un hijoeputa que lo único que ha hecho en su puñetera vida de mierda es deshonrar el oficio de periodista, y traicionar la libertad de Cuba. Leo esa carta tan demasiado open de Pablo Milanés, y ya me explico por qué ahora es antifidelista, y seguramente prorraulista, porque ahora, señores, los enemigos ya ni se sabe dónde están, y para colmo le deben haber dado el permiso y la visa para hacer el paripé de ser contestario de exportación.

A mí me importa tres pitos que Pablo Milanés le haya escrito una carta abierta a quien él le de su real gana, porque ese gesto no ha resuelto la libertad de Cuba, ni yo he podido regresar con mi hija y con mi marido (que ha tenido cien veces más cojones que él, allá en Cuba) al lugar donde nací; y a mi madre la tengo enterrada en Père Lachaise. Así que lo que escriba o no escriba Pablo Milanés, a estas alturas, me tiene sin cuidado. A estas alturas el daño está hecho y hasta ahora él sigue apoyando a los que me siguen haciendo daño a mí, y a mi familia. Además, yo en Cuba, le hice una carta, directa a Fidel Castro, así que vamos a ver a cómo tocamos.

Pero vamos a ver si Pablo Milanés, en cuanto llegue a La Habana, ¿todavía vive allí o en España? A ver si le manda también una carta abierta a Raúl Castro, y otra a Fidel, a ver si sale a caminar con las Damas de Blanco, entonces sí que ya no sería La Habana, sino Trípoli.

Veremos, dijeron Carlos Manuel de Céspedes en San Lorenzo, y un ciego, y nunca vieron. Ojalá Milanés salga a la calle a apoyar a las Damas de Blanco, y para mí, aunque salga a apoyarlas, ya el daño está hecho. Pero ni eso.

Que soy rencorosa, sí, contra los que han querido aplastarme, y hasta desaparecerme, claro que lo soy. ¡Faltaría más! No ha querido hacerlo él directamente, pero jamás ha movido un dedo, ni ha hecho nada para que lo impidan.