Blogs

Entradas con etiqueta ‘Castrismo’

Putin, Mariela Castro, la homofobia y la disidencia

Lunes, 12 Agosto 2013
Vladimir Putin recién ha firmado una ley antigay, bajo la cual no es admitido en Rusia que se hable públicamente de temas homosexuales, y por supuesto, se discrimina y persigue a los homosexuales. Por estas acciones ya empiezan a llamar a Putin el Zar de la Homofobia.

Putin es, sin embargo, muy amiguito de los Castro, sobre todo de Raúl Castro. La hija de Raúl Castro, Mariela Castro, ostenta en la isla una especie de Federación Gay Castrista cuyo nombre es CENESEX. Por supuesto, los gays anticastristas no tienen cabida en esta especie de ONG (Organización No Gubernamental) ‘gubernamental’ (un nuevo invento en el que todo lo que era estatal, o sea gubernamental, ahora se coloca la careta de ONG, o sea, no gubernamental, aunque siéndolo, y recibiendo dinero del extranjero; ah, pero todo el mundo denuncia a Carla Bruni y su ONG, y ¿ésto? ¡No, qué va, p’a su escopeta, se trata de una Castro!) y como al resto de la disidencia son perseguidos y encarcelados. Los homosexuales no han dejado, por otra parte, de ser perseguidos en Cuba, sólo un grupito pachanguero y transformista en el peor estilo (hoy son castristas, mañana son gusañeros en Miami) se beneficia de las manipulaciones poderosas de la señora Castro.

Mariela Castro ha dado conferencias en París, ha sido premiada en Estados Unidos, viaja el mundo entero elogiando incluso la prostitución, y le abren los salones más inimaginables por su supuesta labor a favor de los gays pro dictadura, ¡lo nunca visto! Otros gays se pudren en las cárceles cubanas y ella ni ha chistado para defenderlos, ¡claro que no! Como mismo se ha callado frente a los desmanes y la ley antigay del socito de Castro II, el jerarca de la KGB (como su padre), Vladimir Putin.

Pero no sólo Mariela Castro no ha dicho ni mú. Tampoco los gays disidentes han expresado su solidaridad con la disidencia gay rusa, quienes por cierto, jamás han dicho nada ni mucho menos sobre las persecuciones contra los homosexuales en Cuba. Cada cual tirando de su carro, a cuál más horroroso.

Cuba: La patética solución militar

Martes, 9 Julio 2013
Los disidentes cubanos de nuevo diseño están más perdidos que un pedo en un baile, o al menos fingen entretenimiento o extravío mental, si es que vamos a creer que no hay maldad en el tema, o “mariconá en El Líbano”, como se dice vulgarmente en Cuba.

Estos disidentes cuando no andan muy campantes apoyando el levantamiento del muy justificado embargo norteamericano (no existen otros embargos por parte del resto del mundo, de manera que Cuba puede comerciar y así lo hace con el mundo entero), pues entonces se agarran a la brocha gorda de la solución por la vía militar. O sea, que sean los militares los que tomen el poder en la isla.

Bien, primero, el poder de los militares en la isla se reinstauró en 1959 cuando un puñado de guerrilleros terroristas se apertrechó del poder tras una guerrita armada y pagada por los ingenuos del exilio y los idiotas de los norteamericanos.

Segundo, en cuanto a que la solución de Cuba pasa por los militares, pero, vamos a ver ¿qué militares? ¿Los dos viejos cagalitrosos militares que ostentan el poder desde hace más de medio siglo? ¿O por los militares corruptos, nombrados de a dedo “hombres de negocios” por el General Castro II y que no son más que los nuevos jerarcas que en lo único que se interesan como la mayoría de los comunistas es en robarse el dinero de los demás y en convertirse en supermillonarios, a lo soviético-ruso, y en seguir aplastando al pueblo hambriento? ¿Cuál es la moral de los militares cubanos, qué ideas de libertad defienden y nos estaríamos refiriendo, qué proyectos democráticos han originado y sostenido, y sobre todo qué respeto han tenido por el pueblo al que debieron de defender desde hace muchísimo rato, cuando no hacen más que denunciarlo amenazarlo, aplastarlo, explotarlo, encarcelarlo, y asesinarlo por las espaldas de manera baja y cochina?

¿Qué militar sería nuestro Charles De Gaulle elevándose a su altura con lo socotrocos que son la gran mayoría por no decir todos? Es que ni siquiera existen en el horizonte modelos a la manera de los zuavos franceses que en 1830 masacraron con estilo y estilete (a punta de bayoneta) en África. Que los zuavos no fueron suaves resulta harto conocido. Bien, los militares cubanos lo fueron mucho menos en África cuando les tocó el turno, no sólo bombardearon aldeas pobladas de mujeres y niños, sino que además algunas de esas aldeas fueron exterminadas con armas químicas. ¿Protestó alguien en el mundo ante semejante horror? No, que yo sepa.

¿Protestó frente ante semejante barbarie algún militar cubano convertido en disidente por obra y gracia de los dólares y los euros ganados con premios y pacotilla ideológica ? Absolutamente no.

¿Serían de confiar las informaciones que –según el Laureado Plusmarquista de Huelgas de Hambre asistidas por el régimen y Puño Levantado- esos mismos militares tan probadamente fidelísimos a los Castro estarían proporcionando a los opositores, o a él, como opositor muy particular en calidad de militar a militar?

Vamos, es que todo eso me da una risa tan grandiosa y saludable que llevo una semana riéndome sin parar, allí donde vaya. En el Métro, sin ir más lejos, iba yo riéndome a mandíbula batiente de semejante tesis absurda cuando varios viajeros, franceses todos, medio acomplejados (la mayoría de los franceses lo son) me preguntaron de qué me reía. Cuando les conté de lo que iba el asunto de mi risa, también se revolcaron en el piso pegajoso de Coca-Cola del Métro, luego intercambiamos teléfonos, y todavía nos llamamos para seguir riéndonos juntos acerca del mismo “sonsonete, prueba y vete”…

De modo que no me vengan con que la solución son los militares, ni con ningún cuentecito de la Buena Pipa, que eso no se lo traga nadie ni con Jalea Real ni con la mejor miel de la campiña francesa. Como único lo creería es que mañana mismo los militares destituyeran a los dos viejos dictadores y se colocaran junto al pueblo para defender sus bienes y sus libertades y la democracia futura. Como en Egipto, quoi!

¿Perdón?

Sbado, 29 Junio 2013
He leído, no sin cierto asombro (aunque ya nada me sorprende), que un disidente cubano de ésos, de los de nuevo diseño, de los que empiezan a abundar demasiado en Cuba, “ex-militar” (que sepamos) para colmo de males, ha declarado algo así como que espera que aquellos que lo hemos criticado le pidamos perdón. Como si él fuera Dios para perdonar. Y como si todo el mundo tuviera al igual que él enquistado el problemita del perdón, que es una visión muy “apostolicona, catolicona y romanona” del asunto.

En democracia la libre expresión no se cuestiona, mucho menos se pide perdón por hablar, y mucho menos por decir lo que uno piensa. No se pide perdón por las opiniones. ¿Perdón? Pero ¿en qué mundo vive este señor? Bueno, es cierto, lo había olvidado, vive en un mundo oprimido, del que él fue parte represora y al parecer piensa seguir siéndolo, y ahora viaja a un mundo de idiotas, un mundo superfluo, donde la gente lo ensucia todo en una inaguantable confusión: la verdad con el oportunismo, el amor con el engaño, el arte con la putería provinciana, la política con el robo y el crimen…Este antiguo “camarada”, muy estudiado en la KGB, con sus consecuencias en Angola, ordena y manda entonces que le pidan perdón. Bah, otro equivocado.

¿Recuerdan aquella frase de una película célebre, Love Story: “Amar es no tener de qué pedir perdón”. Aplíquenlo a la vida. Vivir es no tener de qué pedir perdón. Sobre todo cuando se es libre, enteramente libre.

Colaboracionismo

Mircoles, 29 Mayo 2013
Paso frente al Memorial de la Shoah siempre que salgo del metro Saint-Paul hacia mi bodega preferida Izrael en la rue François Miron, o cuando voy a la boutique Mélodies Graphiques, donde compro papel y tarjetas postales. No es que me quede en el trayecto, pero me desvío y me detengo frente a esos nombres, muchos de ellos niños, y se me hunde el pecho…También pienso en todos esos franceses que colaboraron con los nazis… Horror multiplicado.Y de ahí sin proponérmelo salto al tema Cuba, y al colaboracionismo de algunos, y a la destreza de la tiranía para convertir los panes de boniato en peces.

Primero lo hicieron con los artistas plásticos. Mandaron a un burujón de pintores hacia un supuesto exilio de terciopelo. Pero les salió mal la jugada. Muchos de esos artistas y pintores se les quedaron fuera de verdad, aunque la mayoría bastante calladita para que los dejaran regresar.

Después lo intentaron con los escritores, tras la publicación de mi novela La nada cotidiana, enviaron a unos cuantos escritorzuelos a que los representaran en el exterior. Cobraban ambas partes, por supuesto. A algunos de ellos los instalaron en puntos claves inclusive, otros todavía vienen y van. Y los terceros ni siquiera fueron elegidos para semejante empresa, se propusieron ellos solos. Esos son los peores.

Se robaron a los escritores exiliados muertos en la mejor operación de necrofilia que se haya conocido jamás, a los mismos que insultaron llamándolos locos y pornógrafos (como me llaman a mí), y a los que despreciaron, y hasta persiguieron y encarcelaron por homosexuales. La hija del tirano convierte la FMC, Federación Castrocomunista para reprimir a la Mujer Cubana en CENESEX, una ONG para cogerle dinero y tumbarle premios al “imperialismo” y a los gays exiliados, y seguir perseguiendo a los homosexuales anticastristas. A los turistas homosexuales les cobrará el cambio de sexo. Todo un negocio. En cualquier momento hasta los CDR devendrán ONG y estaremos trabajando desde el exilio, pagando impuestos, para engordarlos todavía más y mantenerles la chivatería.

Al tiempo del uso que se gastaron con los escritores, apelaron a los músicos. Hicieron el pan con ellos. Y un hijo  ejemplar del castrismo que no reconocía a su padre exiliado en los conciertos en Nueva York, enseguida fue autorizado a abrazarlo públicamente, documental mediante. Así lo hizo y cuánta lasca le han sacado a eso, primero al desprecio en contra de su padre, y luego al “amor” que súbitamente sintió por él.

Una cantante que le canta al tirano Fidel Castro es considerada rapera contestataria en Francia, y sus conciertos son vendidos con esos apelativos de “la más contestataria” por encima de los grandes músicos exiliados. Beyoncé y Jay Z, los “enviados especiales” de Obama, se despelotan en la isla bailando con una canción de Celia Cruz por la que los que la ponen ahora no pagan ni pagarán derechos de autor. Estamos hablando de Celia Cruz, una gloria del exilio a la que no dejaron volver a Cuba para asistir a los funerales de su madre y que estuvo prohibida en Cuba hasta su muerte. Todavía no pasa en la radio.

Han creado una página que se llama Havana Cultura donde promocionan a los artistas castristas exclusivamente. Le he enviado un mensaje a los artistas exiliados que tienen relación con la familia Bacardí para que se encarguen aunque sea de modo imaginativo de responder a esto mostrando a los valores del exilio, que son muchos más y cuentan más; dos de ellos me han respondido. Los demás no se han enterado. El día que Aquella Porquería se caiga, acaben de entenderlo, el pueblo solamente querrá ver, oir, leer a los escritores, músicos, artistas que les han arrancado, que les han prohibido, a los demás los tirarán a mierda, como lo que realmente son.

Ahora, el punto final es destruir con falsos disidentes a la verdadera disidencia interna. Para eso los han mandado a viajar. Y hasta los han puesto a enamorar para desbaratar. Uno de esos infiltrados exige que les den dinero, ya no a ellos, no, a los represores, que les manden cariñitos, besitos, y hasta sacos de malanga. Y el exilio cubano, colaboracionista probablemente sin quererlo obedecerá, algunos sembrados como espías desde el principio actúan como mediadores. Todos se muestran muy dadores (con los grants como garantía) y cómplices.

En cuanto al exilio, siempre fue sembrado desde el inicio de espías castristas. En los últimos años en cada esquina de Miami das una patada y te sale uno disfrazado de rumbero, de galerista, de brujero, de promotor cultural, de periodista, hasta de disidente, de lo que sea… Con tal de vivir del cuento.

Cuando todo se sepa, que se sabrá algún día, nada será más asqueroso que lo que ha sucedido en la Cuba de los Castro y de sus esbirros. Y ni hablar de la Cuba del exilio y de sus colaboracionistas.

¡Puaf!

Mandela, San Suu Kyi, Chanes de Armas, Roque, Garro, Biscet, Martha Beatriz, Payá…

Jueves, 28 Marzo 2013

Tuve la suerte de cruzar a Nelson Mandela en una de las presentaciones que hizo en Francia, hoy la ciudad de París lo nombra Ciudadano de Honor, título muy merecido en su compromiso por la paz mundial. Mandela es un hombre de rostro apacible, todos conocemos sus años encarcelado, en prisión domiciliaria, que fueron veintisiete en total. Mandela no fue sin embargo quien liberó a Sudáfrica, un conjunto de situaciones, presiones y de personas hicieron que ese país pudiera arrancarse las cadenas del apartheid y del racismo. Desde un músico como Sixto Rodríguez, que lo hizo sin saberlo él mismo, a través de su música, y es lo que cuenta el filme Sugar Man coronado con el Oscar 2013, hasta  “Frederik De Klerk, quien inició el desmantelamiento del apartheid. Se levantó la proscripción que pesaba sobre el Congreso Nacional Africano y otras organizaciones políticas de izquierda, y se liberó a Nelson Mandela tras 27 años de prisión (domiciliaria). La legislación del Apartheid fue gradualmente retirada. En un referéndum de 1993, los blancos aceptaron otorgarle el derecho al voto a la mayoría negra, y al año siguiente, en 1994, se realizaron las primeras elecciones democráticas del país. Nelson Mandela fue electo presidente por mayoría absoluta en representación del CNA, partido que se ha mantenido en el poder desde entonces. El aislamiento internacional que pesaba sobre el país llegó a su fin.” Lo entrecomillado lo encontrarán en Wikipedia, pero yo añado lo que se ha dicho y corroborado tantas veces por los mismos sudafricanos que la enorme presión del embargo que las naciones le impusieron a Sudáfrica contó y mucho para que este país saliera de la opresión en la que se desangraba.

Durante años participé en el Comité de Apoyo en Francia a Aung San Suu Kyi, sigo apoyando a esta gran dama de la libertad en Birmania. La historia de San Suu Kyi se cuenta extraordinariamente bien en el filme que le dedicó Luc Besson, The Lady (2011). San Suu Kyi perdió a su padre cuando era niña, lo mataron los militares que luego devendrían los tiranos de su país. Ella pudo irse de Birmania siendo joven a estudiar en Europa, su madre quedó en Birmania. Cuando su madre enferma ella regresa a Birmania, allí descubre las manifestaciones de los jóvenes, la represión sangrienta en las calles, entonces advierte que esos estudiantes empuñaban carteles con la foto de su padre, que su padre había devenido un ejemplo para ellos. San Suu Kyi comprendió que ella debía hacer algo más que apoyarlos. Y aunque decidió regresar a Inglaterra ya llevaba una idea fija, la de hablar con su marido, prepararlo, y llevar a sus hijos a Birmania. Le permitieron una segunda entrada familiar. Su marido y sus hijos la acompañaron, San Suu Kyi conviertió la casa familiar en un verdadero cuartel para luchar y consolidar la libertad y la paz. Su madre murió entonces. Sus hijos y su marido ya corrían peligro en Birmania, las amenazas y detenciones se multiplicaban, además, ella deseaba que sus hijos vivieran en libertad y que se convirtieran en hombres de bien. Regresaron con su padre a Inglaterra. A ella le adviertieron las autoridades que si sale nuevamente del país no podrá entrar nunca más. San Suu Kyi es entonces encarcelada, durante veinte años la condenaron a férrea prisión domiciliaria. No pudo acudir a la entrega del Premio Nobel de la Paz, en su lugar lo recogieron sus hijos y su esposo. Su esposo murió de cáncer cuando San Suu Kyi todavía se hallaba encerrada.

El embargo que le impusieron las naciones libres a Birmania, la actitud de San Suu Kyi de firmeza, y de tanto dolor, doblegaron en parte a los militares. En la actualidad Birmania, como Sudáfrica, rebosante de yacimientos preciosos y de una riqueza económica emergente es la diana de los hombres de negocios más importantes del mundo. San Suu Kyi fue elegida diputada, sigue luchando por la libertad de su país que no ha sido conseguida del todo, y ha sabido priorizar la libertad y la apertura económica conjugándolas al mismo nivel, aclarando que sin una no puede existir la otra. El embargo ya ha sido levantado. El país respira apenas, los militares asesinos de su padre siguen en el poder, aunque acorralados por las advertencias internacionales ganadas por la celebridad y apoyo mundial a esta mujer, que se jugó la vida durante años para conseguir a medias lo que ella desea para su país, el sueño de su padre, la libertad. Para mí constituyó una emoción enorme estrechar la mano a su paso por París de quien había estado tanto tiempo alojada en mis pensamientos y en mi trabajo como defensora de las libertades.

Mario Chanes de Armas es el preso político que en el mundo ha estado más años en una cárcel, en una cárcel de verdad, tras los barrotes, aislado, como Preso Plantado. 30 años sin poder siquiera presentar un proyecto político. Había sido un luchador en contra de Batista y después, ante los desmanes de Castro, se enfrentó y pagó con la mitad de su vida, y con la vida de su hijo. El hijo de Chanes de Armas nació y murió y su padre no pudo asistir a su nacimiento ni a su entierro. Para que se lo permitieran le pedían que vistiera el uniforme de preso común, y Chanes de Armas, medio desnudo, durante los treinta años de su encarcelamiento en una de las peores cárceles del mundo, jamás aceptó que no se le reconociera su estatus de Preso político Plantado. Finalmente fue liberado, en uno de esos negociazos chantajista de Castro, y llegó al exilio a una edad en la que empezar de cero no es fácil, sin embargo Chanes de Armas nunca decayó en su lucha.

Lo conocí mientras él servía de testimonio en un foro europeo contra los desmanes de la tiranía castrista. Estuvo más tarde en mi casa en varias ocasiones. Era un hombre jovial, de bellísimos ojos entristecidos, que reían incluso nublados por la tristeza. Nunca se enriqueció ni gozó de una existencia cómoda y mucho menos privilegiada usando su pasado de preso político anticastrista como pasaporte al triunfo o tarjeta bancaria Paypal, vivió siempre en un nivel de vida humilde, por no decir pobre. Murió visitado solamente por sus allegados, otros prisioneros que compartieron destino con él, en un Home (Asilo) de Miami, apagada su memoria. Jamás se le ha reconocido mundialmente lo que se le debe y lo que su historia ha significado y significa para las libertades, para los DDHH, y para la paz mundial; ignorar el sufrimiento de un hombre como Mario Chanes de Armas es encarcelarlo de nuevo en el olvido.

El exilio cubano lo ignoró en buena medida, lo ignoraron y lo ningunearon. Como hicieron con Eusebio Peñalver, al que destinaron junto con Chanes de Armas, Ángel de Fana y el poeta Ernesto Díaz, a darle la vuelta al mundo mostrándolos en foros internacionales en los que siempre les atacaban, intentaban aplastarlos y acallarlos. Pocos los apoyamos entonces, nunca el exilio se movilizó masivamente para que el mundo los reconociera más, no se invirtieron millones en giras, en prensa, en televisiones, para que el mundo supiera de estas personas. Así como tampoco se ha hecho con las Presas Plantadas, mujeres que fueron torturadas, violadas, y asesinadas en las ergástulas castristas, testigo son Cary Roque, Iliana Curra, entre otras, que allí están en Miami, sin que nadie haga algo por que sus historias sean evidenciadas en películas, documentales, y documentos de relevancia y a los que tenga acceso el gran público; son historias, sin embargo, de una relevancia importantísima para la libertad y la paz mundial. En una época se mencionó que harían una película en Hollywood, lo que nadie mencionado nunca más.

Oscar Elías Biscet lleva años luchando por la libertad de Cuba, lo que le valió once años en la cárcel en total, contando una breve liberación intermedia para volver a ser arrestado en la Primavera Negra del 2003. Ahora vive en Cuba amenazado de muerte constantemente, bajo licencia extrapenal, que no significa la libertad total. Como a Ángel Moya, otro prisionero de la Primavera Negra, tampoco lo dejan viajar al exterior para que hable, por ejemplo, no tan solo de sus experiencias, sino de su proyecto político Emilia. Su esposa, Elsa Morejón, se encuentra en la actualidad en Miami, su presencia pudiera pasar inadvertida dado que la prensa se ocupa de otros menesteres por el momento, y sin embargo esta señora no se cansa de acusar al régimen castrista de querer asesinar a su esposo. Oscar Elías Biscet es un luchador pacífico, un hombre de gran carisma, y un líder indiscutible que aspira a la democracia y no a la imposición de su liderazgo como no sea por la vía de las elecciones libres, que ni siquiera él ha mencionado, lo menciono yo como una posibilidad.

Martha Beatriz igualmente estuvo años en la cárcel, condujo y redactó junto a otros opositores importantes uno de los proyectos políticos más humanos y completos de los que se han conseguido producir en Cuba: La Patria es de Todos. La han acusado de lo humano y lo divino. Le han tendido trampas desde todas partes y desde todas las instancias, incluida la misma disidencia, penetrada por el DSE. Ella sigue en su lucha, también pacífica. Recientemente se vio en la obligación de abandonar su casa de toda la vida, y hubo de permutar, debido al acoso que los vecinos le impusieron, un acoso pactado con la DSE (Departamento de la Seguridad del Estado). Hace unos días denunció la violencia con la que en su nueva casa los vecinos la golpearon y golpearon a sus amigos y visitantes que se encontraban en el interior de la vivienda. Las pruebas, dentro de una cámara fotográfica, fueron destruidas por la policía. Martha Beatriz estuvo en varias oportunidades en celdas de castigo. En las mismas condiciones que que hoy se encuentra Calixto Martínez, periodista independiente.

Sonia Garro Alfonso y su esposo Ramón Alejandro Muñoz se hallan encarcelados desde hace un año, sin juicio. Ella tiene un quiste en un riñón, según informa su hermana, y él una úlcera de gravedad. A ambos les han negado los medicamentos y los alimentos que su hermana les ha llevado y que en la cárcel no le suministran sus carceleros ni los médicos. Nadie sabe por qué, no se lo explican, no se ha celebrado juicio como se ha hecho ya con otros. Lo único que pedía esta pareja hace un año, en el mes de marzo, cuando el Papa Benedicto XVI visitó la isla, era entrevistarse con el Pontífice para hablarle de los DDHH en Cuba, junto al grupo de mujeres también pacíficas, las Damas de Blanco. La iglesia castrista no hizo ni ha hecho nada para liberarlos, ni siquiera los menciona. Como tampoco los menciona esa “disidencia” de nuevo diseño del raulismo light en su gira mundial, y sin embargo, es de éstos de los que la prensa izquierdista se ocupa y a los que oye.

Y sin embargo, todavía demandan más prensa y todavía se preguntan por qué les tienen miedo. Nadie les tiene miedo y cuentan, por supuesto, con toda la prensa del mundo.

Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero fueron asesinados por la dinastía de los Castro, sí, por la dinastía castrista, porque para mí todos, desde el más viejo hasta el más joven de esa familia es culpable de cada una de los crímenes políticos que se han producido en Cuba. No estuve ni estoy de acuerdo con Payá ni con el Proyecto Varela, así se lo hice saber de frente. Pero Payá era por encima de todo un demócrata, y como escribí en La Ficción Fidel, con ese hombre había que contar en una Cuba futura. A él sí le temían los Castro, por eso lo mataron. Tampoco he estado de acuerdo con Biscet y con su excesiva religiosidad para mi gusto, pero Biscet ha sabido continuar pese a mis críticas, porque como mismo apoyé a otros, siempre lo he apoyado, sin embargo, Biscet ha sido abandonado por el exilio, y no cuenta con hordas masivas apoyándolo en internet, nada raro, lo que no importa para nada, porque quien tiene que apoyarlo es el pueblo de Cuba en las calles, y eso lo veremos, estoy segura, más temprano que tarde.

Una vez, un disidente me dijo: “Lo peor de ser disidente es que los Castro pueden matarte”. Y añadió: “Pero lo peor de ser disidente captado y que ha pactado con esta gente es que te matan y ni siquiera puedes reclamar nada, porque aún después de muerto te conservan el expediente de chivatón”. Entonces recordé el libro Útiles después de muertos (1969), de Carlos Manuel Pellecer.

Payá y Cepero no podrán serles útiles al régimen ni aún después de muertos, fueron anticomunistas, fueron pacíficos, defendieron al país desde la firmeza, como hicieron Mandela y San Suu Kyi, y sin dobles discursos. Les arrebataron la vida porque les temían, a ellos sí les temían. Hoy su hija puede defender y reclamar una investigación internacional porque nada le podrían sacar que los embarre, que los ensucie y que destruya su discurso. Porque nacida en la oposición, la hija de Payá no ha conocido más que represión, ataques, amenazas de muerte, y la muerte misma de uno de sus seres queridos. Es una joven valiente que hoy exige el reconocimiento de la verdad, que habla en nombre de la reconciliación, pero con justicia. Es una mujer a la que sí le tienen miedo, como le tenían a su padre, a sus hermanos, a su madre, a los que los cobardes de la dictadura continúan amenazando de muerte. Muchos les temen, y no solamente en Cuba. Pero por encima de todo, les teme el castrismo, que es el modelo de esa izquierda internacional dueña de los medios de prensa que los ignora. Esa misma izquierda que privilegia a unos por encima de otros, que inventa a unos y borra a los principales, que manipula, y coloca a sus elegidos en posiciones privilegiadas mientras tapa y silencia a los que en Cuba y fuera de ella siguen luchando por la verdad y la justicia.

Me gustaría que rectificaran, que le dieran la cobertura que Rosa María Payá necesita ahora mismo. Me gustaría que se conocieran los casos de los que he mencionado junto a Mandela y a San Suu Kyi. ¿Sería mucho pedir? ¿Sería mucho pedir que además Mandela antes de morir se ponga por fin del lado de los demócratas cubanos mencionándolos y no de parte de un régimen que ejerce un apartheid criminal en contra de los cubanos? ¿Sería mucho pedirle a Aung San Suu Kyi que apoye a Rosa María Payá y que exija una investigación internacional en el extraño accidente en el que murieron su padre y su amigo? Espero que no sea pedidos a los que les sea difícil negarse, sobre todo ellos, y ojalá que se decidan a apoyarlos lo más pronto posible. La vida de esos cubanos está en juego y bajo amenaza permanente.

Carta abierta al Papa Francisco

Martes, 19 Marzo 2013

sonia garro

Su Santidad Francisco

Ciudad del Vaticano

Roma

Primero le deseo mis congratulaciones por su designación de Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.

Desde hace más de medio siglo, 54 años, mi país, Cuba, sufre una de las más crueles tiranías comunistas bajo el mando de la familia Castro. Ni un solo día desde el año 1959 hasta la fecha ha habido libertad en la isla, las cárceles llenas, represión tortura, asesinatos políticos, falta de libertades, persecución de religiosos, fueron y son el pan de cada día en la isla.

El 22 de julio del 2012 fallecieron en un raro accidente automovilístico el líder del Movimiento Cristiano Liberación Oswaldo Payá y el joven Harold Cepero, iban perseguidos, como era ya habitual, por la policía política. Hace dos semanas un miembro del Movimiento Cristiano Liberación también fue muerto en otro accidente de automóvil, junto a él iba dos sacerdotes, que quedaron mal heridos. Antonio Rodríguez Vázquez fue sepultado en Cienfuegos hace un mes, las honras fúnebres se realizaron en la parroquia Monserrat de esa ciudad. El accidente ocurrió cuando Rodríguez Vázquez junto a los sacerdotes jesuitas Ramón Rivas e Ignacio Cruz Magariño viajaban  a la capital.

Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá y líder del Movimiento Cristiano Liberación, clama por una investigación a profundidad con la que se esclarezca la verdad sobre la muerte de su padre y de Harold.

El problema racial en Cuba se acrecentó con la llegada de los Castro al poder. En mi país golpean salvajemente a las mujeres y hombres, cualquiera que sea el color de su piel, a diario. Pero el odio del régimen se descarga con mayor encono en contra de las mujeres de piel negra. Como ha ocurrido en días recientes contra la opositora Yris Tamara Pérez Aguilera.

El 21 de marzo próximo hará un año que la opositora Sonia Garro Alfonso y su esposo Ramón Alejandro Muñoz fueron encarcelados en unas de las peores cárceles de la isla, sin juicio y sin sentencia, por el sencillo hecho de querer ser oida como Dama de Blanco por Benedicto XVI durante su visita en marzo del 2012 a Cuba. Ella padece de un quiste en el riñón y está gravemente enferma, él de una úlcera, no les permiten los medicamentos ni los alimentos que sus familiares les llevan a la cárcel. Su hija, menor de edad, se encuentra al cuidado de una tía, que también tiene tres hijos, y a los que han reprimido sin piedad las autoridades castristas.

En Cuba encarcelaron al Dr. Oscar Elías Biscet… (Seguir leyendo en Blog de Zoé Valdés)

Carta abierta a Michelle Obama

Martes, 12 Marzo 2013

Carta abierta a Michelle Obama.

Sra Michelle Obama

Primera Dama de los Estados Unidos de Norteamérica

Señora:

Desde hace más de medio siglo, 54 años, mi país, Cuba, sufre una de las más crueles tiranías comunistas bajo el mando de la familia Castro. Ni un solo día desde el año 1959 hasta la fecha ha habido libertad en la isla, las cárceles llenas, represión tortura, asesinatos políticos, falta de libertades, son el pan de cada día en la isla.

El problema racial en Cuba se acrecentó con la llegada de los Castro al poder. En mi país golpean salvajemente a las mujeres y hombres, cualquiera que sea el color de su piel, a diario. Pero el odio del régimen se descarga con mayor encono en contra de las mujeres de piel negra. Como ha ocurrido en días recientes contra la opositora Yris Tamara Pérez Aguilera.

El 18 de marzo próximo hará un año que la opositora Sonia Garro Alfonso y su esposo Ramón Alejandro Muñoz se encuentran encarcelados, sin juicio y sin sentencia. Ella padece de un quiste en el riñón y está gravemente enferma, él de una úlcera, no les permiten los medicamentos ni los alimentos que sus familiares les llevan a la cárcel. Su hija, menor de edad, se encuentra al cuidado de una tía, que también tiene tres hijos, y a los que han reprimido sin piedad las autoridades castristas.

Señora, usted es madre, usted es mujer, usted es afroamericana. Usted sabe lo que es llegar a la presidencia de un país exigiendo que todos sus derechos sean reconocidos, porque de ese modo llegó su esposo a presidente de ese gran país y usted a primera dama. En Cuba encarcelaron al Dr. Oscar Elías Biscet, así como a Jorge Luis Pérez García, conocido como Antúnez, por anhelar la libertad y la democracia para su país. Ambos son de piel negra.

Los cubanos necesitamos que el gobierno de Estados Unidos se una al pueblo cubano, que apoyen con sus palabras y sus actos a estas personas, que ustedes las nombren y apoyen públicamente para que sean más conocidas y puedan ser liberadas, con el fin de que se termine -como mismo se acabó en Sudáfrica- de una vez el Apartheid en contra del pueblo cubano.

El régimen castrista ha hecho irrisorias reformas cosméticas para mantenerse en el poder, no son más que recursos para ganar tiempo que hemos visto ya hacer en otras dictaduras. Esas reformas no deben ser consideradas como cambios reales. Bajo la tiranía castrista no creo que haya cambios que beneficien a los cubanos. Mientras que a algunos se les autoriza ahora a viajar, a otros se les encarcela y se les impide inclusive hasta salir de sus casas.

Fuera de Cuba se encuentra ahora la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler. Es una mujer valiente, de piel negra, que ha conocido de primera mano la crueldad de la represión y del racismo. A su esposo, Ángel Moya, ex preso político y opositor en activo, le impiden salir de su país. Usted debiera recibir a Berta Solerasí como a Reina Loina Tamayo, desde hace meses en Estados Unidos,  madre del mártir Orlando Zapata Tamayo, oirlas de viva voz, y apoyarlas. Es lo que se espera de personas que como usted misma ha dicho, han salido de muy abajo, de contextos familiares muy humildes, y han llegado a donde usted y su esposo han llegado con el apoyo de gran parte del pueblo norteamericano.

Reciba mis saludos,

Zoé Valdés

Escritora cubana en el exilio

Nota: Esta misiva se le hará llegar a la Primera Dama Michelle Obama en su versión original y traducida al inglés.

El disidente Regis Iglesias en la Cumbre de Ginebra por los DDHH

Viernes, 22 Febrero 2013

Así es como todos debiéramos defender la libertad de Cuba. Unámonos a ellos:

Rosa María Payá en la Cumbre de los DDHH en Ginebra

Mircoles, 20 Febrero 2013
Mientras Rosa María Payá, la hija del líder opositor Oswaldo Payá, del Movimiento Cristiano Liberación, hacía este discurso en Ginebra, en la 3ra Cumbre de los DDHH, denunciando al régimen castrista que asesinó a su padre y a su amigo Harold Cepero, otro disidente era asesinado en idénticas circunstancias ayer en Cuba, se trata de otro miembro del MCL, Antonio Rodríguez, mano derecha de Payá, que viajaba al interior del país junto a dos sacerdotes, en automóvil. Los sacerdotes se encuentran heridos en un hospital cubano.

La miseria visual del cubano

Sbado, 16 Febrero 2013
Llevo años viendo cine cubano, nunca el cine cubano me ha parecido de una miseria visual tan espantosa como la actual. Para colmo, no se trata solamente de miseria visual, además ya aburre el llantén, la mariquera, como quieran llamarle, del monotema: las necesidades de todo tipo culpando, claro está, al mal llamado “bloqueo” norteamericano, y dándole siempre un margen de credibilidad, confianza, sino toda la devoción, al régimen que los oprime y censura. Está claro que si los cineastas no lo hacen no existirían ni siquiera esas películas tan mediocres.

Lo peor es cuando ese miserabilismo servil y visual se instala también en los mensajes que un grupo de supuestos opositores quieren hacer pasar, con una decoración del mensaje bastante atrasado y pueril, al mundo que ya no percibe del mismo modo esos significados. No es falta de información, por cierto, puesto que los cubanos siempre han zancajeado la información, de lo último en arte, antes que el jabón que los baña y perfuma y el bocado que debiera alimentarlos. Pero nadie da lo que no tiene, dice la Biblia. No espero nada. Todavía no he visto en Cuba la altura de una Nedda en Irán, que solamente manifestaba con un velo cubriéndolo el cabello, vestida de manera natural, como una joven más entre las manifestantes (ojo, que una mujer lo haga en Irán vale su peso en oro). Claro, en eso le fue la vida. La miseria espiritual del cubano es ya notable, como su pendejería.

La miseria visual del cubano va a la par de su extrema miseria musical, en un país en que todo era música. Y así lo mismo con la pintura, cualquiera que junte cuatro palos amarrados con una soga y cínicamente le llame a eso balsa, ya es denominado como excelso artista, y si además ensaliva a los Castro con loas y martillos, alcanzará la categoría de un Lam, sin la obra, por supuesto, pero con mucha politiquería que es lo que vale ahora en todo.

La miseria visual del cubano además se ha convertido en una astucia. Mientras más miserables, más festivales de cine, más ferias de arte, más prensa, los encumbrará. Y no me refiero a los temas, que no es lo que juzgo, no, me refiero a la carencia absoluta de una cierta elegancia necesaria, imprescindible, la del artista verdadero que guarda una cierta ética emocional, reflexiva, y sobre todo social, frente a la realidad.

Los opositores no son artistas, no todos, pero algunos hasta se venden como medio artistas o medio opositores para escapar por cualquiera de las dos vías. El tema es “escapar”. ¿Escaparán? Dudo que de la mediocridad se escape tan fácilmente. La miseria visual entonces no radica solamente en el ojo, sino más bien en el espíritu.

Porque cuando no puedes ser Nedda, de nada vale que quieras venderte como si lo pudieras ser, o peor, como si lo fueras.

neda2.jpg

Nota aclaratoria: Me refiero a Nedda porque las obras de los artistas que surgieron tras el asesinato de Nedda, pese a vivir en un país tan cerrado como Irán donde la imagen es considerada provocación antirreligiosa y su autoría puede costar la muerte, han sido en su gran mayoría de una riqueza visual extraordinaria, y sin tanto alarde alrededor de una firma. Por algo será.