Blogs

Entradas con etiqueta ‘España’

Llamado urgente en contra del nombramiento de Raúl Castro en la CELAC

Martes, 29 Enero 2013
Estimados amigos y colegas de Centroamérica, Suramérica y España:Como habrán podido observar en los últimos días en el Encuentro de mandatarios de América Latina y del Mundo ocurrido en Chile, convocado por la CELAC, se ha recibido en su seno a uno de los tiranos más longevos y crueles del mundo: Raúl Castro, o lo que es lo mismo -al ser investido por su hermano Castro I, en lo que podemos considerar un nombramiento dinástico antidemocrático-: Castro II.Después de más de medio siglo en el poder, cincuenta y cuatro años, el dictador Castro II ha sido invitado a una reunión en la CELAC, junto a otros presidentes elegidos democráticamente, y además, para colmo, ha sido nombrado Presidente de honor de dicha institución, la que, no nos llamemos a engaño, al ser propuesta y creada por Hugo Chávez, no duden ni un instante que también es una creación de los hermanos Castro.Es una vergüenza, estimados amigos y colegas, que un personaje tan oscuro, que un criminal, cuyos crímenes se pueden demostrar, como fue los crímenes del Remolcador Trece de Marzo donde murieron más de setenta personas, entre ellas doce niños, el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate, así como los innumerables encarcelamientos, fusilamientos y desapariciones cometidos bajo sus órdenes, sea nombrado representante de todos los ciudadanos centroamericanos, suramericanos e hispanos del mundo libre.No debemos aceptarlo calladamente. El futuro de Centroamérica, Suramérica y España depende de nosotros, es para nuestros hijos. Ellos heredarán el resultado de nuestras demandas y de nuestra lucha. No podemos tolerar de ninguna manera que un asesino, que los asesinos Castro, y ahora de manera puntual y directa Raúl Castro, se erijan en ejemplos para los niños y jóvenes centroamericanos, suramericanos e hispanos. No es justo que unos usurpadores, que unos ladrones, que han usurpado la libertad y la democracia, que han robado todo un país al pueblo cubano, haciendo de sus tierras su finca personal, que han sido injerencistas brutales en vuestros países, sean los que hoy nos representen y sean erigidos como modelos a seguir.

Hago un llamado a todos los escritores y artistas de Centroamérica, Suramérica y España para que protesten, por cualquier medio que crean posible, o firmando debajo de esta carta, con el objetivo de enfrentarse firmemente en contra de esta decisión, y exigir la retirada de este oneroso nombramiento, o de lo contrario la CELAC perdería toda credibilidad (si es que alguna vez la tuvo) y debería desaparecer como institución, al no ser considerada tampoco  por nosotros representativa de la justicia, de la libertad y de la democracia.

La historia de nuestros pueblos, de nuestro continente, es tan real como imaginaria, gracias en buena medida a la obra de todos nosotros, poetas, escritores, pintores, cineastas, músicos, arquitectos, científicos, pensadores, pero también esa historia ha padecido desdichadamente de manera más real capítulos nefastos, aunque esté llena de hermosos momentos y de ejemplares epopeyas que no debiéramos manchar sumándole otro capítulo aciago que sólo nos avergonzaría más de nuestra propia historia. Una historia en la que participaron nuestros abuelos, nuestros padres, nuestros ancestros, dejándose la vida en ello.

Basta ya de soportar mudos la zangaletonería política, basta de permitir que los dictadores, tiranos y caudillos se apoderen de nuestros destinos y jueguen a su antojo con el porvenir de nuestros hijos, basta ya de entregarles nuestras existencias para que hagan de ellas sus macabros jardines infernales. Hay demasiada hambre en el mundo para aguantarles sus pujos (y no gracias) y sus funestos experimentos exterminadores en contra de los que se merecen la verdad: los auténticos “pobres de la tierra”. ¡Libertad y vida!

Reciban un fuerte abrazo,

Zoé Valdés.

Nota mía: Agradezco que esta carta sea divulgada en la mayor cantidad de medios posibles.

Rajoy 100 points, Zapatero 0 points.

Mircoles, 29 Junio 2011

Ayer vi el debate del Estado de la Nación y luego tuve que correr que se me hacía tarde a tomar el metro. Me he reído tanto sola en el metro que la gente me miraba como si de una turulata se tratara.

Me reía recordando las frases percutantes de Mariano Rajoy, de cómo le dio a Zapatero hasta con el tibor en la cabeza.

Pero más me reí con la falta de grandeza de Zapatero, con su poquedad y sobre todo con su falta de humildad frente al pueblo español. Para colmo se dedicó a tirar la cosa a chacota, a hacer chistes o chascarillos, con esos dientes amarillentos y babosos que se le han quedado de tanto soltar bilis, y esos ojos de diablo encendido que se le han puesto de tanta mentira que destilan.

Que siga tirando la cosa a chistecito, que le queda poco…  A él y a los suyos. Claro, el daño y a está hecho. ¡Menudo daño! Se ha cargado la economía española.

Ah, por cierto, qué remal quedó cuando quiso congraciarse con Durán i Lleida, como un mojón.

Jorge Semprún en la memoria

Mircoles, 8 Junio 2011

La primera vez que oi hablar de él fue a través de un castrista, en Cuba, que decía que Semprún los había traicionado, que había traicionado a la revolución de Castro. Me reí. Por dentro, claro está. Que fuera Ministro de Cultura de Felipe González cayó muy mal en La Habana, dado que a través de los ministerios de Cultura a Cuba le entra ayuda (alimento para los castristas, por supuesto) por un tubo y siete llaves.

Lo leí en cuanto llegué a Francia, busqué sus libros en la Librería Española de la rue de Seine. Es una escritura salvada desde el olvido por el olvido. Cuando se ha vivido el horror lo primero es querer olvidar el horror, luego, de ese mismo olvido emerge la memoria. El mismo Semprún lo explicaba muy bien.

Coincidimos en varias actividades literarias y políticas en París. Era un hombre bastante callado, exquisito al hablar, y tajante en cuanto al castrismo. Participó en cuanto pudo por la libertad de los presos políticos en Cuba, desde aquella época del Hotel Lutétia junto a Yves Montand y otras personalidades de la cultura francesa e internacional, que habían demandado y exigido durante años la liberación de estos presos, hasta los presos de la Primavera Negra del 2003. Con él y con otras personalidades reclamamos su libertad en el Teatro Rond Point de París, y viajamos juntos a Estraburgo para hacerlo también.

En Estrasburgo tuve la suerte de pasear de noche junto a él por la hermosa Plaza y por los alrededores de la Catedral, hablamos de dictaduras, de política, pero sobre todo de literatura, y de los artículos que tanto apreciaba yo de su hermano Carlos Semprún Maura.

Cenamos en varias ocasiones en la casa del matrimonio Dominique y Marie-Laure de Villepin. Nunca evitó el tema de Cuba, y siempre de parte de nosotros, de los demócratas cubanos, de los perseguidos políticos.

Que descanse en paz un hombre justo.

Respuesta a Carlos Carnicero.

Martes, 22 Febrero 2011

Carlos Carnicero escribió en El Plural un artículo en contra mía, donde me calumnia y difama, y también lo hace en contra de mi país.

Aquí está mi respuesta que también he enviado a El Plural, con mi derecho a respuesta, y a la espera de que la publiquen:

RESPUESTA A CARLOS CARNICERO.

Carlos Carnicero no sólo difama sobre mi persona en un reciente artículo, además difama a mi país desde la primera frase de su texto: “Cuba y su revolución”. Cuba es Cuba y su historia, pese a 52 años de dictadura, que no revolución, Cuba tiene una historia, mal que le pese a algunos españoles como Carnicero. Mucho menos es un “asunto metafísico”, Cuba es una realidad, y la dictadura oprobiosa que la gobierna es otra. El que así se manifiesta es Carlos Carnicero, una persona que sí podríamos calificar de extremos, y que me recuerda a algunos militantes castristas que debí sufrir en Cuba.

El señor Carnicero difama y miente sobre mi persona alegando que yo fui diplomática cuando el castrismo poseía los recursos para mantener “legaciones diplomáticas con dignidad”. Le aclaro a Carnicero que yo no trabajé en la Embajada Cubana en París, que mi salida de Cuba fue de esposa acompañante de un escritor que fue nombrado a la carrera, y no de carrera, diplomático en la UNESCO, por la sencilla razón de que el señor Manuel Pereira, formaba parte del equipo de Alfredo Guevara, director del ICAIC, y al que Fidel Castro en persona envió a una especie de aislamiento a raíz de la realización de la película Cecilia de Humberto Solás, la que provocó una gran polémica dentro de Cuba, por su costo, y por sus planteamientos acerca del concepto de nación cubana. Yo debí, en ese entonces, detener mis estudios universitarios y acompañar a mi esposo en lo que muchos llamaron la traversée du désert de un líder (Guevara) muy comprometido con Fidel Castro. Antes de salir de Cuba nos leyeron la cartilla a todos, nos anunciaron que no podíamos sostener relaciones con los franceses sin que estas fueran informadas a la DSE de la embajada, yo no podría continuar los estudios en una universidad “capitalista” (La Sorbona), y por mi trabajo de criada, que no de secretaria, de criada del embajador castrista ante la UNESCO (lo reitero), me pagaban mensualmente 632 francos al mes, el equivalente de 62 dólares en la época. Tanto mi esposo como yo vivimos momentos de gran humillación, de persecuciones, y vigilancias constantes, como en su momento vivieron Guillermo Cabrera Infante y su esposa Miriam Gómez cuando muy al principio fueron diplomáticos en Bélgica, lo mismo le ocurrió al escultor Roberto Estopiñán cuando fue diplomático en la embajada de Cuba en China, de la que desertó (según los términos castristas), Alejo Carpentier y su esposa diplomáticos también en Francia, Juan Arcocha, diplomático en París, además traductor de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir en Cuba, cuando el célebre viaje de la pareja de filósofos a la isla. Arcocha murió hace poco exiliado en París, los Carpentier regresaron a Cuba.

Carnicero no sabe las razones, y tampoco las averigua, por la que me castigaron tres meses a trabajar en los sótanos de la embajada, tampoco por qué huí de París para regresar a Cuba, siendo muy joven, con lo que hay que estar verdaderamente loco para no huir hacia la embajada americana y pedir asilo político. N’est-ce pas? Carnicero no se ha tomado el trabajo de preguntármelo, ni de entrevistarme. Carnicero lo único que hace es repetir como un papagayo lo que le contaron en Cuba los castristas, cuyo único objetivo es desprestigiarme y silenciarme.

Mi enfrentamiento con el régimen empezó cuando tenía 11 años y mi padre cayó preso, cinco años, sin juicio alguno, y después, cuando debió marcharse de Cuba de manera obligada, desterrado, con mis hermanos, hacia Estados Unidos, parametrado antes, alienado a raíz de los sucesos de Mariel, tuvo que esperar hasta el año 1983 y salir hacia Panamá y de ahí hacia New Jersey. Mi enfrentamiento con el régimen empezó cuando me incorporé al movimiento pictórico de los años 80, uno de los primeros movimientos contestatarios que existió en Cuba en el campo de la cultura y del arte. Mi enfrentamiento con el régimen continuó cuando mi segundo esposo murió en un extraño accidente de avión el 3 de septiembre de 1989, luego del sonado juicio de los Generales. Mi esposo conocía –mucho antes de que yo me casara con él- bastante a José Abrahantes, ex Ministro del Interior, tronado por Fidel Castro, y asesinado de manera vulgar en un trayecto de la cárcel al hospital, y se negaba a entender lo que sucedía y así lo había expresado públicamente. Así que debe quedar claro que el cinismo con que Carnicero me trata debe guardárselo, porque yo no fui catequizada a deshora. Y en realidad, mi enfrentamiento, el de mi madre, el de mi abuela, empezó cuando a los 7 años los castristas me sacaron de una iglesia (la iglesia del Padre Ángel Gaztelu, del grupo Orígenes) a pedradas porque iba a tomar la primera comunión, y una semana más tarde me hicieron un juicio público y el director de la escuela me preguntó, obligándome a dar una respuesta revolucionaria, que de quién quería ser hija, ¿de Dios o de Fidel?

Yo le recuerdo a Carnicero que en el artículo donde hice un juego de palabras con su nombre, cosa que se hace en literatura desde Góngora y Quevedo, fue en relación a un artículo todavía más asqueroso a este que le estoy respondiendo donde se manifestaba de manera despectiva sobre los presos de la Primavera Negra del 2003, los mismos que su gobierno, el de Zapatero, en contubernio con la Iglesia Castrista, ha obligado a desterrar a España, sin ningún tipo de elección, bajo licencias extrapenales, que no constituyen libertades seguras para ninguno de ellos.

En cuanto a los “libros que yo produzco”, editados por las mejores casas editoriales, y que tanto le molesta, pues tendrá que vivir con ellos, porque los sigo escribiendo, y con ellos me di a conocer entre cientos de miles de lectores del mundo entero, como podrá comprobar por las traducciones que se ha hecho de mi obra. Solamente trabajé 5 años en la UNESCO, y cuatro años como Editora en Jefe y Subdirectora luego de la Revista Cine Cubano. Otros escritores cubanos como Leonardo Padura y Pedro Juan Gutiérrez han tenido cargos similares, de mayor duración, y más altos en la UNEAC (modelo soviético) y en la revista Bohemia, publicación tomada por los militares.

He dejado lo de la casa para último. Cuando mi segundo esposo murió, yo tenía 30 años, estábamos casados, y sin embargo el estado castrista quiso quitarme lo que me pertenecía, lo que no pudieron conseguir porque hasta los hijos de mi marido se pusieron de mi parte, pero el propósito era dejarme en la calle. Desde que tengo uso de razón viví en un solar, que se derrumbó delante de mis ojos cuando tenía 10 años, luego me tocó el albergue castrista donde dormíamos en literas, durante años, en una promiscuidad absoluta, después me tocó dormir en el cine Actualidades, porque en el albergue estaba expuesta a coger de refilón un machetazo. Y así las pasamos negras mi madre, mi abuela y yo hasta que a la dictadura le salió de sus entrañas darnos la posibilidad de un pequeñísimo apartamento en la calle Empedrado, nº 505; no he sido la única, muchos cubanos se han encontrado y se encuentran en ese caso. Por lo tanto, es una vergüenza que este señor ostente de poseer una casa en La Habana frente a tantos cubanos que no tienen ni un techo, pero sobre todo, cuando el gobierno de Zapatero, su gobierno, le niega a los desterrados cubanos techos decentes donde reiniciar sus vidas en el exilio al que han sido sometidos. Lo considero una vergüenza de su parte.

Mis padres murieron en el exilio, a mí nadie me pagó la enfermedad de mi madre, ni su tumba, la pagué yo. Mi casa es producto de mi trabajo, es la única que tengo, donde ahora vivo. No tengo casa en La Habana porque me la quitaron (tal vez para dársela a Carnicero), aunque no creo, los espacios diminutos no le habrían convenido, tampoco tengo casa en Londres, como declaró el señor Carnicero en una entrevista en Periodista Digital, ni en ninguna otra parte, lo que no considero para nada un delito. Lo que sí considero un delito es ser español y tenerla en Cuba. Yo lo que tengo es mucha vergüenza, y vivo muy bien mirándome al espejo cada día, y no dependo económicamente de ningún negocio, vivo de mi trabajo, porque mi anticastrismo no me lo paga nadie, como a él le han pagado seguramente su zapaterismo y con el derecho a una casa en Cuba su castrismo.

Zoé Valdés.

La Habana, 1959. Escritora cubana exiliada en París desde los 35 años, con nacionalidad española y francesa.

Septiembre es el mes de las huelgas

Mircoles, 29 Septiembre 2010

Llevo algunos días en la gira promocional de Planeta, por la publicación de mis novelas La Nada Cotidiana y El Todo Cotidiano. a mi alrededor no se habla de otra cosa que de la huelga general, la primera del gobierno de Zapatero.

Lo siento, pero a mí no me impresionan ya las huelgas, y menos en el mes de septiembre.

En París, septiembre invariablemente es el mes de las huelgas… ¿Recuerdan el poema? Aquel de “Noviembre es el mes…” que convertí en ”Septiembre es el mes de…”, y añadí: “de las muchachas tristes”. Ni eso, septiembre es el mes de las huelgas, y ni chistar. De cualquier manera, las huelgas generales se anuncian, y luego, pocas personas las respetan. O sea, en la huelga de trenes, lo que varía es que de que pase un tren cada 3 minutos, pues entonces pasa cada diez, o cada quince.

Yo me río a carcajadas en los andenes, porque por unos minutos a las franceses se les caen los ajustadores al piso, histéricas por la ausencia temporal de vagones. Como se ve que no tuvieron que hacer colas kilométricas y esperar más de cuatro horas por un transporte colectivo, apelluncado. Y eso que no estábamos en huelga, porque eso pasaba y pasa en Cuba, y las huelgas estaban y están prohibidas por el régimen.

La única huelga autorizada es la de Guillermo Fariñas. Los sindicatos están de parte del castrismo, y que no lo hagan para que ellos vean.

Hay huelga, y los taxistas están que trinan. Ellos tienen familia, y como está la crisis en este país no le ven mucho caso a hacer una huelga general, a parar un país en plena crisis económica. Sobre todo porque los sindicatos han tardado bastante en organizar protestas contra el gobierno socialista de Zapatero.

Ahora, por mucho que la gente hable de la huelga. Yo me pregunto, qué piden los huelguistas, o sea, la mayoría de los ciudadanos españoles, y qué conseguirán, aparte de paralizar el país.

Petición a la UE de presos políticos cubanos recién liberados bajo licencia extrapenal

Lunes, 19 Julio 2010

PETICIÓN DE EX PRISIONEROS DE CONCIENCIA CUBANOS DESTERRADOS EN ESPAÑA A LOS CANCILLERES DE LA UNIÓN EUROPEA SOBRE LA “POSICIÓN COMÚN” CON RELACIÓN A CUBA

Madrid, 19 de julio de 2010

Excelentísimos señores
Cancilleres de la Unión Europea

Nosotros, prisioneros de conciencia cubanos desterrados en España en los últimos días, conscientes de la voluntad manifiesta de algunos países europeos de modificar la “Posición Común” de la UE con respecto a Cuba, declaramos nuestro desacuerdo con la aprobación de esta medida, por entender que el gobierno cubano no ha dado pasos que evidencien una clara decisión de avanzar hacia la democratización de nuestro país.

Nuestra salida a España no debe ser considerada un gesto de buena voluntad, sino como una acción desesperada del régimen en la búsqueda urgente de créditos de todo tipo.

Es por ello que solicitamos a los países de la Unión Europea que no reblandezcan sus exigencias encaminadas a lograr cambios hacia la democracia en Cuba y a conseguir para todos los cubanos los mismos derechos que disfrutan los ciudadanos europeos.

Respetuosamente,

Ricardo González Alfonso
Mijail Bárzaga Lugo
Normando Hernández González,
Antonio Augusto Villarreal Acosta
Omar Rodríguez Saludes
Luis Milán Fernández
Pablo Pacheco Ávila
José Luis García Paneque
Julio César Gálvez
Léster González Pentón

Violaciones de los derechos humanos al refugiado político.

Viernes, 16 Julio 2010

Es cierto que los presos políticos no debieron aceptar las condiciones que les propuso el gobierno español, o sea, salir en calidad de inmigrantes en España, y no de refugiados políticos, pero ¿lo supieron ellos, se lo informó alguien, tenían otra opción? No la tuvieron, no tuvieron ni siquiera el derecho, no ya de elegir, además de conocer su situación legal al salir con el estatus de inmigrantes. El gobierno de Rodríguez Zapatero incumplió y violó los derechos humanos al no informar a estos presos de sus derechos y al apresurarse a forzarlos a salir sin la debida protección legal escogida por ellos, por los interesados. Es lo que se hace con la mayoría de los presos políticos en el mundo, incluso, a los terroristas, como son los de ETA, se les informa y se les trata con pinzas. Estos hombres son hombres de ideas, son presos de conciencia, y se les ha considerado peor que a los terroristas y a los delincuentes. Es curiosa la justicia en España, ¿no?

Ayer leí en alguna parte que una autoridad española declaró que los presos políticos cubanos debían esperar para regularizar su situación porque ellos tenían a 10 africanos esperando. Diez africanos que llegaron en pateras, en balsas. O sea, esta autoridad no entiende, o no quiere entender, que estas personas que acaban de llegar de Cuba, no pueden ser comparados con aquellas personas que han elegido huir de sus país por razones estrictamente económicas, e incluso aunque fuesen políticas, como podría ser el caso de los marroquíes. Estos presos cubanos salieron de su país custodiados hasta el aeropuerto, entraron en un avión bajo protección española, bajo una negociación anterior. Son desterrados, presos de conciencia deportados, a demanda del gobierno español.La presencia de los presos políticos cubanos en España es el producto de un canje, planteado por el gobierno español, por la iglesia católica, y por la dictadura castrista, para beneficiar al régimen castrista. Estos hombres han venido debido al deseo del gobierno español, no con la intención exclusiva de liberarlos precisamente, sino de conseguir que se rompa la Posición Común frente a la dictadura castrista de los gobiernos de la Unión Europea. Lo que menos le interesaba a Moratinos es la libertad de estos hombres. Moratinos y Zapatero han negociado para asegurar que al régimen castrista no se le añadan mayores penalidades económicas y políticas. El tema que les preocupa son los hoteles, y los negocios, las deudas, que tiene que asumir el gobierno español. Sólo eso. La libertad de los cubanos a ellos ¡plim!

Los presos políticos cubanos deben exigir al gobierno español el estatus de refugiado político, eso es lo primero. Que no se le violen sus derechos como refugiados políticos. Además, y de inmediato, deben concebir un Documento, entre todos, que exija que la Posición Común de la UE siga vigente frente a la dictadura castrista, enviarlo a todos los medios de comunicación europeos importantes. Y con copia a las cancillerías de los gobiernos europeos. Sobre todo para que Francia, que mantuvo siempre una posición digna en relación a esto, no se agache ante las carticas que están enviando Moratinos a todas las cancillerías, como empieza a suceder. Nosotros en Francia no podemos hacer mucho más de lo que ya hicimos. Yo personalmente he enviado cartas al gobierno francés y a la cancillería. Ya ustedes, queridos hermanos, están libres, ahora les toca a ustedes actuar. Escriban lo más rápido posible este documento y háganlo público.Es cierto que las condiciones del albergue u hostal Welcome, en el suburbio comunista de Vallecas, no era el lugar ideal para recibir a unos presos de conciencia que han pasado 7 años de sus vidas en celdas tapiadas, enfermos, junto a sus familiares con niños. A otros presos no los hubieran recibido de ese modo, por ejemplo, pienso en los de la Base Naval de Guantánamo, ¿cómo los recibirían o recibieron? Pero creo que lo primero es quitarse de encima la condición de emigrantes, pedir al gobierno español el refugio o asilo político, como lo que son ustedes: presos políticos. Y escribir esa carta. Las condiciones de hábitat pueden esperar, háganse la idea de que los han trasladado de una cárcel a otra con ventajosas condiciones. Olvídense de eso. Lo primordial es cambiar vuestro estatus y conseguir que se les respete, que se les escuche, que se les atienda por lo que son, presos políticos. Que ustedes lo son por haber luchado durante más de 7 años por la libertad de Cuba, y seguirán haciéndolo, según ustedes mismos lo han expresado.

Urge eso, urge el documento común para que la Posición Común se reafirme. Eso es lo verdaderamente urgente. A la hora en que escribo este post, seguramente ustedes han sido dispersados por diversas ciudades españolas, no sé en qué condiciones. Traten de unirse a través de los teléfonos –si es que los tienen-, no se desperdiguen, eso es lo que quieren las autoridades españolas, que no se unan en la capital, donde ya hay una gran cantidad de exiliados ávidos de unión y de liderazgo.

A los que decidan marcharse para los Estados Unidos, espero que les hayan informado del procedimiento a seguir. Es muy importante actuar con rapidez. Por otro lado, aquellos que quieren rebajarlos a ustedes a inmigrantes solamente, son los que están hace rato tratando de destruir al exilio, en Miami, y en el mundo. Ya no lo llaman exilio, ahora se llama diáspora, o emigración económica, lo que constituye una verdadera traición a la causa de la libertad de Cuba.

Ustedes son hombres que han luchado por sus ideas, con ellas, y no constituyen un grupo armado. Ustedes merecen toda la protección del gobierno que los acogió. Sobre todo en España donde se ha radicado el Centro de Inteligencia Castrista en Europa, antes de la Caída del Muro de Berlín se hallaba situado en Checoslovaquia, ahora operan desde Madrid. Ustedes seguramente sabrán que constituirán a partir de ahora objeto esencial del interés de esta gente, espías y oficiales de la seguridad del estado, por lo tanto, reitero: Deben exigir protección de asilado político lo más rápido posible.

Derecho de los refugiados y derecho internacional humanitario: paralelismos, enseñanzas y perspectivas para el futuro La opinión de una organización no gubernamental

La vuelta al día en ochenta emociones.

Domingo, 11 Julio 2010

Estoy en Madrid, acabo casi de llegar y ya me he contagiado con la euforia del partido de fútbol que coloca a España y a Holanda en la final. Salí un momento a la calle y resulta maravilloso ver a la gente tan feliz, a la espera del triunfo. Me he emocionado, positivamente.

Yo venía emocionada ya, pero en baja. Mañana le dan el premio Convivencia, de la Fundación Miguel Ángel Blanco, a las Damas de Blanco, por su lucha por la libertad, en contra de la violencia, y por tantos años de padecimiento por sus seres queridos en prisión. Una buena cantidad de esos presos saldrá desterrada de la isla en pocas horas. La dictadura no ha variado en nada, y así es como se la premia.

Héctor Palacios afirma en una entrevista en el país, “que el Gobierno ha cambiado en serio”. ¿En qué? Mucha gente duda de este personaje y de su mujer. Como podrán ver en Baracutey Cubano, el blog del periodista Pedro Pablo Arencibia.

¿Cómo es posible entonces que el corresponsal de ese periódico en Cuba entreviste a la persona de la que se dice que trabaja para el castrismo? Misterios del castrismo, claro está.

En fin, prefiero conservar la emoción de un Madrid soleado, caluroso, y a la espera del triunfo. España lo merece.

La piltrafa

Mircoles, 21 Octubre 2009

A los presos políticos cubanos el régimen castrista los han convertido en piltrafa -la peor parte de la carne. Allá va un ministro europeo a pedirle un cariñito con la lengua afuera a Raúl Castro, y éste le lanza desde su despacho tres piltrafas: dos presos políticos y un empresario español a punto de ser juzgado. Un empresario español entra en la misma categoría que los presos político, ¡otro insulto para los presos políticos!

De Allá, de Aquella Isla, regresó Moratinos, ministro de Exteriores español, muy contento con sus tres piltrafas apresadas entre colmillos y jarretes. Le dieron lo que pidió; no mucho más. A cambio, Moratinos deberá conseguir que la Unión Europea ”normalice” sus relaciones con Cuba. ¿A qué le llama Moratinos normalizar sus relaciones con Cuba? A que le den más créditos, a que le soporten la deuda enorme que tiene Cuba con Europa, y a que los Castros hagan y deshagan a su antojo en cualquier materia. El video que le deben tener a Moratinos guardado -como chantaje futuro- debe ser realmente comprometedor para que un ministro se porte de la manera como se comporta este señor: con un desprecio total por la democracia y por los demócratas cubanos.

Si a los presos de consciencia los han rebajado a la categoría de piltrafa, imagínense ustedes en qué categoría estará el pueblo de a pie, como mínimo al de picadillo de soja extendido o fricandell. ¡Ah, pero ya me olvidaba que la carta de racionamiento está a punto de cantar el Manisero! O sea, que se acabaron estos productos, que no es que llegaran importados desde Jauja, no, tampoco. El picadillo de soja extendido se lo di una vez a mi perro y perdió el pelo en medio día. El fricandell lo mató; murió clínicamente envenenado. Es cierto que el perrito era delicado: un York Terrier. Cuando el veterinario lo vio se le hacía la boca agua. Me lo llevé corriendo no fuera a ser que -al igual que Chaplin- lo confundiera con un pollo de granja.

Los cubanos somos huesos duros de roer, porque durante treinta años comimos las sobras soviéticas, aquellas latas en conserva que arribaban a la isla con fecha de vencimiento pasadas de dos y tres años (y aquí nos tienen, vivitos y coleando). Cuando encajábamos el abridor de latas en ellas, el chorro apestoso que subía al techo -cual géiser grasiento- pintaba de tal manera que para quitar la mancha había que raspar y lijar. Así que no les cuento cuando el ají relleno y agrio caía en el estómago, o cuando el baboso pollo a la jardinera se hacía una pelota en el páncreas, o cuando la carne rusa (con sabor a carne de rata), la que había que enjuagar y tender al sol para que perdiera la costra de manteca que la envolvía se asentaba en un costado de la barriga y las hilachas se trenzaban en las tripas y en los intestinos durante semanas. Para los estreñidos aquello no tenía perdón de Dios. Verdaderamente los cubanos somos de acero, después que se largaron los rusos, nos tuvimos que adaptar a comer huevo, pero no del que pone la gallina, no, cojón de toro molido ligado con soja, pellejo de pollo molido ligado con soja (a eso le llamaban picadillo extendido), en cuanto al fricandell (aún no he conseguido averiguar de qué se componía). Dicen que era de ave, de averigüa. Lo que sí es cierto es que hasta las auras tiñosas se perdieron, así como los gatos y los perros callejeros.

Pero volviendo a la piltrafa. Muy mal debe de andar España económicamente cuando en lugar de exigir carne de primera, Moratinos se contenta con la piltrafa. 

Yo sigo sentada en un café parisino, a la espera de que pase el cadáver…

El cocinaíto de Desatinos.

Lunes, 19 Octubre 2009

Desatinos, ministro de Enredos Exteriores de España, se ha ido a Cuba en visita relámpago a hacer de las suyas, que según él es todo normalidad. Sobre todo si se marcha a jalarle la leva a unos dictadores de ano y cerebros convalescientes. Desatinos va a buscar su maleta repleta del mierdal castrista, a tirarse la foto ñángara y a actualizar el amuleto, que la prenda se gasta sobre todo si no la frota el brujo. Y si no que le pregunte a Hugo Chávez: caballo de Changó.

Desatinos llega a la Perla de Las Antillas -devenida La Cagarruta de Chivo del Caribe- y el brujo le pide que le pase la lengua entre las nalgas, y luego que le bese la punta de la pirinola, en cuatro patas. Y Desatinos obedece, con esa cara de vieja dama indigna regordeta que luce. Desatinos pagará, incluso para que le obliguen a cometer semejantes humillaciones. Pero no hay izquierdoso más feliz que aquel al que le propinan unas buenas patadas por el sainete póstumo. Sobre todo si se trata de la bota de uno de los Castro.

Desatinos regresa con la lengua afuera, babeante, a descansar la barbilla sobre una pierna de Zapatiesta; y le cuenta que acaba de regresar de Aquella Isla, “la más hermosa que ojos humanos”, bla, bla, bla… y que no hay presos políticos, ni nada de lo que cuenta la gente, y que Felipito y Lagito están de lo mejor, encerrados en sus casas, porque decidieron retirarse del mundanal ruido… así porque sí.

Desatinos, viejo mediocrón donde los haya. Un día el pueblo cubano te dará tu merecido: Una enorme trompetilla en pleno tímpano, y te mandará directamente, de una buena patada en tu trasero fofo, al reino del olvido. Eso, si no lo hace antes el pueblo español