Blogs

Entradas con etiqueta ‘Rafael Correa’

Ataques a la prensa

Viernes, 4 Noviembre 2011

Una parte del mundo parece despertarse ahora con los ataques de esos gobiernos populistas en contra de los periodistas de América Latina. En algunos de esos países no solamente han sido atacados verbalmente, además han sido asesinados. Hoy hemos visto una serie de videos donde el presidente Rafael Correa, de Ecuador, llamó con todos los epítetos inimaginables a los periodistas: bestias salvajes, y hasta se ha burlado de una joven reportera llamándola “gordita horrorosa”. ¿Se extrañan? ¿Pero no han estado viendo lo mismo en los maestros mayor de esta gentuza, en los Castro, durante más de 50 años?

¿No han observado a Chávez cómo ha ido aprendiendo de Castro, hasta casi sobrepasarlo, y luego a los otros imitar a Chávez, y seguir a pie juntillas el ejempo impuesto por el castrismo? ¿O es que todavía no quieren reconocer que el padre de todas esas ofensas y desmanes es Fidel Castro? ¿O es que todavía se reconoce con una cierta ternura nostálgica al Choteador en Jefe, el que ha llamado con todos los insultos, de todos los colores, no sólo a periodistas, sino a su propio pueblo, y a otros pueblos, como al pueblo español y al americano?

A lo largo de estos cincuenta y tantos años numerosos periodistas se han dejado su prestigio y sus vidas en un combate por la información y la verdad, una batalla desigual, humillante, devastadora. Ahora es que el mundo reacciona, y todavía ni siquiera quieren reconocer que los culpables son los dos viejos dictadores cubanos. Creo que inclusive hasta algunos de esos periodistas tampoco reconocería fácilmente su culpabilidad.

La Cumbre Iberoamericana culminó en el silencio, transcurrió sin pena ni gloria, los principales y patéticos payasos no asistieron (Castro I y Hugo Chávez), y la prensa estuvo más amordazada que nunca. 

Y seguimos eligiendo a los mismos.

De Korrea a Kirchner

Sbado, 2 Octubre 2010

El presidente de Ekuador, señor Rafael Korrea estuvo a punto de ser derrokado, o peor; aunque no se trató de un golpe de estado, tal como informó la prensa. Todo ocurrió mientras el presidente se encontraba en el hospital: la policía nacional empezó una protesta, moviéndose en una actitud campal, de campo de batalla. Los policías querían sacar al presidente del hospital. ¿Por qué? Nadie lo ha entendido todavía, o yo no lo he entendido. Actuaron entonces los militares con balas de goma, ¿de goma?

Todo parece indicar que el mismo presidente Korrea interpretó estos hechos como un golpe de estado, y el Ministro de Exteriores Español, así como los Kastro de Cuba, y enseguida siguió la rekua de presidentes latinoamericanos, se hicieron eko como kotorras parlanchinas de un koro pactado. De inmediato, el presidente fue rescatado, le encasquetaron una cámara anti gas, lo que viste tremendamente mortal en operaciones de rescate como éstas, y después dio un discurso, por supuesto, un discurso gritón, alarmista, y vencedor.

¿Quién dio el golpe de estado? El presidente mismo, que autorizó la operación (como verán en este video), sin saber de qué se trataba, o sabiéndolo tanto que él mismo lo había organizado. Todo lo que indica que como en el caso de Hugo Chávez, aquello se trató de un golpe imaginario, o de una puesta de escena de golpe de estado, con algún objetivo: afianzamiento de Korrea en el poder. Así es AmériKa Letrina, lo suyo es “puro teatro”, cito, desde luego, a La Lupe.

En cuanto a Argentina, por la que no lloro desde hace mucho rato, la Kirchner ha decidido arropar políticamente a un terrorista, sin hacer el menor caso del reclamo de Chile, un país democrático, con el objetivo de juzgarlo -tal como se debería hacer- por asesinatos. Así es la señora Kirshner, una mamboleta del crímen guerrillero.

A otras personas que han pedido asilo político en ese país, verdaderos perseguidos políticos del castrismo, como es el caso de Ibis García Alonso, les han denegado hasta ahora la demanda. Esperemos que este error sea corregido por la señora Kirchner, o por los demócratas de la justicia.

Por cierto, después de que se produjeron los incidentes en Quito, Ekuador, con el presidente Korrea, quien habló en Argentina fue el marido de la mamboleta, el ex presidente Kirchner. ¿Quién manda por fin en Argentina? Los esposos-Kirchner, a todas luces, por quienes votaron los argentinos, que son los más inteligentes de Amérika Letrina, los más europeos. Si esto es así, qué podríamos esperar de los demás. ¿Y Obama, o Los Obama, se han manifestado?

Yo, la verdad, no entiendo ni pitoche. Y es que en ese continente ya no se entienden ni los golpes de estado. Dados -en caso de que fueran ciertos- a través de la televisión. ¿Recuerdan cómo se criticó la guerra de Irak trasmitida por la tele? ¿Y ésto, entonces?

Mejor me voy a dar una vuelta por el Marais. Llevaba una semana en mi querida España, con huelga, y ya extrañaba a mi madre París, que es la ciudad que me amamanta con buenas ondas lutecianas, de Lutecia, por supuesto.

Hablando como los locos, que es como yo hablo, no se me puede olvidar que debo recomendar a El Economista a un comentarista de mi blog que ha empezado a corregirme los artículos, y que se pregunta preocupado, al parecer ¿quién me corrige mis textos en el diario, que lo hace tan mal? Tal vez El Economista deba contratarlo, ya no como corrector, más bien como director del diario, que es a lo que este comentarista de blog, sin duda alguna y sin una idea en el cogote, aspira. Muy a lo “K”, de Kaka, no el jugador brasileño, no, K de mierda. Yo le he dicho que a mí nadie me corrige nada, que mis errores son míos, pero él no se lo cree. Tanto peor para él.