Blogs

Entradas con etiqueta ‘Rusia’

Putin, Mariela Castro, la homofobia y la disidencia

Lunes, 12 Agosto 2013
Vladimir Putin recién ha firmado una ley antigay, bajo la cual no es admitido en Rusia que se hable públicamente de temas homosexuales, y por supuesto, se discrimina y persigue a los homosexuales. Por estas acciones ya empiezan a llamar a Putin el Zar de la Homofobia.

Putin es, sin embargo, muy amiguito de los Castro, sobre todo de Raúl Castro. La hija de Raúl Castro, Mariela Castro, ostenta en la isla una especie de Federación Gay Castrista cuyo nombre es CENESEX. Por supuesto, los gays anticastristas no tienen cabida en esta especie de ONG (Organización No Gubernamental) ‘gubernamental’ (un nuevo invento en el que todo lo que era estatal, o sea gubernamental, ahora se coloca la careta de ONG, o sea, no gubernamental, aunque siéndolo, y recibiendo dinero del extranjero; ah, pero todo el mundo denuncia a Carla Bruni y su ONG, y ¿ésto? ¡No, qué va, p’a su escopeta, se trata de una Castro!) y como al resto de la disidencia son perseguidos y encarcelados. Los homosexuales no han dejado, por otra parte, de ser perseguidos en Cuba, sólo un grupito pachanguero y transformista en el peor estilo (hoy son castristas, mañana son gusañeros en Miami) se beneficia de las manipulaciones poderosas de la señora Castro.

Mariela Castro ha dado conferencias en París, ha sido premiada en Estados Unidos, viaja el mundo entero elogiando incluso la prostitución, y le abren los salones más inimaginables por su supuesta labor a favor de los gays pro dictadura, ¡lo nunca visto! Otros gays se pudren en las cárceles cubanas y ella ni ha chistado para defenderlos, ¡claro que no! Como mismo se ha callado frente a los desmanes y la ley antigay del socito de Castro II, el jerarca de la KGB (como su padre), Vladimir Putin.

Pero no sólo Mariela Castro no ha dicho ni mú. Tampoco los gays disidentes han expresado su solidaridad con la disidencia gay rusa, quienes por cierto, jamás han dicho nada ni mucho menos sobre las persecuciones contra los homosexuales en Cuba. Cada cual tirando de su carro, a cuál más horroroso.

Salsa agria rusa para Castro II

Viernes, 30 Enero 2009

Treinta años pasamos los cubanos bajo la bota rusa, treinta años metiéndonos una cultura que nada tenía que ver con la nuestra; sin embargo, los rusos han sido los únicos invasores que no dejaron huella imperecedera en la cultura cubana, aparte algunas mulaticas de ojos verdes llamadas Katrinka, Zoya, Tamara, etc, que no estuvo nada mal en términos de mestizaje.

Hace poco vi un documental excelente sobre las rusas que se quedaron en Cuba, casadas con cubanos, realmente patético, para llorar. Bolos les llamábamos a los soviéticos, por aquella cosa tosca que no han perdido, ni aún recitando a Puschkin de memoria. Años estuvimos comiendo latas pasadas de fecha que nos enviaban los colonizadores rojos: pollo a la jardinera, ajíes rellenos, con una salsa agria que le habría a una úlcera a cualquiera. Para colmo, las latas vencidas, hinchadas, las enviaban en barco, y cuando le encajabas el abridor, había que poner la boca en el aire para cazar el chorro grasiento, cosa de que no te echara a perder la pared recién pintada, porque chorro que cayera en una pared te corroía la lechada, imagínense cuando caía en el estómago.

Raúl Castro, el II, está en Rusia, muerto de risa y cagado de frío con Medvedev, ambos quieren reavivar las relaciones. No me extraña, Castro II siente nostalgia de la antigua Unión Soviética, y de paso de la Guerra Fría, de cuando espiaban a su antojo, y hacía y deshacían por el mundo occidental.

Treinta años de bolos en Cuba, y así y todo, pocos cubanos aprendieron el idioma ruso; salvo aquellos que vivieron en la URSS, becados, o los que debido a su trabajo tuvieron que aprenderlo de forma obligada. Y ahora volvemos a mendigarle a los rusos, qué vergüenza, qué poca vergüenza. Pero en cincuenta años esa isla bajo el yugo comunista, ¿qué ha hecho? Mejor, la pregunta es ¿qué ha deshecho? Todo, absolutamente todo.

Y ahora recurvarán a la salsa agria bola. Miren, a veces el exilio es un plato que se come bien calentito y con un gusto de tres pares. Porque no hay como una buena salsa a la francesa. En eso, por estos lares, son realmentes exquisitos.

El domingo a las 12 h en la Puerta del Sol, en Madrid, manifestación por la libertad del pueblo cubano. Otra manifestación se llevará a cabo, a la misma hora, en el consulado castrista, en Barcelona, en Paseo de Gracia, 34. A todos aquellos que amen la libertad, por favor, les pedimos que sean solidarios con los cubanos, que para nosotros ya es hora.

cubacambio2.jpg