Buscar

Dan Martin escala primero el Muro de Bretaña

12/07/2018 - 17:51
  • El irlandés se impone en las rampas finales de la sexta etapa
  • Bardet y Dumoulin pinchan y Alejandro Valverde fue tercero
  • Van Avermaet se mantiene como líder en la clasificación general
Foto: Reuters.

El ciclista irlandés Daniel Martin (UAE-Team Emirates) ha ganado este jueves la sexta etapa del Tour de Francia, disputada entre Brest y Mur de Bretagne en Guerlédan sobre 181 kilómetros, al ser el mejor escalando el duro muro bretón y superando al resto de favoritos, entre los que no estaban los 'pinchados' Romain Bardet (AG2R) y Tom Dumoulin (Sunweb).

Martin atacó en las duras rampas de hasta el 12% del muro de Bretaña sorprendiendo a Richie Porte (BMC), el primer 'gallo' en intentar desmarcarse del resto, y apretó los dientes para llegar con metros de ventaja a la parte final, más suave, y celebrar su primer triunfo de etapa en este Tour de Francia, segundo en total.

Aguantó el tipo el líder Greg Van Avermaet (BMC), que seguirá de amarillo gracias a su esfuerzo final por no perder contacto con el grupo cabecero, en el que Pierre Latour (AG2R) fue segundo en meta, con el español Alejandro Valverde (Movistar Team) tercero y favoritos como Chris Froome (Sky) cediendo unos pocos segundos.

Martin, sin contar las bonificaciones, le sacó un segundo a Latour y 3 segundos a un grupo en el que estaban Valverde, Rafal Majka (Bora-Hansgrohe), Adam Yates (Mitchelton-Scott), Geraint Thomas (Sky), Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo), Porte, Nairo Quintana y Mikel Landa (Movistar) o Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida).

No obstante, Chris Froome no pudo seguir la estela de su compañero Geraint Thomas --que sumó 2" de bonificación en el paso bonificado-- y cedió 8 segundos en meta, con Rigoberto Urán (EF-Drapac) perdiendo 11 segundos o Bub Jungels (Quick-Step Floors), Ilnur Zakarin (Katusha-Alpecin) o Steven Kruijswijk (LottoNL-Jumbo) perdiendo 12 segundos.

Sin duda hubo dos grandes perjudicados en esta etapa; Romain Bardet (AG2R) y Tom Dumoulin (Sunweb). Ambos sufrieron pinchazos antes del ascenso final al Mur de Bretagne, el francés en una zona de bajada más cerca del repecho final, y cedió 31 segundos, mientras que el holandés tuvo el contratiempo a más de 5 kilómetros de meta y acabó perdiendo 53 segundos.

Esos pinchazos fueron una anécdota, muy perjudicial para los afectados al ser ambos aspirantes a la general. Hubo más sustos, como cuando con todavía unos 100 kilómetros para llegar el equipo Quick-Step Floors aprovechó un terreno abierto para aliarse con el viento y provocar los tan temidos abanicos, que afectaron a líderes del Movistar como Mikel Landa y Nairo Quintana, que se reengancharon pronto, o a Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo), que precisó de más tiempo y ayuda para volver.

De cara a este viernes, en la séptima etapa entre Fougères y Chartres sobre 231 kilómetros, los ciclistas se medirán a una jornada llana y muy larga, con sólo una breve cota de 4ª categoría en el ecuador de la etapa, y con un final preparado para que se aventuren de nuevo a formar fugas pero, sobretodo, dispuesto para un final al esprint entre los que luchan por el maillot verde de la regularidad.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0