Buscar

Jan Ullrich, detenido por agredir a una prostituta

EFE
10/08/2018 - 12:44
  • Se trataría de la segunda detención en tan solo una semana
Ullrich, detenido en Palma de Mallorca. Foto: EFE.

El exciclista alemán Jan Ullrich fue detenido este viernes en un hotel de lujo de Fráncfort tras agredir a una prostituta, según informaciones del diario Bild.

De acuerdo con este medio, el ciclista se encontraba con esa mujer y, tras haber mantenido relaciones sexuales con ella, acabó maltratándola, por lo que fue detenido por presunta agresión física.

Éste sería el segundo caso de agresión protagonizado por el excampeón alemán, quien el viernes de la semana pasada fue detenido en Mallorca tras haber irrumpido en su casa y amenazado a su vecino y compatriota, el actor de cine y director Till Schweiger.

Ullrich quedó detenido entonces y salió en libertad al día siguiente, por decisión del juzgado de guardia de Palma de Mallorca encargado del caso, que dictó una orden de alejamiento de Schweiger.

Ullrich había sido arrestado por la tarde de ese viernes por agentes de la Policía Nacional tras saltar la valla de la casa del actor y presuntamente amenazarle. El exdeportista y el actor son vecinos y residen este verano en dos viviendas de campo en la zona de Establiments, en el municipio de Palma.

Aparentemente, Ullrich abandonó Mallorca y regresó a Alemania para someterse a una terapia, según informaron días pasados medios alemanes.

El exciclista es el único alemán que ha ganado un Tour de Francia, en 1997, pero su carrera quedó salpicada por el escándalo de dopaje masivo revelado en la llamada 'Operación Puerto' y se retiró en 2006.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora