Buscar

Mares cretácicos... de altura

Luis Miguel Ariza
10/03/2008 - 17:06

Un estudio desvela que los niveles de los océanos estaban 170 metros más elevados que los actuales hace 80 millones de años. Nuestro planeta era un lugar mucho más caliente. Los Pirineos no existían, y parte del norte español estaba bajo las aguas.

En los tiempos en los que los dinosaurios aún dominaban la Tierra, hacía mucho más calor y el nivel medio de los océanos estaban 170 metros por encima del actual, según un interesante estudio que el geólogo R. Dietmar Muller, de la escuela de Geociencias de la Universidad de Sidney, en Australia, y su equipo, publican en la revista Science.

Así era la Tierra hace 80 millones de años

Dietmar ha elaborado un mapamundi de entonces, donde los bordes de los continentes estaban rebasados por las aguas. "Si te fijas con detalle puedes ver partes del suroeste de España que estaban por entonces sumergidas, según la topografía actual", explica este experto. "Sin embargo, la situación real en el Cretácico era que los Pirineos no existían, ya que el norte de España era mucho más plano que ahora. Debido a esta característica, algunas partes del noreste español también estaban sumergidas por entonces".

Esta increíble reconstrucción de lo que fueron las vasijas oceánicas en los tiempos en los que el tiranosaurio campaba a sus anchas puede ayudar a los investigadores a modelar los cambios a largo plazo en el nivel de los mares que pueden producirse debido al cambio climático, ya que la temperatura media en el Cretácico era mayor que la actual. Para que nos hagamos una idea, "las temperaturas medias en los polos eran de 14 grados y no bajo cero", dos dice este geólogo alemán. "Nuestra mejor estimación es que los niveles del mar estaban 170 metros por encima del actual".


El mundo, un lugar caliente

El modelo se ha construido atiende a los datos más precisos sobre la producción de corteza oceánica, la sedimentación que se produce en el fondo de los mares, y los movimientos de las placas tectónicas. Y arroja resultados paradójicos, que rompen tópicos sobre el cambio climático. "Los seres humanos tienden a pensar que el planeta es algo estático, que es algo que no cambia desde que somos niños, y que por tanto tiene que ser preservado tal y como era hace unas cuantas décadas y a cualquier coste", dice Dietmar. "Pero lo cierto es que las fluctuaciones climáticas han sido parte de la historia geológica de la Tierra, aunque no necesariamente tan rápidas como el cambio que está siendo inducido por los humanos en la actualidad".

Si atendemos a esta historia geológica, por ejemplo, comprobamos, según este experto, que la Tierra casi siempre ha permanecido libre de los hielos sobre continentes durante la mayor parte de su vida. Este es el retrato más frecuente. Un vistazo al cretácico nos muestra "el estado habitual de la Tierra", dice Dietmar. "Estamos viviendo ahora en una edad del hielo, y eso es bastante raro. No importa lo que hagamos, ya que el mundo eventualmente volverá a ser un lugar caliente, sin hielo continental, aunque esto va a llevar muchos cientos de miles de años. Nuestro trabajo también demuestra que eventualmente los niveles del mar van a bajar, incluso aunque se fundan todos los casquetes polares". ¿Cómo es posible? La respuesta, nos dice, está en el envejecimiento del fondo océanico, que se irá hundiendo cada vez más, hasta el punto de que incluso compensará el aumento del nivel del mar derivado de la fusión del polo norte y el sur. "Es el punto de vista del geólogo, aunque desde luego, a corto plazo, los niveles de los mares van a subir a medida que se funda el hielo continental".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0