Buscar

CosmoCaixa revive el paso de Ramón y Cajal por Barcelona con piezas de su legado

EFE
12/07/2012 - 19:56

Barcelona, 12 jul (EFE).- Un total de 26 piezas del legado de Ramón y Cajal -procedentes del Instituto Cajal de Madrid, y que no se exhiben de forma habitual- conforman la exposición inaugurada hoy en el CosmoCaixa Barcelona con motivo del Año de la Neurociencia en la se que recuerda el paso del Nobel por la capital catalana.

"Cajal vuelve a Barcelona" es el título de esta selecta muestra que ofrece un sucinto recorrido por la figura del considerado como padre de la neurociencia moderna, premio Nobel de fisiología y medicina en 1906.

Entre las piezas que se exhiben hay dibujos científicos y preparaciones histológicas originales, mobiliario, material técnico, placas fotográficas y libros, así como su microscopio óptico monocular y su cámara fotográfica estereoscópica, entre otras.

Son pertenencias originales de Cajal, por primera vez exhibidas en Barcelona, ciudad donde el científico aragonés realizó sus aportaciones más emblemáticas, que le llevarían a enunciar la teoría neuronal.

La muestra, comisariada por el investigador del Instituto Cajal Juan de Carlos, está dividida en tres ámbitos: el Cajal científico e investigador, el Cajal académico y el Cajal fotógrafo y dibujante, en este caso con algunas de las instantáneas que tomó en sus viajes y el pionero tratado que escribió en 1912 sobre la fotografía en color, así como una variada selección de dibujos histológicos y croquis

De Carlos ha recordado que Cajal logró la cátedra de neurociencia en Barcelona en 1888, ciudad en la que vivió cuatro años y en la que comenzó a centrar sus investigaciones en el sistema nervioso, en la que sería una de sus épocas más fructíferas profesionalmente.

"Son unos años clave en la carrera de Cajal, cuando publica estudios muy importantes y obtiene los resultados espectaculares que luego mostraría en 1889 en el Congreso anatómico de Berlín, que le darían a conocer internacionalmente".

Una de las piezas más interesantes de la exposición es, sin duda, el primer diario de laboratorio del científico, un libro de unas trescientas páginas -que nunca había salido del Instituto Cajal- que incluye anotaciones de su época zaragozana, cuando estaba estudiando medicina, y de su paso posterior por Valencia.

La muestra quiere servir para recordar el paso del Nobel por Barcelona, ciudad que abandonó cuando logró su cátedra en Madrid -ciudad en la que acabaría sus días- y a la que no volvería más que en viajes ocasionales

La exposición "Cajal vuelve a Barcelona" podrá verse en el CosmoCaixa hasta el 30 de septiembre de 2012.

Contenido patrocinado

Otras noticias