Buscar

Apelación confirma la absolución de la revista gala que publicó caricaturas de Mahoma

EFE
12/03/2008 - 3:03

París, 12 mar (EFE).- El Tribunal de Apelación de París confirmó hoy la absolución del director de la revista satírica francesa "Charlie Hebdo", Philippe Val, por la publicación en 2006 de caricaturas de Mahoma, al considerar que éstas no constituyeron una injuria hacia los musulmanes.

La Corte confirmó así la sentencia que en primera instancia había dictado el Tribunal Correccional de París el 22 de marzo de 2007, en la que consideraba que caricaturas no atacan al Islám sino a los integristas, desmontando así los argumentos de la acusación, encabezada por la Unión de las Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF).

El Tribunal de Apelación considera que esas caricaturas, copiadas de las publicadas por un diario danés y que provocaron una oleada de protestas en el mundo musulmán, no constituyen una injuria contra el Islám.

El abogado defensor de Val, Richard Malka, calificó la sentencia de "una gran victoria del laicismo y de la libertad de información y de expresión", al tiempo que la juzgó "más categórica" que la emitida en primera instancia.

En primera instancia había quedado liquidada la parte penal del caso y el Tribunal de Apelación debía pronunciarse sólo sobre la parte civil, en particular, la indemnización de 30.000 euros por daños y perjuicios que reclamaba la UOIF.

El tribunal había rechazado la participación como parte civil en el caso de la Liga Islámica Mundial (LIM), organización con sede en Arabia Saudí y que la corte consideró que no había demostrado su capacidad de actuar en Francia.

En febrero de 2006, "Charlie Hebdo" publicó en un número especial doce caricaturas de Mahoma, una de las cuales retrataba al profeta con un turbante del que salía la mecha de una bomba.

Muchos de los dibujos eran copias de los difundidos por el diario danés "Jyllands-Posten" en septiembre de 2005, origen de una oleada de manifestaciones violentas en el mundo musulmán.

Durante el proceso, el director de la revista argumentó que la imagen de Mahoma con el turbante y la mecha no era "una caricatura contra los musulmanes, sino contra los que reivindican el Islám para perpetrar asesinatos en masa".

Val rechazó el argumento del abogado de la UOIF según el cual los dibujos pretendían presentar a "todos los que reivindican la religión musulmana como creyentes adheridos a la ideología de la violencia".

Contenido patrocinado

Otras noticias