Buscar

El superviviente del grupo que creó la bomba atómica evita la reflexión ética

EFE
23/02/2015 - 21:12

Barcelona, 23 feb (EFE).- El último superviviente del proyecto Manhattan, el Nobel de Física Roy J. Glauber, evita la reflexión ética y mantiene todavía la tesis de que la bomba atómica "ahorró" bajas estadounidenses en el documental "That's the Story", estrenado hoy en Barcelona y que recoge imágenes inéditas de este proyecto.

El documental plantea una disyuntiva ética entre el papel de los científicos para contribuir al avance de la humanidad a través de la ciencia y, por otra parte, el papel de estos para crear armas de destrucción masiva.

El Nobel de Física Roy J. Glauber (Nueva York, 1925) no hace en este documental ninguna reflexión ética sobre su participación, ni da muestras de arrepentimiento.

Por el contrario, Glauber defiende la necesidad de crear y lanzar la bomba atómica para terminar con la Segunda Guerra Mundial puesto que esta "significaba una victoria total y absoluta que consiguió ahorrar más bajas estadounidenses".

"Los militares tenían un arma que querían usar. La alternativa era que Estados Unidos declarase la guerra a Japón e ir isla por isla con más muertes en ambos bandos", indica el científico.

Este comportamiento es el mismo que adoptaron en vida muchos de los físicos citados que participaron en el proyecto, ya que la mayoría fueron "alabados y considerados héroes por la sociedad norteamericana", añade el físico laureado.

Roy J. Glauber, ganador del Nobel de Física en 2005 con 80 años, trabajó con sólo 18 años y cuando cursaba tercero de carrera en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, el centro de investigación del Proyecto Manhattan, y es el principal protagonista del filme presentado hoy en la Universidad de Barcelona.

El documental, producido por el catedrático de Física Teórica de la UB, José Ignacio Latorre, y codirigido por la profesora de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la UAB, Maite Soto, entrevista a Glauber e incluye imágenes inéditas recientemente desclasificadas de uno de los proyectos de investigación más influyentes del siglo XX.

Manhattan era el nombre en clave del proyecto de investigación desarrollado en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de desarrollar la bomba atómica antes que lo consiguiera la inteligencia rusa o alemana, una carrera armamentística con consecuencias fatales que se alargarían durante años.

El éxito del proyecto acarreó los bombardeos atómicos sobre las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945 con las bombas "Little boy" y "Fat man" respectivamente, donde murieron más de 200.000 personas, además de las secuelas radioactivas que se alargaron durante décadas.

Antes de usar la bomba, los físicos que trabajaban y vivían en Los Álamos quisieron probar los resultados de sus experimentos en una primera demostración, denominada "Trinity", en julio de 1941.

"No vimos el flash directo porque lo ocultaban las montañas, pero era como si el sol se hubiese levantado por el sur. El cielo se iluminó -relata el físico en el documental-, nos asustó a todos".

Aún así, este miedo no impidió que los físicos apoyaran la demostración de fuerza para conseguir la rendición de Japón, primero en Hiroshima y, tres días después, en Nagasaki.

A lo largo del documental, Roy J. Glauber cita a referentes físicos que trabajaron en el proyecto y más tarde fueron laureados con títulos nobiliarios como el general Leslie Groves, el físico y director del proyecto Robert Oppenheimer y los físicos Stanislaw Ulam, Isidor I. Rabi, Edward Teller, Hans Bethe o Richard Feynman.

Glauber hace especial hincapié en el director del proyecto nuclear, Robert Oppenheimer, quién fue el cerebro de la investigación atómica y uno de los principales impulsores de que el resultado de la investigación fuese "algo más que una demostración de fuerza".

"Oppenheimer y todos los físicos que participaron en el proyecto eran unas figuras únicas en América justo después de la guerra", reflexiona Roy J. Glauber.

Otras noticias

Contenido patrocinado