Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Las matemáticas se acercan a la fórmula del café perfecto

23/11/2016 - 16:09
  • Han averiguado que el tamaño del grano de café es fundamental
  • Apuestan por adaptar las cafeteras a un grano más grande
  • Aún quedan dudas como cuál es la mejor manera de echar el agua
Más noticias sobre:
Café. Imagen: Pixabay

Buscar la manera de hacer el café perfecto es todo un reto, encontrarla parece imposible. Aún así, un grupo de matemáticos ha cogido el testigo de compañeros que ya lo intentaron anteriormente y se han propuesto llevar esa bebida a la perfección.

El café se puede beber de muchas maneras, por eso los científicos inmersos en este nuevo intento por encontrar el café perfecto han basado su investigación, publicada en la revista SIAM Journal on Applied Mathematics, en cómo se hace el café en la cafetera más universal, la de filtro, y han tenido en cuenta tres variables: el tiempo de infusión, la temperatura del agua y el tamaño de los granos de café que serán molidos.

Kevin Moroney, uno de los investigadores del estudio, explica en esa revista que en un primer momento "la concentración del café depende de la relación entre la extracción rápida del café de la superficie de los granos y la velocidad a la que el agua absorbe el café" y más tarde la extracción se vuelve un proceso más lento de difusión que corresponde al momento en que el agua penetra más en los granos más grandes.

Su colega de estudio William Lee contó a la BBC la importancia del tamaño de los granos en la elaboración del café. Según pudo comprobar él mismo, moler menos los granos hace que el café sea menos amargo que el café comercializado como granos más finos; el grano más grande mantiene el equilibrio entre los dos periodos de extracción durante el preparado y permite que el agua fluya más rápido por ellos.

Una vez definido cómo debe ser el grano, los matemáticos tienen aún trabajo por delante. Esperan ahora resolver las dudas que quedan, como son la forma que adquiere el café molido en el filtro durante la extracción y la mejor manera de echar el agua.

Al uso cotidiano, los consumidores poco pueden hacer con esta información. Por eso, los matemáticos esperan que se utilicen su trabajo para adaptar las cafeteras a granos de café más grandes. "El usuario podría ajustar el flujo de agua para obtener la extracción perfecta. Lo mejor sería utilizar una cafetera en la que se pueda moler el café directamente e ir jugando con el tamaño de los granos", asegura Lee.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0