Buscar

Así actúa el cerebro cuando un humano toma decisiones

9:32 - 10/03/2017
  • El cambio del nivel de dopamina altera la próxima elección
  • Un estudio del Instituto Salk, en La Jolla, California
Más noticias sobre:
El dibujo de un cerebro. Imagen: Pixabay.

Si estás a punto de coger una taza con fruta en un buffet, pero en el último segundo cambias y coges una magdalena, emocionalmente. Esta decisión es un complejo conjunto de culpa y sensación de que se te hace la boca agua; sin embargo, físicamente es un cambio simple: en vez de mover la mano a la izquierda, la llevas a la derecha.

Este tipo de cambios de una fracción de segundo interesan a los neurocientíficos porque desempeñan un papel importante en las enfermedades que implican problemas para optar por una acción, como el Parkinson y la adicción a las drogas.

En un artículo publicado en la edición digital de este jueves de la revista Neuron, científicos del Instituto Salk, en La Jolla, California, Estados Unidos, informan de que la concentración de una sustancia química llamada dopamina gobierna las decisiones sobre las acciones con tanta precisión que medir el nivel justo antes de una decisión permite a los investigadores predecir con precisión el resultado.

Además, los investigadores encontraron que el cambio del nivel de dopamina es suficiente para alterar la próxima elección. El trabajo puede abrir nuevas vías para tratar trastornos tanto en casos en los que una persona no puede seleccionar un movimiento para iniciarlo, como en la enfermedad de Parkinson, así como aquellos en los que alguien no puede detener las acciones repetitivas, como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o la drogadicción.

"Debido a que no podemos hacer más de una cosa a la vez, el cerebro está constantemente tomando decisiones sobre qué hacer a continuación", dice Xin Jin, profesor asistente en el Laboratorio de Neurobiología Molecular de Salk y autor principal del documento. "En la mayoría de los casos, nuestro cerebro controla estas decisiones a un nivel más alto que hablar directamente a determinados músculos, y eso es lo que mi laboratorio quiere comprender mejor".

Cuando decidimos realizar una acción voluntaria, como atar nuestros cordones, la parte externa de nuestro cerebro (la corteza) envía una señal a una estructura más profunda llamada cuerpo estriado, que recibe dopamina para orquestar la secuencia de acontecimientos: agacharse, agarrar los cordones y atar los nudos.

Las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson dañan las neuronas liberadoras de dopamina, lo que perjudica la capacidad de una persona para ejecutar una serie de órdenes. Por ejemplo, si se pide a los pacientes de Parkinson que dibujen una forma de V, pueden dibujar la línea que va abajo o la línea que va para arriba, pero tienen grandes dificultades para hacer el cambio de una dirección a la otra, y pasan mucho más tiempo en la transición.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
10-03-2017 / 14:15
Científica apta
Puntuación 0

La Serotonina también influye en la toma de decisiones.