Buscar

En directo
Siga el partido de LaLiga Santander entre Deportivo de La Coruña y Real Madrid

Disección a la falla de San Andrés: por qué el terremoto inminente de Los Angeles nunca llega

10/03/2017 - 11:09
  • Las mediciones estiman que el terremoto en California lleva un retraso de 60 años
  • La 'memoria' de la falla, sus marcas, hacen predecir que será de magnitud 7,5
  • La última gran rotura de uno de los segmentos ocurrió en el año 1857
Más noticias sobre:
Skyline de Los Angeles. Imagen: Getty

La falla de San Andrés pone nombre a la incertidumbre de cuándo el terremoto que se espera desde hace años en California va a azotar la costa oeste de EEUU. Las mediciones desde el Servicio Geológico de los Estados Unidos USGS no cesan y en la última han establecido en 60 los años del retraso que acumula el temblor. Aún así, cuándo ocurra sigue siendo un misterio en el que se valora la opción de 'mañana' como la de dentro de una década.

El último estudio, publicado en el Journal of Geophysical Research: Solid Earth, advierte de que calcular el promedio de cuándo va a ocurrir el terremoto tiene un margen de error a pesar de que el análisis de la falla registra datos de 1.200 años. Cada tramo marcado en la roca supone intervalos de tiempo que van desde 22 a 186 años.

Kate Scharer, geólogo del USGS, aseguró a Los Angeles Times que "no hay manera de salir de esto. [...] El terremoto tendría un impacto en nuestra ciudad" para seguir siendo una de las más modernas y eficientes (world-class city).

La falla, por dentro

Esquema del USGS.

La 'memoria' de la falla predice que el próximo terremoto será de magnitud 7,5, un nivel muy destructivo para las ciudades próximas; la más grande, Los Angeles. Es más, según publica iflscience.com, se estima que la grieta se abrirá a lo largo de cientos de kilómetros, desplazando la tierra hasta 2,7 metros hacia alguno de los lados; parece que la falla de San Andrés es más propensa a moverse hacia adelante.

La red de líneas que conforman la falla recorre cerca de 1.300 kilómetros a lo largo, más ancha en el norte que en el sur, donde hay más riesgo. La última gran rotura de uno de los segmentos ocurrió en 1857. Una de las líneas, de 360 kilómetros y poco profunda, se desplazó hacia adelante y el temblor de magnitud 7,9 duró tres minutos. Sin embargo, hay secciones de la falla que llevan inmóviles desde el siglo XVII y que son las que van 'atrasadas'.

El penúltimo día del año de 2015, un terremoto de magnitud 4,4 sacudió una zona a 78 kilómetros al este de Los Ángeles. A finales de 2016, una investigación señaló la extracción de petróleo como la culpable de los fuertes terremotos en esa zona ocurridos a principios del siglo XX, en concreto los de Inglewood de 1920, el Whittier de 1929, el de Santa Mónica en 1930 y el terremoto de Long Beach de 1933.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 4

#1
10-03-2017 / 14:15
Supervolcán a punto de nacer donde el osos Yogui
Puntuación -4

Lo que no dicen es que la tensión se está acumulando en las placas más grandes. Pienso que le cogerá a Trump en su legislatura.

Lo que mal empieza...

#2
10-03-2017 / 21:13
GABIOTO RAJOJO
Puntuación 1

un terremoto con 60 años de retraso......que majadería es esa. lo quereis para mañana????

#3
11-03-2017 / 13:35
carlos
Puntuación 0

A ver ....más que el terremoto de los Angeles atentos al terremoto(s) que sucederá en las 48h en cualquier parte del mundo....todas las placas están interconectadas y el temblor porque llamar terremoto para lo de Pamplona es un palabla muy fuerte que en cualquier parte del mundo se reirían es un preludio

#4
11-03-2017 / 14:47
agosto
Puntuación 0

En agosto de este año.