Buscar

No te creerás lo que puede llegar a hacer una hormiga para salvar a su colonia

13:03 - 17/04/2017
  • Las hormigas tienen un carácter heroico, dándolo todo por la colonia
  • Serán capaces de sacrificarse si es necesario
  • Sorprende el uso de la esclavitud con hormigas de colonias ajenas
Hormiga. Imagen: Freestock

Es un pequeño insecto con antepasados muy similares al de la familia de la avispa, una de las especies más abundantes y exitosas y famosa por la construcción de sus inmensas colonias. Pero, ¿por qué este minúsculo animal consigue prosperar tan positivamente?

Lo cierto es que las hormigas han triunfado, son capaces de mantener a flote grandes colonias y esto no es pura casualidad. Todo esto lo consiguen gracias a muchos de sus comportamientos, y es que literalmente lo dan todo por sus compañeros de colonia. Y cuando decimos que lo dan todo es porque sin duda alguna lo hacen, incluso darían su propia vida. A continuación se muestran algunos de los muchos aspectos por los que este insecto se caracteriza por tener un marcado carácter de compañerismo.

Como veníamos diciendo antes, podría tratarse de uno de los animales más inteligentes de la Tierra. ¿En qué nos basamos para determinarlo? Entre otras razones porque al igual que los humanos son capaces de automedicarse según un estudio de la Universidad de Helsinki. Tras haber realizado un experimento, esta habilidad propia de esta criatura ha salido a la luz. Se han mezclado hormigas sanas y hormigas enfermas y se ha puesto a su disposición miel mezclada con peróxido de carbono (con propiedades curativas en cantidades muy moderadas) y miel sola. A continuación todas aquellas hormigas que padecían el hongo se han alimentado únicamente de la miel mezclada mientras que las que estaban sanas simplemente se han alimentado con la miel sola. Un experimento que sin lugar a dudas revela la increíble capacidad mental de la que dispone este animal.

La hormiga tiene un marcado compañerismo

Por otra parte, decíamos que se trata de un animal completamente basado en el compañerismo, que busca ante todo el bien de la colonia. Así es, los hechos lo confirman. En primer lugar es muy común que muchas hormigas se sacrifiquen por salvar a las demás. Habitualmente cuando el día está a punto de llegar a su fin un grupo de entre 8 y 10 hormigas se dispone a salir de la colonia y trabajar duramente para sellarla impidiendo así que cualquier amenaza pueda adentrarse en su dominio. Evidentemente este grupo de hormigas tampoco pueden acceder a la colonia una vez realizado su trabajo por lo que terminarán muriendo. Todo un acto de sacrificio.

Pero por si lo dudáis, todavía hay más. Estas son capaces de suicidarse. ¿Cómo? Lógicamente en numerosas ocasiones algunas amenazas se adentran en la colonia, pero afortunadamente un grupo de hormigas heroínas actuará en defensa de la misma. Las hormigas cuentan en su interior con una bolsa repleta de ácido. Son capaces de hacerla explotar ocasionando de esta forma su propia muerte y hasta incluso la del enemigo.

Hormigas peleando. Imagen: Freestock

Otro acto asombrosamente heroico, como si de una película se tratara, sucede cada vez que una presa enemiga captura a alguna o algunas hormigas pertenecientes a la colonia. Es entonces cuando un grupo de heroínas se aventurará a entrar en la guarida enemiga con una clara intención: salvar a sus compañeras. A veces enfrentándose a grandes peligros como el de las termitas las cuales superan sobradamente su tamaño. Pero como ya sabemos, todo por la familia.

Todos estos datos que hasta ahora no conocíamos nos han asombrado, pero lo que más nos ha llamado la atención es que no solo imitan comportamientos humanos como el de la automedicación. También lo hacen con la esclavitud. Las hormigas son capaces de reclutar a otras amigas, siempre que pertenezcan a colonias ajenas, y utilizarlas para trabajar duramente en su colonia.

En definitiva un animal dotado de múltiples conductas que lo convierten en un ser ventajoso frente a muchos otros. Es curioso que en un cuerpo tan pequeño quepa tanta astucia e inteligencia, ¿o no?

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.