Buscar

La PS4, el hogar perfecto para las cucarachas

16:59 - 20/04/2017
  • El calor y las corrientes de aire favorecen la aparición de los insectos
  • Las cucarachas pueden electrocutarse y averiar la fuente de alimentación
Más noticias sobre:
La PlayStation 4. Imagen: Sony

PS4, la consola lanzada por Sony en 2013, ha conseguido hacerse con el mercado de hardware de videojuegos entre otras cosas por su catálogo de juegos que ofrece y por su precio. Sin embargo, casi todos los que cuentan con una PS4 en el salón de su casa saben bien que la consola tiene cierta inclinación a calentarse demasiado mientras se juega. Para lidiar con este problema los ingenieros de Sony la dotaron de un potente (y ruidoso) sistema de ventilación que, junto con multitud de rejillas, consiguen sacar todo ese calor fuera de la consola.

Así, la consola consigue cumplir su cometido: que los circuitos no se frían y nos quedemos con un caro pisapapeles. Pero al mismo tiempo, y sin pretenderlo, la PS4 se convierte en el hogar ideal para unos inquilinos no deseados: las cucarachas. Esto es lo que ha sacado a la luz Kotaku, que ha hablado con varios propietarios de tiendas de reparación de consolas que están recibiendo cada vez más frecuentemente a clientes con este problema. Llegan a la tienda porque su PS4 ha dejado de funcionar de repente y al abrirla el técnico se encuentra su interior plagado de estos insectos.

La construcción de la PS4, con rejillas lo suficientemente grandes para que quepan estas cucarachas, y las condiciones de calor y ventilación hacen de la consola un ecosistema perfecto para que incluso se reproduzcan. El problema es que en muchas ocasiones al desplazarse estos insectos tocan dos puntos de un circuito y se terminan electrocutando, llevándose por delante la fuente de alimentación. Otra causa de avería son las heces en forma de puntos negros que los técnicos encuentran frecuentemente en las placas de PS4 y que terminan por oxidar los circuitos, como puedes ver en el vídeo.

En Estados Unidos, donde se han detectado muchos de estos casos, el servicio técnico de Sony directamente no se hace cargo de la reparación cuando se encuentran estos insectos en el interior de una consola. Algunas tiendas de reparación están comenzando a cobrar una "tasa por cucarachas" de 25 dólares a la que hay que sumar la mano de obra y los componentes. La reparación consiste habitualmente en reemplazar la fuente de alimentación y limpiar el interior de la consola a base de ultrasonidos.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.