Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid no pasa del empate en casa ante el Tottenham y se complica el primer puesto de grupo en la Champions

Logran convertir cualquier objeto en un mando de televisión

2/10/2017 - 11:42
  • A través de una nueva tecnología de control gestual
Más noticias sobre:
Imagen: Dreamstime

Una nueva tecnología de control mediante gestos que puede convertir objetos cotidianos en controles remotos podría revolucionar la forma en que interactuamos con televisores y otras pantallas, terminando con las frustrantes búsquedas de los mandos perdidos entre los cojines del sofá.

Se trata de algo así como cambiar el canal del televisor simplemente moviendo la taza de café, ajustar el volumen en un reproductor de música rodando un coche de juguete o girar una espátula para detener un vídeo de cocina en la tableta.

En un trabajo que se presentará en la conferencia UIST2017 ('User Interface Software and Technology'), que se celebra en octubre en Quebec, Canadá, investigadores de la Universidad de Lancaster, en Reino Unido, muestran una nueva técnica que permite utilizar el movimiento corporal para interactuar con las pantallas.

La tecnología 'Matchpoint', que sólo requiere una cámara web sencilla, funciona mostrando objetivos móviles que orbitan un pequeño artilugio circular en la esquina de la pantalla. Estos objetivos corresponden a diferentes funciones, como volumen, cambio de canal o visualización de un menú. El usuario sincroniza la dirección de movimiento del objetivo, con su mano, cabeza u objeto, para lograr lo que los investigadores llaman "acoplamiento espacial espontáneo", que activa la función deseada.

A diferencia de la tecnología de control de gestos existente, el software no busca una parte específica del cuerpo que haya sido entrenada para identificar, como una mano. La tecnología de Lancaster busca movimientos giratorios para que no requiera calibración, o que el software tenga conocimiento previo de los objetos, lo que proporciona mucha más flexibilidad y facilidad para el usuario, ya que funciona, incluso cuando las manos están llenas, y mientras se está de pie o tirado en el sofá.

Los usuarios tampoco necesitan aprender comandos específicos para activar diferentes funciones, como es el caso de algunos televisores con control de gestos en el mercado, y el usuario es capaz de desacoplarlos a su voluntad, según destacan los autores. Al seleccionar el ajuste del volumen o la selección del canal, aparecen controles deslizantes (slider). El usuario mueve su mano, cabeza u objeto, en la dirección requerida indicada por el 'slider' para cambiar el volumen o para encontrar el canal deseado. 

Además de los televisores, también se puede utilizar la tecnología con otras pantallas. Asimismo, pueden crearse múltiples punteros para permitir que más de un usuario apunte a dibujos o imágenes en pizarras interactivas simultáneamente. 'Matchpoint' también permite a los usuarios manipular imágenes en pizarras digitales utilizando dos manos para acercar y alejar, y girar las imágenes.

Además de los acoplamientos a corto plazo, los usuarios también pueden vincular objetos estacionarios con controles, los cuales, aun cuando se dejan durante periodos prolongados, conservarán su función de control. Por ejemplo, una taza puesta sobre una mesa podría cambiar una pista en un reproductor de música cuando se mueve a la izquierda o a la derecha, y un coche de juguete rodante podría emplearse para ajustar el volumen. Los objetos pueden perder su acoplamiento con los controles simplemente eliminándolos del campo de visión de la cámara.

El diseñador de la tecnología, Christopher Clarke, estudiante de doctorado en la Escuela de Computación y Comunicaciones de la Universidad de Lancaster, señala: "El acoplamiento espacial espontáneo es un nuevo enfoque para el control gestual que funciona combinando el movimiento en lugar de pedir a al ordenador que reconozca un objeto específico".

"Nuestro método permite una experiencia mucho más fácil de usar donde se pueden cambiar los canales sin tener que dejar la bebida, o cambiar de posición, estando relajados en el sofá o de pie en la cocina siguiendo una receta. "Los objetos cotidianos en la casa pueden ahora convertirse fácilmente en controles remotos, por lo que no habrá más búsquedas frenéticas de los controles remotos cuando nuestro programa favorito esté a punto de comenzar en otro canal, y ahora todo el mundo en la sala de estar puede tener el mando. Incluso, puedes cambiar el canal con tu gato".

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.