Buscar

El CERN creará isótopos "a medida" para la detección y la lucha contra el cáncer

EFE
29/11/2017 - 18:09

Ginebra, 29 nov (EFE).- Durante años de investigación y ensayo la comunidad médica ha identificado los isótopos radiactivos más adecuados para poder usarlos en el diagnóstico o el tratamiento de enfermedades, y aunque muchos de ellos no están disponibles aún, serán creados "a medida" en el Centro Europeo de Física de Partículas (CERN).

El CERN es conocido por grandes descubrimientos científicos abstractos, como la comprobación de la existencia del bosón de Higgs, la partícula que completa el llamado "modelo estándar" de la Física de Partículas, que describe la estructura de la materia, o por aplicaciones tan prácticas como la creación de la World Wide Web (www), que transformó radicalmente la forma de comunicarse.

A partir del año que viene, la colaboración "Medicis" (Medical Isotops Collected from Isolde) producirá isótopos radiactivos "a medida", es decir, siguiendo las especificaciones y las demandas de los médicos.

Isolde es un experimento que existe desde hace cincuenta años y que ha creado hasta ahora 1.300 isótopos radiactivos, muchos de los cuales sólo se pueden producir en sus instalaciones.

Según los físicos teóricos existen 6.000 isótopos distintos, se ha comprobado la existencia de 3.000 y la idea de Mecicis es ir más allá de esos 1.300 y expandir la producción de isótopos "no convencionales o exóticos", es decir, no creados hasta la fecha.

"En el caso de Medicis lo que hacemos es la producción de isótopos en específico, aquellos que sabemos que son útiles para aplicaciones médicas, porque conocemos qué propiedades tienen y qué tipo de partículas estos isótopos emiten", explicó a Efe Yisel Martínez, una física nuclear cubana que está haciendo su doctorado en el proyecto.

"Es útil porque podemos configurarlo para crear el isótopo que queremos, que desprenda unas partículas específicas, que, unidas a una molécula, pueden dirigirse específicamente a atacar, por ejemplo unas células cancerígenas", agregó.

Los átomos están formados por un número fijo de protones alrededor de los cuales circula una cifra variable de neutrones.

Los protones dan la masa y definen qué elemento químico es -de la tabla periódica, como el cobre o el helio- mientras que los neutrones determinan el tipo de isótopo, que son siempre radiactivos.

El uso de los isótopos radiactivos como aplicación médica es una ciencia antigua que se usa tanto en la radioterapia como en la imagen de diagnóstico, como las resonancias magnéticas, las gammagrafías o los escaner PET.

En la mayoría de los casos, el producto se inyecta, se expande por el cuerpo y los médicos se fijan sólo en la parte a estudio.

Los isótopos que creará Medicis se harán de forma que vayan directamente a atacar la célula concreta o a resaltar un tejido específico.

La idea es producir isótopos que emiten positones y rayos gamma para las imágenes, u otros que emitan rayos beta o alpha para atacar específicamente las células cancerígenas afectadas y su entorno inmediato.

Tras crearlos, los isótopos serán almacenados y después enviados a hospitales y centros de investigación.

"Como siempre hemos hecho en el CERN, nosotros creemos en la ciencia colaborativa, por eso transferiremos los isótopos a aquellos centros que son socios del proyecto Medicis para que los usen de forma práctica o en la investigación y para que la sociedad pueda beneficiarse", explicó Manuela Cirilli, una de las responsables del proyecto.

El proyecto cuenta con fondos del CERN, de fundaciones privadas y de la Universidad de Lovaina (Bélgica), de donde proviene Martínez.

Una de las principales ventajas del proyecto es que Medicis usa el mismo haz de protones acelerados de Isolde.

Tras pasar por Isolde, el haz de protones solo ha perdido un diez por ciento de su energía, por lo que el resto puede ser utilizado de nuevo por Medicis.

El haz de protones se choca contra una barrera que contiene material pesado y provoca una reacción nuclear, y del resultado se separan los isótopos radiactivos en función de su masa, y se eligen los que interesan.

El objetivo no es "producir isótopos en masa", aclaró Thierry Stora, coordinador del proyecto, sino probar que se pueden crear aquellos que se han solicitado.

Tradicionalmente, los isótopos se han producido en reactores nucleares, pero dada la tendencia actual a la no proliferación nuclear, cada vez más los isótopos se crearán en los aceleradores de partículas, como el del CERN.

Otras noticias

Contenido patrocinado