Buscar

El dilema de las células: ¿cómo pueden destruir virus sin dañarse a sí mismas?

21/12/2017 - 20:54
  • El cuerpo ha desarrollado unas pequeñas máquinas celulares para matarlos
Más noticias sobre:
Imagen: Dreamstime.

Cuando los virus infectan las células del cuerpo, esas células se enfrentan a un problema difícil. ¿Cómo pueden destruir virus sin dañarse a sí mismas? Científicos de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, han encontrado una respuesta al visualizar una pequeña máquina celular que corta el material genético de los virus.

Su investigación muestra cómo la máquina detecta a los intrusos y los procesa para su destrucción para proteger las células y prevenir la propagación de la infección. "La lucha contra los virus es esencial para la supervivencia -dice Brenda Bass, distinguida profesora de Bioquímica en la Universidad de Salud de Utah, Estados Unidos, quien codirigió el estudio con el profesor asistente Peter Shen.-. Es fascinante ver cómo ha evolucionado la biología para resolver este problema". Sus hallazgos se publican en la edición digital de este jueves de la revista Science.

Bass, Shen y sus colegas examinaron una de esas máquinas especializadas, una proteína de la mosca de la fruta común, 'Drosophila melanogaster'. Ahora que los científicos saben cómo funciona la proteína de la mosca, es posible que puedan usar algunos de los mismos trucos para superar los virus que causan enfermedades en humanos.

A primera vista, la proteína en forma de "L", llamada Dicer, no se ve como algo especial. Pero si se pone al lado del virus, sus propiedades de aniquilación cobran vida. Los virus propagan la infección replicando y copiando su material genómico dentro de la célula, y durante este proceso fabrican ARN bicatenario (dsRNA). Dicer libera la célula del intruso ofensor agarrando dsRNA parecido a una cuerda, cortándolo en pedazos mientras lo enrolla.

Una pequeña diferencia entre el dsRNA viral y celular es responsable de eliminar el virus como un intruso no deseado. Los extremos de ambas hebras de dsRNA viral son uniformes, mientras que una hebra de dsRNA celular es un poco más larga al final. "Dicer tiene que tener cuidado con lo que destruye porque de lo contrario bloquearía la célula -explica el estudiante graduado y primer autor Niladri Sinha-. Ver cómo funciona Dicer responde a una pregunta de larga duración de cómo los receptores antivirales pueden discriminar entre 'yo' y 'yo no'".

Esta propiedad es importante por más de una razón. Como parte de la función celular normal, Dicer corta también el dsRNA producido por la célula. Por primera vez, este estudio muestra que esta máquina única procesa dsRNA del virus usando un mecanismo completamente diferente.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora