Buscar

Director de Espacio de Sener: España debería tener su propia agencia espacial

EFE
26/12/2017 - 13:09
Cotizaciones relacionadas
España 100,23 +15,18%

Madrid, 26 dic (EFE).- El espacio es un sector de carácter transversal y ahora mismo en España no existe una "visión única, no hay un plan", señala el director de Espacio de la empresa Sener, Diego Rodríguez, quien afirma: nuestro país debería tener una agencia espacial propia, que coordinara y diera más estabilidad.

Para este ingeniero -cuya empresa ha participado en misiones como la de sonda Rosetta y el telescopio Hubble-, el motivo principal de esta agencia o ente -no tiene por qué llamarse agencia, asegura- "no es primariamente económico".

Su objeto sería el de coordinar, bajo un liderazgo claro, a un sector que además necesita de estabilidad y un plan a largo plazo.

Y es que, relata Rodríguez en una entrevista con Efe, las competencias de espacio están ahora repartidas en tres ministerios: el de Economía, Competitividad e Industria (en dos secretarías), Fomento y Defensa.

Esta agencia, que desde hace años tienen países como Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña y, más recientemente, Bélgica, no tendría coste adicional: "Hay suficiente administración para gestionarla".

Sin embargo, según Rodríguez, "a corto plazo no hay voluntad política (el Gobierno ya habló de la posibilidad de crear esta agencia en 2014): "Nosotros -el sector espacial- seguimos insistiendo en que sería muy positivo, pero la decisión tiene que venir de arriba a abajo y los partidos además lo tienen que incluir en sus políticas".

"Un organismo de este tipo supondría una gran ventaja para el sector, que vería concentrada toda la actividad espacial en un solo ente", pero no solo, también se convertiría en la cabeza visible de la delegación española en las negociaciones internacionales, mejorando el papel negociador de España, afirma el director de Espacio de Sener, empresa que en 2017 cumplió 50 años trabajando en espacio.

Precisamente, el próximo escenario importante en el que España tendrá que negociar será en la ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA) de 2019, que estará además presidida por la delegación española: "quien preside la reunión suele tener un rol importante".

La anterior fue en 2016 en Lucerna (Suiza) y, después de años de recortes, España anunció su compromiso de destinar a la ESA 600 millones de euros adicionales, de manera que la contribución española para el período 2017-2024 ascenderá a 1.512 millones.

Además aumentará a partir de 2018 en 50 millones de euros hasta algo más de 200 millones la contribución anual.

Este montante comprometido, según Rodríguez, ha sido importante pero una parte es para compensar el déficit de la ministerial anterior; España debería llegar a los 250 millones anuales.

"Somos optimistas a medio y largo plazo. La economía ha mejorado y hay un interés claro de la administración por incrementar el presupuesto", apunta el director de Espacio de Sener, para quien la presidencia española será "un buen aliciente para ello".

España, como el resto de estados miembro de la ESA, tiene que aportar una cuota obligatoria en relación a su PIB, lo que sirve para sufragar los gastos internos de la agencia, pero también el programa científico.

Además del programa obligatorio, están los programas opcionales: observación de la Tierra, telecomunicaciones, lanzadores, vigilancia del espacio o navegación, y son estos los verdaderamente importantes para la industria: la ESA aplica un principio de retorno según el cual las empresas contribuyen en la medida que existe participación del país, por eso aquí -dice- España tiene que hacerse fuerte.

En este sentido, Rodríguez espera que, además de la apuesta individual española, en la ministerial de 2019 los países den un gran apoyo a los programas de observación de la Tierra y de exploración, porque "ahí puede haber un importante aumento de la participación de la industria española".

En cuanto a los 50 años que su empresa lleva 'haciendo espacio', destaca entre las misiones que ha participado el telescopio espacial Hubble, la sonda Soho para estudiar el sol (ambas de la ESA y NASA), la misión europea Rosetta para analizar el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko o la sonda espacial Gaia, que pretende hacer un catálogo de aproximadamente mil millones de estrellas.

"Sener ha pasado de suministrar equipos a ser responsable de subsistemas completos dentro de un satélite", apunta Rodríguez, quien agrega que la compañía, al igual que otras españolas, estos años de crisis ha apostado por un mercado comercial más allá de la ESA.

Otras noticias

Contenido patrocinado