Buscar

Cineasta de origen palestino lleva al cine la dificultad de ser árabe en EEUU

EFE
4/01/2010 - 16:18

Barcelona, 4 ene (EFE).- La cineasta de origen palestino Cherien Dabis estrena el 15 de enero en las salas españolas "Amerrika", un filme que ha presentado hoy como "muy personal" y en el que narra, de la mano de una mujer palestina, la dificultad de ser árabe en Estados Unidos.

En esta su ópera prima, Dabis relata el periplo de una mujer palestina abandonada por su marido, que se va con otra "más joven y delgada", según señala la protagonista en el filme, y que emigra a EEUU con su hijo adolescente en busca de mejor vida de la que tienen en los territorios ocupados.

El filme recrea las dificultades de la protagonista, Muna (Nisreen Faour), que tiene dos doctorados, para encontrar un trabajo, y los episodios de rechazo que recibe su hijo Fadi (Melkar Muallem), al que algunos de los compañeros le llaman "Osama" (por Osama Bin Laden), tachándole de terrorista.

No escatima tampoco la cineasta los problemas que atraviesan en su vida cotidiana las personas que viven en los territorios ocupados y, como si de un documental se tratara, lleva a la pantalla varias escenas en las que los protagonistas atraviesan el "check point" para llegar a su casa.

La película surge, según Dabis, de "una necesidad personal" y "es la historia de una familia palestina", procedente de un lugar que se conoce poco en EEUU y a cuyos miembros "se etiqueta a veces como terroristas".

Cherien Dabis ha confesado que se trata, "en alguna medida, de una película autobiográfica" y que está "lúcidamente basada -ha señalado- en lo que le pasó a mi familia", establecida en un pequeño pueblo de Ohio durante la primera Guerra del Golfo, cuando "mi padre, médico de origen palestino, empezó a perder clientes" por su origen, ha recordado.

De padre palestino y madre jornada, Dabis ha rodado en Canadá y en Ramallah un filme que escribió en el año 2003, cuando la ocupación militar de Irak por parte de EEUU para derrocar a Sadham Hussein estaba en todas las pantallas de televisión del mundo.

Nacida en EEUU y licenciada en cine en la Columbia University, Dabis ha plasmado en su primer filme los conflictos de identidad de unas personas que no tienen país, el racismo y el desconocimiento de la sociedad que los acoge, sin olvidarse de la esperanza en una vida mejor para todos.

Ha vertido en el filme algunos episodios de la experiencia familiar y con ella ha construido el personaje de Muna, una madre palestina sola que llega a un pequeño pueblo estadounidense en busca del sueño americano y que se aloja en casa de su hermana, ya asentada en el lugar.

Planteada en forma de comedia, amarga unas veces y jocosa otras, hace que su protagonista, "en lugar de adoptar una actitud cínica, se muestre esperanzada".

La cineasta ha destacado que ha rodado deliberadamente en tono de falso documental algunas de las escenas del principio de la película cuando, aún en tierra palestina, Muna y su hijo pasan los controles de los territorios ocupados para llegar a su domicilio en Belén.

"Quería captar autenticidad" y que "la gente experimentara realmente cómo es estar allí", ha dicho Cherien Dabis.

La película se presentó en el festival estadounidense de Sundance dos días antes de la elección de Barack Obama como presidente de EEUU, algo que, en su opinión, "influyó en la recepción de la película". Al respecto, la cineasta se ha preguntado "qué hubiera pasado si se hubiera estrenado con Bush en el poder".

Dabis cree que "aún no es tiempo" de juzgar la política de Obama porque "es demasiado pronto, le tocó un país y un globo en crisis" y "está haciendo progresos, pregúnteme dentro de tres años" ha dicho.

El filme se ha estrenado en Palestina, Líbano, Dubai, Egipto, EEUU y Francia y la cineasta prepara ya una segunda parte, pero en sentido inverso, la otra cara de "Amerrika", ha señalado, con una palestinoamericana que va a Jordania a planificar su boda con un hombre que no está bien visto por su familia.

Contenido patrocinado

Otras noticias