Buscar

Muere Robert Hardy, el ministro de magia Cornelius Fudge en 'Harry Potter'

5/08/2017 - 12:16
  • También ha participó en 'All Creatures Great and Small' y 'The Wilderness Years'
Más noticias sobre:

El actor Robert Hardy, que en la saga de Harry Potter dio vida al ministro de magia Cornelius Fudge, ha muerto a los 91 años de edad, según ha confirmado su familia.

"Gruñón, elegante y siempre digno, será recordado por todos aquellos que lo conocían y lo amaban y los que disfrutaron de su trabajo", han señalado en un comunicado sus hijos Emma, Justine and Paul, tal y como ha recogido Europa Press de diversos medios británicos.

Pese a que en los últimos años alcanzó un gran reconocimiento por su papel como Cornelius Fudge, Hardy ya adquirió relevancia a finales de los años 70 por su participación en la serie de televisión All Creatures Great and Small, emitida por la cadena pública británica BBC.

Asimismo, Hardy también fue conocido por sus diversas interpretaciones del exprimer ministro británico Winston Churchill, en especial con su papel en la serie de 1981 The Wilderness Years (Los años baldíos) por el que ganó un Bafta.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.