Buscar

Marisa Paredes: "La libertad de expresión vive un momento de confusión"

EFE
13/09/2018 - 16:48

Barcelona, 13 sep (EFE).- La actriz Marisa Paredes ha lamentado "el momento de enorme confusión" por el que está pasando la libertad de expresión en España en el acto de homenaje que ha organizado hoy la Acadèmia del Cinema Català y que ha coincidido con la "espantosa" detención del actor Willy Toledo.

"Es horrible que una persona tenga que pasar una noche en el calabozo por decir lo que piensa. Puede que haya ofendido a los católicos, pero es lamentable que lo detengan por ello", ha señalado en rueda de prensa y ha añadido que "no es razonable", "los que mantienen la censura han perdido la cabeza".

Paredes ha acudido a la capital catalana invitada por la Acadèmia del Cinema Català, que ha querido expresar su reconocimiento a la actriz madrileña, distinguida en la 32 edición de los premios Goya con el galardón honorífico.

Este acto forma parte de un homenaje cruzado que el pasado 10 de septiembre llevó a Madrid a Mercedes Sampietro, Gaudí de Honor de la última edición de estos premios.

Marisa Paredes ha agradecido el reconocimiento de los profesionales del cine catalán y ha hecho un repaso de su trayectoria profesional, en la que ha conseguido una gran conexión con el público "debido quizás a que pongo toda el alma en mi trabajo", según ha apuntado.

Ha añadido que ha tenido "mucha suerte" a lo largo de su carrera porque le han ofrecido "grandes personajes" y ha podido trabajar con "directores maravillosos, como Ripstein, Villaronga, Gonzalo Suárez y Almodóvar, que ha sido esencial en mi vida porque su cine tiene mucha fuerza y es una gran ventana al exterior".

A preguntas de los periodistas, la intérprete de 72 años se ha referido al exdirector del Teatre Lliure Lluís Pasqual, que dimitió hace dos semanas tras las críticas de "abuso de poder" de la actriz Andrea Ros.

Paredes firmó el pasado mes de julio una carta de apoyo a Pasqual y hoy se ha reafirmado en su postura, porque ha trabajado con él y le parece inverosímil "que sea un torturador".

Respecto a la denuncia que le ha costado el cargo, Paredes ha dicho que le resulta "extraño que se haya presentado cuatro años después de producirse".

"Yo no estaba allí y no sé qué pasó, pero es normal que haya momentos de falta de entendimiento entre director y actriz durante el proceso creativo, y no hay que confundir las cosas", ha agregado.

Flanqueada por dos mujeres que ostentan cargos en la industria del cine, la presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Isona Passola, y la vocal de la Junta de la Academia del Cine Español, Judith Colell, Paredes ha recordado que ella estuvo al frente de la Academia de Cine Español y que sigue implicada en la promoción del cine en su conjunto y de la mujer dentro de esta industria.

Sobre este segundo tema, la protagonista de "La flor de mi secreto" ha matizado que "el machismo es algo que se da en toda la sociedad, no sólo en el cine".

"Vivimos en un país con una historia muy machista -ha recordado-. Hace no tanto las mujeres ni siquiera podíamos votar. Además, se consideraba que el hombre era el que mantenía a la familia y, con esa excusa, se pagaba más a los actores que a las actrices por el mismo trabajo".

En su opinión, "las cosas han cambiado mucho y las mujeres hemos dado un salto tremendo", aunque "todavía hay resistencias y cosas que mejorar".

Paredes asistirá esta tarde al CCCB, donde se exhibirá "Todo sobre mi madre", de Almodóvar", y una selección de fragmentos de "Tras el cristal", de Agustín Villaronga.

Contenido patrocinado

Otras noticias