Buscar

'La noche de San Juan', un Lope de Vega de madurez, llega a Madrid con la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico

29/01/2009 - 15:06

'La noche de San Juan', un Lope de Vega de madurez, y obra poco vista en escena, llega al Teatro Pavón de Madrid, desde mañana hasta el 15 de marzo, de la mano de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico. Helena Pimenta se ha encargado de dirigir este espectáculo que se estrenó en la última edición de Clásicos de Alcalá y que desde el mes de junio del año pasado lleva de gira por toda España.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Eduardo Vasco, director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), calificó hoy el proyecto de la Joven Compañía como "uno de los más bonitos" y no dudó en asegurar que ha sido "la mejor inversión". Asimismo, recordó que en unos meses terminará este primer ciclo de este joven equipo que, tras recalar en la capital, viajará a Costa Rica con 'Las Bizarrías de Belisa'.

Por su parte, Helena Pimenta aborda su tercer montaje para la CNTC. "Es muy importante la labor que realiza la Joven Compañía y no sólo por el público de otras edades que arrastra sino por ese otro más maduro que ve en este elenco dedicación y profesionalidad", señaló.

IMAGINACIÓN Y TEATRALIDAD

La directora de escena calificó 'La noche de San Juan' de "espectáculo vital e intenso" y explicó que su propuesta se basa en "un compendio de los diversos lenguajes escénicos" a los que se suma "un elenco muy dúctil".

Pimenta se refirió a esta obra de Lope de Vega, en cuyo resultado escénico final ha tenido mucho que ver Yolanda Pallín, responsable de la versión. "Este texto es una transgresión de los modos más cotidianos, un viaje a la imaginación y al lugar de los sueños que trató Lope", dijo la directora de escena asegurando, por otra parte, que se trata de la noche de San Juan "menos mágica" que ha leído nunca.

En este sentido, Helena Pimenta indicó que la acción de esta obra tiene lugar en un entorno urbano y muy relacionado, sobre todo, "con la teatralidad". Asimismo, aludió a la "gran madurez técnica" que demuestra el elenco sobre el escenario y aseguró que, además, "aúnan intuición y la fuerza de sus años".

Este joven reparto está formado por actores y actrices como Alejandro Saá, Isabel Rodes, Eva Rufo, Iñigo Rodríguez, David Boceta, Javier Lara, David Lázaro o Rebeca Hernando, entre otros. De la escenografía se han encargado José Tomé y Pedro Galván y de la coreografía Nuria Castejón. Al piano está Ángel Galán.

REFLEXIÓN NOSTÁLGICA

Yolanda Pallín se refirió a la "reflexión nostálgica" sobre el sentimiento amoroso con una "distancia muy sabia" que realiza Lope de Vega en esta obra escrita al final de su vida. La autora, responsable de la adaptación, aseguró que no se ha tratado de hacer un "mero copia y pega" sino que existe "un análisis profundo al servicio del espectáculo".

Pallín explicó que en esta función se ha prescindido de su conocido monólogo metateatral que, en su opinión, "quizás ha oscurecido la valía de la comedia en donde lo más importante es la peripecia de los personajes".

La modificación esencial que se ha realizado en el texto tiene que ver con la introducción de un beso que no está en las acotaciones y que da a entender que la protagonista "está a punto de perderse", dijo Pallín. También aludió a una "pequeña vuelta de tuerca" relacionada con las mujeres.

"Coralidad de personajes, equilibrio, juegos de espejos que recuerdan a Calderón de la Barca y un aplastante pragmatismo" son las señas de identidad de este texto, según Yolanda Pallín, en el que existe "una organicidad muy de Lope y réplicas a un realismo contundente". Los "parlamentos calderonianos" que se observan nunca los hace el autor "desde la mala idea" sino que constituyen una "parodia desde la admiración y el respeto", apuntó la responsable de la versión para quien lo fundamental es conseguir implicar al público en la reflexión.


Otras noticias

Contenido patrocinado