Buscar

Bandas, tunos y gaiteros participan en el desfile de San Patricio de Nueva York

EFE
17/03/2009 - 23:38

Nueva York, 17 mar (EFE).- Gaiteros, bandas, tunos españoles y danzarines franceses participaron hoy en el desfile de San Patricio de Nueva York, que un año más reunió a centenares de bandas para honrar al patrón irlandés.

Junto a los miles de gaiteros que recorrían la Quinta Avenida de la Gran Manzana, un grupo de tunos españoles se sumó a la 248 edición del desfile, que festeja la herencia irlandesa de Nueva York y en el que participan representantes de los distintos pueblos de origen celta del mundo.

Los artistas desfilaron por la conocida avenida neoyorquina, que una vez al año se llena de banderas verdes con un trébol, el emblema irlandés por excelencia, y otros motivos de esa isla europea.

La jornada contó también con variopintos grupos de danza llegados de distintos países del mundo, entre ellos Francia.

Con una duración de cuatro horas, el desfile de San Patricio de Nueva York es el más largo del mundo, y recorre las calles de la ciudad desde 1762.

Los más de 250.000 participantes del desfile y los cerca de dos millones de espectadores que la organización esperaba tiñeron de verde las calles de Manhattan con atuendos y pelucas del color típico de la región irlandesa.

El gran mariscal de esta edición fue el ex ejecutivo de la empresa estadounidense de cosmética, Mike Gibbons.

El jefe de la Policía de Nueva York, Ray Kelly, recordó sus años de juventud y que un acto similar de su adolescencia fue su primer desfile de San Patricio.

"Es de verdad un gran día. Recuerdo muchos de esos desfiles como policía", agregó.

Por su parte, el gobernador del estado de Nueva York, David Paterson, celebró la cultura y la historia de los irlandeses, una de las comunidades más importantes de este país, pues 40 millones de estadounidenses se definen como de ascendencia irlandesa.

Además de en Nueva York, otras ciudades del país rindieron también homenaje a sus ciudadanos de origen irlandés y así, en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió con el primer ministro irlandés, Brian Cowen.

Como es tradicional, Cowen entregó a Obama un cuenco con trébol irlandés, en símbolo de la fraternidad de ambos países, y expresó su "agradecimiento por una amistad duradera".

Obama, por su parte, ataviado con una corbata verde, el color nacional de Irlanda, recordó que él mismo cuenta, por parte materna, con antecesores irlandeses y expresó su esperanza de visitar algún día ese país.


Contenido patrocinado

Otras noticias