Buscar

Pablo Motos cree que "con el apagón analógico vamos a vivir un tsunami"

EFE
23/02/2010 - 18:06

Madrid, 23 feb (EFE).- Pablo Motos y su equipo de "hormigas" celebran este miércoles el programa número 500 de "El hormiguero" junto a Mel Gibson, quien se une a la nómina de estrellas que han pasado por un espacio que hace gala "del mismo espíritu curioso del primer día", según explica su conductor.

"Es muy estimulante lo mucho que valoran 'El hormiguero' las estrellas internacionales que han estado en todos los shows importantes del mundo", explica Motos en entrevista con Efe sobre la visita a su programa de Mel Gibson, quien compartirá mañana mesa con "Trancas y Barrancas" para presentar su última película, "Al límite".

Así, en el filo de la navaja, ha vivido los últimos días el presentador de "El hormiguero", que factura el programa a Cuatro con la productora de la que es socio, "7 y acción", ya que recibirá la visita de su propio avatar y recreará junto a su equipo algunas acrobacias de El Circo del Sol, además de ver por primera vez caminando por el plató a Trancas y Barrancas, las hormigas de trapo que son símbolo del espacio.

Los retos son parte fundamental del éxito del programa de entretenimiento más visto de Cuatro (unos dos millones diarios de espectadores de media en su última temporada, según datos de la cadena), además de la curiosidad, base del éxito del espacio, según Motos: "Seguimos con el mismo espíritu curioso del primer día. Queremos que la gente aprenda cosas mientras se entretiene".

Para "El hormiguero", añade el conductor del programa, es "más noticia un avance en la medicina, que la última bronca entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. Eso no quiere decir que no hagamos bromas de lo segundo".

En ocasiones, su afán de experimentación ha estado a punto de costarles caro, como cuando Motos y su colaborador Marron estuvieron a punto de asfixiarse bajo una avalancha de nieve artificial.

"Fue un accidente que podría haber acabado muy mal, un exceso de confianza por nuestra parte", reconoce Motos, y apunta que desde entonces tienen "mucho cuidado con la seguridad y no hacemos el loco, aunque lo parezca...".

Por "El hormiguero" han pasado una extensa nómina de invitados internacionales, como Hugh Jackman, Mathew Fox, Back Street Boys o Miley Cyrus, a quienes se detalla lo que va a ocurrir en el plató, "y si algo les incomoda, lo quitamos y ya está", explica el presentador, guionista y escritor valenciano, de 44 años y una dilatada experiencia en la radio (No somos nadie), un medio que echa de menos porque es su "novia favorita".

Las estrellas a las que acoge en plató le sorprenden "por el nivelazo que tienen, suelen ser gente elegante, que sabe estar y que lo hacen todo fácil", y recuerda el caso del actor estadounidense Will Smith, "que vino con 40 de fiebre y no pudo ser más encantador, me mandó una carta llena de bromas y piropos" que guarda "con mucho cariño".

Otros famosos que entraron muy bien en el juego de "El hormiguero" fueron Michael C. Hall ("Dexter") -quien "estuvo hasta la una y media de la madrugada con nosotros"-, y Hugh Jackman ("X-Men"), a quien le gustaría presentar el programa si alguna vez se hace en Estados Unidos; lo cierto es que "El hormiguero" ya ha saltado a las televisiones de Portugal y Chile, y pronto estará en Brasil y Argentina.

Y eso que su gestación no fue fácil; Motos no olvida la cara que pusieron los directivos de Cuatro cuando les dijo que "de debajo de la mesa iban a aparecer dos hormigas".

"Se les quedó sonrisa de conejo, hasta que uno de ellos dijo: O sea, que vas a hacer un programa de autor. Yo, que no sabía qué responder, dije que sí, y se quedaron tranquilos", explica.

Ahora se enfrenta a una dura competencia en una franja horaria que apuesta también por el humor ("El intermedio" en La Sexta; "El Club del chiste" en Antena 3), algo que le preocupa "lo justo", aunque intenta acostumbrarse a "los cortes de publicidad más largos de la cuenta", que siempre son una "tortura china".

Sí tiene claro que el apagón analógico en abril y el paso de toda la programación a la TDT supondrá "un tsunami", con audiencias "mucho más bajas de las que tenemos en la actualidad; habrá que intentar vivirlo con los menos nervios posibles. Es seguro que habrá un antes y un después".

Agradece las muestras de cariño de la gente -"me dicen mucho lo de 'es el único programa que puedo ver con mis hijos'"- y sobre todo la respuesta de las iniciativas solidarias de "El hormiguero", en forma de libros como "Frases célebres de niños", que han permitido dotar de viviendas a socios de la Federación Contra la Fibrosis Quística.

En este sentido, Motos también anuncia "un gran espectáculo" para echar una mano a Haití, ahora que "ha dejado de ser noticia".

Por Manuel Carretero.

Otras noticias

Contenido patrocinado