Buscar

Sao Paulo abre sus puertas al legado pop de Andy Warhol

AFP
21/03/2010 - 18:28

El legado de Andy Warhol (1928-1987), unos de los mayores íconos del arte pop, llegó el sábado a Sao Paulo, tercer parada de la gira latinoamericana de 'Mr. América', una exposición con unas 170 obras que van desde sus célebres retratos a la serigrafía, pasando también por la fotografía y el cine.

Las paredes de la Pinacoteca del Estado de Sao Paulo albergan hasta el 23 de mayo la visión particular de este artista vanguardista y transgresor sobre un Estados Unidos consumista y su política de post guerra.

"Mi imagen es una declaración de los símbolos de productos impersonales y severos y de los objetos groseros y materialistas en los que América está hoy construida", afirmó cierta vez Warhol sobre su vídeo 'Empire' (1964). Esta producción, sin sonido y en blanco y negro, muestra durante ocho horas un primer plano de la parte superior del reconocido Empire State, rascacielos emblema de la ciudad de Nueva York.

"Sus preocupaciones coinciden extensamente con las características más salientes de la entonces naciente cultura popular: sexo, muerte, poder y celebridad", destaca el curador de la muestra, Philip Larratt-Smith.

Es así que las famosas series de serigrafías de las Sopas Campbell (1968 y 1969) y las coloridas imágenes de la fallecida actriz Marilyn Monroe (1967) roban la atención del público paulista, que puede ver de cerca los trabajos que critican a la cultura popular estadounidense.

Entre los retratos más sobresalientes figuran un Lenin (1987) de rostro enrojecido, el presidente estadounidense Richard Nixon, de rostro verde y traje rosa en 'Vote Mc Govern' (1972), y el clásico revolucionario chino Mao (Tse-Tung, 1972) de labios rojos. "Este es un político chino que se llamaba Mao Tse-Tung. Le hizo una broma. Mira como le pintó los labios", explicó un padre a su niño de 7 años que observaba curioso.

También hay lugar para los autorretratos: "Cuando hice un autorretrato me saqué todas las espinillas, porque es así que siempre se debe hacer. Las espinillas son una condición temporal y no tienen nada que ver con cómo realmente te ves", afirmó el artista sobre su obra de 1982, que le exhibe de rostro rosado y mirada profunda.

Warhol también mostró afán en plasmar la muerte y la violencia que se vivía en Estados Unidos en la década de 1960, en sus trabajos de la serie 'Death and Disaster'.

De hecho, con la serie 'Little electric chair' (1964 y 1965), de una silla eléctrica en el medio de una sala vacía en sus cuatro versiones -en negro, amarillo, violeta y rosado-, Warhol reafirma el acostumbramiento del público ante imágenes de naturaleza agresiva: "Cuando ves una imagen truculenta una y otra vez, ya no tiene efecto", opinaba.

La retrospectiva incluye también series de fotografías, en las que se destacan cinco autorretratos de un Warhol travestido (1980).

"Estados Unidos ha construido una imagen idealizada de su propia hegemonía. ¿Y si el sueño americano que Warhol personificaba en su vida y expresaba en su arte es realmente apenas una serie de imágenes de un imperio travestido?", se preguntó Larratt-Smith en el texto de introducción a la exposición.

La muestra, que ya ha pasado por Bogotá y Buenos Aires, es organizada en colaboración con The Andy Warhol Museum y exhibe un total de 26 pinturas, 58 grabados, 38 trabajos fotográficos, dos instalaciones y 44 películas.

Otras noticias

Contenido patrocinado