Buscar

Cirujano dice que premura, no falta de medios, obligó a operar sin anestesia

EFE
26/04/2010 - 23:58

México, 26 abr (EFE).- El cirujano mexicano Alfredo Ruiz Romero defendió hoy la actuación del equipo médico que en la plaza de toros de Aguascalientes atendió en un primer momento al torero español José Tomás, que se debatía entre la vida y la muerte tras recibir una grave cornada de "Navegante", quinto toro de la tarde.

"Ha habido comentarios, incluso en España, en relación a que la enfermería no cuenta ni siquiera con las cosas necesarias para dar una anestesia. No es eso. La premura del caso así lo obligó", explicó hoy el cirujano cardiovascular.

En declaraciones a la emisora RadioFórmula aseguró que el diestro madrileño llegó a la enfermería sin que nadie pudiera "cohibir en nada la sangre que fluía de manera intensa".

"Tuvimos que abordar la herida y hemos recibido críticas y yo he dicho 'hay que estar allí'", explicó el médico mexicano, quien sostiene que fueron momentos críticos en los que se hizo necesario actuar con rapidez.

"No es tan fácil decir 'lo operaron despierto', no. Fue una decisión que se tomó y que la gente que estuvo allí, incluyendo el médico personal que acompaña a José Tomás, él lo declaró y dijo...Si no se hace esta maniobra, seguramente que otra cosa hubiera sucedido", dijo a la emisora.

Ruiz Romero sostiene que "dar una anestesia implica tener venas listas, varios medicamentos para sedarlo y después ponerle un tubo en su tráquea y administrarle el oxígeno y los anestésicos", algo para lo cual no había tiempo con José Tomás malherido.

Explicó que en esa primera fase de atención lo importante fue estabilizar al paciente y lograr que tuviera "una presión arterial suficiente".

"De hecho le mencionamos al chófer de la ambulancia. Dijimos 'podemos ir más despacio. El matador está estable, estamos por administrar ya el segundo paquete de sangre", abundó.

La actuación de los médicos, considerada una de las claves para que José Tomás salvara la vida la tarde del pasado sábado, culminó en el hospital Hidalgo de Aguascalientes, donde el diestro está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Para el cirujano, que ha ofrecido información pormenorizada de la evolución del torero español, éste está "prácticamente" ya salvado.

"Todavía hay algún riesgo, sobre todo..., son heridas muy contaminadas. A pesar de que uno haga todos los lavados, retire el tejido que está contundido y desvitalizado, a pesar de eso y a pesar de que se den los antibióticos que curan prácticamente todos los gérmenes (...) el riesgo de infección está latente", concluyó.

El matador, al que anoche le retiraron la respiración asistida y la sedación, ha hablado y bromeado con su familia, recuerda vagamente el percance y su traslado a la enfermería y mantiene un buen estado de ánimo, señalaron esta mañana los doctores que le atienden.

Contenido patrocinado

Otras noticias