Buscar

Megaupload quiere defenderse y recuperar sus activos

20/01/2012 - 21:38

WASHINGTON (Reuters) - La página web Megaupload.com, cerrada por las autoridades estadounidenses bajo acusaciones de comercial ilegalmente con contenido con derechos de autor, está intentando recuperar sus servidores y volver a estar en línea, según dijo el viernes un abogado de la compañía.

La empresa y siete de sus directivos está acusados en una demanda de cinco cargos y 72 páginas desvelada el jueves, que les acusa de participar en un amplio y rentable plan para ofrecer material en Internet sin compensar a los tenedores de los derechos.

Las autoridades neozelandesas arrestaron a cuatro de los acusados, incluyendo uno de sus fundadores, que se cambió legalmente el nombre a Kim Dotcom. En EEUU y otros países se incautaron dinero, servidores, nombres de dominios y otros activos.

"La empresa está mirando sus opciones legales para recuperar sus servidores y su dominio y poner sus servidores de nuevo en línea", explicó a Reuters el abogado de Megaupload Ira Rothken. "Megaupload se defenderá vigorosamente".

El abogado explicó que la empresa simplemente ofrecía almacenamiento en Internet. "Es muy ofensivo decir que sólo porque la gente puede subir cosas malas, por lo tanto Megaupload es automáticamente responsable".

No se ha tomado ninguna decisión por el momento sobre si combatirán la extradición de Nueva Zelanda a EEUU, dijo Rothken.

Las autoridades estadounidenses han hecho un retrato mucho más oscuro de las operaciones de la empresa, diciendo que Megaupload ofrecía un acceso rápido a contenido protegido como música, programas de televisión, películas, pornografía e incluso vídeos de propaganda de terrorismo.

Los usuarios podían subir material a los servidores de la empresa, que creaba un enlace que podía distribuirse luego a otros para que lo descargaran a su vez, según la demanda. Algunos pagaban cuotas de suscripción por velocidades mayores de descarga y subida.

Pese a las quejas de los tenedores de derechos, Megaupload no retiró todo el material cuando se le pidió que lo hiciera, según la acusación. Los directivos de la empresa ganaron más de 175 millones de dólares en cuotas de suscripción y publicidad, afirman.

POSIBLE PÁGINA NUEVA DE MEGAUPLOAD

Menos de un día de que las autoridades estadounidenses cerraran Megaupload.com y varias de sus páginas hermanas, parecía haber un intento de resucitarlas.

Twitter se vio inundada con mensajes que circulaban una nueva dirección numérica de Internet, pero el sitio no ofrecía contenido sustancial en un primer momento y no parecía aprobado por Megaupload.

La nueva página, alojada en Países Bajos, parecía similar a la original. El abogado de la empresa dijo no estar familiarizado con la nueva web.

"No conocemos ningún esfuerzo oficial en este momento de volver a tener la página en marcha dado que sus servidores importantes están en poder del Gobierno de EEUU y otros gobiernos", indicó Rothken.

Uno de los detenidos el jueves fue Bram van der Kolk, que tiene doble ciudadanía de Países Bajos y Nueva Zelanda. Él supervisaba la programación y estructura de red de las páginas, según documentos judiciales.

El jueves se preguntó a las autoridades de EEUU sobre el riesgo de que la página reapareciera en otro lugar en un futuro, un tema clave con el que han chocado las autoridades en el pasado cuando han intentado cerrar páginas que venden bienes falsificados.

"Ahora mismo estamos en el proceso de ejecutar órdenes de registro e incautación y desde luego no va a reaparecer hoy. Pero no puedo especular sobre lo que podría o no podría ocurrir en el futuro", dijo el jueves el Departamento de Justicia.

Otro funcionario indicó que "mantener y dirigir y establecer una página como ésta es muy caro. Y obviamente la incautación de activos financieros es clave en esta clase de investigación y acusación para impedir que siga adelante".

El caso, iniciado en una investigación de marzo de 2010, ha surgido justo cuando los congresistas estadounidenses están enfrentados por una nueva legislación impulsada por la industria de la televisión, la música y el cine, y que pretendía complicar el acceso a este material en Internet.

Otras grandes empresas de tecnología, como Google y Facebook, han hecho presión contra la legislación en su estado actual, aludiendo a temores de que pueda llevar a la censura y a largos pleitos.

Antes, el viernes, el líder de la mayoría demócrata en el Senado Harry Reid aplazó la votación de una de estas leyes, que estaba prevista para el martes, hasta que se resuelvan varios asuntos.

/Por Jeremy Pelofsky/

Otras noticias

Contenido patrocinado