Buscar

'Bajo la misma luna' prepara estreno con la prensa a favor

AFP
14/03/2008 - 20:14

"Nunca hubiese sido directora de cine en México", dijo la cineasta Patricia Riggen, que estrena la próxima semana su ópera prima, 'Bajo la misma luna', la película en español más cara comprada por un estudio de Hollywood y que gozará de una generosa distribución.

"Si me hubiese quedado en México no hubiera sido directora de cine. A mí me hizo mucho bien cruzar la frontera", contó a la AFP Riggen poco antes del prestreno de su primer largometraje que habla de inmigración "pero sin política, en un tono universal y con mucho humor".

La cinta, de 109 minutos se estrenará simultáneamente en México y Estados Unidos el miércoles. Protagonizada por artistas archiconocidos en la televisión mexicana y entre el público hispano de Estados Unidos, como Kate del Castillo, Eugenio Derbez, el niño Adrián Alonso, Carmen Salinas y una breve aparición de América Ferrera ('Ugly Betty'), la película que Riggen hizo de forma independiente "con menos de dos millones de dólares, se vendió en menos de 24 horas en cinco millones".

La hazaña sucedió en el Festival de Cine Independiente de Sundance en enero de 2007, y el comprador fue el estudio Fox Searchlight, que como muchos otros estudios en Hollywood buscan desde hace tiempo y sin mucho tino lanzar cintas para el público hispano en Estados Unidos, una minoría de más de 43 millones de habitantes.

El largometraje completamente hablado en español aterrizará el miércoles en 600 salas de Estados Unidos, un hito si se compara con los lanzamientos en menos de 10 cines y nada de publicidad que concede pocas veces Hollywood a productos en otras lenguas e independientes.

"Con todo y los obstáculos que haya encontrado aquí, creo que debo estar agradecida porque las puertas se han abierto... Yo crucé a Estados Unidos por otras razones, porque soy mujer y en México no te atreves a considerarte como para ser líder porque a las mujeres nos cuesta trabajo, no nos enseñaron a ser líderes sino a ser amas de casa y casarnos", agregó Riggen.

Hace 10 años dejó una carrera prometedora como productora de televisión en México y con sus ahorros partió a estudiar cine en la Universidad de Columbia en Nueva York, donde permaneció durante siete años antes de radicarse en Los Ángeles. "Me fui por la dirección porque me encantaba; para ser productora hay que manejar el dinero y no me gusta, y para ser actriz hay que estar flaca y tampoco me gusta", dijo.

Riggen se animó a contar con un elenco que ha hecho su carrera en televisión: Kate del Castillo, una actriz que se está abriendo paso en el cine estadounidense y que el público latinoamericano la reconoce por decena de culebrones; y Eugenio Derbez, uno actor que se desempeña muy bien en un personaje dramático y que es popular en México como humorista.

Adrián Alonso, de 13 años, es el eje central de la cinta que cuenta una historia de desarraigo de una madre que parte a Los Ángeles en busca de trabajo para enviar remesas a su familia: una madre enferma y un hijo pequeño "que no quiere más zapatos gringos, lo que quiere es estar con su mamá así sea pobre", contó Alonso, quien en la cinta se arriesga a ir a buscar a su madre.

Derbez no oculta su agradecimiento por esta oportunidad "para salir un rato de lo que estaba haciendo durante tantos años que es comedia y hacer drama pues me ha encantado", dijo en un encuentro con la prensa.

Del Castillo, Alonso y Derbez coincidieron en que aunque la cinta se centra en una historia de inmigrantes indocumentados "lo que está por encima de todo es una historia de amor, un drama humano pero contado con mucho humor, con sentimientos universales que hace la historia universal", concluyó la actriz.

Otras noticias

Contenido patrocinado