Buscar

'Germania', la megalomanía arquitectónica de los nazis

Agencias
15/03/2008 - 0:44
Maqueta del 'vestíbulo de la gente', diseñado por Albert Speer.

'El mito Germania', una exposición privada consagrada al gigantesco proyecto arquitectónico que Adolf Hitler y su arquitecto Albert Speer ambicionaban para Berlín, abrirá sus puertas el sábado en la capital alemana hasta el 31 de diciembre

La clave de la exposición es una maqueta de 11 metros de largo y dos metros de ancho que representa el eje Norte-Sur previsto por Speer a lo largo de siete kilómetros, en el corazón del Berlín histórico.

Un gran vestíbulo cuadrado con una cúpula de acero de más de 200 metros de alto y 280 metros de diámetro (16 veces más grande que la cúpula de San Pedro en Roma), hubiera podido acoger a 180.000 personas para escuchar los discursos del Fuhrer.

Previsto para 1950

Un Arco del Triunfo de cerca de 120 metros de alto y de ancho, cuya bóveda hubiera podido contener el de París, estaba previsto al sur. El proyecto debía estar terminado en 1950.

"Poco importaban los costos humanos, financieros y materiales a los ojos de los dignatarios nazis para realizar Germania", explicó Michael Richter, uno de los responsables de la exposición.

Interrupción de las obras

Hasta la interrupción definitiva de las obras, en 1943, a causa de los bombardeos aliados, Speer llevó a cabo trabajos previos de demolición que causaron el desplazamiento de unas 50.000 personas y la pérdida de algunos barrios históricos.

Se cree que Speer alentó directamente la deportación de los judíos de Berlín desde 1938 para dar los apartamentos vacantes a los alemanes de 'raza aria' desplazados para construir Germania.

Speer, "un organizador de sangre fría"

La exposición confirma las tesis recientes sobre Albert Speer, quien era "más un organizador de sangre fría al servicio de la espantosa ideología que un arquitecto", según Michael Richter.

El arquitecto y ex ministro de Industria de Guerra del Reich evitó la pena de muerte y fue condenado a 20 años de prisión en el proceso de Nüremberg, gracias sin duda a sus hábiles peticiones de disculpas. Posteriormente se convirtió en un autor de éxito con sus memorias.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0