EN DIRECTO
Siga la final de consolación del Mundial 2014: Brasil vs Holanda | La anfitriona ya va perdiendo

El papa Benedicto XVI renuncia por su frágil salud

11/02/2013 - 15:34
Aumentar el textoDisminuir el texto
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: 10,0 (1 votos)

ROMA (Reuters) - El Papa Benedicto XVI sorprendió el lunes al mundo y a sus asesores al anunciar que ya no posee la fortaleza física y mental para afrontar las exigencias de su cargo, convirtiéndose en el primer Sumo Pontífice que renuncia desde la Edad Media.

El Papa de 85 años nacido en Alemania, considerado como un héroe por los conservadores católicos y visto con recelo por los liberales, dijo a los cardenales que había notado que sus fuerzas se habían deteriorado en los últimos meses. Renunciará al cargo el 28 de febrero y el Vaticano espera tener elegido a su sucesor hacia finales de marzo.

El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardo, dijo que el Papa no había optado por renunciar ante las "dificultades de su papado" y que la decisión había sido una sorpresa, lo que indica que incluso su círculo más cercano no estaba al tanto de este paso.

Benedicto XVI, líder de los 1.200 millones de católicos en el mundo, no teme un cisma en el seno de la Iglesia tras su partida, sostuvo el portavoz.

El papado de Benedicto XVI se ha visto empañado por una serie de escándalos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes que mancharon a la Iglesia católica, por un discurso en el que irritó a la comunidad musulmana y por la crisis surgida tras la filtración de documentos clasificados del Vaticano de la que se responsabilizó al mayordomo del pontífice.

En un comunicado, el Papa dijo que "en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado"

El último pontífice que renunció por propia voluntad fue Celestino V en 1294 tras apenas cinco meses en el cargo, en lo que se conoce como "la gran renuncia" condenada por el poeta Dante en "La divina comedia". Gregorio XII renunció a regañadientes para poner fin a una disputa con un rival aspirante al papado.

"NO HA HABIDO PRESIÓN EXTERIOR", SÓLO LA EDAD

Antes de ser elegido Papa, el ex cardenal Joseph Ratzinger era conocido por apodos tan severos como "el rottweiler de Dios", en referencia a su estricta postura en torno a asuntos teológicos.

Pero después de varios años en el cargo, el pontífice mostró que no sólo no mordía, sino que apenas ladraba.

En los últimos meses, el Papa ha aparecido cada vez más frágil en público, e incluso en ocasiones necesitó ayuda para caminar.

Lombardi descartó depresión o incertidumbre como causas de la decisión, afirmando que no se debía a una enfermedad concreta, sino a la avanzada edad.

El Papa ha mostrado "gran valentía y determinación", consciente de los "grandes problemas que afronta hoy la Iglesia", dijo, añadiendo que el momento elegido puede deberse al deseo del Papa de evitar el agotador calendario de Semana Santa.

No ha habido presión exterior y Benedicto XVI tomó su "decisión personal" en los últimos meses, añadió.

El rabino de Israel alabó el acercamiento interreligiones llevado a cabo por Benedicto XVI y le deseó buena salud. El arzobispo de Canterbury, jefe de la Iglesia anglicana, dijo que había conocido la decisión con gran pesar pero que lo entendía por completo.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que la decisión del Papa había de respetarse si siente que está demasiado débil para cumplir con sus obligaciones. El primer ministro británico, David Cameron, dijo: "Se le echará de menos como líder espiritual de millones de personas".

El Sumo Pontífice renunciará el 28 de febrero a las 19:00 GMT, momento en el que quedará vacante el cargo para la búsqueda de un nuevo Papa. Benedicto XVI sucedió a Juan Pablo II, uno de los líderes de la Iglesia Católica más populares de la historia.

Elegido Papa el 19 de abril del 2005 a los 78 años - 20 años más que los que tenía Juan Pablo II cuando se convirtió en pontífice-, Benedicto XVI gobernó el Vaticano con un estilo más pausado, cerebral y menos impulsivo.

ESTILO MENOS ACTIVO

Pero aunque los conservadores lo elogiaron por intentar reafirmar la identidad tradicionalista de la Iglesia católica, sus críticos le acusaron de darle la espalda a reformas que han estado pendientes durante casi medio siglo y de perjudicar al diálogo con las comunidades musulmana, judía y otras iglesias cristianas.

Bajo su comportamiento moderado se encontraba un intelecto listo para analizar minuciosamente obras ideológicas en favor de la pureza dogmática y debatir ferozmente ante los disidentes.

Tras parecer incómodo al inicio de su papado, comenzó a sentirse gradualmente más a gusto con su labor y demostró que pretendía gobernar el Vaticano a su manera.

Pese a la enorme popularidad de su carismático predecesor - a quien colocó en la vía rápida hacia la santidad y al que beatificó en 2011 - sus asesores dijeron que Benedicto XVI estaba resuelto a no cambiar su estilo para imitar a Juan Pablo II.

Un religioso de maneras relajadas que tocaba el piano, el Papa logró mostrar al mundo un lado más amable del hombre que fue el jefe de la doctrina vaticana durante casi un cuarto de siglo.

Primer Papa alemán en unos 1.000 años y el segundo pontífice no italiano consecutivo, Benedicto XVI viajó regularmente, realizando alrededor de cuatro itinerarios al año, pero nunca pudo atraer a las multitudes vistas en las apariciones de su predecesor.

SERIE DE ESCÁNDALOS

Los abusos sexuales a niños afectaron profundamente buena parte de su pontificado. Ordenó una investigación oficial sobre casos en Irlanda que llevó a la renuncia de varios obispos.

En 2012 estalló un escándalo con una fuente mucho más cercana, cuando el mayordomo papal, responsable de vestirle y servirle la comida, fue hallado culpable de filtrar documentos que denunciaban actos de corrupción en los asuntos del Vaticano, lo que generó irritación a nivel global.

Benedicto XVI confrontó el pasado de su propio país cuando visitó el campo de concentración nazi de Auschwitz.

Describiéndose como "un hijo de Alemania", oró y se preguntó por qué Dios mantuvo silencio ante la muerte en el campo de 1,5 millones de personas, en su mayoría judíos, durante la Segunda Guerra Mundial.

Ratzinger formó parte de las Juventudes Hitlerianas durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la participación era obligatoria. Nunca fue miembro del partido nazi y su familia se opuso al régimen de Adolf Hitler.

Pero su viaje a Alemania también desató una de las mayores crisis de su pontificado. En un discurso en una universidad, citó a un emperador bizantino del siglo XIV al decir que el islam sólo había traído maldad al mundo y que había sido propagado a punta de espada.

Tras protestas que incluyeron ataques a iglesias en Oriente Medio y la muerte de una monja en Somalia, el Papa dijo más tarde que lamentaba el malentendido causado por su discurso.

En una medida que fue vista como ampliamente conciliatoria, a fines de 2006 el Papa realizó una visita histórica a la Turquía mayormente musulmana, donde rezó en la Mezquita Azul de Estambul.

/Por Philip Pullella/

  • M. Continuo
  • Cultura
meneamedeliciousenviar por emailimprimirTwitterFacebook
Dixio
El flash: toda la última hora

EcoDiario en Facebook