Buscar

CANTABRIA.-Les Ballets de Trockadero trae a Santander el "equilibrio" entre la danza y la comedia con parodias de obras clásicas

22/04/2008 - 15:08
Cotizaciones relacionadas
SANTANDER 4,35 +0,23%

Actuarán en el Palacio de Festivales de Cantabria mañana a las 20.30 horas

SANTANDER(SAN.MC) 22 (EUROPA PRESS)

Les Ballets Trockadero de Monte Carlo traerá mañana al Palacio de Festivales de Cantabria el "equilibrio" entre la danza y la comedia que suponen las parodias de obras clásicas que realiza la compañía, integrada en su totalidad por varones.

El grupo representará en la sala Argenta, a partir de las 20.30 horas, uno de sus "caballos de batalla": el espectáculo se inicia con el segundo acto de 'El lago de los cisnes' de Tchaikovsky, continúa con un 'Paso a dos' que da pie a 'Go for barroco', y finaliza con 'Paquita', representación que tiene "mucho sabor español".

El espectáculo fue presentado hoy en rueda de prensa por el director del Palacio de Festivales de Cantabria, Juan Calzada; el maestro del ballet, Paul Ghiselin; el director artístico, Tory Dobrin, y los bailarines Raffaele Morra, Roberto Lara, Camilo Rodríguez y el español Fernando Medina.

Este último explicó que lo que pretenden los bailarines de Les Ballets Trockadero cuando suben al escenario no es emular a los grandes artistas de la danza ni burlarse del ballet clásico, sino parodiarlo, "reírse con él".

Explicó que para hacer una parodia hay que "conocer bien" y "amar" lo que se va a imitar de forma. En este sentido, apuntó que todos los miembros de la compañía son unos "apasionados" del ballet clásico en el que, además, están "formados" de ahí su "profundo respeto" por esta disciplina.

Medina manifestó igualmente que el público "normalmente" se "toma bien" las parodias y "entiende" que la compañía no se ríe del ballet, sino con él. Prueba de ello, dijo, son los 35 años que llevan sobre las tablas.

Por su parte, el director artístico apuntó que cuando la gente acude a una representación de Les Ballets Trockadero "viene a ver un buen espectáculo de danza y también a reírse". "Ahí está nuestro trabajo", apuntó.

No obstante, Dobrin manifestó que el público "siempre se sorprende" del "nivel de trabajo" de los bailarines y del espectáculo de danza que hay detrás de la parte divertida. "Eso es lo que les gana al final", estimó.

También dejó claro que la compañía no intenta imitar a las mujeres y su intención siempre es que el público sepa que son "bailarinas hombres". "Nuestras piernas son más fuertes que las de las bailarinas y nos atrevemos con otras cosas que ellas no se atreven", dijo.

Si bien la "prioridad" del la compañía, que tiene una media de 124 actuaciones al año en todo el mundo, son "los grandes clásicos", de su repertorio también forman parte coreografías modernas y contemporáneas.

En este sentido, Dobrin señaló que aunque en Estados Unidos "se ha perdido la época dorada de la interpretación y la danza", lo que ha propiciado que incluso grandes compañías de ballet hayan abandonado la fórmula tradicional de representación y opten por representaciones y espectáculos mixtos, Les Ballets Trockadero va, sin embargo, "en la dirección contraria". "Somos tradicionalistas" dijo el director artístico quien apuntó, además, que "el público busca más que la quinta esencia del ballet clásico, que el tutú y las bailarinas".

A su juicio, todavía quedan "demasiadas divas" del ballet "en estos momentos" aunque los modelos y las personalidades que los crean "han cambiado". De ahí que la "esencia" de la compañía recaiga en "volver a los tiempos del glamour y las estrellas intocables" y no personalidades de hoy en día que tienen un carácter más "material".

En este sentido, el bailarín Camilo Rodríguez apuntó que el ballet ha evolucionado mucho y que, en la actualidad, está "más basado en el nivel técnico que lo que proyecta como bailarina".

Esta opinión fue respaldada por su compañero Roberto Lara quien aseveró que "se ha perdido el glamour de las bailarinas de los años 50" y que en la actualidad los bailarines "se ven más como atletas". No obstante, aclaró, Les Ballets Trockadero mantiene la "magia" de las bailarinas al imitarlas. "Es lo que hace interesante a la compañía", estimó.

Finalmente, el director del Palacio de Festivales, apuntó que el objetivo del espectáculo que ofrecerán Les Ballets Trockadero es divertir a todo el público, especialmente a los amantes de la danza.

LES BALLETS TROCKADERO.

Fundado en 1974 por un grupo de entusiastas de la danza clásica con el propósito de parodiar las formas tradicionales del ballet, Les Ballets Trockadero de Monte Carlo apareció por primera vez en las jornadas nocturnas de off-off Broadway.

Desde sus comienzos, los 'trocks' se distinguieron como un suceso mundial de proporciones alucinantes que los ha llevado a participar en festivales de danza en Holanda, Madrid, Montreal, Nueva York, París, Spoleto, Turín y Viena.

En 2006, después de una temporada que marcó récords de venta en Londres, la compañía recibió el premio de Excelencia en Danza, en los premios TMA (Theatrical Management Awards), al igual que el premio por Repertorio Destacado de la Coalición de los Críticos de Danza de Londres (Dance Critics Awards). En 2007, debido a exitosas presentaciones en Roma y Milán, la compañía recibió el aclamado Massina/Positano Award, en Positano, Italia.

El concepto original de Les Ballets Trockadero de Monte Carlo ha perdurado desde su fundación. Se trata de una compañía de bailarines profesionales, varones, especializados en la gama del repertorio clásico y original del estilo ruso.

La comedia es alcanzada al exagerar las circunstancias de la narrativa de la danza clásica, los accidentes, y la incongruencia de las coreografías. El hecho de que varones ejecuten todos los roles --el peso de un hombre balanceándose precariamente sobre las puntas de los pies con la pretensión de representar cisnes, sílfides, ninfas del agua, princesas románticas y féminas victorianas-- engrandece, en lugar de ridiculizar, el espíritu de la danza clásica.

En la actualidad la compañía continúa sus planes de incorporar nuevos ballets al repertorio, visitar más ciudades y países, y mantener su propósito original: llevar el placer y la gracia de la danza a la mayor audiencia posible.

Contenido patrocinado

Otras noticias